Libro de notas

Edición LdN
El mundo gira sobre un eje podrido por Alber Vázquez

Alber Vázquez es escritor. “El mundo gira sobre un eje podrido” es una columna de opinión que se publica todos los lunes y que alberga como firme propósito convertir a este planeta en un lugar más habitable donde los hombres y las mujeres del mañana puedan compartir su existencia en condiciones igualdad y justicia. Estamos seguros de poder lograrlo. El mundo gira sobre un eje podrido dejó de actualizarse en abril de 2008.

Libros de texto: gratuidad no, libertad sí

La semana pasada, un servidor, como millones de padres, se echó la mano a la cartera y compró los libros de texto de su progenie: casi doscientos euros por los libros de quinto de primaria que mi hija usará este curso (y menos mal que mi hija no cursa religión, porque los que sí lo hacen tienen que comprar, además, su correspondiente libro: por alguna razón misteriosa, la religión se cursa con libro y la ética a pelo; debe ser porque cualquier cerebro sano tiende a rechazar las supersticiones absurdas y la mejor forma de combatir este impulso natural es llevarlo todo apuntado).

También esta es la época en la que surge el cíclico debate sobre la gratuidad de los libros. Que si tendrían que ser por la jeta porque en la Constitución dice que la enseñanza básica en España es gratuita, que si el préstamo, que si tal, que si cual. Personalmente, no estoy de acuerdo con nada de lo que oigo. Con nada de nada. Para variar.

La gratuidad no existe cuando se habla de libros de texto. Simplemente, no existe. Empéñate todo lo que quieras en ello y repítelo hasta que se te sequen las amígdalas, pero no existe. ¿No? A ver, ¿por qué? Porque un libro es gratis cuando se recibe gratis. Pero nada de eso sucede aquí. Lo que los avispados que largan al viento esta propuesta pretenden es que el Estado, a través de cualquiera de sus administraciones, nos compre los libros y luego nos los dé porque somos así de guays. Y eso no es gratuidad, no señor: simplemente no pago yo para que pague el otro. Pero, a fin de cuentas, alguien paga. Ergo no es gratis. Hombre, podríamos intentar que los escritores, los correctores, los editores, los ilustradores, los impresores y hasta el chaval de la furgoneta que hace el reparto trabajaran por amor al arte, pero, sinceramente, dudo que lo consigamos. La educación es una cosa la mar de buena, pero que se levante a las seis de la mañana a cambio de nada su puta madre.

De manera que no hay gratuidad que valga. Los libros son objetos y cuestan pasta. Punto final. De hecho, los libros que yo he comprado para mi hija valen demasiada pasta. Creo que están demasiado bien. Para explicar los contenidos de quinto de primaria no hacen falta tantas florituras. Un hiato es un hiato, aunque lo expliques en papel satinado de 90 gramos impreso en cuatricromía con un dibujito supermolón al lado. El hiato fue, es y será siempre la misma cosa. Hasta el día del Apocalipsis Final.

Entonces, ¿por qué cojones tengo yo que pagar un dineral por un conocimiento que no es de nadie? Porque no es de nadie, ojito. La definición de hiato es y está en el dominio público: dos vocales juntas en una palabra que se pronuncian en sílabas distintas. Hala, listo. ¿Hay que pagar por eso? No, no y mil veces no.

De manera que no trago: que alguien ponga en papel couché algo que muchos sabemos no es de recibo. Y colárselo a la administración de turno, tampoco. No, he dicho que no. Me parece muy bien que en España exista un tejido editorial denso y fuerte. Yo mismo escribo libros, de manera que no podría pensar de otra forma. Pero, a pesar de todo ello, no estoy dispuesto a pagar doscientos euros por algo que objetivamente no necesito.

¿Qué no necesito? Una definición de hiato impresa a cuatro colores en papel del caro. Y mi hija tampoco la necesita. Y sus compañeros de clase, otro tanto. ¿Y qué necesitamos todos? Conocimiento. Conocimiento libre, fiable, contrastado y disponible más allá del papel couché.

Conocimiento como la definición de hiato que yo mismo he dado arriba. Propongo que se use esa en los cursos de quinto de primaria de toda España. ¿Por qué esa y no la que ahora viene en los libros de texto? Porque la mía es gratis. Auténticamente gratis. Ahí queda, para que el que la quiera la tome y haga lo que quiera con ella. Incluso corregirla si no le parece correcta del todo. O imprimirla, o copiarla cien veces a boli. Qué buena idea, ¿no? Sí, claro, tanto que ya se le había ocurrido antes a otro.



¿Dónde? Pues dónde va a ser, alma de cántaro: en la Wikipedia. ¿Y qué es la Wikipedia? La Wikipedia es lo que todos los colegios de este país deberían adoptar como libro de texto: un compendio de conocimiento libre, gratuito y público.

Sí, bueno, vale, pero la Wikipedia falla más que una escopeta de feria, a la Wikipedia te la vandalizan en menos de lo que canta un gallo, la Wikipedia está repleta de errores monstruosos que abocarían a nuestra chavalería a un pozo de ignorancia supina, etc. Sí, vale a todo eso. El problema es que no es cierto. No lo es. Yo, en los últimos dos años, he aprendido más en la Wikipedia que en cualquier otro medio. La uso constantemente y la considero de fiar. A veces he hallado errores pero, ¡tachán!, la Wikipedia se provee de un instrumento fantástico para solucionarlo: me deja corregirlos. Así que voy y los corrijo. No hago como otros hijoputas, que cuando se encuentran una información errónea en la Wikipedia, se rascan las pelotas y mascullan un “jo, jo, os pillé” que da más asco que otra cosa.

Por eso hay que apostar por instrumentos así. Los libros de texto en papel impreso son cosa del siglo pasado. Hay que acabar con ellos de una santa vez. Y con el dinero que nos ahorramos, comprar ordenadores para todos. That’s the question. Y lo demás son soplapolleces.

Escribir los textos de quinto de primaria no es cosa del otro jueves. Entre mil o dos mil tíos se hace un plis plas. Todo es ponerse a ello. Y tampoco es cosa del otro jueves juntar a mil o dos mil tíos para escribir sobre el hiato, el diptongo y cosas por el estilo. En la Wikipedia las cosas se hacen de esta forma un día sí y al otro también.

Y los apocalípticos dirán: ¡Y esto quién lo controla? Vale, pues que venga alguien y ponga orden. Que a ese alguien lo mande, si hace falta, el ministerio o la consejería correspondiente. Y que ese tipo diga sin ambages que el hiato va en quinto y no en cuarto, no vayamos a liar a los muchachos. Muy bien, perfecto. Pero la definición de hiato va en libre y no encuadernada en lujo asiático.

Alber Vázquez | 10 de septiembre de 2007

Comentarios

  1. Marcos
    2007-09-10 20:08

    Yo no queiro ejercer de toca pelotas, Alber, pero… sí, y no. Sí porque estoy de aceurdo con el planteamiento general, y es muy bonito. No, porque es tan bonito que no se llevará a cabo nada más que anecdóticamente.¿Por qué? Pues por tres motivos:

    1. Generar esos contenidos libres cuesta un huevo en tiempo y dedicación; a la gente que elabora los libros de texto que tú compraste, se les paga por ese tiempo y dedicación.

    2. El profesora, que entiendo que es el que tendría que elaborar esos materiales, no tiene ese tiempo, por un lado, ni la mentalidad. Esto último podría ser cuestión de tiempo, pero no veo motivos para que abandonen la amabilidad del libro de texto.

    3. Demasiados interesas en las industrias editoriales como para permitir que esa tendencia se salga de los carriles de lo anecdótico.

    Por otro lado, claro que no son gratuitos en el sentido que tú lo explicas, pero entonces tampoco es gratuita la sanidad, y no creo que abogues por un sistema sanitario de pago.

    Saludos

  2. joseluis
    2007-09-11 01:09

    Bueno, bueno, no me parecen mal las ideas de Alber. Pero en tanto que este país es más bien tecnófobo, por no decir anticuado, podría ser una situación intermedia y compatible “modular” (hacer módulos) temáticos, y eso a la par que convertir tanto libro de texto en un grupo de fascículos. Lo que, de paso, de ser más fácil y barato de actualizar, más reutilizable por posteriores generaciones de alumnos, evitaría tanta mochila escolar, de tan misterioso contenido y excesivo peso.

  3. Alber
    2007-09-11 04:38

    Marcos, vamos por partes, si quieres.

    Mi hija usa cuatro diccionarios. ¡Cuatro! En papel los cuatro. Es cierto que nosotros vivimos en una comunidad bilingüe y que eso multiplica por dos todo, pero ¡cuatro diccionarios! Es demencial. Uno sobre otro ocupan lo mismo que mi antebrazo.

    Personalmente, opino que los diccionarios impresos son una tecnología obsoleta que debería desaparecer. Simple y llanamente. Enseñar a los niños a utilizar un diccionario impreso es como enseñarles a usar un tiralíneas: una soberana pérdida de tiempo. Lo que hay que enseñar es a instalar el plug-in correspondiente para Firefox. Ya está.

    En resumen, más ordenadores y menos libros impresos. El libro impreso en la enseñanza es paleozoico.

  4. Marcos
    2007-09-11 06:09

    Pero Alber, con eso podemos estar de acuerdo, pero es lateral respecto de la tesis principal de tu artículo; e insisto: utópico. Yo mismo empiezo curso ahora; hay libro de texto entre otras cosas porque ya estaba encargado por el Jefe de Departamento anterior. Pero mira, lo primero que he hecho es preguntar por la disponibilidad de la sala de informática; no es que sea imposible pretender planificar el curso dando clase con ordenadores, es que a lo sumo conseguiría el aula con ordenadores un puñado de días al mes, sala que por otra parte no está pensada para impartir clase NO informática. Y esto sucede, hoy en día, en TODOS los institutos de Galicia, e imagino que de España. Es algo parecido a pretender que de golpe y porrazo desaparezca el libro en papel y pase a editarse sólo digitalmente.

    Saludos.

  5. garufa
    2007-09-11 09:35

    Alber, reconozco que es normal que estés cabreado por haber pagado esa cantidad, pero no puedo darte la razón.
    Primer punto. Si todo fuese libre y a través de ordenador sería… ¿un ordenador para cada alumno en cada clase?
    Pues creo que las cuentas no saldrían, no costarían 200 euros, sino bastante más. Además sí, podría ser llevado desde casa, pero tú tienes ordena y tu hijo puede, otros no tienen ordena en casa y si viven en zonas rurales, olvídate de una conexión a internet en condiciones porque eso ya no es una utopía, sino irrealizable en bastante tiempo.
    Segundo punto. Protestas contras el papel cuché como dices y los dibujos, ¿prefieres más que le pongan un libro de 150 páginas sin imágenes, gerogíficos, dibujos o cualquier otra cosa?
    Dudo que tu hija te lo agradeciese nunca, menudo tostón de libros.
    Un saludo.

  6. Alber
    2007-09-11 17:43

    Marcos, el propio concepto de “aula informática” ya me parece antediluviano. Y me da igual si realizo planteamientos utópicos o no: hago los planteamientos que me parecen sensatos en el año 2007 y utilizando la tecnología disponible en 2007. Sólo eso. ¿Que el profe de turno es tan patán que no ha oído hablar jamás de wikis y banda ancha inalámbrica? Pues peor para él. Que se recicle o que vaya al paro. Cualquiera de las opciones me parece correcta. Repito: ordenadores sí, tiralíneas no.

    Garufa, sí, un ordenador para cada chaval. Como en el primer mundo, qué cojones. Aquí tenemos el interruptor de la luz eléctrica al alcance de la mano y seguimos iluminándonos con velas mientras discutimos si la electricidad existe.

  7. Cayetano
    2007-09-11 18:22

    Me consta que hay centros cuyo objetivo es sustituir la pantalla por el papel a corto medio plazo.
    Tambien hay que vigilar el fenómeno del cibercopión que requiere algunas habilidades para detectarlo por parte del profesorado :)

  8. chorche
    2007-09-11 19:02

    Hce bastante tiempo, no me acuerdo en que pueblo, debido precisamente al tiempo, vi una noticia en la que se contaba como habían sustituido los libros por unas PDAs de puta madre con pantalla tactil, en la que los chavales recibían las lecciones y hacían los ejercicios. De esta forma no solo recibían el conocimiento de forma más directa, sino que además el profesor era capáz de monitorizar en cada momento a los chavales y hacer un seguimiento mucho mas preciso que en la educación estándar. Y si, era en nuestro paías. No se en que habrá quedado aquello…
    La verdad es que lo que propone Alber, lo veo un poco dificil a corto plazo, pero en ningún caso una utopía. Lo veo dificil, no porque no exista la capacidad tecnológica y ni el capital necesario, sino porque requiere esfuerzo por parte de nuestros políticos. Y ya sabeis, en lo que a resfuerzo se refiere si dependemos de ellos, vamos aviaos….

  9. Juanal
    2007-09-11 19:38

    Tengo una idea mucho mas revolucionaria…...

    Que existia antes de la wikipedia…....

    Si amigos si, hablo de ese templo del saber analogico llamado BIBLIOTECA.

    ¿Porque el estado no puede hacer una inversion inicial de dinero (si….yo estoy dispuesto a enseñar a pagar con mis impuestos una cantidad inicial que se reparta en todos los institutos de España) con la que comprar los “n” libros necesarios?

    Y el sistema funcionaria lo mismo que funciona ahora, con una ligera diferencia. Tu le compras los libros al estado. Cada año. Y si al final del año eres capaz de devolver el libro en unas condiciones apropiadas, se te devuelve el dinero. Y si no….quedate con tu libro destrozado ocupando sitio en TU casa que con tu dinero se le va a comprar otro al nuevo niño.

    ¿De verdad es necesario hacer cada año una nueva edicion de los libros? No digo ya cuando los profesores aleatoriamente cambian de editorial, y el libro que era valido hace dos años, ya no lo es.

    Yo abogo por unos libros en papel y gratuitos.

    Y por otra cosa mucho mas importante.

    Por enseñar a los niños que los libros valen dinero. Que se pagan. Y que no son para que los destrocen. Cuando un padre sepa que puede recuperar los doscientos euros si inculca a su hijo un poquito de civismo por la literatura, otro gallo cantaria en este pais.

    El resto….siento decirlo asi…...folklore tecnológico.

    A veces lo mejor, puede ser lo mas barato.

  10. María José
    2007-09-12 01:04

    Marcos, llegará. No hay intereses editoriales que lo paren, ni profesores que lo impidan; el que no se recicle quedará por detrás de sus alumnos y ya está ocurriendo. Cuando alguien dice eso de que algo es utópico o que no se puede luchar contra tal o cual cosa, siempre me viene a la cabeza qué dirían hace unos siglos cuando alguien hablara del derecho al voto de la mujer, creo que podía considerarse menos factible eso que que las nuevas tecnologías lleguen a la enseñanza.

    Y eso que no estáis hablando de la universidad, donde a lo que se debe acceder es a la información proporcionada por los que más saben y esos no siempre son tus profesores. Por lo tanto, es estúpido que yo pretenda que mis alumnos se centren en mi libro teniendo como tienen mucha más información y de gente que sabe más que yo. Solución: te examino de mi libro y punto. Creo que los libros de texto tienen que ser aprobados por el ministerio de educación, pero los de la universidad por nadie (libertad de cátedra que le llaman). Aunque no sé quién supervisaría mi libro de filosofía de COU donde explicaban la teoría de la relatividad de la siguiente forma: “todo cuerpo que viaja a la velocidad de la luz al cuadrado se transforma en energía.” Y luego dicen de la Wikipedia.

    En el colmo del absurdo, una de mis sobrinas tuvo un año un libro de gimnasia, bien carito.

  11. Ana Lorenzo
    2007-09-13 00:45

    Alber, en el colegio de mi hija pequeña existe libro para alternativa; debe de ser porque en vez de ética se da una asignatura de proyecto y activación de la inteligencia (libro con mismo título PAI de SM).
    Yo entiendo en parte que los profesores se apoyen en libros, pero es que un niño repitió segundo de primaria hace dos años en el mismo colegio y tuvo que comprarse ¡todos los libros de nuevo! Vamos, que no es que no sirvan para los hermanos, es que no sirven ni para el mismo niño si repite. Esa política editorial es de las editoriales, que cambian tres chorradas y lo llaman proyecto pepín en vez de proyecto pepito y hala, a vender otra tanda.
    Yo abogo por que en el colegio haya buena biblioteca de centro, buena biblioteca de aula y ordenadores en todas las clases. En el colegio donde estudié yo no llevábamos un libro por asignatura, sino que elaborábamos el material de estudio (apuntes) a partir de distintos libros de diferentes editoriales que teníamos en la clase, y a partir de las explicaciones del profesor: eso enseña a investigar, abstraer, sintetizar, esquematizar, ampliar… a todo lo que un niño debe aprender para aprehender la información y convertirla en conocimiento. Ahora, con eso de un libro por asignatura, yo me sorprendo con lo poco que les dejan investigar e improvisar. Ah, y hay definiciones que dejan la teoría de que la Wikipedia no es fiable tirada por ahí, como esa de que 1 litro es igual a 1 kilo. ¿Desde cuándo? Algunos libros especifican que se refieren a un litro de agua en condiciones determinadas (agua destilada, 4º C, etc.), pero otros lo sueltan alegremente. Y como esto muchísimas cosas más. Lo ideal es que se busque en internet (habiendo dado el profesor una breve lista de sitios fiables, que puedan ampliar los alumnos), en la biblioteca (donde de paso pueden aprender a usar la sección de referencia, ¿por qué no, Alber?, todavía les vendrá bien manejarse con el diccionario y la enciclopedia o el atlas, pueden buscar en libros de consulta y en libros de ficción, para saber qué es pertinente de unos y otros; pueden aprender a buscar en las revistas especializadas, donde verán que, como en los blogs y en los e-prints, la información más actual es donde se encuentra disponible…) Y de paso, tendremos niños y adolescentes con criterios bien formados y con una base estupenda para manejarse en cursos superiores y en investigaciones por cuenta propia.
    Y no estaremos comprando chorradas adaptadas de un texto de un mismo autor que un redactor tuvo que escribir corriendo a todo correr para un público de 10 años, para otro de 12, para otro de 13… y sin ninguna imaginación y francamente, algunos directamente que no hay por dónde cogerlos para arreglar aquello.
    Un beso.
    (Alber, otra vez se te ha colado un rollo en un comentario. Si es que sales tú con estos temas que das tanto de sí... ;-)

  12. Cayetano
    2007-09-13 01:21

    No sabía si comentar acerca de una empresa y hacerles publicidad :) pero bueno, allá va.

    Que yo recuerde Micronet lanzó su primera enciclopedia multimedia en CD-ROM hacia el año 1995, no estoy muy seguro pero entonces me pareció una idea estupenda, sigue desarrollando productos orientados a la escuela, la enciclopedia (en mi opinión) es bastante buena y una herramienta (de pago) útil. Sería interesante saber los datos de ventas de este tipo de productos o el número de subscritores (de pago) a su enciclopedia on-line.

    Más que nada por saber datos reales sobre un producto que lleva tantos años en el mercado.

  13. Alber
    2007-09-13 03:41

    Sólo a un auténtico cretino se le ocurre titular un libro como “Proyecto de Activación de la Inteligencia”. Se la podía haber activado él antes de ponerse manos a la obra. Según esto, parece que las criaturas nos nacen con el disco duro inactivo y luego viene este nota y te mete un floppy de arranque (previo pago, eso sí). Mira tú, como en “Cell” de Stephen King, donde a una legión de zombies se les reinicia el cerebro de la manera más chorra. Hay que ver.

  14. Ana Lorenzo
    2007-09-14 19:53

    (Esto se sale un poco de lo de los libros, aunque no de lo de la educación.)
    Pues este curso sigue el PROYECTO... Fíjate que yo no les noto nada diferente, pero a lo mejor tengo que superar mis miedos y leer a Stephen King no sea que estén preparando el momento de la reactivación de ¿zombies?
    Bueno, lo curioso es que sí consigue desactivar el cerebro de algunos padres: en una reunión, una madre no hacía más que proponer alternativas para la alternativa. Yo tan pichi, porque mi hija da la historia de Jesús y Mateo subido a un árbol y Jesús se vuelve y le dice que esa noche va a cenar a su casa… lo que se dice religión, vaya. Pues cual no es nuestra sorpresa cuando por fin otra madre le dice que ya está bien de organizar la materia de alternativa si su hijo va a religión. Ahí sí que nos dejamos de mirar uno al suelo, el otro los dibujos de las paredes… La mamá contesta que su hijo no tiene por qué perder posibilidades de desarrollar su inteligencia por ir a religión y que los de alternativa a veces, además, colorean escenarios y los de religión se lo pierden y ya está bien, ella va a decir lo que pueden hacer los de alternativa. Llegado ese punto los profesores de las dos clases se miran, los padres gritan, yo hago mutis por el foro, y no soy la única: los profesores nos miran con envidia. Cuánta inteligencia y cuánta humanidad en las reuniones con los padres. Creo que los profesores deberían tener pluses por tantas cosas…

  15. Paco
    2007-10-02 04:10

    Esto podría valer, ¿no?

    Lo único que tendrían que poner los colegios es una wifi.

    Por cierto, en relación con lo del cibercopión, el año pasado pillé a un alumno de Trabajo de Fin de Carrera que había fusilado determinada fuente de Internet, y hasta me costó trabajo hacerle entender que eso era inadmisible…

  16. suerte
    2007-11-20 06:35

    yo tampoco considero que los libros vallan a ser gratis y ademas van a crear muchos problemas. aunque no estoy de acuerdo en que ahora, de repente desaparezcan los libros escritos y sea todo por ordenador. lo que no se puede permitir es que se cambien libros x becas

  17. Cylu
    2008-01-21 09:26

    Wikipedia es una mierda. Punto. No sólo por la falta de información confiable sino también porque está precisamente en una página de internet: ¿quién dice que para mañana no va a dejar de existir o que sus dueños decidan cobrar la consulta, tal y como lo hacen en diccionarios.com? Como estudiante y lectora debo de decir que nada, absolutamente nada, puede reemplazar un libro en mis manos a tener que leerlo a través de la computadora. Entiendo el punto del gasto del dinero y probablemente hay que aprender a organizarse con respecto a qué material es necesario y cuál se puede obtener de la red, pero, ¡hombre! deshacerte de uno de los mejores inventos del hombre es como tirar a la basura un cacho de la civilización humana.

  18. Alex
    2008-01-21 21:03

    Cylu: no estoy de acuerdo en lo de la falta de información confiable, pero ahora mismo no tengo tiempo de elaborar.
    En cambio creo que tienes un buen punto en lo de la accesibilidad. Yo también confiaría más en un espacio público mantenido por el Estado. Por eso puede que te resulte interesante la Enciclopedia Libre Universal : un proyecto como Wikipedia, con el mismo software, alojado actualmente en la Universidad de Sevilla, con otros proyectos hermanos.

  19. Samanta
    2008-03-25 17:45

    Hola yo opino todo lo contrario que toda esta gente, excepto que estoy de acuerdo con esta chica llamada Lorena,los demas solo anda diciendo patrañas nada mas,yo pienso que los libros de texto si deberian ser gratuitos.
    Adios

  20. Lorena
    2008-03-25 17:46

    Hola yo opino todo lo contrario que toda esta gente, excepto que estoy de acuerdo con esta chica llamada Samanta,los demas solo anda diciendo patrañas nada mas,yo pienso que los libros de texto si deberian ser gratuitos.
    Adios



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal