Libro de notas

Edición LdN
Transtornos del sueño por Purranki Sandongui

Purranki Sandongui ha colaborado antes con Almacén en su columna Zasnujismo. Además publica la bitácora 3l Potadero de Bleturge. Su columna aparece los viernes. Esta sección dejó de actualizarse en julio de 2008.

Zarzuela

Estaba los otros días pensando en lo poco que me gusta la zarzuela, y en cuál podía ser el motivo que había impedido el desarrollo de la ópera. Existe ópera en Italia, en Inglaterra, en Francia, en Alemania. Y no sólo existe ópera. El enciclopedismo es francés. El descubrimiento del cálculo infinitesimal es inglés y alemán. La química es francesa, alemana, belga, holandesa, inglesa, italiana. La física es francesa, inglesa, etc. Supongo que ven el patrón. Tenemos tantos premios Nobel como Sudáfrica. Y los premios Nóbel sólo abarcan una época muy reciente.

Es inútil que rebusquemos más atrás. Existe un principio de Torricelli y un número de Avogadro, y las leyes de Newton, y el principio de Lavoissier. Existe el Watt y el Coulomb, y el Tesla. Existe el Farad, el Hertz. No encontramos el principio de Alba ni la ley de Medinaceli. La razón es sencilla a la par que arbitraria. Mientras la clase acomodada europea se dedicaba a investigar el mundo y a deleitarse con sus maravillas, los señoritos españoles seguían apegados a sus viejas costumbres de trajinarse campesinas. Es decir, existe el teorema de Rodrigues, pero Rodrigues era francés.

La zarzuela viene a ser una cristalización musical de esa mediocridad, por no decir bajeza. Quien no sepa escuchar la diferencia entre la zarzuela y la ópera muy posiblemente está perdiendo el tiempo con la música y haría mejor escuchando los cuarenta principales o lo que venga impuesto desde donde sea que viene impuesto.

Es a la vista de esta evidencia notable que personas de otros paises estén instaladas en la firme creencia de que por acá se practica unánimemente la siesta. Parece razonable, incluso amable, por su parte: Una propensión irresistible al sueño casi permanente es la única alternativa a la imbecilidad congénita para explicar la casi total falta de aportación española al conjunto de la cultura universal.

Que nadie me salga con la chorrada del Quijote o de Velázquez, por favor. Mirando las cosas con cierta escala (la de la realidad) se puede ver lo poco que ha hecho España en relación con la influencia, digamos, imperial/genocida, que ha llegado a tener. Dónde está nuestro Newton? dónde nuestro Shakespeare? qué noble castellano es nuestro Lavoissier?

La historia de España se puede comprender como una gigantesca siesta pesada después de la orgía de canibalización cultural que fue el siglo ese en el que no se ponía el sol y no sé qué tristes machadas que de nada sirvieron. Ustedes me sabrán perdonar, pero siempre que un extranjero me pregunta si por aquí se duerme la siesta yo le respondo “casi todo el día”. En el fondo, es un brindis al sol, un inútil acto patriótico. Describo a mis compatriotas como vagos incurables, no como los tarugos inexplicablemente orgullosos de nada que son. Es el menor de dos males. No hace falta que me den las gracias.

Purranki

Purranki Sandongui | 30 de marzo de 2007

Comentarios

  1. La Perrichola
    2007-04-05 13:16

    Tu nombre lo dice todo. Y la ignorancia habla por boca de necios como tú.

  2. Ana Lorenzo
    2007-04-06 05:42

    Lo siento por los que sí gustan de la zarzuela, pero ahí te doy la razón: qué le pasa a nuestra cultura para no hacer ópera, con la maravilla que es escuchar una ópera. Pero la literatura en castellano, ah, eso es otra maravilla.
    Besos.

  3. andres
    2007-04-12 18:04

    Estas confundiendolo todo y mezclandolo todo y sumandote al derrotismo propio de que todo lo español, es mediocre, cutre, etc. que se forjó seguramente a raiz de nuestra leyenda negra y de nuestra perdida de las últimas colonias.
    La zarzuela es NUESTRO genero lirico, representa a España, no es comparable a la opera como tampoco es comparable a los Rollings Stones. Pero ambos a mi tambien me gustan. POR FAVOR ESCUCHA ZARZUELA Y TE DARAS CUENTA DE LA MARAVILLOSA MUSICA QUE TENEMOS.

  4. Cayetano
    2007-04-12 18:43

    Hablar de España, que si es así o asado, es generalizar mucho. Es cierto que, en muchos sentidos, los diferentes ámbitos que componen eso que llaman España es y ha sido un páramo en muchos aspectos (en ciencia e infraestructura de investigación en universidad). Por otro lado hay compositores e interpretes de calidad notable, otra cosa es el éxito de público. Pero a lo que iba. Hay (o había pues se va perdiendo) un aspecto que quiero destacar, en contraposición a los pueblos del norte europeo, el mediterraneo sobre todo, destila alegría de vivir (aunque hay quienes se empeñan en amargarnos la vida).

    A estas alturas de la película me hago muchas preguntas, y empiezo a cuestinarme los valores morales anglosajones (el tiempo es oro y tal) que tanto predicamento tiene entre nosotros.

    Pasar la tarde paseando o sentado al sol conversando con los vecinos es una alternativa a ese aprovechar el tiempo que nos lleva a situaciones curiosas. Por ejemplo, encerrados en un piso muriendo en soledad (ya se, todos morimos solos). El futuro es otro, mi entorno ya no vive al sol y en una siesta perpetua. Solo veo hormigas terriblemente atareadas que no saben muy bien cual es el sentido de lo que hacen. El hormiguero, eso si, tiene aires europeos :)

    Personalmente no me gusta la zarzuela, ni la ópera. Pero la vida, ay la vida, y la luz, ay la luz … Para admirar la vida: una larga siesta para poder disfrutarla con todos los sentidos bien despiertos.

    No es una casualidad que los trabajadores europeos prefieran españa como destino. La velocidad mata :)

  5. purranki
    2007-04-12 19:59

    Yo no he dicho que todo lo español sea mediocre. Sólo las artes y las ciencias. Los embutidos, por ejemplo, están bastante bien y hay bastante variedad.

    No asumas que no he escuchado zarzuela, no es el caso. La he escuchado, y le he dado una oportunidad también a Chimo Bayo y a King Africa, y al reggaeton. Escucho muchísima música que no me gusta en absoluto, porque sé que hay gente que encuentra placer en esas “cosas” y puede que me esté perdiendo algo bueno. Me apena aborrecer el fútbol y la zarzuela y tantas cosas.

    Desgraciadamente, carezco del esquema mental necesario para poder apreciar a Chimo Bayo o considerar que la zarzuela es “género lírico”. Ciertamente, me pierdo placeres. Ninguna persona sensata se alegra por eso. Desgraciadamente, es imposible que me guste a la vez todo.

    Pero no hablamos de mis gustos personales. Si me gustara Chimo Bayo, sería mejor Chimo Bayo? No es la cuestión. La cuestión es si DJ Sideral es o no comparable a Mozart y si tal extremo es simplemente una cuestión de gustos. No creo que sea una cuestión de gustos, y soy consciente de que podría ser tildado sin razón de fundamentalista.

    Respecto a lo otro, lo del derrotismo, creo que la única leyenda que hay aquí es que haya una leyenda negra. No hay tal leyenda. Y realmente no hay derrotismo en las artes y en las ciencias. Hay simple derrota. Cuántos elementos químicos han sido descubiertos por un español? Cuántos principios de la termodinámica? cuántos planetas? Qué taxónomo español es famoso por haber ordenado el edificio de la zoología? cuántos teoremas fundamentales? cuantas teorías llevan apellido español? se podrían contar con los dedos de una oreja?

    Ya me gustaría a mí que hubiera tal leyenda. Pero la verdad es amarga, y quiero echarla de mi boca:

    No se trata en absoluto de la zarzuela, no era el tema del post, pero ya que estamos pondré un ejemplo para arrojar aún más sombra sobre un tema ya de por sí oscuro y arbitrario: En lo más alto de la fachada del Liceu de Barcelona hay cuatro nombres, dos españoles y dos extranjeros. Los extranjeros son Mozart y Rossini. Al lado de Mozart hay otro tipo, a la misma altura y en el mismo tipo de letra. Y al lado de Rossini, otro más. Puedes creer que digo la verdad cuando digo que soy incapaz de recordar a qué españoles pusieron en un momento de rara euforia patriótica?

    Sólo recuerdo que me pareció una grosería ridícula. No es ofensa para Mozart y Rossini. La ofensa es siempre para el que sale perdiendo en la comparación. Y las comparaciones ciertamente se pueden hacer siempre. Sólo necesitas dos elementos a comparar y un órgano para discernir.

    Es mejor estrategia, opino, comparar la zarzuela con Don Omar y ganar siempre. Aunque reconozco que la mejor estrategia de todas es decir que no se vale comparar. Se puede aspirar entonces a ser Miss Murcia o reina de las fiestas de Oropesa. Y cuando den el concurso de Miss Universo, cambiar de canal, que para eso tenemos una amplia oferta televisiva y tal…

  6. Jota
    2007-08-26 21:51

    Ay, Purranki. A tí lo que te pasa es algo tan español como la siesta y los toros, tan tópico y típico, tan rancio y anticuado como que te “duele España”.

    Pensaba que esas obsesiones noventayochistas estaban ya definitivamente terminadas y archivadas,... pero no. De vez en cuando una mente brillante como la tuya (y lo digo totalmente en serio, por el alto nivel de tu bitácora) nos vuelve a recordar ese desconsuelo patrio.

    Esa sensación de derrota, de no estar a la altura de las grandes naciones, que fue el origen del nacionalismo vasco (si el barco no es de calidad, mejor abandonarlo)

    Permíteme unos comentarios:

    1/ Si la República española hubiera continuado, y no hubiera sido destruída por Franco y sus 40 años de aborragamiento, es muy posible que en nuestra historia hubiera muchas más figuras ilustres en el campo de la ciencia.

    2/ En el campo de las artes, no puedo imaginar ninguna otra nación que nos supere en la cantidad y calidad de sus escritores y pintores: Murillo, Velázquez, Goya, Picasso, Dalí y Miró, por poner sólo unos cuantos. O Cervantes, Calderón, Lope de Vega, Alberti, García Lorca, Pío Baroja, Unamuno,...

    Creo que no merece la pena discutir la contribución española a la literatura y la pintura.

    Te reconozco una escasa contribución en la ciencia, en la filosofía, y en menor medida también en la música (aunque si Falla o Albéniz en lugar de ser españoles hubieran sido franceses o americanos, los tendríamos hasta en la sopa) Y en música no olvidemos esa música popular que es el flamenco: pocas músicas populares han generado más interés entre musicólogos y antropólogos de todo el mundo.

    Hablar todavía con fría ironía que esconde pena de una España de siesta perpétua, además de falso, es anticuado, anacrónico. Más propio de los tiempos de Larra que de este principio de siglo XXI.

    Demos de una vez el adios definitivo al ansia regeneracionista española, que para bien o para mal estamos ya en el tren de la modernidad posmoderna, posindustrial y globalizadora de los más ricos: por primera vez en muchos años.

    Y si queremos rememorar el pasado, recordemos que la Historia no es sino una colección de DVD’s, y que nos recreamos en los que preferimos. Y así es infinitamente mejor para el espíritu recordar gestas guerreras, tercios inmortales que ponen su pica en imperios donde no se pone el Sol, o mueren con honor en Rocrois, al tiempo que desde el pasado nos dicen: “contad lo que fuímos”.

    ¡Oh, España inmortal, qué lástima que sólo los fascistas locales y los extranjeros como Bartolomé Benassar canten a tu gloria, mientras tus mejores hijos abominan de tí!

  7. Rodrigo
    2009-05-25 04:41

    España es un lugar más, con gente normal y corriente. Alguna mas brillante… otra menos. Eso fue y será asi aqui y en China.
    Generalizar es penoso pero cotidiano, comparar en triste pero humano.
    Por suerte tenemos libertad para opinar y decir tranquilamente lo que pensamos de todo y ahi destaco yo algo bueno que tenemos. La libertad de pensar. Asi cada uno puede ademas de pensar como quiera, escuhar zarzuela, opera, gamelan o un grupo de jotas con la misma admiracion, respeto o incluso rechazo.
    La historia es interesanete pero vivamos el presente, que no se nos escape discutiendo cosas pasadas de moda. Mejor aportar algo de luz al presente aunque solo sea no oscureciendolo con pensamientos negros.
    Un saludo



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal