Libro de notas

Edición LdN
Los anales perdidos por Jose Antonio del Valle

Jose Antonio del Valle escribe la bitácora Vidas Ajenas y ha colaborado en www.Stardustcf.com y www.Bibliopolis.org. Los anales perdidos se publica el día 22 de cada mes y trata de ser una mirada a personajes e historias medio olvidadas por el tiempo.

La religión organizada en la sociedad de la información

El reverendo Fred Phelps
Hace algunas semanas se emitió en TV el documental de la BBC sobre la familia Phelps, la llamada “familia más odiada de América”, un reportaje realmente terrible que nos habla de hasta qué extremos puede llegar el odio en el ser humano cuando se le cierra la puerta a la razón. La familia Phelps, por si alguien desconoce su historia, es el núcleo de una secta, la Iglesia Baptista de Westboro, cristiana en teoría y presidida por Fred Phelps, un personaje que parece salido de una novela de Ramsey Campbell, que lleva años fomentando el odio contra los homosexuales y, últimamente, presentándose en los funerales de cualquier soldado que muere en Irak o Afganistán para proclamar que América está condenada por permitir la homosexualidad. Lo más terrible es que los miembros de esta secta están convencidos de que son los únicos sobre la tierra dignos de ser salvados, y tienen esa convicción pese a ser aparentemente americanos normales en todo lo demás. Personalmente el programa me impresionó tanto como otro que he citado por aquí alguna vez Campamento Jesús, además esta misma mañana me enteraba de que en Irlanda han decidido convertir la blasfemia en delito. Todo ello me ha llevado a escribir estas líneas sobre la religión organizada, a mi manera de ver una de las peores lacras que aquejan a la humanidad, algo que tenía pensado desde hace algún tiempo pero que siempre había ido aparcando por un motivo u otro. Conste para empezar que no voy a hablar sobre la existencia o no de Dios, sobre lo que tengo mi propia opinión, pero que me parece que no es el tema. La cuestión es tratar de hacer una reflexión sobre la religión organizada, sus orígenes y el hecho realmente aberrante de que individuos nacidos en la edad de la información sigan negándose a pensar por ellos mismos y se aferren a miradas al mundo prefabricadas por culturas de hace milenios.

Porque después de todo la mayoría de las grandes religiones que hoy dominan las mentes de gran parte de la humanidad son eso, sistemas de pensamiento creados por seres humanos con una visión del universo que hoy podría superar cualquier niño de diez años con cierta inquietud. ¿Por qué nos seguimos aferrando en nuestro mundo globalizado a creencias que surgieron entre individuos que difícilmente podían llegar a conocer en vida más que las culturas atrasadas que habitaban en unos cuantos kilómetros a la redonda? ¿Cuál es la causa de que para gran parte de la humanidad sean satisfactorias teorías sobre lo que les rodea que quedaron anticuadas hace siglos y que se caerían por su propio peso simplemente rumiando un poco lo que se aprende en la escuela primaria?

Aún concediendo que profetas como Mahoma o Jesús fuesen las personas más cultas de sus respectivas épocas, lo cual también es francamente dudoso, quedarían seguramente en evidencia ante cualquier persona simplemente instruida de la actualidad. Lo mismo que les pasaría en muchos aspectos a genios que sí que lo fueron ciertamente como Aristóteles o Avicena, por nombrar a dos. La religión supera todos estos obstáculos afirmando que sus escrituras sagradas son de inspiración divina, pero entonces ¿Qué tipo de Dios dicta una cosmología que se queda anticuada en unos miles de años? Y si lo que quería Dios era hacer comprensible a mentes simples el universo ¿Por qué hacer esas enseñanzas inamovibles? ¿Por qué no nos lo explica otra vez ahora que tenemos la mente un poco más abierta?

Tampoco afirmo que todo lo que hay en esas escrituras sea desechable, hay enseñanzas de esas épocas que nos siguen pareciendo dignas de ser suscritas a la luz de la razón, como el amor al prójimo por ejemplo, sin embargo con la información que poseemos en la actualidad y nuestra propia capacidad intelectual, debería ser posible separar el trigo de la paja y quedarnos con lo realmente útil. Y eso sería mucho más fácil si no nos impusieran desde pequeños mantras y dogmas que retardan y dificultan el pensamiento crítico en nombre de una cierta tradición. La inercia que supone la tradición, la inclusión de los pensamientos mágicos de la religión desde la niñez mediante una serie de actos sociales que nos vemos muchas veces casi obligados a repetir por la presión del entorno crean un círculo vicioso difícil de vencer en según que ambientes. Deberíamos ser capaces de pensar por nosotros mismos que los que hoy proclaman la inmutabilidad de las tradiciones creadas con el Corán, por poner un ejemplo, no dudaron en su día en derribar otras mucho más antiguas en nombre de un sistema que creían mejor, y expandieron sus creencias a costa de civilizaciones como la persa o la egipcia, con tradiciones arraigadas a lo largo de milenios que en aquel momento no fueron dignas del respeto que hoy se pide para el Islam. Deberíamos tener el mismo valor para romper con la tradición que un día tuvieron las tribus que salieron de Arabia a sangre y fuego.

Y si he hablado del Islam no es porque el cristianismo en general y el catolicismo en particular me parezca mucho más defendible. Cualquiera que se llame cristiano hoy en día debería echar una mirada a los orígenes de sus creencias; debería saber que no es seguro ni siquiera que existiera una persona llamada Jesús de Nazaret en un momento dado de la historia. Todos los documentos que nos relatan su vida y milagros son sectarios, no hay fuentes independientes que confirmen su existencia, de hecho hay estudiosos como G.A.Wells que afirman que la figura de Cristo fue una elaboración posterior de una personalidad a partir de un profeta que era esperado por varias sectas de una época que vivió una verdadera efervescencia espiritual. Como el profeta no llegaba, en un momento dado se pasó de esperarlo a decir que ya había llegado, y para anclarlo a la realidad se añadió que vivió en tiempos de Poncio Pilato. De hecho muchas de las parábolas y enseñanzas de Jesús aparecen en documentos de algunas de estas sectas años antes de su nacimiento.

Pero es que aún concediendo que Jesús existiera y que realmente enseñara lo que dicen los evangelios, el cristiano debería analizar lo que dice Jesús y lo que dicen las iglesias cristianas actuales: el mensaje de solidaridad de Cristo, amigo de los marginados y los diferentes frente al mensaje uniformador de la Iglesia Católica en la actualidad en temas como la homosexualidad. El mensaje de amor de Cristo frente al de odio de la familia Phelps y de tantas otras sectas protestantes, o el mismo mensaje de odio que difunden a diario contra los que son diferentes ciertas emisoras católicas. El mensaje de las palabras de Cristo en vida frente a la Iglesia, a la que solo parece importarle su muerte para “redimirnos”. ¿Cómo me puede redimir a mí la tortura y posterior ejecución de alguien?¿Por qué debo perder de vista todo lo que esa persona afirmó en vida sobre amar al prójimo y quedarme con la necrofilia de la Iglesia? Hay toda una forma de entender la vida en sus enseñanzas morales sin dejarse llevar por dogmas posteriores. El cristiano debería ser capaz de ver esas incongruencias y dar forma a sus propias creencias, debería de enfrentar el “no matarás” de las escrituras al “no matarás en según qué casos” de las diferentes iglesias. No hay nada que a día de hoy y en nuestras sociedades libres nos haga seguir a instituciones que ni siquiera son fieles al mensaje de su fundador. Aún creyendo que Jesús pudiese ser hijo de Dios, canta de lejos que hay muchas tradiciones de la Iglesia que son posteriores y no tienen nada que ver con Cristo.

Uno puede creer en Dios o no, pero creer que las cosas son exactamente como nos las contó tal o cual gurú, es simplemente renunciar a pensar. Y esa renuncia no es otra cosa que lo que durante siglos se ha venido llamando fe. La fe como negación de la razón, como sumisión a la autoridad de una casta sacerdotal se ha usado durante toda la historia como anestesia social (el opio del pueblo, que decía Marx) y hasta puede que haya funcionado en ciertas circunstancias como aglutinador y protector de identidades. Es curioso como la mayoría de las religiones actuales, incluyendo el Islam y otras más modernas como el mormonismo han surgido en sociedades puritanas y cerradas sobre sí mismas con escasa o nula instrucción y con un pobre intercambio de ideas con el exterior. Pero precisamente por ello, en el momento actual en el que domina es la apertura, la globalización, la religión organizada solo puede ser una amenaza. La creencia de estar en posesión de la verdad, de que el resto del mundo está equivocado es necesariamente opuesta al intercambio de ideas y al vive y deja vivir, por eso están tan empeñados en demonizar el relativismo y en afirmar que no existe una moral fuera de sus valores absolutos.

En resumidas cuentas, en una sociedad en la que lo que priman son la cultura y el libre intercambio de información, el pensar por uno mismo, la religión organizada debería ir siendo poco a poco arrinconada. Lamentablemente no es eso lo que vemos cada día al abrir el periódico.

Jose Antonio del Valle | 11 de julio de 2009

Comentarios

  1. María José
    2009-07-12 08:23

    José, es muy interesante tu análisis pero creo que falla en lo fundamental. Nadie se une a ningún grupo religioso, político o equipo de fútbol por un análisis racional de nada, sino por un conjunto de aspectos que tienen más que ver con la emoción. La racionalidad está bien para la ciencia, pero no funciona para la vida. Y lo de “el pensar por uno mismo” es una falacia en religión o en política, el hombre es un ser social y sometido a condicionamiento desde que nace, por lo tanto, el margen de pensamiento libre es bastante limitado (claro que yo creo que hay margen, si no no habría habido evolución de la ideas). Y el fundamentalismo en las ideas o en las emisoras de radio no es sólo de los grupos religiosos, es también de los grupos políticos, de las naciones, de los antisistema, es decir, del hombre allá donde se agrupa para conseguir un objetivo que no comparte con los de otro grupo. El problema es que muchas veces si las ideas de un grupo coinciden con las nuestras, aunque hagan una defensa fundamentalista de las mismas no nos lo parece.

    Es imposible que hagas que alguien pierda la fe o abandone un grupo religioso porque argumentes con la inexistencia de la figura de Jesús o porque el modelo del universo no coincida con el de la Biblia. Si te das cuenta todos esos escollos se van saltando, porque el hombre necesita cierta trascendencia y eso, de momento, sólo lo dan las religiones. Así que el combate, porque coincido contigo en que son grupos peligrosos (claro peligrosos para el modo de vida en el que yo creo y lo que está claro es que esto es una lucha porque sobreviva un modelo u otro) debe ir en otra dirección.

  2. Rosie
    2009-07-12 21:49

    Creo que el articulo tiene puntos interesantes, pero que lo estropea lo mismo que quiere denunciar. Me explico:
    -Poner a la familia Phelps como ejemplo de la religion organizada es tan honesto intelectualmetne como poner a Beria como ejemplo tipico de la izquierda o a los nazis como ejemplares darwinistas. Creo que con estos ejemplos se entiende perfectamente lo que quiero decir.
    -Recupero lo anterior para indicar algo que suele escaparse en estas discusiones. Cuando se han constituido ideologias al margen o directamente en contra de las religiones organizadas, se han revelado perfectamente capaces de todos los defectos de estas ultimas, o incluso peores. Por lo tanto, la superioridad del ateismo sobre la religion es una nocion mas que dudosa. Otra cosa es la superioridad de un sistema de derechos y deberes sobre la idologia pura y dura, sea religiosa o atea.
    -Recuperar la supuesta inexistencia de personajes religiosos es bastante infantil, y perdon por la pulla. Por la misma regla de tres, ni Socrates, ni Diogenes, ni muchos otros nombres de la antiguedad no existirian. Una cosa es no creer que Jesus naciera de madre virgen o que nada mas nacer Buda recitase sutras, otra es dudar de que existieran como personas reales. Es tener un desconocimiento total de como funcionan las fuentes en el caso de la historia antigua. Lo peor es que no avanza nada en la discusion, como ya he dicho creer que existieran no implica en absoluto creer que hicieran milagros o alcanzaran el nirvana.
    -Me gusta que se pongan ejemplos de la religion islamica. Porque cierta discusion antireligiosa parece unica y exclusivamente dirigida en contra del cristianismo, y esto la debilita. Por ejemplo no es muy logico luchar a brazo partido contra la objeccion a la EpC, y despues respaldar que otra religion se salte las normas escolares en cuanto a indumentaria.
    -Para terminar coincido mucho con Maria Jose, lo importante es luchar contra las ideologias extremas, y ser lo bastante racionales para verlas incluso cuando provienen de grupos que nos caen bien. Recomendaria un garbeo por los hilos que en Libro de Notas se han dedicado a la homeopatia y similares, y se vera que sus partidarios no tienen nada que envidiar a la familia Phelps… Y lo mas curioso es que tengo a algunos en mi lugar de trabajo, y en general suelen ser bastante escepticos o directamente hostiles a las religiones organizadas. Sin embargo, expresas la menor duda sobre su religion homeopatica y saltan como un resorte…

  3. Jose
    2009-07-13 02:11

    Hombre Rosie, no quisiera entrar al trapo, me parece que tus argumentos estás muy bien, y casi todos son respetables, pero si no me equivoco es la segunda vez que me tratas de infantil y ahora dices que no sé como funcionan las fuentes de la historia antigua sin conocerme, perdona pero son dos ad hominem como dos catedrales. Lo de decir que hay dudas considerables de que Cristo existiera enlaza con mi prosposición de pensar por nosotros mismos y leer, y no creernos todos lo que nos dicen. Me parece que no es infantil en absoluto, es más, luego sigo diciendo lo que tú dices en el comentario, que aún aceptando que existiera… etc, etc, y, más aún, aceptando que fuera hijo de Dios (que no es poco aceptar)… etc, etc. Personalmente creo que es más probable que existiera un Jesús histórico, pero eso no impide que en realidad sepamos poco o nada de él. En todo caso te recomiendo que leas “Did Jesus Exist?” del señor Wells y saques tus propias conclusiones de si sabe o no sabe sobre fuentes antiguas y de si es infantil.

    Perdona que me ofusque un poco pero es que ya cansa que todo lo que no te parezca bien sea infantil.

  4. Rosie
    2009-07-13 03:32

    Hola Jose,
    Con toda sinceridad no recuerdo en que otra ocasión cruzamos opiniones (contrapuestas), así que la broma no iba por ahi. Simplemente me parece infantil indicar que lo que no nos gusta simplemente no existe, y por ahi iba la broma.
    Sobre el tema de la existencia o no de figuras mitificadas como los fundadores de religiones, no soy una experta en el sentido academico, pero es un tema que me ha interesado a nivel amateur. No te preocupes, que he leído sobre el tema. Y en especial como se pasa de una religión a otra, como se influencian unas a otras, los prestamos, los sincretismos, etc. Por ejemplo te recomiendo “La sinagoga cristiana”, una analisis muy documentado de como se pasa del judaísmo al cristianismo (un proceso mas tardío de lo que muchos creen). De las biografias, me gusto la de Jacques Duquesne, que intenta adivinar al hombre tras el mito y no es excesivamente academica (en el sentido de que es muy leible, no que no este documentada).
    Puedo intentarlo con el Sr. Wells, pero tengo un problema. Si veo un libro en cuya cubierta indica “la verdad: Socrates no existió, Platón y Aristoteles se lo inventaron”, pues mi primera reacción es pensar “vaya pirado” y buscar una biografia socratica seria. Supongo que me explico.
    Sin embargo me preocupa porque parece una tendencia general. Estoy bastante harta de leer que Jesus no existió porque no hay fuentes fiables (segun esta teoria el 90% de la historia antigua no existe), o bien que el cristianismo “robó” festividades ajenas (algo que toda religión o ideología ha hecho, lo anormal sería lo contrario), o bien que la Iglesia prohibió los apocrifos (así, sin anestesia, confundiendo los pocos apocrifos que se consideraban hereticos, de muchos otros de los que generaciones de artistas han sacado historias que adornan muchisimas iglesias, que si estaban prohibidos es de lo mas raro).
    Y no solo ahi, por ejemplo es risible la idea estereotipada que se tiene del budismo. Idem para el Islam, que oscila asi por las buenas entre la demonización y la hagiografía. O la estupidez que demuestran muchos turistas espirituales en la India, extasiandose ante lo mismo que condenan cuando ocurre en “casa”.
    Volvamos al tema inicial… hablar de religión organizada en un pleonasmo. Toda religión esta organizada, porque es un fenomeno social. Una religión no puede estar desorganizada sino en sus inicios, y aún. Enseguida que hay seguidores la cosa se organiza. Y cuando una ideología se organiza, se “aburguesa” en el sentido de que se vuelve conservadora. Esto ha ocurrido con toda revolución, religiosa o no, a lo largo de la historia. Es humano…
    Precisamente porque he leido mucho sobre la religión des del punto de vista historico y “humano”, soy tambien muy esceptica sobre los dogmas. Sin embargo soy mayorcita y puedo ver el fundamentalismo en muchas ideologías, no precisamente todas ellas religiosas.
    Porque aún se cree en las religiones tiene muchas lecturas
    -una es que como indica María José, uno no anima a su equipo favorito, va a la guerra por su país, o comulga con las ruedas de molino de su partido por un alarde de racionalidad, precisamente.
    -otra es la creencia en lo sobrenatural, que actualmente no tienen solo las religiones, o no se publicarían horoscopos en cada esquina…
    -otra es la tradición cultural, y a veces la resistencia cultural. Por ejemplo alguien dijo con sorna que si los ingleses hubieran permanecido catolicos, los irlandeses se habrían vuelto devotos protestantes. La tradición cultural es mas poderosa de lo que creemos, incluso cuando la rechazamos.
    -y por ultimo creo que la gente aún “cree” religiosamente por lo mismo que los antiguos filosofos griegos aún nos influencian. Porque apelan a algo llamado espiritualidad, reflexionar sobre uno mismo.
    Que las religiones “organizadas” el punto mas debil es este ultimo es una evidencia. Como lo es que no hubo nada menos “comunista” (en el sentido de los escritos de Marx), que los “comunismos organizados”. Toda ideologia organizada traiciona a sus fundadores, es una constante.

  5. Francisco
    2009-07-16 09:32

    Lo que resulta inmaduro o desconocedor es confundir las religiones con las iglesias.

    Las iglesias proliferan; en los Estados unidos frecuentemente se anuncian iglesias en venta; asi que si algun granuja quiere hacer un muy buen ‘modus vivendus’ la adquiere a pagar a plazos, se deja crecer la melena y, si le sale bien, la barba y adopta un aspecto mesianico que le ayude a decir cosas que un gran numero de americanitos desean oir como consuelo y como luz para su no muy divertida vida. Si este vivales consigue un equipo de gente que recaude adeptos contributores al bienestar de esa santa iglesia, ya esta. Lleva personajes que se desmayan ante sus dominicales palabras que los libran de conjuros y problemas cotidianos; hace que un cojo camine y que un sordo oiga y asi multiplica la fe de sus creyentes y la recaudacion de dineros convenientes a su santa persona. Asi proliferan los Phelps y otros truhanes.

    Estos, desde luego, no tienen que ver nada con Cristo, ni con Marx, ni con Confucio, Krishna o Zoroastro; posiblemente no han oido hablar de algunos de ellos; asi que juzgarlos, Jose, con tanta seriedad y filosofia positivista y culta resulta en eso que dice Rosie.

    Saludos.

  6. Bel
    2009-07-21 20:14

    Hola Jose,
    No había leído este último artículo hasta ayer, justo después de leerme el de los Charlatanes y es curioso como los dos se complementan… y punto por punto te responden con lo esperado.
    Que les hablas de pensamiento crítico y racional, ellos te saltan con que eso no existe o está condicionado por la sociedad.
    Lo de infantil ya me ha hecho partirme sin remedio, me venía a la cabeza el razonamiento del ratoncito Pérez, tal cual.
    Y siguen, como era de esperar, intentando llevarte a su terreno, no es una discusión entre creyentes, como tú bien sabes… que sugieran que rozas mínimamente el fundamentalismo sólo prueba que, entre otras cosas, no saben ni distinguir a alguien que es la humildad en persona, alguien que únicamente se limita a no aceptar ninguna proposición sin evidencias que la sustenten.
    Yo sé que no tratas de convencer a nadie, eso se lo dejas a otros a los que les gusta que les den la razón, sino fomentar el cuestionamiento permanente y la tolerancia a todas la ideas, a las tuyas tb por supuesto.
    Ese escepticismo tuyo es envidiable y me ha llevado muchas veces a cuestionarme hasta de lo que me creía convencida.
    El mismo que ve en tu escrito un discurso antireligioso sólo pretende encontrar un enemigo al que enfrentarse porque piensa que entre creyentes anda el juego, sino no se siente cómodo. Y da rienda suelta a sus mejores ad hominen para dejar bien claro que ante todo respeta cualquier opinión, está claro XD… siempre y cuando se trate de prohibir las prácticas con las que no comulgan, que para eso ellos pertenecen a la única y verdadera!! Todo muy liberal…
    En fin, que ha sido divertido y gratificante leerte y verles así, sigue hurgando en la herida que parece que les duele. ;)

  7. María José
    2009-07-21 21:07

    Bel, por alusiones:

    No es lo mismo “pensamiento crítico y racional” que “pensar por uno mismo”. El pensamiento crítico y racional se sustenta también en el pensamiento de otros que han reflexionado y nos han aportado sus ideas y eso, te guste o no, “condiciona”, es la principal característica del ser humano, es un ser social y aprende de los demás. Claro que existe el pensamiento crítico y racional, la historia está llena de ejemplos. Pero lo de pensar por uno mismo es otra cosa.

    En cualquier caso, por si no quedó claro, mi argumento era que la racionalidad no penetra en la emoción tan fácilmente, uno no deja de fumar por mucho que le explique que eso es malo. Y si quieres luchar contra algo tienes que intentar ver cuál es la mejor manera.

    Lo de “alguien que únicamente se limita a no aceptar ninguna proposición sin evidencias que la sustenten”, no puede ser cierto, salvo que José no sea humano, cosa que dudo. Aceptamos muchas proposiciones sin más evidencia que el hecho de que otros seres humanos que merecen nuestro respeto lo dicen.

    Es cierto que eso de argumentar con si se es infantil o no, no tiene mucho sentido y en el caso de José no tienen ninguna base, pero se trata de entrar al fondo de los argumentos, no de seguir argumentando es esa dirección.

  8. Heli
    2009-08-16 03:02

    Vengo vía Enchufa2. Muy buena la entrada, en un 90% de acuerdo, salvo cuando escribes que el cristiano debería analizar el mensaje de Jesús para contrastarlo con lo que dicen las iglesias cristianas actuales. Creo que mejor que no, porque lo que dice Cristo en los evangelios es bastante espeluznante, con esas ideas sobre el infierno y la llegada del reino de Yahvé, que es puro terrorismo mental. Precisamente las iglesias actuales, las más grandes, envían un mensaje muy aproximado a la lectura que haces de las ideas de Cristo, centrándose en la parte más amorosa y políticamente correcta de sus discursos.



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal