Libro de notas

Edición LdN
Y por qué no por Carmen Castro

Carmen Castro es parte de la comunidad Librodenotas y editora singenerodedudas, bitácora especializada en temas de género y democracia. Y por qué no dejó de actualizarse en mayo del 2006.

Platea o palco

En pocos años hemos pasado de desear ser consideradas como personas carismáticas a temer resultar estigmatizadas o incluso llegar a “morir de éxito”. ¿Nos hemos vuelto cobardes o simplemente cautas y precavidas? Quizás sea parte de las consecuencias de convertir lo personal en político, quizás sea por la creciente mediocridad y la falta de pensamiento crítico.

Hay quien tiene vivencias orgásmicas sólo con pensar en las aclamaciones del público, aunque no haya nada por lo que recibir los aplausos, quien da impresionantes codazos por salir en una foto que será enmarcada para vanagloria y autocomplacencia. Y hay quien dice pasar de todo eso.

Pues esto es lo que hay, ¿dónde está escrito que cada quien ha de tener una vida propia? ¿y qué si la gente necesita vivir la vida de otras personas?

Tanto esfuerzo por evitar pagar la factura del psicoanálisis y tan efímero el resultado conseguido que aún no nos hemos enterado de cómo funciona el show. Antiguamente la gente ocupaba platea o palco según quisiera o pudiera figurar. Siempre ha habido gente que buscaba figurar y la sociedad del espectáculo ha agravado esta ansiedad, pero eso no quita que siempre haya habido y siga habiendo gente que lo que quiere es trabajar y disfrutar con su trabajo. Esa es la clase de gente que necesitamos.

Carmen Castro | 08 de diciembre de 2004

Comentarios

  1. Cayetano
    2004-12-09 03:23 Por esta vez prefiero el palco, pero apunto esta pregunta
    y qué si la gente necesita vivir la vida de otras personas
    que, en mi modesta opinión Jorge Portillo intenta, a su manera, responder: Bloger-voyeur.

    gente que lo que quiere es trabajar y disfrutar con su trabajo. Esa es la clase de gente que necesitamos

    Cierto, solo que abunda todo lo contrario, gente que quiere trabajar y cuando encuentra un trabajo y pasa el tiempo acaban hastiados. Hace falta estadística, intuyo el resultado, son muy pocos los privilegiados que trabajan y disfrutan con lo que hacen, no hablo solo de artistas con espectáculo de éxito, hay tambien artesanos, empresarios, hortelanos, oficinistas, conductores de autobus, etc. Si existen, los necesitamos, pero no están en la Red. O si, pero disfrazados :-)
  2. baquis
    2004-12-12 06:38 Creo que la covardía está a la orden del día. Es muy dificil conseguir trabajar en lo que te gusta, es cierto, para conseguirlo es necesario, únicamente, trabajar. Y ete aquí el problema.
    A la mayoría de los españoles (y digo españoles porque esta es la cultura que más conozco) les asquea trabajar, les dan miedo las dificultades, les horroriza el fracaso, pero el fracaso es lo único que nos hace crecer, aprender y por ende disfrutar de los pequeños exitos conseguidos, hace que te sientas viva.
    Y por cierto Cayetano, no somos privilegiados, no nos han regalado nada, somos trabajadores.
  3. Cayetano
    2004-12-13 18:59 ¿Lo dejamos en trabajadores privilegiados? :-) En cuanto al fracaso puedes leer o ver que estoy de acuerdo.


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal