Libro de notas

Edición LdN
Polimecánica educativa por Daniel Medvedov

En el siglo XXI, como en cualquier otro nuevo milenio,
todos deberiamos empezar por ser originales: necesitamos crear otras ciencias y otras artes.
He aqui la Polimecanica Educativa, un nuevo sistema de
re-conocimiento que propone el re-conocerse a si mismo y
no respetar las opiniones de los demas. Esta seción dejó de actualizarse en agosto de 2007.

Medicina Oriental en Miami

Hace unos treinta años, he recibido en París,(Alianza Médica Internacional), el título de O.M.D. —Doctor en Medicina Oriental.

Durante años de estudio, mi maestro sólo me permitió ‘remover’ las agujas de los pacientes. No obstante, esto ha sido una enseñanza de oro: percibir la localización de los puntos maravillosos del cuerpo, percatarse de la profundidad de la punturación, configurar el cuerpo para aguantar el dolor, percatarse de las zonas de calor y de frío y otros tantos detalles que escapan a las palabras. En el Hospital de Veteranos de Taipei, el doctor Lin ha sido un colega especial. Muchos años después, en Miami, me veo obligado, por las regulaciones de las leyes estatales americanas, a estudiar de nuevo, desde cero. No sé si eso es legal o no, pero no protesto, me parece hasta cómico.

Hay una pugna intelectual entre los apóstoles de la medicina oriental y aquellos de la medicina clásica de occidente. En realidad se trata de métodos terapéuticos, nada más. Hablar de alopatía o de homeopatía, de herbología o de medicina “alternativa” es un nonsense. Acualmente, nuestra visión de la enfermedad es burda, denota ignorancia existencial y una cierta necedad seudo-científica. El propio término de “medicina alternativa” es una redundancia, ya que la palabra “medicina” significa “usar todos los medios o alternativas’ para curar una persona enferma. Científicos de renombre, entre los cuales Joseph Needham, o Jean-Claude de Tymowsky, han escrito sendas paginas sobre el tema de la medicina china. Pero la actual preparacion filosófica y polimecánica de nuestros médicos y genetistas sigue siendo superficial, mediocre, infantil. Monos manipulando genes. Al mismo tiempo, la profesión de “Médico Orientalista” es, en parte, ignorada, rechazada y burlada. Basta con mirar las páginas de empleos en el campo de la salud del New York Times del domingo, para descubrir la ausencia completa de solicitudes para médicos orientalistas. La acupuntura es vista como una suerte de técnica medio extraña y ni hablar de la moxibustión. Los mismos practicantes de la acupuntura dejan mucho que desear en su preparacion anatómica, bioquímica y fisiológica. Con razón que el gran publico desconfie de los llamados “acupunturistas”.

He tenido la bella oportunidad de estudiar, trabajar y compartir el pan en una mesa, con famosos maestros y médicos chinos: Dr. Su Yu Chang, el maestro Zen Nan Huai Chin, el profesor Kao huai Ming, el doctor Jean-Claude de Tymowsky de Francia, y otros más que no cito. Lo que descubres cuando buscas, supera siempre las espectativas.

A todos ellos los rememoro con afecto: su modestia, seriedad y humor socrático me han acompañado a lo largo de mis años de práctica educativa y terapéutica.

Por esos movimientos de la vida, hace unos tres años, he aterrizado en Miami, una suerte de “asentamiento humano”, muy kitch y con una pretenciosa filosofía diaria que no encaja en ninguna categoría. Habrá pocos sitios más inhóspitos para un profesional de la medicina china. Un sinnumero de obstáculos legales impiden la práctica y la equivalencia de los estudios. Hay exámenes para implementar métodos de esterilización, de protocolos estrictos para agarrar una aguja caída en el suelo, de modos para pasar una mota de algodón y otras manipulaciones. Como tal, eso no es impropio, pero se supone que el profesional de la medicina china ha pasado, hace mucho tiempo, esos examenes. Los chinos y los americanos ejercen un control férreo en el campo, con la ayuda de las autoridades. Obviamente, esto es útil para controlar la intromisión de paracaidistas (como yo) en el sistema. Mientras tanto, fumando un puro, miro el cielo desde la hamaca azul, en el jardín de las ardillas, en mi casa de Oak Avenue.

En la Escuela de Medicina Miller de la Universidad de Miami, se ofrece cada año un curso básico para médicos y otros profesionales de la medicina, sobre “ El Arte y la Ciencia de la Acupuntura”, un título, un tanto pomposo. Me incribo y pago. Para alguien como este que escribe, siempre hay algo que oír, algo que aprender, ya lo sabemos, el conocimiento nunca acaba. Pero el saber es único: ninguna persona que sabe, sabe más que otro: sabe lo mismo. La sabiduría, el saber, no tiene tamaño, es como estar en el centro de las cosas y comprender, entender todo. Bien decía Gurdieff que saber es saber todo y no saber todo es no saber. Comprender las causas y los efectos, elegir los medios, usar las funciones y estar consciente del valor de las cosas. Definitivamene, el saber y el conocimiento en la medicina son dos cosas muy distintas. Por ello, el respeto para con aquellos que “saben’ es algo natural, espontáneo. No se puede solicitar, es una consecuencia graciosa que genera aquella mirada del sabio. Pero los mediocres obstaculizan, cada vez que pueden, el brillo de la sabiduría. Todos hemos sido testigos de ese comportamiento de los mediocres, es una actitud fácil de percibir, si acaso no hacia nosotros mismos, tal vez hacia nuestros amigos, familiares, conocidos. Me contento con observar el comportamiento de mis colegas y , afortunadamente no me siento frustrado por nada de eso. Son estos, meros comentarios polimecánicos. Los dignos brillaran como estrellas.

Por otra parte, no dejo de observar que la bella energía se las arregla para ponerte en el camino gente decente y brillante.

Si no fuera por Bill Wilson y su polimecánica visión de la vida, las mañanas de Miami fueran muy áridas. Tarde o temprano, la luz termina por vencer las nubes de la mediocridad. Hay que adoptar una suerte de serena piedad y plácida ironía frente a los mediocres lotófagos, sin caer en el cinismo de los pretenciosos incrédulos.

Hoy día, el respeto tradicional hacia aquel que “sabe” ha caído en un cierto desuso. Parece que no es “shic” buscar un maestro. El que pierde no es el sabio, sino aquel que está perdido en el bosque. Discreto y callado, el hombre mágico anda plácidamente entre el ruido y la prisa y percibe a sus congéneres con una mirada clínica y polimecánica. Y algo más: ser maestro es un oficio, no es una categoría alcanzada por alguien a causa de sus conocimientos. Es un estatus adquirido como consecuencia del aprecio de alguien que desea ser ilustrado. Es el discípulo quien se refiere a alguien como “su maestro”. No he oído a sabios decir que fulano o mengano son “sus discípulos”.

He conocido, sé, he olvidado: en el país de las ratas, el gato tiene que enseñar otras de sus habilidades.

__________________
Leer más en el texto Meditación

Daniel Medvedov | 21 de marzo de 2007

Comentarios

  1. purranki
    2007-03-21 21:21

    1.- Respecto del conocimiento que va más allá de las palabras, “Cada rama del conocimiento es un conjunto de ideas descritas por medio de palabras y símbolos, y no se pueden comprender estas ideas sin un conocimiento exacto de las palabras y símbolos que se utilizan.”

    2.- Respecto de la palabra “alternativa”, estoy de acuerdo en que está mal empleada. Yo usaría “superflua”. El uso o no de la medicina alternativa no supone diferencia alguna. Eso quiere decir que no es alternativa sino superflua.

    3.- Respecto a la mala o buena fama que pueda tener la medicina china, me remito a las gráficas de la esperanza de vida de la propia china durante la progresiva implantación de la medicina basada en la evidencia y no en el manejo supersticioso de energías imaginarias. Hasta los años 40 la esperanza de vida era de unos 39 años, igual que en los paises en los que no se conocía ninguna clase de medicina. Actualmente es de 72 años.

    Como comentario simbólico, quisiera explicar cómo se escribe “muela del juicio” en chino. Se escribe con el carácter que por separado significa “diente” junto con el carácter que por separado significa “muerte”. Esto es debido a que la aparición de las muelas del juicio era un presagio de la muerte, dada la eficacia tradicional de la acupuntura para aumentar la esperanza de vida.

    Lo que no son resultados es palabrería.

  2. Marcos
    2007-03-21 22:45

    Hombre, purranki, yo no tengo idea de la efectividad de la medicina oriental, pero tú si sabes un rato de estadística y por lo tanto entiendes que los número sólos explican poco. Por ejmplo, juraría que en Bulgaria, Siberia o El Salvador la esperanzza de vida se aleja bastante de esos 72 años, y ello a pesar de que su “medicina” es occidental. Hay muchos aspectos que influyen en la esperanza de vida, y el médico es sólo uno de ellos. Un minero se cura en los mismo hospitales que tú y que yo, pero estadísticamente muere mucho más joven.

    Saludos

  3. Cayetano
    2007-03-21 23:05

    Güenas, el tema me interesa :)

    Un breve apunte a quienes estén interesados en contratar los servicios de médicos alternativos. Es importante que estén colegiados , en este mundillo hay bastantes sinvergüenzas, que encima están convencidos de ser benefactores de la humanidad y por eso cobran tarifas de artistas de primera.

    Señalar tambien que gente como Eneko Landaburu o Carmelo Bizkarra , a pesar de estar colegiados, eran tachados de curanderos. Despues de años de soportar la indiferencia de sus colegas, se ha demostrado la importancia de una alimentación racional o la importancia del ayuno en el tratamiento de algunas enfermedades. No es infrecuente que los cardiólogos, por ejemplo, utilicen conceptos y dietas demonizadas antaño.

    Con todo una titulación, sea en Miami o en Calasparras de Abajo, no evita que los enfermos o los que están sanos se mueran. Es inevitable. Sin embargo sería de agradecer una regulación de los servicios y responsabilidades en todas estas actividades.

  4. purranki
    2007-03-22 00:06

    Es que hay demasiada gente que piensa que se trata de una cuestión de creencia, y no es así. Se trata de la vida de las personas, y ese tipo de medicinas debería pasar por los mismos filtros que el resto de medicinas. Nada de regulaciones especiales. Demostrar que derrotan al placebo en estudios clínicos independientes. Explicar de qué manera su principio de actuación es compatible con el resto de cosas que conocemos sobre el universo. Aceptar las críticas defendiendose mediante instrucciones claras y detalladas acerca de cómo repetir los experimentos.

    Los números por sí solos no dicen nada, pero, hablando completamente en serio, son lo único que nos separa de la barbarie de la que hemos salido y que algunos llaman sabiduría tradicional. Ciertamente, la estadística es un engañabobos si uno mismo es un bobo que busca engañar a otros bobos. Pero en cualquier otro caso la evidencia estadística es mejor que la anecdótica. Es la única por la que quiero que se pague.

    El fraude en materia de salud no ha de regularse. Yo estoy por la prohibición. Y la acupuntura, mientras no demuestre otra cosa, es un fraude. Y sí, el peso de la prueba recae sobre el que afirma un universal positivo, eso es de cajón.

  5. Cayetano
    2007-03-22 00:46

    En este artículo publicado en la OMS se habla de este tipo de prácticas. La acupuntura, al parecer, no es exactamente un fraude. Sin embargo existen prácticas fraudulentas. Es significativo, según el informe, que el 90% de los servicios de tratamiento del dolor del Reino Unido y el 70% de Alemania incluyen la acupuntura entre sus tratamientos.

    Otro asunto es la autoridad o credibilidad de los responsables de ensayos clínicos relacionados con la acupuntura. Si hemos de fiarnos del la OMS, existen estudios que indican su eficacia en el tratamiento del dolor. Como contrapartida apuntan casos de neumotórax y parálisis provocados por acupuntores no calificados.

  6. purranki
    2007-03-22 02:20

    1.- Argumento de autoridad. Lo dice la OMS. Aunque la OMS no dice exactamente eso, pero no me interesa seguir por ahí. Me interesaría una manera sencilla de anestesiar la raiz de un diente con acupuntura. Sin usar lidocaina al final de la aguja. Sin hacer trampas.

    2.- Que hay astrólogos malos que impiden concer a los verdaderos sabios y maestros astrológicos que nos revelan su verdad? no es tan importante como el hecho en sí de que la astrología sea una montaña de absurdos acumulados a lo largo de los siglos. No merecen mi respeto por antiguos.

    3.- Que hay un 90%? casi siempre lo hay. Es una cifra mágica. Pero sigue siendo un fraude. Un acto contrario a la verdad (mientras no tenga base la acupuntura) que perjudica a la persona contra la que se comete (que podría recibir un tratamiento de eficacia probada en vez de un placebo). En mi opinión los placebos han de dejarse para la fase de investigación. No es ético administrarlos como si fueran medicina.

    4.- Si alguien oyera hablar de una terapia experimental que no está probada al 100% y cuyos practicantes en muchas ocasiones no son médicos ni tienen la más mínima idea de fisiología y niegan conceptos básicos de patología (como la existencia de los gérmenes): alguien le haría caso? Respuesta: un 90% si no hay alguien con criterio objetivo en el gobierno.

    Yo sólo pido que pasen las mismas pruebas que los demás. Y no las pasan. Porque no existe el chi. Lo que circula por el cuerpo es la sangre. Eso en occidente (y en oriente) lo saben los niños de primaria.

  7. Alber
    2007-03-22 04:30

    Daniel,

    Tu título de Doctor en Medicina Oriental te homologa con lo que en España llamamos un charlatán de feria. Mira, la acupuntura es un fraude. Puedes revestirlo con toda la palabrería que se te ocurra, pero no deja de ser un fraude. La energía vital no existe y no fluye por meridianos que no existen. Y si existen, demuéstralo utilizando el método científico. Me la sudan todos tus maestros milenarios. Me la suda toda tu palabrería new age. Me la suda que tengas una cuñada a la que le clavaron las agujas y dejó de fumar de la noche a la mañana.

    Demuéstralo. Con pruebas. Siguiendo el método científico: reproducibilidad y falsabilidad. Mientras tanto, te quedas en charlatán de feria.

  8. Marcos
    2007-03-22 05:20

    Calma, por favor, calma y moderación.

    El propio Daniel habla en su artículo de la necesidad de distinguir farsantes de no farsantes… Más o menos de acuerdo con lo del método científico, aunque hay un problema de base: la ciencia tiene un abanico de estudio, es decir, no lo estudia todo, no abarca todo; el problema con ciertas “tradiciones” o “ciencias” es que no están en la órbita occidental o de la modernidad. Pasa en nuestra propia casa: dudo mucho que esté probado científicamente que una copita de aguardiente después de comer ayude a hacer la digestión, y sin embargo ayuda; si no está probado, puede ser porque nadie se ha decidido a probarlo.

    Yo no encuentro tan difícil de creer que haya una ciencia ajena al método científico (por tradición) que utilice agujas para curar; tengamos en cuenta que una gran mayoría de fármacos modernos (y muy caros) no son otra cosa que hierbas utilizadas milenariamente, quizás con alguna mejora de laboratorio. Y al respecto me quedo con el dato que da Cayetano, que doy por cierto: «Es significativo, según el informe, que el 90% de los servicios de tratamiento del dolor del Reino Unido y el 70% de Alemania incluyen la acupuntura entre sus tratamientos».

    Me he liado un poco, pero espero haberme explicado medianamente.

    Saludos.

  9. Alber
    2007-03-22 05:44

    Con toda la calma y toda la moderación del mundo, afirmo: la acupuntura es una pseudociencia que no se rige por ningún tipo de principio científico. En ciencia, la carga de la prueba recae en quien hace la afirmación. De manera que si afirmas que en nuestro cuerpo existen canales por los que fluye la energía, debes demostrarlo. No afirmarlo: demostrarlo. No invocar la sabiduría de maestros estupendos: demostrarlo. No fingir que has accedido, después de mucho esfuerzo, a un saber que no está escrito: debes, una vez más, demostrarlo.

    Es todo. Es muy sencillo y muy elemental: si afirmas algo, demuéstralo.

    Demostración que debe seguir, desde luego, el método científico: reproducibilidad y falsabilidad. Y aquí nadie demuestra nada. Se afirma, pero no se demuestra. Así que, de momento, la acupuntura se queda en la categoría de la quiromancia y de los hombrecillos verdes de Marte.

    En cuanto a lo del 90%, me acojo a la ley de Sturgeon.

  10. Cayetano
    2007-03-22 05:48

    A ver, no tengo especial interés en defender o atacar la acupuntura. Aunque el tono, por decirlo de alguna manera, del artículo de Daniel Medvedov puede parecer (o lo es) cuanto menos chocante. El tono de estas frases me resulta conocido en otros contextos:

    Todos hemos sido testigos de ese comportamiento de los mediocres, es una actitud fácil de percibir, si acaso no hacia nosotros mismos, tal vez hacia nuestros amigos, familiares, conocidos. Me contento con observar el comportamiento de mis colegas y , afortunadamente no me siento frustrado por nada de eso. Son estos, meros comentarios polimecánicos. Los dignos brillaran como estrellas

    Pero no me interesa particularmente el tono aunque ayuda a buscar otro acupuntor, si lo necesitaramos, o sustituirlo por Nolotil u opiaceos legales conseguidos con receta médica.

    El artículo de la OMS es solo un artículo, del que observo un tono que yo considero adecuado: Investigar porqué ciertas prácticas o remedios funcionan. No todo es efecto placebo, si la mente cura (o mejora los sintomas) quizás sería interesante investigar esa vía. De acuerdo que hay charlatanes pero tambien empresas farmaceuticas que no ven con buenos ojos el que alguien invada su chiringuito.

    El problema es que ciertos invansores tienen un discurso que los invalida y no deberían ser tomados muy en serio.

    Voy a poner un ejemplo que conozco, algunos cardiólogos han empezado a considerar las propiedades del espino albar incluso lo recetan como medicamento complementario. Pero ese tratamiento va seguido de una analítica que ningún curandero puede permitrise o sabe interpretar. Tampoco sirve el ayuno terapeútico sin una vigilancia médica, sin embargo hay curanderos que han encontrado un chollo en ofrecer turismo rural a pensión completa sin gastarse un duro en alimentación :)

    En fin, solo opino, tengo la enorme suerte de haber encontrado un cardiólogo de mente abierta y que se toma la molestia de discutir conmigo las alternativas a ciertas medicaciones que me dejaban inutilizado. No creo necesitar la acupuntura pero no dudaría en usarla si eso ayudara a mejorar mi calidad de vida. Aunque si he de ser sincero desconfío mucho de ciertos personajes con montajes y teorías espirituales para decorar su incapacidad.

    Pero es perfectamente posible que un día encuentren tratamientos contra el dolor basados en las intuiciones que aportó la acupuntura. Es un problema de sumas o restas, por desgracia hay demasiada especialización y las especialidades oficiales son incapaces de trabajar en colaboración. Falta mucho para llegar al punto de entender en forma global como funciona el cuerpo humano, de ahí a tratar la enfermedad interdisciplinarmente hay un paso. Sin embargo un tratamiento de este tipo solo se lo podrían permitir los billonarios, estas nuevas clínicas (por supuesto) en Miami. :)

    Tengo que reconocer (mi cardiólogo tambien) que una lectura diaria de poesía (o textos) escogidos ayuda a la desintoxicación informativa diaria, un paseo deteniendo la mirada en la luz, etc. ayudan mucho. La alegría de vivir es tambien terapeútica. Etc.

  11. María José
    2007-03-22 07:06

    ¿Existen la gravedad, los átomos, el lóbulo temporal,…? Desde luego fuera del lenguaje científico no. Hemos sido educados en la ciencia, por lo tanto nos cuesta mucho librarnos de eso, quizá sea imposible. Todavía recuerdo el día que vi el metro “una barra de platino e iridio que está en un museo de París” y toqué tierra. Era esto. Lejos de defraudarme me acercó mucho más a la ciencia.

    Una vez que la ciencia nombra algo, existe. Yo he tenido la suerte y la desgracia de interesarme por una ciencia muy joven, eso me permite ir viendo cómo se construye, cómo los conceptos empiezan a incorporarse. Por supuesto, sólo los aptos sobreviven, sólo aquellos que acaban demostrando dentro del método científico su utilidad.

    Además, es una ciencia donde el estudio de la causalidad supone un verdadero reto. Por eso, he aprendido a diferenciar dos aspectos, que aquí se han mezclado un poco: una cosa es el hecho y otra la explicación. Podría ser totalmente falsa la explicación que dan de la acupuntura acerca de por qué funciona y, sin embargo, funcionar. O podría ser cierto dentro del lenguaje de la acupuntura, con un método de conocimiento diferente.

    Estoy de acuerdo en que hay que demostrar lo que afirmas. En mis clases de estadística para psicología, casi he renunciado a enseñar mucha estadística; me conformo con que entiendan que es el lenguaje en el que la actualidad se expresa la psicología y que si no lo entienden lo único que hacen es un acto de fe. Cuando estás en una disciplina en la que tus actos tienen consecuencias sobre otra persona, en ocasiones muy graves, es una cuestión de ética.

    Sin embargo, teniendo en cuenta el estado actual de conocimiento de la mente (precario), me cuesta estar a favor de impedir algo que alivie el sufrimiento (casi infinito de los que tienen trastornos mentales) aunque no supere el efecto del placebo. El problema del placebo es que cuando el paciente lo sabe deja de ser efectivo (así de jodida es la mente). Si la acupuntura o cualquier otra cosa -que si la utiliza tanta gente supongo que algún efecto tendrá- hace de placebo, ¿se lo negarías a alguien?

    Por cierto, Marcos, vengo observando que entre los columnistas y comentaristas no alcanzamos el nivel de paridad. Cualquier día os cierran el Libro de Notas.

  12. purranki
    2007-03-22 16:37

    El placebo es lo que en otros ámbitos se conoce como error experimental.

    Si mido una tensión puedo decir que he medido 24.2 V “más menos 0.05 V”. El error ha de estar acotado y ser conocido para que la medida tenga sentido. Hay otro sesgos que tienen que ver con el factor humano, pero que son igualmente sistemáticos y hay que tener en cuenta.

    El placebo sirve, en un experimento con un nuevo fármaco, para comprobar el sesgo experimental. Establecer qué cantidad de resultados son debidos a cualquier cosa menos a la acción del fármaco y por tanto sólo hablan de la calidad de nuestro experimento.

    El placebo no es un testimonio de la capacidad de la mente para influir sobre el cuerpo. Es un testimonio de la pobre capacidad que tienen los seres humanos para evaluar su estado de salud de forma subjetiva. Los que sólo toman placebos mueren antes.

    No veo por qué esto no debe hacerse con la acupuntura. Siguiendo con el sencillo ejemplo de la raíz dental, se tendría que comparar la acción de la acupuntura con la acción de un placebo, y típicamente, para contrastar, con la acción de un anestésico cuyos efectos son conocidos y su uso es amplio, como la lidocaína. A partir de ahí se podría hablar de que la acupuntura combate el dolor.

    Si se trata de ver qué tal cura una infección de orina, se compara la acupuntura con un placebo y con la penicilina. A partir de ahí hablaríamos de que realmente hay fenómenos físicos basados en energías que desconocemos y que se enmascaran bajo la acción de unos patógenos que sólo son la causa aparente de la infección. Hasta entonces, no hay nada de que hablar.

    Evidentemente, los que reciben acupuntura o placebo van a sufrir como gorrinos. Una persona que va a la consulta de un médico espera que la curen, no que hagan un experimento con ella. Estamos acostumbrados a que este sea el procedimiento habitual. En qué cabeza cabe que una terapia no demostrada se aplique en personas de la calle sin haber sido verificada antes in vitro, en animales y después con voluntarios? Creo que las personas que acuden a un acupuntor lo hacen con la creencia de que “si existe la consulta es que la acupuntura debe funcionar”. Mucha gente considera simplemente inconcebible que las terapias alternativas no estén comprobadas en absoluto. El hecho de que el acupuntor se engañe a sí mismo no justifica que engañe a los demás. Le disculpa pero no le justifica. Es lo que creo que se llama “ignorancia invencible” en el tomismo.

  13. Alber
    2007-03-22 16:44

    María José,

    Cuesta entender tu razonamiento, no sé si porque los psicólogos estáis como chotas o porque yo soy tonto del culo. Digo yo que por lo segundo. En fin, sea como sea, la gravedad existe más allá del lenguaje científico. Te propongo un experimento de andar por casa:

    Súbete a un edificio de quince plantas y utiliza tus encantos para lograr que el portero te dé la llave de la azotea. Una vez allí, aproxímate con cuidado al borde del edificio y detente un paso antes de llegar al vacío (en este contexto, llamamos edificio a la parte rígida y vacío a la no-rígida). Bien, ahora da un paso al frente. Si te haces fosfatina, la gravedad existe. Di que, en un momento dado, puedes levantarte, sacudirte el polvo y fingir que no se trata sino de una artimaña más del lenguaje científico. Pero te costará ;-)

  14. Miguel A. Román
    2007-03-22 18:07

    La medicina “occidental” está en un momento de euforia y soberbia.

    Pero hay que recordar que fue en 1828 cuando Wöhler descubrió, por un error, que la química de los organismos compartía la misma materia que el resto de los compuestos. No fue sino hasta 1875 que Koch y Pasteur convencieron al mundo científico de que las enfermedades infecciosas eran bichitos y no miasmas o humores, pero hubo que esperar a las sulfamidas y la penicilina en la década de 1930-40 para disponer de los primeros fármacos científicamente respaldados en el tratamiento efectivo de una enfermedad en curso.

    Hasta esta curva de inflexión en torno al inicio del siglo XX, los tratamientos occidentales eran ventosas, sangrías, mercuriales y alcaloides administrados al estilo “House”: si no te mataban te curabas, y con frecuencia era difícil saber si habías sobrevivido a la patología o al tratamiento. Un discípulo de Avicena en el Bagdad del siglo X tenía probablemente mejor estadística que un médico rural europeo del siglo XIX.

    Ahora las bacterias empiezan a reirse de los antibióticos que hemos utilizado con harta negligencia y seguimos sin tener tenemos tratamiento efectivo contra prácticamente ninguna de las enfermedades víricas, metabólicas, autoinmunes, neoplásicas o degenerativas. SIDA, Alzheimer, Parkinson, ELA, Artritis reumatoide y otras continúan siendo una condena al fármaco paliativo y la perdida definitiva de calidad de vida cuando no una sentencia de muerte.

    Los postulados de Ivan Illich en Némesis médica pueden ser exagerados, pero pueden servirnos para reflexionar sobre una necesidad de humildad y replanteamiento de las bases de esta medicina triunfalista, y desde luego para mirar con mejor consideración a otras formas de enfrentarse a las patologías, liberados del prejuicio cientificoide tras reconocer que lo único que realmente sabemos es que no sabemos nada.

  15. Cayetano
    2007-03-22 18:29

    En general en el cuerpo a cuerpo suelo ser bastante respetuoso, sin embargo aún a riesgo de equivocarme creo que lo que aquí se discute, en el fondo, es una posición de poder.

    En comunidades no muestres habilidades es el título de un libro de artista (un único ejemplar) de Andrés Nagel

    He aprendido que exponerse a la curiosidad pública, es el caso de Daniel Medvedov, comporta riesgos. Algunos presuponen que su discurso (más o menos serio) afectará a mentes poco formadas y los conducirá por los senderos de la idiotez.

    Ya he dejado claro mi posición que no ha de coincidir necesariamente con la de otros. Es realmente curioso, no solo el tema de las terapias alternativas (¿alternativas a qué?) sino la pugna de unos y otros por hacerse un hueco en el mercado de las ideas. No tengo nada en contra del método científico, me resulta muy útil, pero esto deriva hacia un patrón de pensamiento binario. Es útil para que las máquinas funcionen pero tengo mis dudas cuando esto se aplica a los seres humanos. No tengo porqué creerme todo, afortunadamente podemos mantener el poder de decidir qué cosa hacer con nuestro tiempo, en quien confiar, equivocarnos y rectificar. Daniel Medvedov expone su opinión, los demás la nuestra.

    Me llama la atención el tema de la sicología (sin p) en tanto que era y es considerada, por otros médicos, como una religión (esto es otro tema para dar de comer aparte) y la distingo de la siquiatría clínica donde la experimentación química tiene y ha tenido tintes que rozan lo criminal. La cosa es seria, por ejemplo cuando se consideran las opiniones del siquiatra en un juzgado para determinar la pena a aplicar, ¿porqué no las referencias que pueda darnos el cura más cercano al domicilio del acusado?

    Todo es un problema de poder, es más cómodo cosificar y cuantificar una enfermedad (un individuo) ponerle una etiqueta y despacharse con un bonito informe que cumpla los patrones aceptados. No sospecho del método científico sino de las personas que lo emplean como religión. En mi opinión el método científico es una herramienta, un sistema de referencias, una forma eficiente para entenderse dentro de un equipo.

    De lo poco que sé una central nuclear puede construirse para que sea absolutamente segura, pero hay un problema, en su construcción intervienen otros factores (muy objetivos) que la hacen potencialmente peligrosa. Así podemos argumentar científicamente sus bondades y construirla (en la realidad) inyectándole propiedades muy humanas, entre estas se encuentra la codicia.

    Ese virus, la codicia y las ansias de poder, contamina la limpieza y claridad del método científico. Y ya que estamos entre personas más o menos informadas podemos considerar la peculiar relación entre la gerencia económica de un hospital y la dirección médica. ¿Quien dirige el hospital? No mezclo temas, es que funcionan indisolublemente mezclados.

    Así, en este contexto la acupuntura es sencillamente una de las muchas posibilidades o vías de investigación. Que existan personas que empleen esta técnica con fines no confesables entra dentro del capítulo de quimica experimental para inutilizar definitivamente a una persona que antes estaba enferma y ahora lo está más (aunque podría decirlo de otra forma pero mejor pregunten la opinión al vendedor de remedios apostado en la entrada del hospital con preciosos catálogos disfrazados de estudio científico). Etc.

  16. María José
    2007-03-22 21:43

    Purranki,

    Aunque pueda parecer lo contrario, estoy totalmente de acuerdo con tus comentarios. Pero debe ser que estamos en contextos diferentes y eso hace difícil el entendimiento. Ya sé que ese es el origen del placebo, yo en mi ámbito tengo que comparar con la realización al azar. Pero resulta que se han obtenido algunos resultados curiosos, que han llevado a mucha gente a mirarlo desde otro punto de vista (quizá erróneo, reconozco mi ignorancia en este tema y quizá tú sepas más). En el libro “El gen de Dios”, del genetista Dean Hamer, aparecen algunas referencias:

    1. En las pruebas clínicas originales del Prozac, el efecto del placebo fue responsable de nada menos que del 50% de las mejorías, comparado con un 25% debido al fármaco y el 25% restante se explicaría por mejoría espontánea. Un análisis de todos los estudios de antidepresivos clínicos entregado a la FDA, – requisito para obtener la autorización del medicamento en EEUU – indicaba que entre un 30% y un 50% de la gente se encontraba mejor sólo con tomar las pastillas de azúcar. El suicidio era ligeramente menos frecuente en los que recibían el placebo que en los que tomaban el medicamento activo.

    2. Para el Parkinson, pruebas clínicas realizadas con todo rigor han demostrado de manera rotunda que los problemas de temblor, lentitud, rigidez y equilibrio de la enfermedad del Parkinson desaparecen con el placebo. […] Un grupo de científicos canadienses decidió comprobar si estaba implicada la dopamina. […] Todos los enfermos a los que se les suministró pastillas de azúcar empezaron a segregar más dopamina a través del cuerpo estriado del cerebro. Hasta detectaron niveles más altos de dopamina en los que tomaron un placebo que en los que tomaron el medicamento.

    Además ten en cuenta que, para la psicología, el estado de salud subjetivo es importante, si tengo depresión pero me creo que no la tengo, pues tan feliz.

    Cayetano, puede que un efecto parecido tengan la poesía o lo que fuere que ayude. Siento que alguien como tú (siempre me parecen interesantes tus comentarios, aunque no siempre tengo nivel para poder seguirlos) tenga ese concepto de la psicología (con p). Yo estoy convencida de que el método científico funcionará para los seres humanos, pero esto es una apuesta.

    Alber,

    No ha lugar para que te explique mi concepto de la realidad, la ciencia y el conocimiento (ni creo que te interese lo más mínimo), pero una pequeñita luz:
    “En el mundo existen los gondones, que son unas espiciones que al difenar la cominada provocan la atracción de los cuerpos hacia el centro de la tierra” Ahora realizado de nuevo tu experimento, y me hago fosfatina, sin ninguna posibilidad de levantarme (no he negado en ningún momento la existencia de la realidad). Ergo los gondones existen.

    Además te fallan los dos principios fundamentales que exiges a los demás: la replicabilidad y la falsabilidad. ¿A cuántos psicólogos has oído decir lo que yo expongo para hacer la afirmación: todos los psicólogos estáis como chota? Además, todos los psicólogos podríamos estar como chota y eso no tendría ningún efecto sobre el valor de verdad de una proposición.

  17. Cayetano
    2007-03-22 22:40

    Una pequeña precisión, no estaba pensando en la psicología, sino en la psiquiatría y particularmente en la clínica, es decir aquella que se ejerce en un hospital donde se diagnostica y se aplica un tratamiento con psicofármacos o psicoterapia. Mi experiencia personal consiste en una colaboración para diseñar un módulo psicoterapeutico. Conocí a un amplio espectro (como dicen los prospectos de algunos antibioticos) de profesionales, tuve la enorme suerte de conocer y tratar con un psiquiatra escepcional (ya jubilado y enfermo) y a verdaderos irresponsables. Saqué una conclusión es más barato y cómodo tirar de la química que de programas que requieren mucho tiempo y mucho personal. No tengo nada especial en contra de, digamos, esas ramas de la medicina. Solo quería destacar que son cosas muy distintas por un lado la práctica y por el otro los conocimientos adquiridos. Así, hay irresponsables que se apoyan en un valor general como la ciencia para enmascarar lo que yo considero atrocidades (curiosa la obsesión y frecuencia de la analítica ante determinados tratamientos químicos más o menos experimentales). Alguien puede señalar que para eso están los juzgados … aquí me paro y no sigo.

    Determinados personajes tambien utilizan la imagen o icono que representa la ciencia para estafar al público poco avisado. Hay muchos ejemplos. Tambien soy consciente del efecto que produce en algunos una frase como: Cuando la profesión de “Médico Orientalista” es, en parte, ignorada, rechazada y burlada. El éxito asegurado entre quienes valoran esta otra: Sereís perseguidos y encarcelados por difundir la verdad. De donde surgen asociaciones de victimas o mártires de reconocido éxito (cristianos por ejemplo) Etc, etc. venid a mí los que son ignorados, los miserables de tierra.

    Intento simplicar y lo haré mal, pero presupongo que se me entiende. En mi opinión la enfermedad surge cuando hay un desequilibrio, por ejemplo, me pongo enfermo cada vez que tengo que ir a una ciudad, cojer el metro, el ruido, etc. hacía dos años que no pisaba una y cuando he ido se repiten los sintomas. Si digo que lo que me enferma es la ciudad siempre hay alguien que dice no estas acostumbrado (o socializado). Si tanta gente soporta esa situación el enfermo debo ser yo pues me niego a vivir permanente enfermo. El modo de vivir, las situaciones, ámbitos de trabajo y convivencia tambien enferman. Esto sin embargo que puede parecer obvio no está demostrado cientificamente :) y si lo está se ocultan los resultados … es malo para la economía (y aquí aparece de otra manera, de nuevo, el gerente económico del hospital).

    No le auguro gran futuro a un grupo de psiquiatras o psicologos dedicados a demostrar científicamente los daños que producen determinadas formas de vida, condiciones de trabajo o modelo económico (¿Una psiquiatría para acción política?). Tampoco creo que encuentren financiación.

  18. purranki
    2007-03-23 00:24

    Maria José, en realidad hacía una precisión sobre lo que es un placebo en general, no te la hacía a ti, creo que dices cosas razonablemente sensatas.

    Respecto a lo difícil que es extraer conclusiones a partir de la estadística, o las predicciones pesimistas acerca de la medicina occidental etc: no tenemos nada mejor. Es todo lo que podemos decir.

    Cómo puede existir una alternativa a “comprobar las cosas lo mejor que se pueda” y a “documentarlo todo de forma clara para que terceras personas puedan refutarnos si es que nos equivocamos”?

    Creo que todas las medicinas, si es que puede darse un plural, deberían comprobar y documentar.

    Hay algo mejor (más respetuoso con la inteligencia de un posible lector) que esto? http://en.wikipedia.org/wiki/Scientific_method

    O hay algún maestro acupuntor que haya hecho más que este señor?
    http://en.wikipedia.org/wiki/Pasteur

    En este segundo caso, concederle algún tipo de probabilidad a una respuesta afirmativa sería dignificarla en exceso.

    Estoy cansado de afirmaciones laxas acerca de que “la ciencia no lo explica todo” o acerca de que “puede que en el futuro se gire la tortilla”. Quiero datos.

    Creo que no hay que irse por las ramas.

    Concretamente, como ya he dicho antes, quiero ver qué tal compara acupuntura con placebo y lidocaína, que creo que es el tema principal. Cualquier otro anestésico local tiene cientos de estudios favorables. Dónde están los de la acupuntura? Por qué no hay, si es que no hay? razona tu respuesta.

  19. Cayetano
    2007-03-23 01:17

    Purranki . En mi modesta opinión quien puede argumentar a (favor o en contra) con datos y tal serán aquellos que estudian o practican la acupuntura. Un buen sitio para empezar sería la Universidad de Zaragoza donde se organiza un Master en Acupuntura, tirando de Google me encuentro con este artículo (noviembre 2004) donde se habla de un estudio, que puede dar una pista sobre donde conseguir información.

    Es dificil que Daniel Medvedov u otro acupuntor o médico emplee esta vía para documentarnos, para eso creo están los congresos y tal :) , ¿El Master de la U. Zaragoza será tambien un placebo? ¿3.600 euritos de master por explicarte como timar a los incautos? . Ni idea, sin datos no puedo resolver el enigma … ni en contra ni en favor de .

  20. Candi
    2007-03-23 03:24

    A mí me ha gustado el artículo de Daniel Medvedov, que tanta controversia ha levantado.

    El ser humano, cuando no encuentra solución a sus males por las vías ordinarias, se aferra a un clavo ardiendo y recurre a la, ya ven, mal denominada ‘medicina alternativa’. ¿Efecto placebo? Lo ignoro, como tantas cosas.

    En Occidente la acupuntura es conocida, sobre todo, por su gran eficacia en los trastornos que llevan asociado el dolor. Por ejemplo: he visto en fotografías, hace años —y me consta que no es ningún trucaje publicitario— al Dr. Armando Menéndez, especialista en Medicina Tradicional China, en el quirófano, con los pacientes despiertos, ‘anestesiados’ por él, mediante técnicas de acupuntura; no ya en intervenciones que podríamos llamar de cirugía menor, sino en otras de envergadura: por ejemplo, de cerebro. Allí es una práctica habitual, impensable en nuestro país. Y funciona.

    ¿Qué cura, verdaderamente, ‘nuestra’ medicina? Los antibióticos y la cirugía son los grandes milagros. El resto de las terapias, al profano, doliente, le da la sensación de que solo son paliativos y de que, haga lo que haga, nació con fecha de caducidad.

  21. purranki
    2007-03-23 14:41

    Hombre, los 3600 euros me los puedes dar a mí, yo te doy permiso para tangar a quien te dé la gana y te ahorras ir a clase a escuchar majaderías.

    Por otra parte la medicina occidental no está en mejor situación. Me he informado y la carrera de medicina consta de dos asignaturas: antibiotismo y cirugía. Y aún ésta está incompleta porque no hay un médico occidental que sepa dónde está el triple calentador. En China son capaces de curar a la gente manipulando el c’hi a distancia mientras que en occidente nadie ha sabido encontrar el chi con sus estúpidos microscopios. Las bacterias y los virus no son la causa real de la mayoría de las enfermedades. La causa real son unas energías desconocidas para la arrogante ciencia.

    Por qué te consta que no es ningún trucaje? qué quiere decir? por mi parte, te informo de que la lidocaína no es ningún trucaje porque

    1.- la han empleado en mí
    2.- sobre ella no hay nada que debatir, nadie la pone en duda
    3.- Su principio de actuación no requiere de explicaciones peregrinas.

    Eso sí, no tengo unas fotos chinas de hace mucho tiempo.

  22. María José
    2007-03-24 07:54

    Candi, el ejemplo del cerebro no es el más adecuado. De hecho, el cerebro no tiene sensores para el dolor. Creo haber oído que en algunas intervenciones los pacientes están conscientes y hablan, lo que ha permitido investigar algunas cosas sobre el funcionamiento del cerebro.

    No digo que sea este el caso, pero muchas veces se aprovechan de cosas desconocidas para la mayoría de los que no somos expertos en un tema, para que nos resulten creíbles sus datos.

    Cayetano, nunca se sabe el futuro de ciertas ideas o teorías. En esto todavía no he perdido la fe. Nunca ha sido fácil luchar contra corriente, ni en ciencia ni en arte, pero yo creo que es bueno, aunque duro, tanto para la ciencia como para el arte. Cuantos más ataques reciban tus teorías, más tienes que pensar para fortalecerlas.

  23. PATRICIA HEIGL
    2007-04-08 18:27

    JAJAJA: QUE DE GATOS Y RATAS SABEMOS ALGO. POR ESTAS LATITUDES CENTRO EUROPEAS, EL TEMA ES MUY BIEN RECIBIDO, LA CLINICA MAS GRANDE DE CIENCIAS ORIENTALES ESTA EN MUNICH ALEMANIA, Y ENTRA DENTRO DE LA SEGURIDAD SOCIAL. LOS NORDICOS RESPETAN LOS METODOS NATURALES Y SE CURAN CON ELLOS.
    TAMBIEN ESTO HA DADO PIE AL ACCESO DE IMPOSTORES DE LA LUZ.
    EN EFECTO EN ESTE CAMPO DE LA EDUCACION Y OTROS MENESTERES LOS DE DONDE UD. SE ENCUENTRA GANAN MAS HACIENDO OBSTACULOS. AUNQUE AQUI EN MI RAMA DE TECNICO DENTAL ME HICIERON LO MISMO. PERO QUIEN TIENE UN TITULO DE TIPEI NO SE LO HACEN. JAJAJA. SALUDOS Y BENDICIONES QUERIDO MAESTRO.
    PATRICIA.

  24. Luis Toro
    2007-04-14 06:49

    Dijo el Maestro:
    “Hay una pugna intelectual entre los apóstoles de la medicina oriental y aquellos de la medicina clásica de occidente” y la pugna…se hizo.
    Este comentario es una prueba.

  25. dante carbonela
    2007-04-20 09:58

    Luis Toro,
    Luis, has dado en el blanco. Te saluda tu amigo 1000Arepas, el que hizo mas de mil arepas, para que todos coman y disfruten. Abrazos desde Miami

  26. mer
    2007-07-03 03:09

    no me ha quedado claro si practicas o no la medicina oriental en miami???’

  27. Daniel Medvedov
    2007-07-03 05:50

    Mi querido/querida MER, no se si eres hombre o mujer, la verdad es que no importa. No, mira cual es mi caso, precisamente esa era mi queja, que, tal vez no se ha entendido, leyendo todos estos comentarios:
    Luego de casi treinta anhos de practica y estudios, (Me he graduado en Paris, en la Alliance Medicale Internationale, Escuela Nacional de Acupuntura, dirigida, en la Avenue Foche, por el Doctor Jean-Claude de Tymowsky, amigo y maestro, luego de ser elegido como Cosejero de Honor por el Instituto de Medicina China de Taipei, China, en 1981, y ser miembro de la Asociacion de Acupuntura de China, en aquellos anhos dirigida por el medico Wu Wei Ping, famoso acupuntor, autor de grandes libros, luego de recibir un doctorado en filososfia del International Institute of Cultural Philosophy, de manos del Maestro Zen, Nan Huai Chin en 1981, y luego de hacer estudios de medicina occidental en la Escuela de Medicina de la Universidad Central de Venezuela, en Caracas, (donde no he finalizado los estudios, lamentablemente, para mi, por miles de otras razones, entre algunas, por ser, simultaneamente , profesor de la misma universidad, en las escuelas de Letras y Comunicacion Social) pues, luego de otros veinte anhos de practica en la clinica del doctor Su Yu Chang, mi maestro, he tenidio que inscribirme de nuevo, en la Escuela Miller de Medicina, de la Universidad de Miami. No protesto, hay que aprender tantas cosas, siempre. Luego de varios meses de estudios de acupuntura basica, he pasado la primera fase practica del examen nacional de Estados Unidos y ahora espero la segunda fase, nacional, es un examen teorico, de unas 2000 preguntas. Sin este examen no puedes tener licencia en el estado de Florida, lo que me parece justo. Mientras tanto, en el interim, soy “vendedor” de medicinas chinas en un kiosko de la clinica Medicine Man Pain Center, trabajo que no me rebaja, pero, es obvio, pagan una miseria por hora, y asi sigo, adelante, en el desafio de las certificaciones. Te digo todo eso, acaso puede ser util para alguien interesado en practicar la medicina china en Estados Unidos. Para ello, es necesario que una comision nacional acepte el titulo de ORIENTAL MEDICAL DOCTOR, y no simplemente de “acupuntor”, lo que es un oficio meramente tecnico y no pagado por las aseguradoras. Esa es mi historia, MER.
    Con afecto oriental,
    Daniel Medvedov

  28. JOSE MARIA
    2007-07-07 20:48

    Hola PURRANKI. Por casualidad he venido a parar a esta página y yo te puedo hablar, no desde la perspectiva de la profesión médica sino de la verdadera: ser paciente. Llevo años aquejado de un espondilartrosis anquilopoyética y después de pasar por un montón de médicos y no encontrar alivio a mis dolores salvo a base de antiinflamatorios y jorobar mi estómago, el médico de cabecera de mandó acudir a la consulta de un reconocido médico acupuntor y ¡bendita sea la hora! porque desde entonces mis dolores han desaparecido y practicamente he dicho adiós a los antiinflamatorios. Para mi esa es la realidad y por los resultados obtenidos me quedo con mi acupuntor y que me dejen de muchos de los médicos que me trataron con los métodos convencionales sin obtener los mismos resultados.

  29. daniel medvedov
    2007-07-08 03:01

    LA MEDICINA Y LA MORAL DEL FUTURO
    Consideraciones éticas acerca de la medicina moderna
    La expresión Medicina Alternativa es un disparate : la medicina misma, como Arte, Ciencia y Técnica es una alternativa para salir de los estragos de la enfermedad o prevenir todo desequilibrio intelectual, anímico o corporal.

    Otro disparate es separar la medicina en alopática y homeopática : estos son métodos y el médico tiene derecho de elegir, si desea, tanto el primero como el segundo. Por otra parte, todo lo que se refiere a cristales, astrología y otras menudencias es sacado de la mochila de la tradición y , aunque pertenece al arsenal del efecto placebo, es algo magico que debemos tomar en cuenta. El que se ocupa de la salud y de la enfermedad de los ciudadanos es el médico y con el médico basta. No son necesarios los astrólogos, ni los cristalólogos, ni los que hacen retornos a vidas anteriores, ni los iridólogos, ni los aurólogos u otros especialistas e ciencias ocultas.

    La Medicina del futuro va a ser una medicina del alma, del cuerpo y del intelecto, una medicina completa y el médico tendrá que estudiar e investigar, quiera o no, todas estas materias. Sin ser médico es inmoral ocuparte de la enfermedad, en cualquiera de sus aspectos: primero, porque no es de tu incumbencia y segundo, porque es algo más peligroso de lo que aparenta ser. No quiero decir con ello que el médico es sólo aquél que pasa por una escuela de medicina : el médico nace con esa vocación y dedica su vida entera a los que sufren.

    Daniel Medvedov

  30. dante carbonela
    2007-07-08 03:14

    El pequeno texto anterior fue publicado hace un tiempo en
    mipunto.com/temas/dia internacional de la salud
    Dante Carbonela

    MIPUNTO.COM /TEMAS
    Dia Internacional de la Salud
    http://72.14.205.104/Search?...

  31. daniel medvedov
    2007-07-28 06:08

    Acerca de las criticas a la medicina china, hay un fragmento de Heraclito que cuadra perfectamente con algunos comentarios: “Los perros ladran a lo que no conocen”

  32. Monica
    2007-10-10 06:36

    Quiero expresar, que estoy muy de acuerdo con Marcos. Daniel Medvedov, esta a mi criterio en la linea de pensamiento correcta.
    Aquel, que halla leido a Hipocrates, no puede estar en desacuerdo con la Medicina China..



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal