Libro de notas

Edición LdN
El mundo gira sobre un eje podrido por Alber Vázquez

Alber Vázquez es escritor. “El mundo gira sobre un eje podrido” es una columna de opinión que se publica todos los lunes y que alberga como firme propósito convertir a este planeta en un lugar más habitable donde los hombres y las mujeres del mañana puedan compartir su existencia en condiciones igualdad y justicia. Estamos seguros de poder lograrlo. El mundo gira sobre un eje podrido dejó de actualizarse en abril de 2008.

Las visten como putas (primera parte)

Una de las sentencias más estúpidas que nos ha legado el siglo XX es esa que dice “mi libertad termina donde comienza la de los demás”. Uno lo suelta en una ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos y queda como un señor. Porque la frase parece justa, sabia, equilibrada y todas esas cosas que nosotros querríamos ser pero que ni de lejos somos, y, en realidad, no lo es ni por asomo. Por ejemplo, la libertad de los judíos en Mauthausen terminaba donde comenzaba la libertad de los guardianes nazis. La frase se aplica a rajatabla, pero ya no nos parece tan molona.

Personalmente, soy de los que prefiere que los demás tengan libertad a manta, aunque eso suponga que yo deba joderme un poco. No, no es por generosidad ni, menos aún, porque tenga en alta estima a mis semejantes y, en consecuencia, esté dispuesto a sacrificarme por ellos. Al contrario: en líneas generales, mis semejantes tienden a sacarme de quicio y maldita la gracia que me hace echarles un cable, sea cual sea la situación. Pero uno no es tonto del todo y sabe que, en cualquier momento, tú pasas de convertirte en centro del universo a semejante y es en ese momento cuando interesa tener las cosas atadas y bien atadas. En resumen, que prefiero que tú tengas mucha libertad, toda la que se pueda, por si acaso a mí algún día se me ocurre tirar, también, de ella.

Uno de los ámbitos en los que me gusta aplicar libertad infinita a mis convecinos es en el vestir. Que cada uno vaya como le dé la real gana. Si quieres llevar rastas hasta las rodillas, allá tú. A mí me la suda. Si quieres ponerte un abrigo de piel de oso en julio, no seré yo quien se oponga. Ese es el plan: como quieras. Incluso puedes ir desnudo. Completamente desnudo y en mitad de la calle. De verdad, creo que estás en tu derecho. Dudo mucho que yo vaya a ejercitarlo algún día, pero me gusta pensar que ir o no en bolas por la calle depende tan sólo de mi decisión.

Dicho esto, me alegro de vivir en un lugar donde las leyes al respecto son bastante laxas. Si es que existen: la verdad es que, hasta donde yo llego, no existe ni una sola ley en España que impida a un ciudadano desnudarse en la vía pública. Por ejemplo, en mi ciudad existen tres playas y estoy harto de escuchar al concejal del asunto explicar por activa y por pasiva que él no puede enviar a los municipales a mandar cubrirse a los nudistas. Allá ellos. Si quieren desnudarse, están en su pleno derecho. El ayuntamiento, simplemente no tiene competencias en asuntos morales. Así que nada de municipales. Al menos, no aquí: la gente que quiere desnudarse en las playas de mi ciudad, lo hace sin problemas. Y lo cierto es que, dejando al margen a los recalcitrantes de siempre, es algo que se vive con bastante normalidad: el que quiere llevar bañador que lo lleve, y el que no quiera, pues nada.

No es menos cierto que a pesar de que en España no existen leyes ni normas (normativas pueden existir, sobre todo a nivel municipal, pero son nulas de necesidad pues un ayuntamiento no tiene competencia, como he dicho, para regular la moral de las personas), si te quitas toda tu ropa en determinados lugares, los municipales, que se conocen la copla, te van a meter en el coche patrulla y te van a llevar a la inspección donde, para qué engañarnos, dos hostias no te las quita nadie. Yo tu derecho constitucional a sentir libremente me lo paso por el forro de los cojones y como vuelva a verte en bolas, te meto esta porra por el culo. A ver qué gracia te hace.

La policía se las sabe todas, que para eso les enseñan, y, si bien están al tanto de la ausencia de leyes que impiden el nudismo, sí se saben al dedillo las que castigan el exhibicionismo, es decir, el nudismo con intención sexual. Así que al coche patrulla y dos hostias bien dadas. Y luego vete tú a explicarle al juez que no te estabas desnudando para enseñarle la polla a las niñas, sino que lo tuyo es más bien una cuestión de carácter, de principios, de “mi libertad termina donde comienza la de los demás”. Que no cuela. Si tienes suerte, el juez te deja ir con una multa. Eso, si tienes suerte.

Bien, todo lo anterior no es sino para dejar claro mi punto de vista en torno a cómo creo que puede y debe vestir la gente: como le salga de la entrepierna.


Foto: Dos mujeres cubiertas con el niqab en Alcobendas. (Foto de Quique Fidalgo publicada por El Mundo).

Y ahora, lo gordo. Resulta que en España han comenzado a verse mujeres vestidas con burkas por la calle. Vale, de acuerdo, técnicamente no estamos hablando del burka, sino de algo parecido que se llama niqab. El niqab permite que se le vean los ojos a la mujer y el burka no. Una diferencia que, para el caso, convierte a ambas prendas en lo mismo: una tela que cubre por completo a la mujer de pies a cabeza.

Un comentario adicional, pero importante porque aporta un matiz interesante al contexto. El niqab no es una prenda vinculada con el Islam, de manera que cualquier opinión al respecto puede quedar completamente desligada del respeto a las creencias religiosas ajenas. No lo digo yo. Lo dice el portavoz de la Junta Islámica de España, Yusuf Fernández: en román paladino, Fernández ha afirmado que en lo que a él respecta, pueden retorcerle los cojones con unos alicates a todos aquellos que obliguen a las mujeres a vestir un niqab. Ni se piensa inmutar.

Vale, de acuerdo, y ahora, ¿qué? ¿Estoy yo de acuerdo o no con que pueda ver en la calle que yo piso y que es la mía a mujeres vestidas con burkas? Joder, si me parece bien que tíos y tías de cualquier edad, sustrato o condición vayamos en pelota picada, ¿debe preocuparme que haya mujeres vestidas con más tela que el fantasma de Canterbury? ¿Tanga o burka? ¿Escote o cuello alto? He ahí la cuestión.

Mi respuesta, la semana que viene. Opiniones las hay para todos los gustos. De momento, podéis ir adelantándonos las vuestras. Aquí abajo hay sitio de sobra.

[Puedes leer aquí la segunda parte de esta columna]

Alber Vázquez | 02 de abril de 2007

Comentarios

  1. Alberto
    2007-04-02 18:00

    No sé cuál será tu respuesta… pero para mí no es lo mismo…

  2. Marcos
    2007-04-02 18:14

    Asunto feo, y sumamente complicado. Dejando a un lado lo que nos gusta o no nos gusta (que no es poco: la gente tiende a confundir lo que no le gusta con lo que se debería prohibir), ¿cómo evitas legalmente esa vestimenta que es, obviamente, represiva? Intuyo que sólo aplicando la moralidad a la ley, y metiéndose en un buen lío… No sé, no estoy inspirado.

    Saludos

  3. Juanma
    2007-04-02 18:29

    El unico problema aquí es si estas mujeres se visten asi libremente o son obligadas a hacerlo.

  4. Marcos
    2007-04-02 18:39

    Exacto, Juanma, pero es ahí donde empiezan los problemas: ellas te dirán que NO están obligadas, pero nosotros diremos que están obligadas, cuando menos, por su cultura. Es, creo, un problema muy similar al de la prostitución: ¿se ejerce libremente? Yo no tengo respuestas claras a todo esto.

    Saludos

  5. joseluis
    2007-04-02 20:51

    Hechos ocurridos hace unos tres años en la ciudad de Pamplona (gobernada por la sucursal local del PP y con alcaldesa muy facha). Iba yo de visita a casa de un amigo que vive en las afueras, jurando sobre el aparcar, y un garrido mozo cruzaba todo desnudito por el paso de peatones. La gente, sin mayor interés, y el clima, pues primaveral pero no tanto.

    En la prensa, polémica: efectivamente no se podía impedir a la gente ir desnuda por ahí. La alcaldesa, por cierto que autoritaria de tomo y lomo, se sacó de la manga una ordenanza prohibiendo lo de pasearse desnudo. Cualquier día me paso por la ciudad y solicito a la derechosa dama que bueno, prohiba ir desnudo pero que también prohiba ir tapándose la cara, ¿o no? Que yo prefiero la desnudez (naturalidad, identificación, y catarrazos, sí) al camuflaje y a la hipocresía. Por cierto, el otro día dejé caer en el banco y en el super, que si ponen personal camuflado, árabe o de cualquier etnia o sinrazón religiosa, adiós muy buenas. Quiero ver la cara del cajero y de quien me aconseja, y de quien me puede robar por la calle, y si se tapan pero me conocen, es que juego en desventaja, ¿saben? Conclusión, que voto por prohibir cualquier tapadura. Gafas de sol como máximo. Y si a eso llaman racismo o intolerancia religiosa, pues que me da igual, o mejor dicho, que sí, que soy intolerante con las tonterías ajenas.

  6. Cayetano
    2007-04-02 20:57

    Las normas sociales, aquí en España y alrededores, son muy estrictas en cuanto al modo de vestir. Especialmente entre los hombres. Eso que llaman buena presencia, Uno puede hasta perder su puesto de trabajo. No me extenderé en ejemplos, pero si se fijan un poco en los patrones estéticos de los calienta asientos del senado o parlamento spanol puede tener la impresión de estar ante clones, eso sí con unas mínimas variaciones.

    En epana y alrededores el vestir (o el automovil) es un indicador de a que casta perteneces. De como visten o se desvisten las mujeres es un asunto que me importa más bien poco,

  7. Cayetano
    2007-04-02 23:48

    Es interesante poner un ejemplo de patrón estético occidental. Esta foto de un bufete de abogados ilustra una parte de lo que quiero decir. Tambien ayuda a entender el éxito de este programa de televisión una copia de otro norteamericano.

    Según un Estudio realizado por ISAPS, los españoles ocupan el cuarto puesto mundial en operaciones de cirugía estética, en una tendencia claramente ascendente. El burka, para hombres y mujeres avergonzados de su cuerpo y apariencia, es una alternativa mucho más barata :)

  8. pepi
    2007-04-03 00:50

    me parece muy bien que cada uno vista con total libertad y se exprese como desee, pero espero que si voy a un pais islamico yo pueda hacer lo mismo.

  9. Marcos
    2007-04-03 03:28

    Cayetano, estoy de acuerdo con lo que dices, pero creo que es un poco tangencial respecto del tema del artículo de Alber; o no. El asunto es: esa uniformidad en el traje varonil, ¿es impuesta? Y si lo es, ¿es humillante, insultante, degradante para el hombre que lo lleva? Que todos vamos vestidos como nos impone nuestra cultura es obvio y evidente; el problema es dilucidar hasta qué punto esa imposición lo es, y en qué medida es ofensivo.

    Me temo que sea asunto del relativismo cultural. Nuestra cultura nos dice que no se comen perros, pero otras los cocinan de diversos modos; lo aceptamos como un hecho diferencial que no compartimos pero asumimos; pero si otra cultura comiese personas, no lo aceptaríamos.

    Se que no ayudo en nada.

    Saludos.

  10. Alber
    2007-04-03 04:05

    Sí, yo también creo que Cayetano se está yendo por los cerros de Úbeda. Ally McBeal llevaba minifalda porque quería: podría no haberla llevado. Ahora dime, si te parece, que las mujeres que van con niqab por Alcobendas lo hacen porque quieren. Te acepto esa línea de argumentación. De momento ;-)

  11. Cayetano
    2007-04-03 05:21

    Lo siento, estaba pensando en otras cosas. En especial a la importancia mediática de unos hechos muy puntuales. No creo que esa atención sea casual. Personalmente estoy empezando a cansarme en la intromisión del Estado (y los Medios) en los comportamientos de los ciudadanos.

    Con todo creo que esas mujeres, como tantas otras, han interiorizado unos modelos y patrones culturales que vistos desde fuera (por otro patrón cultural) son considerados inadecuados.

    Lo preocupante es ese empeño en querer hacernos tragar un modelo, diez millones de, en mi opinión, tarados pierden el tiempo viendo y gosando de Cambio Radical. Diez millones traducidos en votantes que favorecen políticas de intervención del Estado en la vida privada de las personas. Que si fumas, que si bebes, que si estás gordo, que si te vistes o desvistes, que si follas poco o demasiado, que si haces ejercicio o no lo haces, que si … En fin. Hay que andarse con cuidado con las cosas que uno dice, no contra los modelos estéticos de los moros, sino contra la dictadura de la mayoría (en mi opinión engendros idiotizados), ¿Se puede decir moros? ... pues tampoco, aunque sean pocos, como los cieguitos.

    Pero en algo si teneís razón, me voy por la tanjente … Por cierto hay cierta similitud con los trajes de penitentes, monjas, monjes ,,, con el disfraz que llevan esas mujeres ¿Habrá libertad de expresión para descojonarse de esos modelos? ¿Permitirán los maridos de esos motores de carrito de niño la identificación policial de sus caretos? Etc. ¿Podremos los hombres llevar antifaz, o burca, para evitar el acoso policial?

  12. joseluis
    2007-04-03 05:30

    Pues yo me pongo a concretar también. Y digo : voto a favor de prohibir burkas y esas sobredosis textiles. Razón de mi voto : porque impiden la identificación, por otros ciudadanos, de sus portadores/as. Admito una sola excepción: tiempos y lugares de carnavales.

    Dicho queda; y ¿vosotros? convoco a referéndum.

  13. Alber
    2007-04-03 05:50

    José Luis,

    Yo soy del norte. Aquí, en invierno, y si el cambio climático no lo remedia pronto, hace un frío del carajo. Cuando sopla en viento de Centroeuropa se te hielan hasta las pelotas. Aquí, en tales circunstancias, acostumbramos a recurrir a lo que se hace en todas partes: abrigarte todo lo que puedas. No es extraño el día en el que sales a la calle y sólo contemplas ojos: el resto del cuerpo, está oculto entre abrigos, cuellos altos, bufandas, bragas, gorros y hasta pasamontañas de lana. Vamos, que en tal tesitura no identificas ni a Bertín Osborne aunque te pida la hora.

    Personalmente, considero un derecho ir tapado hasta el occipucio. De hecho, me parece que en tiempos del abuelo Pachi no se podía porque el Pachi tenía esa manía de la identificación continua de sus gobernados: hoy, por suerte, ya no es así, y a menos que un agente de la autoridá te lo pida de forma explícita, no tienes por qué identificarte ni mostrarte identificado.

    Además, desengáñate, José Luis: ¿acaso crees que los terroristas más peligrosos llevan la palabra MALO escrita en la frente? Nah, la identificación preventiva no sirve pa ná, igual que los libros.

  14. Marcos
    2007-04-03 06:19

    joseluis: tendrías que prohibir, entonces, las gafas de sol; personalmente odio que me hablen con ellas puestas, y la razón es sencilla: no identificas al hablante, no percibes lo más importante y legible de su rostro. Desde ese punto de vista, es mucho más fácilmente identificable una mujer con nikab que una con gafas de sol.

    Saludos.

  15. Jose
    2007-04-03 21:34

    En esto, como en todo, se trata de un problema de “proporción”.
    Nadie se escandalizaría si un par de mujeres de origen árabe, en visita turística, fueran por la Gran Via-pongo por caso- con burka, obligadas o no, vaya usted a saber.
    Aquí, alardeamos y nos vanagloriamos de ser abiertos, tolerantes y de no ser racistas, pues vale, de acuerdo.
    El problema surge cuando la inmigración ocurre de forma descontrolada, masiva y sin ningún tipo de previsión y organización por parte del gobierno del país receptor. En ese caso nuestro, surgen varios fenómenos, por una parte el denominado “efecto llamada” que magnifica la avalancha incontrolada inmigratoria, y por otra, un fenómeno inesperado, consecuencia de la masa desproporcionada que en corto periodo de tiempo se instala en el país, percatándose de la gran tolerancia reinante: la “intolerancia importada”, de la propia masa de inmigrantes islámicos.
    Desde ese punto de vista y en un país pendular como el nuestro, se comienza “exigiendo” por parte de la opinión oficial de un sector de inmigrantes, la eliminación de costumbres atávicas como los desfiles de moros y cristianos del Levante español; en navidad “se cuestionan” los nacimientos porque sus protagonistas históricos son judíos; la típica iluminación navideña se sustituye por figuras abstractas y dentro de poco cambiaremos el día de la fiesta nacional española, porque es el aniversario de la expulsión de “los moros” de Granada.
    Es decir, que la falta de cohesión política interna en estos momentos en España, facilita a una masa profundamente fanática y religiosa de inmigrantes islámicos, un cierto abuso, una flagrante intolerancia hacia algunas de nuestras costumbres, y una absoluta carencia de voluntad de integración en nuestra forma de sentir, pensar y de ser.
    Lo del burka no es más que la gota que colma el vaso, un símbolo de que hay mucho inmigrante que no está dispuesto a impregnarse ni un milímetro, de nuestros usos y costumbres.
    Y si seguimos así, exigirán dentro de nada, que mi madre salga con burka a la calle, y mi hermana, y mi mujer.
    Y nosotros, perdón, nuestros políticos, se plantearán considerarlo, porque:
    ¡UN VOTO ES UN VOTO!
    Como siempre, todo es cuestión de proporción, de justa medida y de SENTIDO COMÚN.

  16. joseluis
    2007-04-04 00:51

    A mi despacho llego, precisamente abrigado hasta el occipucio, que para colmo soy friolero. Sin gafas de sol, se comprenderá. Una señora desde lejos me ha salido al paso y preguntado por tal calle. Amablemente, me he bajado la bufanda y así tranquilizada la buena señora, he encaminado sus pasos. ¿Hubiera sido cortés no bajarme la bufanda? No. ¿La burka, improbable caso la llevara? Tampoco.

    Es eso. Y sigo. ¿Me molestará que el cajero, en propiedad la cajera, de mi banco, estuviera bajo burka? Muchísimo, tanto más cuanto hace dos años la dama me hizo una pifia de 9.000 euros, que, pudiéndola identificar, se resolvió en un momento.

    A ver si consigo explicarme, si alguien se tapa ante mí (y por ser yo varón, las cosas claras), juega con ventaja: me identifica, pero se tapa para que yo no pueda identificarle (o que mis lascivas miradas pudieran ruborizar a la ultrarreligiosa así vestida). ¿Lo he dicho claro ahora?

    Por si acaso no: en mi anterior faceta profesoral, constaté que es muy necesaria la comunicación profesor-alumnos. Que quiero ver si son quienes dicen ser, si me atienden, si me entienden, etc. Bajo una burka, ello no sucede.

    Por lo expuesto, y porque quienes se ocultan bajo una burka juegan con ventaja, expresamente por ello, importándome una higa sus opiniones religiosas por que suyas que no mías son, vengo solicitando que se prohiba la burka y similar ocultación.

    A ver ahora. Y al margen, sobre quien se indigna por las gafas de sol, vaya, vaya argumento. Pero ¡¡¡si son más expresivos los labios que los ojos!!! En fin. Yo a lo mío, lo que he dicho.

  17. pessoa6
    2007-04-04 02:14

    Con las gafas de sol y el frío se nos está yendo el tema por los cerros…
    A Jose. La masa fanática y religiosa… Se te vé el plumero. Son gente que está haciendo hormigón, cobra un sueldo, ahorra y manda unos euros a casa. Te suena? Años 60 en España y nadie decía en Europa que los gobiernos estaban dejando entrar una masa de católicos recalcitrantes, analfabetos,...
    A Pepi. Tienes toda la razón.
    A Cayetano. Aquí se cierra una iglesia en Madrid porque los curas no obedecen y la gente se rebota. En los países árabes eso es algo IMPOSIBLE. se la juegan

  18. Jose
    2007-04-04 04:43

    A pessoa6:
    Si, me suena lo de los españoles en los 60, tanto, que mis padres se fueron a cuatromil kilómetros en los cincuenta, pero:
    A los españoles en los sesenta, se les dejaba entrar en Europa a currar, con un contrato previo de trabajo, es decir, con papeles y vestidos al uso de los paises a los que iban. Tampoco les hubieran permitido cuestionarse la religión protestante, luterana, o “exigir” que la enseñanza pública alemana o suiza, modificara sus planes para impartir su propia religión católica. Tampoco se hubieran atrevido a presionar, para que el pueblo alemán o el suizo, cambiara su árbol de navidad por el hispánico belén.
    Las comparaciones son odiosas, pero hay diferencias abismales entre “aquella” inmigración, y esta.
    Para variar, este tema, como todos válgame Dios, está politizado.
    Los que vociferan “exigiendo” esto y lo otro para la masa inmigrante islámica, no son los individuos a los que tu aludes, los que trabajosamente envian los euros a su familia de origen, no. Los que crean esa opinión, son las rémoras que ese sufrido pueblo traen a sus espaldas, los inevitables ayatolás que se instalan allá donde hay una masa crítica de compatriotas a la que manejar y de la que erigirse en pastor.
    Te puedo asegurar , que no se trata de plumeros ocultos amigo mio, se trata como dije, de SENTIDO COMUN.

  19. Cayetano
    2007-04-04 05:33

    Parece, solo parece, que aquí nos estamos olvidando de multitud de personas que tiempo ha, antes, durante y después de la dictadura de Franco sufrieron tortura, cárcel o fueron directamente ejecutados. Fueron y son muchos los actores que contribuyeron a la mejora de los derechos de los ciudadanos. Conviene recordarlo, más que nada por que ningun régimen totalitario (o neoliberal) da nada gratis.

    Quienes se fueron de España, por razones políticas o económicas, se encontraron, en general, con nuevos aires y nuevas ideas. Algunos volvieron con dinero otros con nuevos ímpetus. Tal vez algunos de los que hoy lleguen a España (no muchos) vuelvan a sus paises con intenciones de mejorar la situación de su país. Aunque esto es un deseo, una suposición. Quizás un conjunto de personas venidas de regimenes totalitarios (religiosos o no) acaben volviendo a sus paises e inicien los cambios. O no.

    No se ha luchado aquí tanto para terminar limitando la libertad de los individuos. Que un grupo cultural asentado en España mantenga costumbres y hábitos propios de una dictadura teocrática es preocupante. Sin embargo hay que darles un margen y actuar en caso de que uno de sus miembros decida hacer uso de sus derechos (como mujer por ejemplo). ¿Que mecanismos existen para proteger al disidente?. ¿Están informadas esas mujeres de sus derechos? ¿Qué oportunidades tienen para salir de ese entorno cultural? Etc.

    Si alguien no respeta los derechos, recogidos en las leyes españolas, multa, cárcel o puerta y manta. Otra cosa es la realidad. Esas mujeres, como tantas otras, no tienen demasidas garantías juridicas y sociales de estar protejidas fuera de su ámbito familiar y cultural. Mejor un burka que sentirse apartadas de dos ámbitos: El suyo y el nuestro.

    Por último decir, todo individuo que desee hacer su vida al margen de esos guetos teocráticos no lo tendrá fácil, recibirá amenazas y unas cuantas hostias, etc. no es fácil y mucho menos aún si no tiene apoyos en el exterior. A esto sumemos la educación de las nuevas generariones … Es decir un lío impresionante azuzado por elementos religiosos intransigentes. Inevitable un poco de sangre y bastantes situaciones injustas. En una palabra, librarse de un sistema totalittario requiere un poco (o bastante) de sufrimiento.

    Se me ocurre, pero puedo estar muy equivocado.

  20. Jose
    2007-04-04 07:13

    OK Cayetano, de acuerdo en todo.
    Se me olvidava un ingrediente de este guiso complejo, ingrediente obvio y desagradable de digerir.
    Este país nuestro, es, después de EEUU, el mas trágicamente aterrorizado por el terrorismo islámico.
    11M
    El espectáculo impresentable de nuestros políticos, haciendo de la investigación al efecto, un circo, y de la falta de diálogo serio, una costumbre…
    ¿Tendrá algo que ver, con la intransigencia de ciertos portavoces-ayatolás, de la generalmente honesta, masa inmigrante islámica?

  21. Gemma
    2007-04-04 22:17

    Mucho estoy leyendo acá sobre el día en que se obligue a las madres, hermanas, mujeres, hijas, primas o sobrinas de los arriba firmantes a vestir burka o similares, y poco sobre lo que, en mi opinión, es lo importante del artículo, la libertad y su práctica.
    Si pedimos libertad seamos consecuentes, y por favor señores hombres, si un día de estos en este estado nuestro espeniol se obliga a las mujeres a vestir de una manera determinada, ¿no creen que más de una, dos y, sin ánimo de ser exagerada, unas cuantas miles saldremos a la calle a gritar “el nom del porc” y defender nuestra libertad de ir vestidas como nos salga del mismo clítoris?
    Es curiosa esa preocupación que no deja salida a nuestra opinión como mujeres libres y pensantes, exigentes y análiticas de la sociedad en la que vivimos y de la sociedad que imaginamos.
    Menos paternalismos por favor.
    Y bueno, resumiendo; Alber si defiendes la libertad absoluta pues defiendes eso con todas sus consecuencias, y si eso significa que todavía estamos por educar, qué remedio, volvamos a la escuela, y tal vez que nos vaya mejor.
    La libertad ya tiene eso, que a unos les gusta y a otros les da miedo.

    Saludos

  22. hilali errandani
    2007-04-05 07:49

    hola bueno ese es tu problema como quieras ver a la gente pero sabes.que el niqab esta escritu en el curan y el curan es un libro sagrado de dios y esa es su relegion y tienen que obedecer las normas de dios

  23. Ana Lorenzo
    2007-04-06 06:14

    Bueno, Alber, llego justo de Benavente en Zamora (no, no he estado de vacaciones) y he asistido por primera vez a una procesión de esas en las que van con capirote, a saber: tapados tapadísimos, que se les ven sólo los ojos. Los niños pequeños, para sorpresa mía, no se echaban a llorar; deben de estar acostumbrados porque los tapados dan verdadero miedo, hasta que pasan al lado y ves sus ojos y, bueno, parecen más normales. Ahora, eso es en una procesión; yo me encuentro un tío así cubierto un día normal, y me echo a correr, si no me da una crisis de las que te paraliza el cuerpo serrano. Pues lo mismo con estas señoras: veo una en una acera con poca luz y lo cierto es que el susto no me lo quita nadie. Y es que tiene razón Joseluis: no ver la cara de alguien da mucho miedo, porras. Aparte de la desventaja de, una vez superado el miedo, comunicarte con esa persona: sí, está la función fáctica del lenguaje (uhum, sí, ajá, ah,... ) pero sin gestos faciales es como hablar con un muñeco, un robot o la máquina del teléfono; no sabes qué narices interpreta de lo que le cuentas ni qué interpretar tú. Si a eso unimos que sean varias en una clase, pobre profesor.
    Libertad o prohibición. Ni idea, sólo sé que si yo tuviera que comunicarme con ellas terminaría por pedirles por favor, mostradme un signo humano, un gesto, ¿que no veis que no veo qué sí ni qué no? Vamos, frustradita perdía, yo.

    Un saludo.

  24. Rosa
    2007-04-07 04:41

    Pues seamos sinceros, la libertad para vestirse? pues si, en tus ratos libres. Veamos, uno puede ir desnudo por la calle, pero que intente ir desnudo al trabajo. Dicho de otro modo, por mi una mujer puede tocarse con velo, sombrero o casco de bombero, pero si me viene a una entrevista de trabajo vestida de esta guisa ya puede olvidarse. Tendemos a olvidar este pequeño detalle.
    En cuanto al burka o niqab, en la misma linea que otros, plantea un problema de identificación muy grave. Es por esta base que debería prohibirse.

  25. Alber
    2007-04-10 18:38

    ¿Soy el único al que los problemas de identificación derivados de la utilización del burka le traen al pairo? ¿Pero es que los ciudadanos estamos obligados a ser identificables de inmediato? ¿Dónde pone eso? Yo paso. No, no y no, me niego a entrar por ahí. Cada vez más a menudo, dejo el DNI en casa. El estado dice que es obligatorio llevarlo, pero yo me declaro insumiso a esa ley: que me lleven a comisaría y que me identifiquen allí.

    Resumiendo: que las pegas que yo le veo al burka no tienen nada que ver con la identificación. Yo hablo del burka como instrumento de represión humana. Ahí está la madre del cordero.

  26. Ana Lorenzo
    2007-04-10 23:16

    Bueno, Alber, es que tú entraste “engañando”, o yo leí muy apresuradamente y lo cierto es que esta vez no tuve tiempo de leer el hipertexto, de ir a los enlaces; vaya, que me creí eso de que el niqab no se asociaba al Islam; por cierto que entonces me quedé con la boca abierta y pensé, pues con qué se asociará. Así que no lo tomé como el burka, sino como una costumbre cultural (horrorosa), convenida en un país que por una de esas casualidades era musulmán.
    Te doy la razón en que cualquier tipo de humillación pública debería prohiibirse. Y no creo que la revolución corresponda a la víctima; es una estupidez esperar que sea el esclavo el que consiga la abolición de la esclavitud: en Norteamérica fueron los hombres libres y los esclavos los que lo hicieron, si no, cuánto más no habría tardado.
    Pero es muy difícil ver dónde está la línea. ¿Las mujeres jirafa que están tan orgullosas de sus cuellos? ¿Los hombres con labios mutilados por los platos? Estos hombres y mujeres de distintas tribus no llevan niqab, llevan unas joyas que, además, les malforman su cuerpo. Se les puede explicar que su cuerpo sufre y dura menos, que hay otra forma de vida…
    No sé, no ando inspirada. Tengo claro que si se impone algo a alguien (sin imponérselo uno mismo, como el hecho de lávate los dientes, abrígate, ponte crema para el sol, etc.) es malo y hay que defender a la víctima; pero si la víctima ve mal la alternativa que le ofrecen…
    Un saludo.

  27. Alber
    2007-04-10 23:56

    No creo que engañase: yo dije, y digo, que el niqab no es una prenda asociada al Islam. Es una cuestión cultural de algunos países del Golfo Pérsico. Además, en esos países la religión predominante es el Islam.

    En lo demás, muy de acuerdo.

  28. sendy
    2007-04-30 21:06

    la verdad es que la persona que alla escrito lo de arriba del todo tiene muchisima razon.yo soy la primera en ver aalguien ridicula por la calle y yo soy la primera en reirme,pero alomejor al dia suguiente la vulvo a ver y sigue vistiendo igual,y la verdad es que para dentro de mi pienso que le da igual olo que le diga la ente que es su estilo y que puede hacer lo que le de la santa gana. y sobre lo de las moras que van tapadas hasta los pies…yo tengo 15 años y cuando las veo me entra un escalofrio por el cuarpo flipante,pero cuando las miras a los ojos…lo que te dan es pena por que ami no me gustaria,que el dia de mañana mi marido me obligase a llevar eso que po cierto lo mandaria al cuerno,pero alomejor esas mujeres se quitan ese traje y son bellisimas,pero los hoimbres se piensan que se las van a quitar.esas mujeres tiene que respar a sus hombres igual que ellos a nosotras pero…si en alguna caso se llegan a enamorar de otro hombre…pues eso ya es cosa del amor y del destino.no creo que ese traje impida a una persona enamorarse de otra.y si para los marroquienes todas las que no lleva pañuelo son putas…pues lo soy a mucha honra por que yo no llevo pañueloi por qeu soy española y a mucha honrra y las moras tambien se tendrian que quitar el pañuielo y eso trajes para estar aquie en españa por que esto es un pais libre no es marruecos.

  29. JUAN
    2007-10-18 20:48

    AQUI NO SE VISTE ASI,SI QUIEREN VESTIR ASI QUE SE VAYAN A SUS PAISES.

    ESTO ES ESPAÑA Y PUNTO,YA VALE DE TANTA TONTERIA.

  30. Tus muelas
    2008-04-02 01:48

    Eres un subnormal.

  31. layla
    2009-05-22 07:44

    yo soy musulmana no llevo ningun tipo de velo pero al igual me siento musulmana y veo bien el uso de toda clases de pañuelos siempre y cuando sea por libertad de decision propia de la mujer. me parece poco indicado que hablen ustedes del islam, cuando NO SON MUSULMANES Y NO PUEDEN SENTIR LO MISMO QUE NOSOTROS RESPECTO A NUESTRA RELIGION y me parece que en lugar de opinar entre ustedes deberiais preuntarle a una mujer musulmana con pañuelo que siente, porke en el 95% de los casos es por libre eleccion. y no olviden que para lo que ustedes es estetica y belleza, no tiene que serlo para el resto del mundo. yo cuando me sienta prepara, aun soy joven, tengo 18 años, me pondre el pañuelo y lo llevare con mucho orgullo y dignidad ya que es una decision absolutamente MIA y que me hara sentir mucho mejor espiritualmente. La cuestion del velo es algo mucho mas transcendente que un trozo de tela, es la IDENTIDAD de una religion y de una cultura distinta a la vuestra, por lo tanto, no intente occidentalizar el mundo ya que cada uno tiene sus costumbres (ojo, yo tambien veo mal y denuncio el radicalismo islamico, pero es la minoria).



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal