Libro de notas

Edición LdN

En Opinión & Divulgación se publican artículos de colaboradores esporádicos y de temática variada.

Maya Lore: en torno a a la escritura maya

Daniel Medvedov

Cuando las Américas eran mar y el océano Pacífico praderas, una brillante cultura de seres modestos y sabios dejó por doquier edificaciones y estelas para recordarles a los futuros habitantes de aquellos lugares, su paso luminoso por la tierra.
Hoy día, esos lugares han sido invadidos por la selva y los habitantes hablan unas lenguas cuyo tronco está sembrado en la antigua fuente de imágenes y palabras de los “mayas eternos”, como los llamó Rafael Girard, uno de mis maestros. Su cultura no se perdió en el olvido: está grabada en cada glifo y tallada en las caras de los personajes que descansan en las estelas.

Sus construcciones no eran ciudades. Tampoco eran templos o palacios. Sólo deseaban plasmar en los muros un conocimiento del cosmos y del ser que de otra forma se hubiera perdido. Todos ellos vivían entre palos techados, a merced de los vientos pero al abrigo de la intemperie. Nosotros leemos todo bajo los lentes de nuestra propia ignorancia. Por doquier vemos reyes y esclavos, sacerdotes y guerreros y no se qué más cosas que nada tienen que ver con la verdad de la existencia.
La cultura maya no terminó en TIKAL en ningún momento y en ningún año de 869 después de Cristo. Mucho antes, en otro cielo de los tiempos, en otro rosario de 25.920 años, los mayas florecieron y se marcharon en silencio, sin algarabía. Simplemente dejaron de nacer y poco a poco se retiraron de la existencia para perdurar en la esencia Así ocurrió con otras culturas y sólo nuestra estrechez intelectual nos mueve a pensar que desaparecieron de repente, sin causa alguna.
Esa fecha que se supone fue tallada en su último monolito pertenece a otro tiempo, mucho más alejado de nosotros de cómo pudiéramos sospecharlo.
Estos seres que tiraban la basura en las escalinatas de TIKAL no eran los mayas. Las gradas de los juegos de pelota se derrumbaron poco a poco. Nadie más jugaba allí el juego del POPOL VUH y tampoco había espectadores. Todo ello no necesita describirse en documentaciones y archivos. ¿Han visto alguna vez un edificio en ruinas?. Las ruinas, ruinas son y nadie más que los zamuros desean habitarlos.
Los mayas antiguos tenían y utilizaban una escritura cuya lengua esotérica no siempre coincidía ni coincide (!) con la lengua vulgar de los campesinos y los frailes que recogieron información temprana, no siempre fueron exactos, algunas veces por ignorancia y otras por razones de fe religiosa. Esas palabras del sabio Barrera- Vasquez las encontrará el buscador en el Gran Diccionario Maya Cordemex, de Mérida, en Yucatán, en la página 272.
Nadie osaría decir con soltura que puede leer los glifos mayas, ni siquiera los mayas sabios de hoy.

Su fin no fue abrupto como se cree, sino lejano, lejano en el tiempo y tanto, que el olvido del sentido se puso encima como una malla transparente que deja ver su grandeza. Nada de historia o de dinastías hay allí, en las estelas y los artesanos no abandonaron las herramientas. Sencillamente están lejos, más lejos de lo que uno, hoy, se imagina. Por ello es tan difícil comprenderlos. Su estado de conciencia del infinito y su visión de la existencia no coinciden con nuestras miras consumistas y evolucionistas. Allí donde ellos están ahora, sonríen y de cuando en cuando iluminan a alguno que otro de los que gastan sus miradas en las noches sobre los dibujos sutiles de animales, ángeles y adeptos de la sagrada ciencia de la meditación.
La “supuesta” caída del “imperio” maya ha intrigado a los arqueólogos por cientos de años.

¿Cómo no va a ser así cuando la perspectiva desde la cual se leía y aún se lee la cultura maya es obtusa y carente de valor profundo?.
Algunos sostuvieron que los campesinos se levantaron contra una clase gobernante y supuestamente decadente. Eso es insólito y ridículo. En aquellos tiempos, tales categorías carecían por completo de sentido. La élite social es un concepto que remite a una visión infantil de la existencia.
No por ello se puede negar, no obstante, la existencia de la élite de la sabiduría.
Los conocimientos cósmicos de los mayas eran notables. Podían predecir con exactitud los eclipses lunares y solares y la duración del año de VENUS; el lucero de la mañana y la estrella de la tarde, no tenían misterios para sus astrónomos.
El año de VENUS era un período idéntico al tiempo de gestación de un niño y sus códices hablan de ello.

La visión maya del tiempo, tallada en las estelas, se remonta a 1.000 millones de años en el pasado y esto produce hoy un vértigo de la inteligencia. Este lapso es un abismo para la ciencia moderna y los descifradores prefieren considerarlo como un absurdo. La violencia, la guerra y las enfermedades tenían entre los mayas antiguos el valor de lo inútil. Por supuesto que el hecho de no haber utilizado la rueda sino en los juguetes animales de los niños, insinúa un estado del desarrollo económico menos que limitado según los investigadores de hoy. No obstante su tecnología agrícola era muy avanzada y su arte culinario se ha transmitido de milenio en milenio hasta llegar a nuestros días a ser una verdadera alquimia de la comida.
Hay muchas cosas que pueden leerse en el POPOL VUH pero parece que los lectores de hoy no lo comprenden o no lo quieren comprender.
¿Qué puede significar la rebelión de los trastos de la cocina que empezaron a “pegar en la cara y en los ojos” a los que abusaron de su oficio?. Se ha llegado al colmo de sugerir que los mayas antiguos han “desaparecido” por desnutrición y a causa de la falta de carne!. Hay que ver hasta que punto es ingenuo el hombre de hoy!.
Otros investigadores elevaron la insólita teoría que los mayas antiguos han degenerado a causa de las drogas que extraían de ciertas plantas y hongos o del Sapo Bufo y que sus sacrificios rituales de sangrías y arranque de corazones han diezmado la población!. No faltaron quienes sostuvieron que los antiguos mayas se mutilaban bárbaramente…
Aún así, quien se pasea por los sitios mayas está impregnado por una atmósfera de paz y espiritualidad que no está acorde con tales teorías catastróficas e infantilistas.
Elevándose por encima de las copas de los árboles los cinco templos de TIKAL surgen como unas plantas de una botánica paralela que los naturalistas no conocen.
Hacia lo lejos, en Honduras, las ruinas de COPAN cantan la misma sinfonía. Los hongos rosados que cubren a las piedras de las edificaciones y a las estelas, hablan de un pasado muy lejano, como ya hemos dicho.
COPAN no tiene templos altos pero sus glifos evocan materias que nuestro entendimiento no puede alcanzar. A lo largo de una escalera que tiene algunos 27 metros de largo por 10 de ancho, hay una base de glifos que hablan de sus progenitores con el silencio del misterio.
Nadie la entiende, nadie la puede leer: cada piedra tiene su glifo y todos son como células de un organismo extraño que parece haber vivido, cosas que pocos de nosotros en el mundo de hoy ni siquiera sospechamos!.
Y eso está bien: no todo el mundo tiene interés en saber cosas secretas de la existencia.
No es que todo arrimado a los glifos va a entender lo que allí está plasmado. No es bueno que el ser humano entienda todo lo que quiere entender. Hay necesidad de un misterio y sólo aquel que lo merece puede entrar y pasar los umbrales de lo secreto.
Al final de la escalera de COPAN, un gran monolito apunta hacia el cielo y registra un eclipse solar. Este eclipse pertenece a otro ciclo de 25.920 años, no a este, nuestro ciclo, del cual sólo han pasado unos seis mil escasos años…
Ningún hombre común ha puesto su pie sobre estos peldaños, dicen los campesinos. Son piedras para los iniciados, para los adeptos del silencio. La civilización maya ha sido tildada de “teocracia”, un sistema en que el gobierno es ejercido por ciertos individuos que sostienen tener una comunicación directa con Dios, como hoy los argentinos.
Es bueno reírse un poco de ello. Lo que es demasiado serio no es muy serio, decían los sabios mayas.
Los arqueólogos de hoy sostienen que los llamados reyes mayas fueron monarcas “muy terrenales” que guerreaban por el poder y se cansaban por alcanzar beneficios económicos.
Aún así, COPAN fue, según los especialistas, una de las primeras ciudades mayas abandonadas.
Calculo que pasarán miles de años hasta que un nuevo estado de consciencia permita ver con claridad el misterio de los mayas.

Esta famosa fecha del COPAN, que se considera ser el año 805 después de Cristo, 64 años antes de la última fecha tallada en TIKAL, es un dato errado. La ciudad, si acaso merece o permite este nombre (de “ciudad”) es un lugar que pertenece a una cultura que vivió decenas de miles de años antes y ello se puede saber por la ubicación de unas claves que se llaman “piedras equinocciales”. A raíz de su orientación se puede saber con certeza hacia donde aparecería el sol en la mañana del equinoccio de primavera y calcular exactamente la diferencia de grados que tiene con el lugar en el cual se encuentra la salida del sol en la actualidad. Cada grado de los 360 del círculo tiene el valor temporal de 72 años. Aún sencillo, este tipo de operación es casi desconocido. A veces, el ángulo nor-este de toda edificación orientado equinoccialmente, hace las veces de “piedra equinoccial”.
No obstante, el cálculo no es preciso: puede ocurrir que la piedra indique dos, tres o quien sabe más cuantos ciclos de 25.929 años atrás, en el tiempo, como pasa con el conteo de los kilómetros en un carro que ya ha superado el límite inicial de 200 o 300 kilómetros.
Por lo tanto, sólo es seguro un ciclo de 25.920 años, al menos. Aún así, es mucho tiempo y al lado de las suposiciones arqueológicas de una antigüedad de escasos 800 años o poco más, ésta operación indica una antigüedad mucho mayor o insospechablemente mayor.

Lo que en los estudios mayas es “insospechable” llegó a ser “sospechoso”: nadie cree que los mayas pertenecieron a un tiempo mayor de mil, o máximo dos mil años.
Otros investigadores sostienen que hubo una ruta maya del Jade, a través de la cual la sociedad maya obtenía el sustento. Cuando las rutas comerciales cambiaron, como se supone que ocurrió en los años 900 después de Cristo, la cultura maya se desplomó.

Una vez más, las teorías económicas de los expertos en historia antigua se muestran de una ingenua inocencia.
Hoy día hay poco menos de treinta personas en todo el mundo que se ocupan del desciframiento de la escritura maya. Desde 1979, el que escribe estas líneas, tiene el privilegio de pertenecer a ese grupo. El comercio no era un asunto de importancia para los sabios mayas antiguos, como no lo era para ningún sabio de antaño y, afortunadamente, tampoco representa algo que merece solícita atención para los sabios de hoy.

¿Quiénes fueron esos antiguos hombres que se pasaban los días mirando las estrellas?. Sus caras, sus manos, sus números y sus posturas dicen todo.
El códice Perez, uno de los documentos coloniales traducidos por el sabio Solís Alcalá, habla de sangrías médicas muy precisas en el tiempo. Los antiguos mayas poseían profundos conocimientos sobre el cuerpo humano y los puntos que aparecen descritos en los documentos de corte terapéutico, indican la existencia de un complejo sistema de trayectos energéticos que los médicos mayas usaban en sus terapias.
Aún hoy, la medicina maya posee una farmacopea botánica de gran alcance práctico. Todo ello representa el legado de una civilización que conocía y manejaba otros valores de la existencia.

Creer que lo que está representado en una imagen es una realidad social o del diario convivir es una ingenuidad etnográfica. Los mayas antiguos usaban el humor, la ironía icónica, el palíndromo y los juegos de palabras para hablar de materias más sutiles que el perforarse las orejas o pasarse una soga con púas por la lengua. Tampoco los sacrificios humanos eran materia de gozo para los antiguos sabios mayas.
“Ofrecer el corazón” al sol, o al Dios intangible HUNAR KU era una manera de hablar acerca del sacrificio de sí mismo para con los demás.
Ser “considerado” para con el otro, esa era la actitud que los antiguos mayas apreciaban, y su descripción decodificadora aparece con claridad en el texto del POPOL VUH. “Sacarse el corazón del pecho” fue una expresión tomada a la letra por los aztecas, pueblo muy joven.

Nadie puede pensar en la decadencia al contemplar la escritura, los templos y las estelas mayas. Los intérpretes de hoy se preguntan porqué los campesinos mayas no usaban su sistema de escritura y numeración para calcular la cantidad de sus cosechas de maíz. También se sostiene que la escritura de los mayas es demasiado elaborada y por ello carece de uso práctico. Sus formas son tan complicadas que difícilmente podrían ser practicadas por inexpertos.

Los epigrafistas se quejan de las dificultades de lectura y composición que encuentran en los textos y consideran a los glifos virtualmente indescifrables. El uso práctico de esas formas complicadas parece imposible en el diario convivir.
No obstante, hay otros expertos que han percibido varios planos de la escritura maya: hay un sistema ritual, muy elaborado es cierto, pero hay otro sistema, caligráfico que se usaba en la cerámica y los códices.

Complicado o no, el sistema de escritura maya parece indescifrable sólo en la mirada del ignorante. Cuando algo se te es revelado todo parece tan simple y tan sencillo que no puedes creer que antes haya sido tan difícil.
Este fenómeno ocurre también con la escritura maya y afortunadamente, el que pasa años de contemplación frente a los glifos es recompensado con el entendimiento de su sentido.

Por supuesto, depende de la razón por la cual alguien se enfrasca en ese desafío. Si desea ser famoso o publicar libros sobre la escritura maya con miras triviales y faranduleras, la recompensa no vendrá, es más que seguro.
Entre los descifradores de la escritura maya existen todo tipo de frivolidades intelectuales. La mayoría de los estudiosos no comprenden que los glifos forman un sistema de “re-conocimiento”, un método de conocerse a sí mismo y su manejo conlleva hacia la comprensión de los misterios del cuerpo y de la existencia.
En CHICHEN ITZA, grandes serpientes emplumadas de piedra cuidan los templos. ¿Quién era ITSAMNA?.

Según los análisis de la voz maya ITSAM, con la adición del sufijo –NA, la forma ITSAMNA es el nombre de la más importante deidad maya del norte peninsular, nombre que J. Eric S. Thompsom tradujo como “casa-de-iguanas”, un equívoco. El experto consideró ITSAM como “iguana” por un error de fuente y NA como “casa”.
Pero ITSAM significa ROCÍO o Maestro Interno, como rocío que sale desde adentro.
En el maya yucateco, NA tiene funciones gramaticales y quiere decir también:

Merecimiento
Dignidad
Provecho
Dicha
Goce
Altura y Grandeza
Inventiva
Imaginación
Concentrarse
Entrar dentro de Sí
Considerar
Entender
Comprender
Juicio
Enigma (NA’AT)

En cakchiquel NA significa:

Sentir
Adivinar los pensamientos
Enseñar las artes y costumbres
Las letras y la escritura
La doctrina (Naotisah)
Haber abundancia de panes, frutos y legumbres (Nae)
Cosa primera
El primero

En kekchi es:

Saber
Conocer
Proveer (Naok)
Etc.

Todas estas ideas se conjugan en un concepto que designa una ENTIDAD espiritual del ser humano, considerada como el SUMMUM de sabiduría, de virtudes y de bondad.
Se trata de la imagen arquetípica del MAESTRO INTERIOR al cual se accede y con el cual se intima a través del umbral del ENTRECEJO, la “casa del rocío” y con el cual conversa el adepto luego de la iniciación mística.
La interpretación trivial de un nombre ritual era una posibilidad preconcebida por los sabios mayas. Por lo mismo, ellos usaron palabras homónimas, homófonas y paronímicas, de modo expreso, para burlar la atención de los indeseables y esconder así, una categoría operativa cuyo valor era inmediato en la contemplación y meditación espiritual.

Los niños mayas eran enseñados a estar en la “casa del rocío”; desde muy pequeños se les colgaba una cuzca o metra del cabello, en la frente, a la altura del entrecejo y de ese modo podían practicar el silencio interno que luego, en la madurez les acompañaría en los desafíos de la vida.
Los mayas antiguos fueron un pueblo contemplativo: contemplaban el tiempo, la existencia, las estrellas, la gestación, el ser.

Hace algunos años, un científico de la universidad de Pennsylvania, el arqueólogo Dennis Puleston, fue muerto al ser tocado por un rayo mientras tomaba fotografías durante una tormenta desde la cúspide de la pirámide más alta de Chichen Itsa.
Su muerte dejó perplejos a los miembros de la comunidad de arqueólogos especializados en la cultura maya y algunos, tal vez pensaron en las veces que ellos también habían hecho lo mismo: pararse encima de una pirámide para tomar fotos. Ese lugar era para meditar, para estar en silencio, no para tomar fotografías.
El Sanctum Sanctorum no es para trivialidades y frivolidades.
No obstante, estos hechos no son materia de estudio por parte de los científicos de hoy.

Los mayas que viven en nuestros días en Yucatán son todavía niños y nosotros estamos a años luz de distancia, tanto de ellos como de los antiguos mayas,.
Nuestra visión de la existencia es frívola e inmadura.
Todavía nos preguntamos: ¿Qué anduvo mal con los mayas?. ¿Por qué desaparecieron?. ¿Qué imperativos económicos hicieron que esa civilización colapsara?.

Tales preguntas no hacen más que ahondar en la incomprensión.
Los sabios de todos los tiempos se han contentado siempre con poco.
Su moderación y sencillez no puede catapultarlos hacia la desgracia económica. No es la economía lo que impera en la cultura de la sabiduría sino la sobriedad.
El que desea entender a los mayas, no sólo debe leer el POPOL VUH y el CHILAM BALAM de CHUMAYEL, sino también los Versos de Oro de Pitágoras, a Guilgamesh, a Heráclito, la Odisea, a Dante y a Chuang Tza y Lao Tze, El Quijote , y por último El Señor de los Anillos.

Allí encontrará la sabiduría y con esa arma en las manos podrá descifrar no sólo el mensaje de la escritura maya sino también el misterio de su propia existencia.
Si acaso tengo que recomendar algo a los jóvenes buscadores de los mayas, pues les diré que contemplen en silencio los glifos y esperen en calma.
Pronto, serán recompensados por ITSAMNA, la “casa del rocío”, la morada de la sabiduría.

Por supuesto no deben ignorar el estudio de la lengua maya, los libros y los diccionarios. Pero, también deben considerar que el conocimiento es infinito e inalcanzable. Sólo nos queda la sabiduría, que es una y la misma, en todos los tiempos y en toda geografía.

Daniel Medvedov | 03 de junio de 2006

Comentarios

  1. dante carbonela
    2006-06-04 07:29

    He leido de nuevo este escrito, ya que me era conocido, aunque nunca se habia publicado. Lo cierto es que habla sin reparo de una etica del nuevo milenio y de un modo distinto para tomar las cosas.
    Gracias, DC

  2. Gustavo o Kan uuk ahau
    2006-06-12 09:20

    He leido este post y es muy interesante, soy un seguidor de los mayas desde hace apenas poco menos de un año.

    Quisiera que checaras mi blog: gustavinworld.blogspot.com
    en donde tengo varios escritos de los mayas y me comentaras que piensas de lo que pienso.

    Bueno, gracias por tu atención.
    Adios.

  3. HISALEE
    2007-07-28 03:34

    Ciertamente se le dejo ver a las antiguas culturas mas alla de lo que se nos permite ; debido a su obediencia ,sinembargo tendremos que saber que la desobediencia a lo realmente valioso trae la destruccion.

  4. daniel medvedov
    2007-07-28 05:47

    El problema por resolver es la lista de las cosas realmente valiosas. En ello fallan los individuos, los paises, los lideres, los pueblos, en el mundo de hoy. Todos tienen su lista, pero los despiertos viven en la unica realidad.

  5. Richard
    2007-07-30 04:05

    Le hago semejanza a la idea Maya de “sacarse el corazon del pecho” y “ofrecerlo al Sol” al “summa (sum)? cordis” Cristiano y los entiendo como morar en el corazon superior, en “la casa del rocio.”

    También el hecho que ese imagen Maya sea malentendido por el joven pueblo Azteca me trae una idea graciosa. Digo a veces que “hay que darse con una piedra en los dientes” para trasmitir la idea de que no hay que menospreciar lo valioso.

    El que sabe jamás levantaría una piedra a la boca ni un puñal al pecho.

  6. yo mero
    2008-02-29 08:55

    hace tiempo leí un texto que explicaba una de las aventuras de unap phu(no se escribirlo), lo explicaba comparándolo con una leyenda de un pueblo indígena de estados unidos, y me pareció muy interesante, también por el hecho de que esta sabiduría se conservo en cierto modo entre los descendientes de los mayas, es realmente fabuloso ver un antropologo que realmente trata de comprender el objeto de su estudio, talvez deberia de indagar mas en las tradiciones orales de los mayas que todavia se conservan.

    paz.

  7. Francisco
    2008-03-01 03:52

    Los mayas vivieron con la inquietud del tiempo.

    Tenian tres tiempos:

    El grande, el eterno, el de siempre e inagotable.

    El de su era, el de los miles de siglos que podian medir por ser de su tiempo, de su era. El que pusieron en el calendario mas exacto que se ha hecho.

    Y el tiempo personal, el de su tiempo de vida. El individual.

    Su obsesion era que este ultimo se acompasara, en perfecta empatia, con el de su era y asi lograr un estado de semiperfeccion sideral en sus propias vidas.

    A su vez, deberian buscar el alineamiento perfecto de estos dos tiempos acompasados, con el tiempo grande.

    Lograndolo, no morian, solo desaparecian a los ojos de los que estaban desacompasados.

    Los mayas sabios no se extinguieron; andan por ahi.

    Quiza nos esten leyendo.

  8. Francisco
    2008-03-01 04:10

    Los mayas vivieron con la inquietud del tiempo.

    Tenian tres tiempos:

    El grande, el eterno, el de siempre e inagotable.

    Y estaba el de su era, el de los miles de siglos que podian medir por ser de su tiempo, de su era. El que pusieron en el calendario mas exacto que se ha hecho.

    Y el tiempo personal, el de su tiempo de vida. El individual.

    Su obsesion era que este ultimo se acompasara, en perfecta empatia, con el de su era y asi lograr un estado de semiperfeccion sideral en sus propias vidas.

    A su vez, deberian buscar el alineamiento perfecto de estos dos tiempos acompasados, con el tiempo grande.

    Lograndolo, no morian, solo desaparecian a los ojos de los que estaban desacompasados.

    Los mayas sabios no se extinguieron; andan por ahi.

    Quiza nos esten leyendo.

  9. Edgardo Cáceres
    2008-06-06 05:29

    El amigo Medvedov usa un estilo folclórico para referirse al tema. Parece pertenecer al creciente número de “neo-mayistas” que tratan de encajar los conceptos Mayas con los del “new Age” actual: una visión mágica y mitológica que tratan de vender como más cierta o inmanente que el estudio de la ciencia “escéptica”. Su escrito está repleto de pleonasmos como “nunca”, “nadie”, “siempre” típicos de la persona que quiere apantallar con su lenguaje. Felicitamos al amigo por ser uno de los “pocos” (

  10. Daniel Medvedov
    2008-06-06 19:19

    Me encanta estar en la caterva de amigos del
    especialista Caceres Edgardo. No sabia que
    “nadie”, “siempre”, o “nunca” son pleonasmos.
    Pero si comprendo que los perros ladran a lo que no conocen.
    Vamos, a escribir algo parecido, pues entre caballeros se entra en combate con armas elegantes y no se permiten las patadas.
    El folclorico
    DM

  11. Ademyr
    2008-06-19 05:34

    una recomendacion . . .

    http://www.pbs.org/wgbh/nova/mayacode/translate.html

    disfrutenlo mucho !

  12. Nicolas Darwin Rodriguez
    2008-07-22 05:22

    La desaparición de los mayas no tiene que relacionarse con esoterismos o magias. Eran una cultura avanzada pero no pudieron vencer a la naturaleza. Por lo menos en en sitio de Comalcalco, se ha demostrado que desaparecieron por el efecto de una megainundación. Existen cerca de 400 montículos en el area, que no son mas que construcciones cubiertas por una capa de sedimentos de mas de un metro de espesor, producto del sepultamiento por arcilla y lodo del material en suspensión. En el postclásico maya el asentamiento se ubicaba en la margen derecha del Rio Mezcalapa, que fue desviado posteriormente en el siglo XVII. Los datos los obtuve de un trabajo presentado en el Primer Congreso Internacional de Patrimonio y Desarrollo Sustentable, en diciembre del 2007 en la Ciudad de Campeche, México, por el Ingeniero geólogo, Agustín Somellera. En ese trabajo se explica con mas detalle todo. Si les interesa se los envío.

  13. Gustavo Lesa
    2008-07-31 16:14

    Claro los Mayas para comenzar estan vivos sino pregunten en Chipas o al EZLN dejemos de metir a la gente y tambien dejemos de admitir que el neofeudalismo europeo y de USA pronto los dañará pero no tanto como esos brutos que al bajar de las carabelas no solo quemaron miles de años de visión (gonzalo e lamda) sino que tambien trajeron enfermedades y mataron a muchos habitantes originarios ¿de que sirve todo si no podes ver? no me vengan con chorizos que esto ya va a llegar los europeos matan y copian destruyen y profanan, ojala podria darme el gusto de ser xenofobico como lo hicieron a lo lrgo de la historia y encima ¿dónde los estan los codices? ¿a quien hacen callar? ¿que la tierra no era redonda ? son un asco de acto que no pueden dejar de recordar la historia asesina y a la larga paga el tirano, que cruz ni cruz ojala estaran aca para verlo. no hay perdon. es mas mi flia es vasco-francesa y yo soy gurani porque el rio lo quizo asi. sin mas ninca se preguntaron por que estan asi? no dios no es, es su forma de usar esa anteojera que tienen y encima no recuerdan de donde salieron los recursos para la revolucion industrial ¿de donde? para hacer este desastre climatico. a pensar que cada uno pide saldar las deudas de los paises tercer mundistas ¿de que? y aca el gobiernos estatiza las aerolineas mientras que españa debe 900 millones. ladrones totales. que verguenza dan
    viva el pachacuti y los cuatro puntos cardiales! vivan los pueblos originarios! sin su sabiduria dónde estaria el mundo y encima eran y son muchisimo mas inteligentes que los sumerios griegos y romanos siendo contemporaneos. jala la jaja hermanito y convierte tu corazon, el sol sale para todos y la muerte es la iguladora.
    viva el EZLN!!!!!!!!!

  14. daniel Medvedov
    2008-08-02 02:24

    Pues, no tengo nada que decir !

  15. marchgyory leon calderon
    2009-03-31 11:10

    es muy lindo es tan ermoso la cul tura de nuestro hermanos antepasados

  16. azul
    2009-12-17 11:57

    me interesa mucho esta cultura, desde que mi abuelo encontro vestigios en el lugar en donde vivimos

  17. Selin
    2010-12-08 19:30

    Vi un documental sobre la escritura maya y me sorprendió que no manifestaran el significado de un grupo de 18 glifos equivalentes, identificados como “u”, supongo que era un documental divulgativo y limitado.



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal