Libro de notas

Edición LdN
Teatro abandonado por Alberto Haj-Saleh

Teatro Abandonado trata de recoger el 19 de cada mes fragmentos intermedios de obras teatrales que fueron dejadas a su suerte, a medio acabar, condenadas al olvido. Alberto Haj-Saleh es editor de Libro de Notas y de la bitácora Reducir al mínimo.

Honestidad

El MARIDO ABURRIDO y la ESPOSA CANSADA están en la habitación la noche de un día cualquiera. De un día cualquiera no, de un sábado. Cuando es un día entre semana el cansancio vital o el trabajo son una excusa compartida y aceptada de tácito y mutuo acuerdo. Entonces recomenzamos. El MARIDO CANSADO y la ESPOSA ABURRIDA están en su habitación la noche de un sábado cualquiera, alguno de primavera, no hace demasiado calor, no hace demasiado frío, no ha habido liga ese fin de semana, no ha habido cena fuera, ni padres de ella ni madres de él ni celebración ni nada. Podría ser una noche de sábado excepcional de puro anodino.

Así que: el MARIDO y la ESPOSA están en pijama. Ojo, cambiemos aquello por NOVIO y NOVIA, da igual, es sólo que es más sincero dar un genérico que poner nombres que siempre serán falsos. ÉL y ELLA, es igual, da lo mismo, no importa.

Así que: ÉL y ELLA están en las condiciones perfectas para hacer el amor. Condiciones de descanso, temperatura y momento. Es ahora o nunca.

El cuerpo les pide nunca pero todo lo demás les dice que ahora. Así qué:

MARIDO: Ahora voy a tocarte la espalda simulando una caricia para que sepas que voy a proponerte hacer el amor. En el fondo cruzaré los dedos para que te pongas arisca y me rechaces, porque eso me dará la posibilidad de, dignamente, darme la vuelta y dormir, dejándome vencedor herido, ya que tendrás que disculparte. Espero que no me digas que sí porque lo harás como para hacerme un favor y luego ese favor lo pagaré.

ESPOSA: Cuando me toques la espalda miraré al techo diciendo que bueno, que vale, para que te quede claro que es porque tú quieres. Espero que no me hagas daño ni que tardes, me pondré encima de ti para acelerarte lo máximo posible y hoy gritaré para terminar pronto. Si veo que te entretienes me daré la vuelta para que me la metas por detrás y no tengas más remedio que correrte. Después dormiré lo más pronto posible.

MARIDO: Cuando estés debajo o te tenga encima voy a pensar que te folla otro hombre conmigo, porque quiero ver tu cara cuando te corres de verdad. Intentaré tardar lo más posible para que no pienses que soy un desconsiderado, aunque en el fondo no me importa que lo pienses, pero me siento algo culpable cuando me corro demasiado deprisa y es una culpa que no tengo ganas de asumir esta noche. Así que seré mecánico y distraeré la cabeza. Luego, cuando pasen unos minutos, aceleraré y pondré detrás de ti a ese otro que te hace correrte, porque yo no soy ni seré nunca ese otro.

ESPOSA: Cuando termines te daré un beso y te acariciaré la espalda esperando que te duermas pronto. Mañana deberíamos cambiar las sábanas y abrir la ventana para airear la habitación, y recoger la ropa del tendedero porque estamos usando ropa interior agujereada. Me contendré para no irme a la ducha y lo dejaré para cuando me despierte —tú estarás dormido aún— me lave, me perfume y te quiera mucho más que en cualquiera de los momentos en los que pretendes ponerme una mano encima.

Así que ambos, ESPOSA y MARIDO, ELLA y ÉL, se meten en la cama, ambos sobre aviso de lo que viene ahora, y hacen el amor apasionadamente aprovechando que es un buen sábado del mes de mayo, no hace ni frío ni calor y ambos están lo suficientemente descansados.

Alberto Haj-Saleh | 19 de junio de 2008

Comentarios

  1. elehna
    2008-06-19 17:44

    Creo que hay errores gramaticales en tu texto, aunque queda claro el mensaje que pretendes dar. Es interesante la verdad, algo crudo y no general en la sociedad, pero existente claro.

  2. Sherezade
    2008-06-19 20:32

    Me ha gustado bastante la idea, quizá la habría desarrollado un poco más.

    Lástima que para según quien el sexo siempre sea así...

  3. Ana Lorenzo
    2008-06-19 23:14

    Alberto, a veces me asombra que de verdad no haya una mujer en tu cerebro soplándote la escena.
    «El cuerpo les pide nunca pero todo lo demás les dice que ahora.» Tremendo problema este que hemos ganado de que el sexo es la panacea siempre; tremendo problema el de no tener tiempo casi nunca y obligarse a aprovecharlo uno por h…..; y tremendo problema de incomunicación. Si el cuerpo les pide nunca a los dos, ¿qué tal dejarlo para otro día? ¿O qué tal probar a no ir al grano?
    Honestamente, no conocía la parte MARIDO / NOVIO / ÉL del asunto.
    Un beso.

  4. yhebra
    2008-06-20 00:14

    Qué lástima. O qué horror, más bien, si el sexo deja de ser una expresión espontánea de los sentimientos por tu pareja y llega a convertirse en una obligación.

  5. Miguel A. Román
    2008-06-20 05:15

    Je, je. Lo has corregido, pillín. Tampoco era un error gramatical tan grave. (Te confesaré que yo también lo hago, pero no se lo cuentes a Marcos).

    Que, a lo que vamos, muy cruda la escena, demasiado real. Uno no quiere ver en el escenario o la pantalla lo que ya tiene en casa, prefiere que le cuenten mitos inalcanzables, pasiones incontroladas, lujuria sin cuartel al raciocinio, fantasías que rememorar en secreto en el tajo conyugal.

    El problema del sábado no es que ahora o nunca, es que si no es este sábado no habrá ocasión hasta el sábado que viene, y según mis cuentas te tiene que venir la regla.

    Coincido con Ana: genial la parte femenina.

  6. Alberto
    2008-06-20 05:36

    ¿Corregir? ¿Qué? No sé de qué me hablas.

    Sí que es jodida la cosa, sí. Igual por eso el autor lo abandonó así, apenas esbozado…

  7. pablo
    2008-06-20 08:48

    Me ha gustado bastante la idea aunque es una lástima que para según quien el sexo siempre sea así, una oblkigacion

    www.cevending.es cafe de calidad

  8. c.
    2008-06-22 20:05

    ¿Errores gramaticales?

    El texto es cojonudo.

  9. Esdrújula
    2009-04-18 08:03

    Lo he empezado a leer, para saber qué pasaba despues.!!!Qué triste es a veces la rutina y pena da llegar a esta situacion en una pareja, o no? porque´ vamos a juzgarles , qúe sabemos en realidad.¿son felices? ¿cuánto tiempo llevan juntos? ¿ son fieles uno al otro? .
    LO único que puedo decir es que tras muchos años en convivencia con la misma pareja,r durmiendo en la misma cama, ! la carne se
    hermana¡.Quién lleva tanto tiempo , como para poder decir esto. LO REALMENTE IMPORTANTE es dar muestras de cariño todos los dias a tu pareja, cuidarle etc…


Textos anteriores

-
Telón [19/06/09]
-
No sex [19/05/09]
-
Western [19/03/09]
-
Ratas [19/01/09]
-
Justo después [19/10/08]
-
Visite nuestro bar [19/09/08]
-
Honestidad [19/06/08]
-
Edificabilidad [19/05/08]
-

Ver todos


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal