Libro de notas

Edición LdN
Quiero una segunda opinión por Santiago Viteri

La salud, la enfermedad y sus tratamientos son una fuente inagotable de noticias, suplementos especiales y comentarios con la vecina. Una gran cantidad de entendidos de salón y “expertos” en salud opinan sin criterio mientras que la clase médica suele responder con tecnicismos incomprensibles que solo aumentan la confusión. Por eso, Santiago Viteri (médico especialista en Oncología), escribirá una columna sencilla sobre medicina el 29 de cada mes. Porque él siempre tiene una segunda opinión y si hace falta, muchas más.

Médico, cúrate a ti mismo

Una parte importante de mi trabajo consiste en recomendar a la gente que adopte hábitos saludables. Tanto a mis pacientes como a sus familiares les hago a diario toda clase de recomendaciones: haga deporte, coma fruta, descanse lo suficiente, no fume, no consuma alcohol, realice revisiones periódicas con su médico, etc, etc, etc. A veces resulta imposible no verse como uno de esos médicos de los chistes que prohíben a sus pacientes todas las cosas divertidas de la vida.

No deja de resultar paradójico que a pesar de insistir tanto a mis pacientes en estos aspectos, luego yo mismo no encuentre tiempo en mi día a día para hacer 30 minutitos de ejercicio diario o que acabe comiendo siempre a salto de mata porque se me juntan las visitas de los pacientes en la consulta de por la mañana con los seminarios en el laboratorio de por la tarde. “Y como no es lo mismo contarlo que vivirlo” que dice siempre mi amiga Adela Ucar en su programa “21 días” he pensado utilizar mi columna de Segunda Opinión para hacer un pequeño experimento conmigo mismo. ¿Me acompañán?

Durante los próximos meses voy a intentar seguir al pie de la letra algunas de las mismas recomendaciones de salud que hago a mis pacientes. También aprovecharé para documentarme sobre cada una de ellas intentando encontrar los datos científicos que apoyen estas indicaciones. Después, cada mes, contaré aquí mis conclusiones y experiencias. Espero, de esta manera, entender mejor lo que le suponen a mis pacientes estos consejos y por supuesto, que me ayuden a vivir de una manera mucho más saludable.

Me he fijado tres objetivos para los próximos tres meses: el primero va a ser comer entre 3 y 5 porciones de fruta o verdura al día, el segundo va a ser hacer 30 minutos de ejercicio al día y el tercero va a ser dormir al menos 7 horas al día.

Está claro que voy a tener que cambiar mucho mi rutina diaria para conseguir estos objetivos, pero espero que este proyecto me sirva para mejorar mucho mi salud y también para comprender un poco mejor a mis pacientes.

Así que ya lo saben, el próximo mes: Una dieta rica en frutas y verduras

Santiago Viteri | 29 de marzo de 2011

Comentarios

  1. Maria José
    2011-03-29 20:36

    Santiago, yo muchas veces me pregunto si la salud no es incompatible con la vida :)

    Estoy especialmente interesada en eso de que te documentes en qué evidencias se basan algunos de esos consejos, creo que te vas a llevar más de una sorpresa, porque en esta área es donde más se parece la medicina a la psicología. Hoy justamente le estaba diciendo a mis alumnos, para que vean lo importante de la metodología científica, que si van a decir afirmaciones de tipo “una actitud positiva ante la vida favorece la curación del cáncer” que vean si está demostrado como causa efecto y si no, no les cargen con más de lo que ya tienen.

    Y tampoco hay que olvidar que está la opción de preferir vivir menos pero de otra manera.

  2. Alberto
    2011-03-29 21:18

    Bueno, igual recomendar una actitud positiva no es un cargo excesivo para nada. Vaya, yo lo daría como recomendación vital general.

    Pero yo venía a hablar de mi libro: resulta que soy alérgico, vaya por dios, y a casi todo. Mi alergia ha aparecido de golpe este año en plan cabritilla y me está jorobando pero bien. Me he hecho todas las pruebas y ya tengo un papel que dice: sí, estás jodido y tienes que tratarte para siempre jamás.

    Pero luego me llegan dos folios de recomendaciones para pacientes alérgicos a los ácaros del polvo, como yo. Y yo las leo y pienso “esta gente está fuera de la realidad”, así que, haciendo mía la frase de María José, hay veces que la salud parece incompatible con la vida.

    Entre las recomendaciones están no hacer la limpieza personalmente, forrar los colchones con un material antialérgico, cambiar y lavar en agua caliente sábanas, pijama y fundas de almohada y colchón cada dos días, usar cortinas de fibra lavables que lave una vez al mes, evitar estanterías con libros, evitar alfombras, evitar estufas de gas, colonias, champús con aromas, humos de aceite y fritos… también dicen cosas como “advertir en el trabajo o en la escuela para no sentarse cerca de persona que tenga animales en casa”.

    Estupendo. Por lo visto aparte de alérgico tengo que ser rico y tener un mayordomo y un servicio de limpieza, aparte de olvidarme de comprar libros, películas o nada en general.

    En fin, me lo tomo a broma: haré lo que pueda, limpiaré más menudo (sí, yo, el “servicio” se ha puesto por las nubes) y evitaré sitios polvorientos. Pero la medicina, o mejor los médicos, deberían también adaptarse a eso llamado “la vida real”. Digo yo.

  3. Cayetano
    2011-03-29 23:25

    Podría decir muchas cosas, pero intentaré no ser antipático :-)

    ¡Adelante con el experimento! Me recuerda al que hizo un diputado español que se propuso vivir con el sueldo mínimo interprofesional durante unos meses (hoy 641,40 €/mes) no duró ni una semana ;-)

    Por cierto, el ejercicio mínimo recomendado por mi cardiógolo es el equivalente a dar 10.000 pasos diarios y si, me compré un podómetro pero creo que se ha quedado sin pilas ;-)

  4. Cayetano
    2011-03-29 23:47

    Alberto: No desesperes, mi lista de recomendaciones es aún más larga pero menos jodida. Le falta un detallito para ser creible: Una pensión vitalicia para vivir en una isla caribeña (canarias me sirve) y dejar el puto trabajo que me está matando :-)

    Por cierto: Cuando dicen Una dieta rica en frutas y verduras ¿A qué se refieren?. Unos datos tomados de un informe sobre alimentos (no encuentro un enlace). En el año 1985 . de fresas daban una media de vitamina C 60mg/100gr, en el año 2010 13mg/100gr, Las espinacas dan valores en magnesio: en1985 62mg/100gr en 2010 19mg/100gr. etc. etc.

    ¿Frutas y verduras? Es una forma demasiado genérica para no decir nada.

  5. mendalerenda
    2011-03-30 04:32

    Pues a mi me parece muy bien. Si no se es exigente no se consigue nada, si los médicos dieran recomendaciones más laxas nadie se plantearía hacerles caso porque “total estas pautas tampoco son tan diferentes a mi rutina”. Hay que se drástico para ser eficiente.
    Animo con tu proyecto, sera dificil pero saldras ganando. En el peor de los casos habras incorporado algún hábito saludable a tu dia a dia aunque no sigas a rajatabla tu plan. Te admiro.

  6. Miguel A. Román
    2011-03-30 05:05

    Según mi experiencia, de tus tres propósitos el más difícil de seguir es el del ejercicio. Media hora al día es un poco corto. Salvo que tengas un acceso rápido (minutos) a instalaciones, terminas calculando que se te va más tiempo en llegar, cambiarte y ducharte que el que estás haciendo ejercicio. Eso, día tras día y el hecho de que con media hora no obtienes un resultado efectivo (diga lo que diga la publicidad) termina por desanimar, y te encuentras con la trampa mental de que siempre es la opción descartable (bueno, mañana hago un poco más y recupero es el argumento más usual).

    Tal vez fuera una expectativa más realista una hora y media dos veces en semana. Depende, claro, de las circunstancias de cada uno y del tipo de ejercicio que plantees.

    No doy consejos, solo cuento mi caso. Mi idea de “hacer ejercicio” era montar un mueble de Ikea (sin blasfemar). Pero encontré hace siete años a una persona que asistía regularmente a un gimnasio y me motivó; desde entonces voy tres veces en semana en sesiones de una hora y media y rara vez falto. Me consta que unirse a personas que ya tienen ese tema asumido y resuelto (compañeros de trabajo, familia, amigos…) es casi indispensable para pasar del empeño bienintencionado a la rutina disciplinada. Igualmente considero importante unas instalaciones adecuadas: correr por el parque está muy bien si tienes todas las tardes libres tras el almuerzo (de noche es complicado y en invierno anochece temprano), nunca llueve (¡ni nieva!) en tu ciudad, y la gente no pasea los perros por allí. Además, eso de correr solo fatiga mucho y como no tienes instrumentos de medida que te permitan controlar tus progresos, nunca sabes si realmente estás haciendo un ejercicio científicamente provechoso o solo te estás cansando (no es lo mismo: montar un mueble de Ikea también es cansado).

    Tú verás.

    Lo que sí espero con expectación son los informes científicos que apoyen lo de las frutas y verduras. Tengo decenas sobre el tema y no se ponen de acuerdo (salvo en que no parece que perjudique, que ya es). De todas formas te felicito (y admiro) por usar la palabra “porciones” y no “piezas”, horrible, irreflexiva y mecánica traducción de “pieces” que oigo continuamente en boca de supuestos nutrólogos que me revelan al pronunciar esa palabra que no han asimilado lo que han leído u oído (y, por tanto, mi nivel de confianza en sus conocimientos cae a cero).

  7. Oute
    2011-03-30 06:46

    Venga ánimo!
    La fruta es dulce, lleva al trabajo un par de mandarinas y platano, se comen en un par de minutos.
    El ejercicio, una vez que te acostumbras a hacerlo, y luego estas una semana sin hacer nada estás con falta de algo! yo me subo por las paredes! jejeje luego ya encuentras tu tiempo, y despues del primer mes que te será el mas duro, por el tema de coger hábito y cierta forma fisica, te encontrarás genial cuando vas a correr (o lo que vallas a hacer), sobre todo despues de la ducha ¡que placer! No te hace falta ir a gimnasios creo yo, yo no voy ahora que no tengo tiempo, y como dice algun otro seguidor, en el traslado pierdes mucho tiempo… mi gimnasio es la calle! voy a correr, hago abdominales, flexiones (compré un banco por navidades para eso) y me vale perfectamente!!

    un abrazo!!

  8. María José
    2011-03-30 21:23

    Alberto, sí hay ocasiones en que recomendar una actitud positiva es una carga, justamente cuando el problema que tiene la persona tiene que ver con eso. Por ejemplo, en la depresión o en personas con problemas relacionados con el ánimo, que además de estar tristes parece que tienen la culpa de no recuperser mejor de las enfermedades físicas. No es que no quieran tener actitud positiva, es que no saben y si tú les dices que esa es la forma de mejorar y no pueden hacerlo se sienten peor y más culpables. Te digo que es más fácil saber limpiar el cuarto de ácaros que levantar el ánimo.

  9. Alberto
    2011-03-31 00:14

    Ya veo. Pero no es de lo que se estaba hablando ahí.

    Pero vale.

  10. Merche
    2011-03-31 07:01

    Sin duda limpiar el cuarto de los ácaros es más fácil que llevar una vida saludable. Pero bueno, sobre todo, ¡comed mucha fruta porque está BUENÍSIMA! ¡que es que se nos olvida!

    ;-)

    PD. Alberto Haj-Saleh, la ventaja de sus alergias es que ahora todo lo bueno que hay en la nevera es para mí. No hay mal que por bien no venga, ya lo decía mi madre.

  11. Rosie
    2011-04-03 03:50

    No puedo evitar recordar un chiste “de medicos”. Un tipo va al medico y despues de examinarle, le dice esto “Mire usted, lo que tiene es muy grave, a partir de ahora debe dejar de fumar, dejar de beber, comer muy sano, y limitar el sexo”. El tipo alarmado pregunta “doctor, asi voy a vivir mas tiempo?”. El medico responde “No, pero se le hara muuuuy largo”
    Dicho esto me temo que “en casa del herrero cuchillo de palo” es comun en todas las profesiones…



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal