Libro de notas

Edición LdN
El mundo gira sobre un eje podrido por Alber Vázquez

Alber Vázquez es escritor. “El mundo gira sobre un eje podrido” es una columna de opinión que se publica todos los lunes y que alberga como firme propósito convertir a este planeta en un lugar más habitable donde los hombres y las mujeres del mañana puedan compartir su existencia en condiciones igualdad y justicia. Estamos seguros de poder lograrlo. El mundo gira sobre un eje podrido dejó de actualizarse en abril de 2008.

Cómeme el coño, santurrón

Resulta que tiempo ha, un fotógrafo llamado JAM Montoya hizo una serie de fotografías mezclando iconografía religiosa e iconografía pornográfica. Pues de acuerdo. A mí no es que me entusiasmen, pero tampoco me desagradan. Como cientos de cosas que puede ver uno a lo largo del día. Bien, por un quítame allá esas pajas, el PP saca ahora el tema a colación, a ver si así le cuela un marrón al PSOE. Al parecer, oh pecado mortal, la gente del PSOE en Extremadura le financió exposición y catálogo al pornógrafo sacrílego. Y ahora, se van a cagar por las patas. No lo digo yo: es tan burdo el ardid que hasta a algunos periodistas conservadores les ha chirriado. Que sí, que al adversario hay que tocarle los cojones todo lo posible, pero, por Dios, con un mínimo de elegancia. ¿Qué es eso de airear basura de cuatro años atrás?


Foto: “Las noches oscuras de San Juan de la Cruz”, de JAM Montoya.

Inmoral es poco, para lo que se ha dicho de las fotografías en cuestión. Personalmente, considero la moral como un asunto privado y de la puerta de la casa de cada cual para adentro. Lo demás, es una intromisión en la libertad de expresión. Montoya fotografía a Jesucristo crucificado con la polla dura, sí. Pues lo único que debemos hacer los demás es asumirlo. Yo lo asumo. Es más, me importa un huevo. Allá Montoya con sus cosas. Si eso le hace feliz, adelante, está en su derecho. Pero no, la iglesia católica no lo ve así. ¿Qué es eso de emplear la libertad de expresión para blasfemar? ¡A la hoguera, si hace falta! Que le den por culo a la Constitución, que primero está Dios y luego su caterva de santos, santones, curillas, monjitas y la puta madre que los parió a todos. No, afirmo: hay que aprender a joderse cuando algo que otro hace, estando en su derecho de hacerlo, a ti no te gusta. Todo el mundo tiene que aprender a joderse. Yo me jodo un día sí y al otro también. Todos nos jodemos bastante más de lo que desearíamos. Pues los obispos y los meapilas deben aplicarse el cuento: si algo no te gusta, te jodes, pero no pides la cabeza del blasfemo en una bandeja.

Si, como en la fotografía que ilustra esta columna, un señor de Ávila le come el coño a una monja, la única opción que a los demás nos queda es opinar. Pero no solicitar que rueden cabezas. El señor de Ávila, a la sazón San Juan de la Cruz (que, por cierto, fue confesor de monjas el muy sátrapa, mira tú por dónde), tiene su lengua en el clítoris de una joven que, hasta donde yo llego, parece experimentar cierto regocijo. Normal. Comer coños es una cosa buena. Habría que gritarlo a los cuatro vientos. Tendrían que subirse los curas a los púlpitos y pedir a sus feligreses que, al salir de misa, fueran corriendo a casa y les comieran el coño a sus chatis. ¿Qué pasa? ¿No es el clítoris obra del Señor? ¿No lo es la lengua? ¿Acaso dijo Jesús que no os comierais el coño los unos a los otros? No, no lo dijo. Dijo aquello de dejadlo todo y seguidme, pero en la Biblia no pone nada acerca de comer coños. Puedo asegurarlo porque fui a un colegio católico y de eso sé un rato.

Entonces, a ver, ¿de quién ha partido la idea de que comer coños es algo sucio, más aún si lo hace un santo varón? ¿Por qué escandaliza tanto a los curas? ¿Lo han probado y han constatado que la lengua te arde? ¿Y por qué no iba a sentir San Juan de la Cruz el deseo de comerle el chichi a una de esas monjas a las que confesaba a diario? El amigo Juan Yepes era un hombre. Estaba en sus genes lo del tirón sexual y, me juego lo que sea, pensaba más de una vez en beneficiárselas a todas. Eso, o concluir que era gay. Lo cual, para la Santa Madre Iglesia, es ir de Guatemala a Guatepeor. Sí, sí, que siga con lo de los coños, que lo único que nos faltaba ahora es que se pusiera a mamar pollas…

Alber Vázquez | 19 de marzo de 2007

Comentarios

  1. Ana Lorenzo
    2007-03-19 16:42

    Lo del oportunismo en «airear la basura de cuatro años atrás» es feo feíto, desde luego. Pero la queja no era por las fotos en sí: la del PP era por el dinero público invertido, que al final parece que sólo fue en los catálogos, y que ya hubo las disculpas pertinentes y caso cerrado. Cuando uno se queja debería decir todo, pero claro, así no habría habido publicidad en los medios. La del obispo tengo entendido que fue por el hecho de que la exposición se coló en una iglesia: ¿cómo narices logró colarla allí el autor?, ni idea, pero no creo que dijera el contenido concreto de sus fotos. Una cosa es hacer las fotos que le dé la gana y otra es ponerlas en una iglesia; a mí me parece eso algo así como si los chistes de Mahoma (que eran graciosos, por lo que vi, y encima Mahoma salía vestidito y con turbante y normal y corriente) los hubiesen metido en una mezquita.
    Bueno, la foto que has elegido es de las mejores, ¿no?, porque he ido al enlace que das del 20 minutos y he visto una caca encima de un cáliz. A mí esa foto me parece que a lo mejor resume lo que quiere el autor, con lo que no me interesa mucho más cómo interpreta la iconografía religiosa: si se caga en lo más sagrado del cristianismo, pues supongo que sólo quiere provocar.
    Entiendo que lo llaman pornografía por lo obsceno en el sentido de ofensivo, y no por excitante sexualmente, porque la verdad, ni las peores películas…
    Un saludo.

  2. Marcos
    2007-03-19 18:35

    El tercer párrafo es de antología, Alber. Y no sólo nada dice la Biblia de comer coños, sino que tampoco dice nada de la abstinencia sexual obligatoria de las monjas: casi todo eso vino después, y forma un poco todo parte de esa mirada sucia de la que hablábamos el otro día.
    A mí las fotos no me dicen nada de nada, más que alguna leve sonrisa por lo herético; entiendo que le molesten profundamente a mucha gente; pero como bien dices, a mí me molestan decenas de cosas y me aguanto.

    Saludos.

  3. Cayetano
    2007-03-19 19:08

    En primer lugar apuntar al sitio del autor donde se encuentran las fotos. Según esto fueron realizadas en el año 1997, primer dato. Segundo, Montoya además de mostrarnos la supuesta vida intima (más o menos) de iconos religiosos cristianos es uno de esos tipos que salta de cama en cama de responsable institucional para conseguir un bonito fondo curricular , como todo artista que se precie. Sanctorum se editó en el año 2003, In Breedin 1995-1998 en el año 1998. Para despistados: Estamos en el año del señor 2007, para los chinos el año del cerdo. Tiempo de prosperidad y tal. Cuatro años (más o menos) despues de cometido el pecado se lanza campaña, que casualidad que nos enteren ahora. ¿Es Montoya uno de esos artistas lameculos de burócrata cultural?

    Puestos a provocar tambien podemos usar los iconos culturales. :) Mi opinión: Las fotos de Montoya no tienen que ser necesariamente arte (salvo que necesiten justificación presupuestaria para ser coeditadas con dinero público),

  4. Cayetano
    2007-03-19 19:26

    Por ejemplo, siguiendo con la coña. Juan Manuel Bonet pertenece al selecto club de los ciudadanos de Culturburgo y está cualificado para señalarnos qué cosa es o no arte no cita a Montoya , quizá ahora reconsidere su postura.

  5. aberron
    2007-03-19 19:42

    Que Cristo tenía polla es una circunstancia innegable, como demutesra el hecho de que se conserve el santo prepucio en la catedral de Santiago de Compostela

  6. Un paseante
    2007-03-19 21:44

    La verdad es que técnicamente son buenas, pero conceptualmente son baratas. Anda que no es fácil coger un asunto que inspire respeto a un segmento amplio de la sociedad y mezclarlo con el sexo… Es como el caca, culo, pedo, pis de los niños. Pueril. Que otros, con escaso criterio y nulo juicio, exalten estas fotos es sólo una prueba de la necesidad de la sociedad moderna por buscar la transgresión.

  7. La Perrichola
    2007-03-20 03:04

    Pues sí, amigo Alber, va a ser que sí era gay.

  8. Alber
    2007-03-20 05:09

    Lo del Santo Prepucio, ¡es verdad! No lo sabía, pero ahora que lo he buscado y he leído sobre ello, no salgo de mi asombro. ¿Pero puede haber un tipo más subnormal que aquel que custodia el presunto pellejo arrancado a la polla de Jesucristo? Lo pones en una novela y el editor te la devuelve con la nota de "poco creíble".

  9. aberron
    2007-03-20 17:31

    Yo nunca miento :-)

  10. María José
    2007-03-20 17:46

    Yo veo tres aspectos implicados:

    1. La subvención del arte. Estoy totalmente en contra, creo que es inútil o contraproducente. En una tertulia, la mujer de un ministro de cultura preguntaba, con una preocupación sincera, cómo garantizar que no fuera estigmatizando o ignorando un artista al que futuras generaciones consideraran como un genio. Yo en ese momento pensaba (y sigo pensando) que una de las cosas que caracteriza a un genio es dar un salto difícil de seguir por el resto y que, casi por definición, es imposible que su marginación por parte de las masas no ocurra. Por eso sólo creo en los mecenas, que son como los genios pero en versión espectador. Pero ahora le daría una solución: subvenciónenos a todos, páguenos un dinero al mes por si en un futuro somos unos genios, así no se equivocará.

    2. Como dice William James: “el instinto dirige, la lógica sólo le sigue”. Para valorar bien nuestra postura ante algo, propongo el siguiente ejercicio. Suponga que las fotos, con la misma calidad y valor artístico (sean estos los que fueren), hubieran sido hechos por un individuo de una ideología que no me agrada y sobre un tema que me agrada. Por ejemplo, supongamos que alguien decide hacer una obra de arte sobre la religiosidad secreta de Marx, Lenin y el Ché, fotografiarlos mientras rezan a Dios en los últimos momentos de su vida. Porque igual que habéis decidido que San Juan tiene un deseo sexual parecido al de la mayoría de los mortales (o por las monjitas o por los monjes), no es menos cierto que la mayoría de los mortales sienten miedo ante la muerte y que el sentimiento religioso (os guste o no) está muy arraigado en el ser humano. La uniformidad del ser humano por encima de todo, por lo tanto, este sentimiento debe formar parte de los sentimientos de Marx, Lenin o el Ché. Y además, que esta obra hubiera sido subvencionada, en aras de la libertad de expresión, por la Comunidad de Madrid. Reconozco que el ejercicio que propongo es un poco difícil porque como dice James la lógica va detrás, por lo tanto, la primera respuesta es: me habría comportado igual. Hay que ejercitarse mucho, pero al final tiene un efecto muy beneficioso sobre el individuo y la sociedad.

    3. Coincido con el paseante en que esto no es más que un déjà vu, pero no tiene nada de trasgresor. El autor sabía perfectamente que su obra recibiría apoyo, independientemente de todo, porque conectaría con el instinto de mucha gente. Lo trasgresor ahora debe ser algo distinto. Esto me recuerda a un amigo de mi hermano que, intentado ser prudente, le dijo a su madre: “Juan ha dicho: me cago en tu puta ma… y lo que sigue”.

  11. Miguel A. Román
    2007-03-20 17:52

    De las tensiones entre la religión y el erotismo tiene bastante más culpa la primera. Montoya me parece simplemente un provocador, pero le puedo conceder que tal vez intentó sacar a la luz sus propias perversiones blasfemas, algo nada infrecuente en una sociedad que por un lado alienta las compulsiones sexuales y, por otro lado, intenta reprimirlas con incrustación moral, religiosa o no. No más grave que las imprecaciones de “me cago en Dios” o “la puta Virgen” que más de una vez he escuchado de bautizados.

    Pero lo que me inquieta es que se reconoce que el derecho a la libre expresión está limitado a no cometer difamación ni atentar sin pruebas contra el honor.

    Pero ese derecho a la propia imagen no parece contar para los fallecidos, con lo cual me inquieta que cualquier descerebrado podría publicar una imagen trucada de mis familiares occisos participando en actos pedófilos. No es que eso me cambiara mi vida, pero me apetecería que el honor de las personas estuviese a salvo más allá de su tumba.

    No me afecta si Saulo de Tarso era un putañero, si Khedrub Gyatso, 11º Dalai Lama, se beneficiaba a las hembras de yak o si Karl Marx explotaba sexualmente a adolescentes, pero si alguien quiere insinuar que eran farsantes en las creencias que públicamente defendían, se le deberían exigir pruebas históricas o callarse.

  12. Marcos
    2007-03-20 18:30

    María José: siempre he pensado eso: subvención no, mecenazgo sí. La primera relación es peligrosísima por todo lo que puede ocultar; la segunda es diáfana.

    Miguel: terreno movedizo… creo que hay que diferenciar entre los individuos, la ciudadanía (tus familiares) y los personajes históricos o de ficción. Y digo lo de ficción a propósito, para enlazar con tu último párrafo: ¿hay que exigirle entonces a la Iglesia que pruebe todas y cada una de las cosas que le achaca a Dios o a Jesucristo o a la Virgen?

    Si dibujo a Tintín cepillándose a Milú (por algún sitio lo he visto) estoy mofándome de unos iconos culturales; si grabo al vecino fornicando con su esposa y lo muestro públicamente cometo un delito de —no conozco el tecnicismo— profanación de la intimidad.

    Y en cualquier caso: si un historiador publica un ensayo en el que sostiene que Marx explotaba sexualmente a adolescentes, tendrá que probarlo, o al menos la comunidad de historiadores le pedirá que lo pruebe o le ignorará. Si un escritor escribe una novela en la que Marx es un personaje y explota sexualmente adolescentes, puedes no comprarla, publicar una reseña poniéndo verde el libro o ignorarlo, pero nada más.

    Saludos.

  13. Alber
    2007-03-20 19:21

    Hay una cosa que se llama el derecho a la sátira, que entra dentro del derecho a la libre expresión. Yo hablo de España, que es lo que conozco, pero aquí puedes mofarte de un persona con relevancia pública y, en principio, no te va a pasar nada pues a ellos les entra en el sueldo. Es lo que hacen los caricaturistas con Zapatero, Rajoy, etc. Son personajes que tienen proyección pública y han decido que así sea sin que nadie les haya obligado a ello. Muy diferente es mofarse o ridiculizar a cualquier particular. Ese sí tiene derecho a estar protegido contra la mofa, el libelo, el insulto, etc.

  14. Cayetano
    2007-03-20 19:45

    Con permiso :)

    Considero que los temas que toca Albert y la forma de exposición de los mismos son eficientes, Leer sus artículos resulta interesante y genera comentarios que te hacen reflexionar. Decía Miró que la obra de arte tiene que dar un golpe al espectador. ¿Si nadie te lee o ve para que escribes o pintas?

    A pocos les interesa el aspecto místico-poético o transgresor de San Juan de la Cruz. La imagen de un SJ de la Cruz lamiendo coño es más interesante como transgresión que un poema suyo. Así, no es raro que se compare el placer de la lectura de lagunos de sus versos con un orgasmo. Orgasmos y emoción estética son cosas diferentes.

    Al parecer es necesario escandalizar mostrar pollas y coños fuera de contexto. Pero esta actitud transgresora del artista moderno acaba por inmunizar al público. ¿Que nuevo escándalo puedo montar?.

    El público, incluido yo mismo, está modificando sus patrones de respuesta ante diferentes proposiciones estéticas. En estos momentos me estoy acordando de la sensibilidad de Diego Vasallo o Paul Klee de dificil encaje en una subvención o promoción político publicitaria. Esa sensibilidad, por ejemplo, no es un modelo a seguir para el artista adolescente. ¿Quien va a escuchar el silencio? o a quien le importa estos versos:

    Mil gracias derramando,
    pasó por estos sotos con presura,
    y yéndolos mirando,
    con sola su figura
    vestidos los dejó de hermosura.

    Sin embargo: Mierda como, mierda soy, mierda quiero (La frase tampoco es mía).

  15. joseluis
    2007-03-20 20:25

    Yo no le daría tantas vueltas a lo del “santo prepucio”, más bien porque los hay en numerosos lugares (todos de culto, especifico), de donde se puede deducir que en grandes cantidades, de donde resulta que … bueno, me callo, que eso sí que resultaría porno y no toca.

  16. Miguel A. Román
    2007-03-21 02:00

    Marcos: ¿Entendiendo por Iglesia el estamento clerical vaticano-dependiente o la comunidad de creyentes de cualquier profesión cristiana?

    En cualquier caso, suponiendo a Jesús de Nazaret un personaje histórico, que tampoco es tanto suponer, y dando a los evangelios (tanto canónicos como apócrifos) mediana credibilidad sobre su talante, no veo que la frase “dejad que los niños se acerquen a mí” se inscriba en un contexto asimilable a una sospechosa pedofilia

    Esta última foto, por ejemplo, me agrede. No lo veo como una sátira sino como un insulto directo a mis creencias religiosas. Me aguanto, claro, pero no quedo indemne.

    ¿Está todo permitido por la libertad de expresión? ¿Y si monto una exposición fotográfica de nazis sodomizando a prisioneros judíos? ¿Y una de terroristas bailando y brindando o defecando sobre las tumbas de sus víctimas?

    Empero, entiendo bien que no es fácil trazar una raya y que la creatividad de un sujeto no puede verse limitada poniéndose a suponer si ofenderá o no a alguien.

  17. Alber
    2007-03-21 02:31

    Yo puedo demostrar con pruebas irrebatibles que los nazis existieron y que mataron a millones de judíos de una forma especialmente truculenta. Que alguien me demuestre que Jesús de Nazaret es un personaje histórico. No ya que es Dios: simplemente, que existió como ente viviente. Es lo mínimo que debería hacer todo aquel que exige tanto respeto.

  18. joseluis
    2007-03-21 02:38

    ... mataron millones de judíos pero también, y de otros colectivos (eslavos, gitanos, homosexuales, y otros que no me vienen a la memoria). Sólo que únicamente los judíos vienen obteniendo satisfacción e indemnización. Parece que per saecula saeculorum. Otra utilidad de las religiones, será. Y no he dicho nada de lo que ocurre en Palestina, oigan. Más que otra cosa, por no salirme del temita. Que era, ¿por qué unos cuantos contrarios a la exposición fotográfica aquella, exigen respeto y dan tan poco?

  19. Miguel A. Román
    2007-03-21 04:57

    Es curioso. Existen muchas más pruebas de la tangibilidad histórica de Cristo que de la de Homero, Salomón o Sidharta.

    Como supongo que no aceptarás ningún escrito ligado “sentimentalmente” al cristianismo, puedes ir empezando por el libro de Flavio Josefo.

    Por otra parte, me apetece exigir respeto para mis creencias íntimas por simple respeto a mi libre albedrío.

    Creo en Jesucristo, Dios hijo único de Dios, como creo en la fidelidad de mi pareja, sin que medie prueba alguna; y de hecho, si necesitase prueba alguna en ese mismo acto dejaría de creer en Él y de amarla a ella.

  20. Alber
    2007-03-21 05:12

    Respeto mío tienes. Yo, por mi parte, me declaro caballero Jedi. Declaro solemnemente que, de ahora en adelante, creo sólo en la Fuerza y en su control. Respeto exijo. Y subvención también.

  21. Cayetano
    2007-03-21 18:43

    Más petroleo para alimentar el calor del debate político oportunista: CiU denuncia el catálogo de una exposición de Nazario inaugurada en 2005

  22. Ana Lorenzo
    2007-03-21 19:02

    Pues parece que vuelve la censura con fuerza. Lo cierto es que yo no veo ofensa en Dolce y Gabbana (¿o es Gabanna?), —lo de Armani ya es el colmo— y sí la veo en lo de las fotos de Montoya. Pero el caso es que no la veo en lo de Nazario (sólo he visto lo que pone en el enlace que das tú, Cayetano), quizá porque sé que es un dibujante de cómic porno y revulsivo. Yo en estos casos, prefiero el sentido común a la censura: no me gusta, no lo veo; no me gusta, me ofende y me lo quieren meter en la iglesia, de la cual soy el custodiador, en el caso del obispo, no le doy permiso. El problema del dinero público para las cosas de todos es que, generalmente, muchas cosas no nos gustarán e incluso irán en contra de nuestros principios. Lo mejor es considerarlo un mal menor de esta sociedad. No me digáis que todos estáis de acuerdo con cómo se gestiona el dinero de vivienda, de educación, de sanidad… con todos los temitas polémicos que conllevan. Pues el de cultura, lo mismo. Ajo y agua, supongo, hasta que inventemos un sistema mejor.
    Un saludo.
    Ah, lo de probar la existencia de Cristo como personaje histórico, un historiador o teólogo competente lo hace sin dificultad (a mí no me miren), pero lo de la divinidad de Cristo, tiene razón Miguel A. Román, Alber, es cuestión de fe, o la tienes o no, o se te da o no (nunca es tarde).

  23. joseluis
    2007-03-21 19:35

    No hablando de mecenazgo sino de pura subvención a la cultura. Habida cuenta de cultura polémica, respeto, etc., os propongo lo siguiente. Supongamos que somos un comité que debe preseleccionar el reparto de, digamos, 10 millones de euros de subvención/anual a actividades artísticas. Dado que, vg., el 15 % de la población española más o menos, es católica (y cumple), ellos tendrían “derecho” a un 15 % de la subvención. Si hay un ateísmo (o agnosticismo) de vg., un 50 % o más, ellos tienen “derecho” al 50 % de subvención. Y etc. Hay otros criterios, claro, pero centrémonos en ese temita.

    Pero el caso es que la minoría católica (así convendría llamarla: las cosas claras) copa una inmensidad de subvenciones (sobre arte y en enseñanza, sin ir más lejos) y por si les faltara algo, tienen omnipresencia (material, que no espiritual) doquier y más etc.

    Desproporcionado, diría.

    Y al que dice exigir respeto a sus ideas íntimas por simple respeto a su libre albedrío … nada que ver una cosa con la otra. Esto es, no hay relación causa/efecto. Prueba : justamente, el caso del fotógrafo que nos ocupa. Cuyo libre albedrío está siendo muy criticado, por decirlo suavemente, por vosotros. En fin, qué cruz…

  24. Miguel A. Román
    2007-03-21 21:20

    joseluis: (por alusiones) no veo de donde has deducido que yo soy católico.

    Aunque tampoco entiendo por qué la secta católica se arroga la exclusividad sobre la imagen de Cristo, pero ese es su problema.

    Pero, concretando, en la imagen que he señalado, no me siento lesionado corporativamente en mi comunidad religiosa sino en mi sentimiento personal, en similar forma en que alguien podría sentirse ante una ofensa al honor de su madre.

    Y no protesto, ni critico, ni pido limitar el libre albedrío del artista ni mucho menos su cabeza o la destrucción de su obra. Ni siquiera creo que la intención del autor fuese insultar a nadie. Y, aunque hubiera intencionalidad, como dice Alber, no me quedan más cojones que joderme…. y me jodo… pero quedo jodido pues.

    Pero, al margen del caso concreto, lo que yo pregunto es si absolutamente todo es justificable (no digo “legal”) en nombre de la “libertad de expresión”.

  25. joseluis
    2007-03-21 23:58

    Buenas, M.A. Román (por alusiones también). Pues no he afirmado que seas católico, ergo …

    Al asunto. Preguntas : ¿todo es justificable por la libertad de expresión? La respuesta tópica es que mi libertad de expresión termina donde comienza la tuya. De donde quienes son contrarios a la exposición fotográfica de marras, que no vayan a verla. Hay otra respuesta también, que quienes (otros) tantas veces han atacado la libertad de expresión ajena, mejor harían en callarse, digamos que durante un par de milenios, para compensar. Son esas dos respuestas, básicamente. Sin que impidan diálogo, por supuestísimo. Pese a toda mi prevención sobre qué cosa entienden las religiones por “diálogo”. Que suele quedarse en un sermoneo …

    Y con todo cariño, no exageremos metiendo a nuestra(s) madres(s) en el asunto, por favor. No es eso, no son ellas, ellas no son comparables. Saludos.

  26. María José
    2007-03-22 02:05

    En mi anterior comentario, me mantuve al margen de la polémica con la iglesia o la religión, intentaba simplemente analizarlo desde el punto de vista del arte (o lo que quiera que fuere) y hacía más referencia al texto de Alber que a las fotografías. Reitero que las fotos me parecen sosas, las he visto varias veces y, como todo lo malo, cuanto más las veo más me aburren.

    Pero ya que aparecen en varios comentarios los tópicos de siempre me gustaría opinar, que según Alber es de lo que se trata, desde mi libre albedrío (que también habría mucho que decir sobre el mismo):

    1. Si lo que pretende es un análisis de la sexualidad en la naturaleza humana, me parece burdo y trivial. Por cierto, que releyendo el título de artículo me he acordado de un suceso que ocurrió hace unos años. Un loco entró en un convento y asesinó a una monja, las demás estaban escondidas y, cuando las vio, una de ellas le preguntó: ¿qué quieres?, él le dijo: comerte el coño y ella respondió: ¡ah, es eso!, le quitó el cuchillo y llamó a la policía. No todo el mundo tiene las mismas represiones sexuales.
    2. Si lo que se pretende es hacer una crítica a los abusos de la iglesia, a los años de censura,… que poca habilidad la del autor al escoger los personajes que ha escogido para las fotos. Probablemente cualquiera de nosotros estemos más cerca de cualquiera de los tópicos que José Luis critica que San Juan de la Cruz (yo sí pertenezco a la misma secta que él).
    3. Lo de cómo ellos lo hicieron, nosotros más; como su abuelo a mi abuelo, yo a su nieto; reconozco que forma parte de la naturaleza humana, pero a mí no me interesa (salvo como psicóloga). Yo prefiero eso de: “si he visto más lejos es porque estoy subido sobre los hombros de gigantes”, lo otro me parece como mirar para abajo, con lo que la caída debe ser muy fuerte. No creo que la obligación de una generación sea saldar las cuentas de las anteriores, no quiero dedicar mi vida las cuitas de otros.
    4. Si el autor no pretendía nada, creo que lo ha conseguido. Como el 99,9% de las obras de arte actuales, para que no penseis que mi opinión tiene que ver con el contenido de sus fotos. De hecho me parecen todavía más aburridas las de la colección de jazz. No creo eso de que todo vale en arte, pero eso es otro tema.

    Que conste que no critico el libre albedrío del fotógrafo, sino el resultado de la utilización del mismo.

  27. Ana Lorenzo
    2007-03-22 02:30

    El catolicismo no es una secta, chicos, es una religión. Que dentro de ella haya gente que pertenezca a sectas o que parezca de una secta no lo convierte en una. En cuanto a no mirar atrás, en el sentido que lo dices, María José, estoy de acuerdo, pero, Joseluis, cuando hablas de un 15 % de católicos en España, yo más bien miraría un poco atrás y contaría con la mucha gente que no es católica, ni cristiana, pero sí ha tenido una referencia cristiana en su niñez, que es mucha: de ahí que llegue la iconografía religiosa a tanta gente; si no no sería así. De lo de los dos mil años atacando la libertad ajena… de todo hay, porque hace dos mil años, y mil novecientos, y mil setecientos, y mil quinientos… muchas instituciones no religiosas y muchas personas con poder (el que no puede, no actúa ni para bien ni para mal) atacaban también.
    Lo del holocausto judío, prefiero no comentarlo mucho; no entiendo que cuestiones todo. Eso de echar en cara que se estén cobrando la masacre, feo feo. Mataron más razas, sí, pero por desgracia, suerte o lo que sea, los que les molestaban más, por estar más presentes y tener más bienes, eran los judíos, y con ellos comenzaron y con ellos se ensañaron. No les arriendes la ganancia.
    Un saludo

  28. joseluis
    2007-03-22 03:08

    Buenas,

    Por alusiones, a Ana Lorenzo, aunque estés en desacuerdo conmigo (y yo contigo excepto cuando dices de arte), sí razonamos razonablemente, valga el término. Pero, lo que dices que digo de los judíos y queda feo, feo … pues mira, eso es opinable, pero no llego a decir que se estén cobrando la masacre, no tanto. Por ejemplo hubo por entonces cierto asuntillo de matanzas antijudías organizadas en Polonia por … católicos. Idem y antes, en la Rusia zarista, por ortodoxos. Fuera de indemnización, parece. Y otras matanzas, con no-judíos de víctimas, que también. En fin, que en este desgraciado planeta se han producido (y producen) demasiadas matanzas, todas y cada una de ellas, criticables, desde la primera víctima hasta la última. Lo que también veo inmoral, drásticamente inmoral, es que ahora en Palestina y casi siempre, casi sólo las víctimas judias resulten indemnizadas. Es eso. Lo siento por los judíos asesinados por los nazis, en verdad. Y me asquea, profundamente, que no se indemnice a gitanos o a gays también asesinados por nazis. Y de Palestina no digo nada por hoy. O de los esclavos en USA. Y tantos casos. Ese desequilibro, ese privilegio en la indemnización, me parece tan asqueante, tanto. Si es que me he explicado bien …

  29. Miguel A. Román
    2007-03-22 03:47

    El cristianismo, el islam y el budismo son religiones. El catolicismo romano, el chiismo y el zen son sectas, esto es, interpretaciones de la doctrina y variaciones en el rito.

    El hecho de que los católicos romanos sean mayoritarios en tu entorno no concede ninguna patente de corso y menos una posición hegemónica (o no debería). En Armenia, donde son mayoritariamente cristianos, solo un 2% de la población es católica.

    Por eso (y por otras cosas) salto (educadamente) cuando alguien que tenga sus cuentas particulares con el clero católico extiende sus improperios contra todo tipo de creencia religiosa, normalmente sin conocer ni ligeramente su doctrina, su organización ni su historia.

    Y aún entre los romanos, los creyentes de base, que es lo que realmente se ha de llamar Iglesia, no son responsables de los desmanes presentes, y mucho menos pasados, de sus dirigentes. Esas personas me merecen respeto por sus creencias, cuando no admiración por mantenerlas con la jeraquía que les ha tocado.

  30. Alber
    2007-03-22 05:08

    Ana, Miguel,

    La dicotomía secta/religión es una simple cuestión de tamaño. Si tienes pocos seguidores, eres una secta; si tienes muchos, una religión. Por ejemplo, el cristianismo, allá hacia el 33 d.C. no era más que una secta escindida del judaísmo: unos cuantos chalados se reunían para seguir la enseñanzas de Jesús. Luego les fue bien y la cosa cuajó: religión al canto.

    En esto, como en todo, el tamaño importa.

  31. Miguel A. Román
    2007-03-22 16:26

    Cielos, Alber, ¡qué rápidamente has asumido la realidad histórica de Yehuh ben Daví ! :)

  32. Ana Lorenzo
    2007-03-22 19:07

    Mira tú, y yo que creía que una secta era un grupo que amparándose en una ideología religiosa te quitaba poco a poco, para no levantar sospechas más que nada, el sueldo, las propiedades, la voluntad… y que se diferenciaba sobre todo de la religión en esto y en que los que estaban en el meollo del asunto no se creían ná de ná de lo que predicaban. A ver si va a ser que mi mamá nos va a dejar sin heredar por culpa de la secta esa que dices, Alber, y que cualquier día me la llevan un domingo de esos que va a misa en una abducción colectiva. Este fin de semana voy a detenerla con todos los parientes altos y fuertes disponibles (por si hay sectarios sectoriales altos y fuertes que nos persigan, digo, que el tamaño sí importa).
    Un saludo

  33. Pedro
    2007-03-23 05:30

    Hay sectas políticas, como la secta socialista. Hay que respetar la loibertad de expresión, Conforme. Yo, haciendo uso de mi libertad de expresión, publico montajes fotográficos artísticos de la madre de Montoya con un perro copulando. En virtud del principio anterior, no se me debe prohibir ni censurar.

  34. Pedro
    2007-03-23 05:37

    Según el razonamiento del autor de este bolg, todo aquel que sea hombre tiene en sus genes el tirón sexual y, en consecuencia, no debemos prohibir que se beneficie a cualesquiera mujeres pasen por su lado. Zapatero es hombre, posee tirón sexual, en consecuencia piensa en tirarse a sus secretarias y compañeras de partido. Y así sucesivamente. Siempre pensé que la izquierda anticlerical era estúpida, pero ahora lo tengo ya confirmado.

  35. rete
    2007-03-23 07:38

    el nivel del debate ha sido excelente hasta el comentario 33. Da gusto leerse todos los comentarios.

  36. Alber
    2007-03-23 16:54

    No, rete, no, agradezco sobremanera la frescura que ha aportado Pedro al debate. Se me estaba llenando el blog de intelectuales, por Dios…

    Pedro: más o menos, sí. El varón siente el tirón sexual (es genético, por lo de la perpetuación de las especies y tal). No hablaré de las mujeres, porque yo no sé lo que sienten las mujeres. A saber. Sin embargo, existe una enorme diferencia entre que la rubia de la tienda de las fotocopias me ponga como una moto y que yo tenga derecho a beneficiármela sin su permiso. Me parecía un extremo superado, pero ha sido bonito y entrañable aclararlo.

  37. Enrique
    2007-03-23 17:12

    El comentario de Pedro resulta igualmente interesante y, sin duda, necesario. ¿Acaso alguien puede dudarlo? Supone la opinión del ofendido y no está de más conocerla, aunque es una lástima que ésta acabe funcionando en los mismos términos (¿pignoufs, egoïstes, moules à gaufres, troglodytes?) que los utilizados en la “obra”, o lo que sea, de JAM.

    Por cierto, soy de los que creo que al juego denominado “libertad de expresión” juegan demasiados “trogloditas”. Esto me recuerda lo que le sucedía a Borges con el juego llamado “democracia”. Fue observar cómo utilizaban los argentinos las reglas del juego, y qué resultados obtenían del mismo, y no querer tener nada que ver con tan funesta partida. En Alemania recuerdan un caso parecido. Y, aquí, en España, todos recuerdan el gran derby disputado (temporada 1931-32) entre Victoria Kent y Clara Campoamor.

    Saludos.

  38. Cayetano
    2007-03-23 17:35

    Tambien hoy se publica la opinión de un profesor de teología.

  39. Alber
    2007-03-23 17:56

    Muy buena la referencia, Cayetano. La respuesta al telólogo:

    ¡Pues claro que es blasfemia lo de Montoya, alma de cántaro!

    La clave es que Montoya tiene todo el derecho del mundo a blasfemar. Se llama libertad de expresión y viene en la Constitución Española. Punto final.

  40. Enrique
    2007-03-23 19:26

    PUTA

    En el fondo, lo que a mí me ocurre es que no encuentro ninguna utilidad en llamar hijo de puta al vecino de enfrente, aunque esté demostrado que éste es un aplicado hijo de puta. Viene a ser, salvando las distancias, como lo que le leí, hace unos días, a Francisco Javier Irazoki, sobre cierta izquierda que, puntualmente, festejaba el asesinato de policías y de guardias civiles. Es decir, ni puta gracia, la muerte no se celebra, el insulto no se celebra. Trabajar en el insulto tampoco me resulta agradable, diga lo que diga la Constitución. La Constitución la ha escrito mi padre, ya muerto, y yo soy su hijo, y estoy aquí para cambiarla. La obra de JAM es el trabajo de un “listo” y no merece ni una sola línea de todas las derramadas en este espacio. La obra de Cayetano Lupeña, por ejemplo, me merece un grandísimo respeto, y no me gustaría que fuera blasfemada. Es una simple, y sencilla, cuestión de respeto. Tampoco me gustan las prohibiciones, ni las utilizaciones políticas, pero que cada cual aguante su puta vela. Alber: yo me hice persona leyendo El Vibora, y Andrea Pazienza es, aún hoy, uno de mis héroes preferidos. También disfrutaba con Sid Vicious, de pequeño, sobre todo cuando escupía y partía cabezas con su bajo eléctrico (ver videos de los conciertos de Sex Pistols en EE.UU., por ejemplo), pero, quién sabe, quizás ahora me ha atacado la herida del tiempo. Creo que la pregunta a la que hay que responder es para qué sirven las cosas, los objetos que utilizamos todos los días, nuestros actos putos e interesados. Lo demás, simple basura.

    Saludos.

  41. Alber
    2007-03-23 21:30

    ¿Pero por qué no puedo decir que la obra de Cayetano es una mierda? Hay una diferencia entre lo público y lo privado, y el derecho al honor que tiene un particular y el que tiene alguien con una relevancia o proyección públicas. Si Cayetano expone una obra en público, corre el riesgo de que la critiquen y de que la critiquen mal. Es algo que o lo asumes o lo asumes. Punto. Yo, cuando escribía en El Víbora, me mofaba hasta de María Santísima (porque me pagaban por ello y porque, para qué negarlo, me encanta), pero siempre de alguien de, de manera pública, había hecho algo. Hacer ese algo de manera pública es lo que me da derecho a la crítica. Y cuando digo crítica me estoy refiriendo a la crítica argumentada, sí, pero también a la crítica soez. Es mi derecho expresarme como quiera sobre algo que ha sido expuesto públicamente. Sin ir más lejos, lo estoy haciendo aquí al lado

    El resumen es que puedo decir lo me salga de las narices de una obra de Cayetano cuando Cayetano la ha hecho pública pero no puedo, aprovechando que se le ha caído la cartera, sacar la foto que lleva en ella de su señora madre y echarme unas risas a su cuenta. Público y privado. Lejos y cerca. Como en Barrio Sésamo.

    Por cierto, ya que lo mencionas, Francisco Javier Irazoki me parece un poeta como la copa de un pino.

  42. Enrique
    2007-03-23 22:20

    Más allá de lo público y lo privado (de acuerdo, lo acepto: de Barrio Sésamo) están los límites de cada uno. Yo no crítico tus límites, y esta decisión es mía, personal, intransferible. El hecho de que te leo significa que puedo sobrellevar tu acerada crítica, lo que no es poco. Además, observo en ella algunas contradicciones: según tu criterio, el “arte” de los viejos, de la tercera edad, por ejemplo, duramente criticado en otra de tus columnas, no sería criticable: su vida no es una “obra de arte” que se expone al público, más bien “se les ha caído la cartera” y tú te has aprovechado para echar unas risas a costa de su fotografía. Pero esta cuestión no tiene mayor importancia. Reconozco que se pasa bien leyendo tu trabajo, que resulta interesante; seré yo el que estoy equivocado. Sé que lo que te voy a decir te va a sonar una completa gilipollez, y puede que lo sea, pero la solución a todo este lío (crítica soez, blasfemia, respeto) está en el interior de cada uno, no en el exterior.

    Un saludo.

  43. Enrique
    2007-03-23 22:36

    Intento aclararme yo mismo, ruego disculpas.

    Voy a intentar seguir con mi anterior razonamiento, o lo que sea. Mi segundo comentario trataba más del trabajo de JAM que del tuyo, Alber. Porque el trabajo de JAM es justamente un insulto contra la fotografía que se le ha caído a alguien de la cartera, contra una fotografía que es pública, sí, en determinadas cuestiones (a mí que la Iglesia ocupe un espacio en mi vida que no le corresponde no me hace ninguna gracia, pero esa es otra cuestión), pero que también es privada. Las imágenes puteadas con obstinación por JAM son también imágenes privadas, objetos de culto privado de determinadas personas, no únicamente obras de arte públicas expuestas a todo y a la crítica de todos. ¿O es que estoy de nuevo equivocado? Y no digo que JAM lo haga o no lo haga; allá él con su tiempo y su dinero. Lo que no dejo de preguntarme es a quién diablos puede beneficiar una acción como ésta. Lo pienso (al menos hoy, mañana ya veremos) y sigo sin entenderlo.

  44. Cayetano
    2007-03-23 22:45

    Enrique, Albert: No soy un buen ejemplo. En estos momentos estoy haciendo la digestión. y lo que despues ocurra ya lo expliqué en Despedirse de Oteiza. En mi opinión (o proposición) lo importante no es la obra (subproducto de un proceso de autoconstrucción), es por ello que la describo como Mierda de artista . Sin embargo la obra (sea mía o no, pintura, escultura o poema) nos da algunas pistas del estado (o momento) en el que se encuentra su autor, el análisis de las heces en diferentes tiempos pueden servir de indicador, especialmente al propio autor.

    Es cierto que la obra es como una webcam colocada en el baño y expuesta a la curiosidad pública. Los riesgos se asumen, que los espectadores use un tipo de lenguaje u otro es algo irrelevante, auque si me importa el tono. Mi obra, desde la posición mejor o peor explicada, es una sucesión de mierdas . Con un pasado rural, mierda y putrefacción tiene otro significado. Lo que nos ocupa, la sucesión de escándalos a propósito de unas afotos, tiene interés, en tanto que pueden observarse con claridad los movimientos mediáticos. ¿Qué hace que unas imagenes (o una lavadora) se publicite en las primeras (o segundas) planas?. Lo interesante, para mi, es el tratamiento técnico del asunto, algo que ocurrió hace años y pasó desapercibido … empieza a interesar. Sean las afotos o un detergente me da igual, me interesa la construcción del fenómeno. Una lección para publicistas. ¿Encontrarán las religiones una nueva vía de financiación esponsorizando escándalos?

    Una anećdota: Hacia 1979 (no recuerdo bien) se expusieron en San Sebastián unos collages míos mucho más irreverentes que esas fotografías, algunos visitantes se enfadaron destrozando un par de ellos. No pasó nada, ni le di mayor importancia. De esa época recuerdo, con mucho cariño, las largas conversaciones con Balerdi (la exposición se realizó en una sala-bar que el gestionaba). Aquella exposición sirvió para conocer a una persona escepcional, del artista no es este ni el momento ni el lugar :)

  45. Alber
    2007-03-23 22:46

    Sinceramente, creo que un Cristo crucificado es una imagen pública. Por muy hondo que uno pueda sentirlo dentro, es un icono público. Y JAM tiene derecho a mofarse de él.

    En cuanto a mí, reconozco sin problemas que yo caigo en cientos de contradicciones. Ahí, ningún problema. Pero sí me gustaría explicarme en el ejemplo que aportas. Creo que es distinto echarme unas risas con un particular (identificado de forma unívoca y que, por supuesto, tiene derecho a que un idiota como yo no se le ría a la cara) y un grupo social amplio en el que la crítica queda repartida y diluida. Cuando yo digo “los viejos de ahora son medio tontos” es algo similar a decir “las mujeres son todas iguales” o “los jóvenes son unos descerebrados”. Más o menos eso.

  46. Cayetano
    2007-03-30 19:41

    Hablando de Cristo Crucificado: Uno de chocolate ¿Otro falso escándalo con tintes publicitarios?

  47. Alber
    2007-03-31 00:46

    Esto de los Cristos crucificados escandalosos ya agota. No hay semana en la que no salgan media docena.

  48. Cayetano
    2007-03-31 19:31

    Santiago Rodríguez escribe en La Insignia un artículo titulado ¿Arte transgresor? de donde entresaco este párrafo:

    Algunos piensan que para combatir el cristianismo hay que colonizar sus espacios invirtiendo los significados. No dudo de que sean personas bienintencionadas, como tampoco me cabe la menor duda de que ese es el mejor modo de perpetuarlo. Si queremos una sociedad en la que la religión tenga una influencia mínima, al menos en la vida pública (lo mal que pintan los tiempos me vuelven pesimista en lo que se refiere a la posibilidad de conseguir una sociedad laica de verdad, así que habrá que trabajar para que al menos quede confinada al ámbito familiar), tenemos que elaborar unos valores que estén alejados de la religión, valores que, para entendernos, sean paganos, que exalten la vida y lo material, que entren en abierta contradicción con los enemigos del odioso materialismo que hoy nos gobierna (¡qué más quisiéramos algunos que esta sociedad fuera materialista de verdad, si cada vez es más religiosa!).

    En mi opinión da en el clavo. (Por aquello de martillo de herejes)

  49. joserra
    2007-07-21 09:46

    deberia darle vergüenza al autor de estas susodichas fotografias, a parte de no tener calidad ninguna es una mofa a toda la sociedad cristiana en general, y catolica en particular. no entiendo el significado de las mismas, y mucho menos su intención. ahora bien, si pretende burlarse de la Iglesia y de todo lo k ello conlleva, creo que es la peor forma de manifestarlo. como, representando a Jesucristo y los santos desnudos? pues en mi opinion, creo que es una ñeñez, como un crio al pedir un caramelo poniendose a llorar, en este caso el de un fantoche que quiere impresionar a sus “fans” de que es una persona “moderna”. pues no, una persona moderna es aquella que respeta a los demás, mostrando, ante todo, su educación. en este caso de educacion creo que no tienen ni la conocen, y si van asi acabarán por ser unos marginados sociales, unos imberbes que no saben como impresionar a la gente.

  50. alex
    2007-11-07 04:04

    Neta que pasado, da vergüenza que en el mundo haya personas asi, pero me da gusto ver esto a mis 17 años para nunca ser una de esas personas estupidas que quieren hacerse famosos burlandose de los demas, espero que ya madure porque he visto niños de 12 años mas maduros que este.

  51. yo
    2007-11-30 02:12

    como esta la monja!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  52. jordi
    2009-09-10 02:47

    que pasa¿?
    me parece totalmente una falta de respeto hacia los catolicos y creyentes en jesus estas imagenes y no voy a tolerar que se esten riendo de mi dios por lo tanto lo siento mucho pero voy a denunciar INMEDIATAMENTE esta pagina,para que aprendas a respetar porque tu la esducacion la tienes en el culo.
    jordi

  53. marc
    2010-11-13 08:22

    pues yo también la voy a denunciar. Vaya basura de fotos y de comentarios. A que no os atreveis con los musulmanes, eh, valientes?



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal