Libro de notas

Edición LdN
Textos del cuervo por Marcos Taracido

TdC es un diario de lecturas, un viaje semanal por la cultura. Marcos Taracido es editor de Libro de notas. Escribió también las columnas El entomólogo, Jácaras y mogigangas y Leve historia del mundo [Libro en papel y pdf]. Ha publicado también el cómic Tratado del miedo. La cita es los jueves.

Querida Helene Hanff:

Querida Helene Hanff:

Me apena mucho que estés muerta, aunque sea este un sentimiento poco racional, puesto que casi con total seguridad no te escribiría esta carta si estuvieses viva. El caso es que acabo de leer 84, Charing Cross Road y estoy muy sorprendido y muy conmovido y lleno de dudas y preguntas. ¿Eres consciente, Helene, de lo mucho y lo poco que tienes que ver en todo esto? Claro, sin tu amor por los libros, tu ironía y tu humor, sin tu persistencia y cuidado en la amistad, no existiría el libro; pero ¿y sin Frank? ¿sin su mujer y su vecina, sin las niñas? ¿Sin MARKS & CO.?

Causa espanto ver cómo este libro es una novela delicada, precisa en la construcción de la trama… sin que haya trama, sin que nadie estudiase el modo de construir las relaciones poco a poco, lentamente… causa espanto ver cómo la realidad imita a la estructura narrativa de la mejor ficción. Es tan irónico y entrañable pensar que este libro tuyo es, sin querer, el único tipo de ficción que tú estarías dispuesta a leer…

Helene, ignoro la razón por la que en el libro no están todas las cartas, no sé si se trata de una selección tuya, editorial o si se perdieron el resto; tampoco se dice nada en la edición española de si las cartas presentes son completas o están mutiladas. Me gustaría pensar que lo que hay es lo que hubo, que este maravilloso regalo de contemplar el crecimiento de una amistad tan hermosa es un limpio pedazo de realidad, pero supongo que es imposible, que hubo edición y selección, y que esas manos son como ignotos magos de la elipsis que hacen brotar de cada agujero oscuro haces de luz.

Qué sola viviste, Helene. Qué poco diste a tus amigos ingleses de ti misma. Qué bien ocultaste con la escasez del dinero tu miedo a ser conocida sin la máscara de la palabra escrita.

Me despido con la única fe que profeso: la de la ficción: quizás pudieras responderme, quizás incluso Frank pudiera: esperaré.

Con mis mejores deseos,
Marcos Taracido

P.D.: No sabes hasta qué punto tu amistad transoceánica e invisible de hace 60 años se parece a las que hoy se mantienen por internet. Será fácil para muchos reconocer en la vuestra sus historias de amor a distancia. La tecnología es una gran mentira. O una gran ficción.

Marcos Taracido | 13 de diciembre de 2012

Comentarios

  1. Alberto
    2012-12-14 02:05

    Hoy, después de mucho tiempo, recordé este libro y estuve hablando esta mañana de él. Qué curioso.

  2. Marcos
    2012-12-14 03:03

    Pues yo no tenía ni idea de su existencia hasta hace una semana, que me lo recomendaron.
    ¿Casualidad? No lo creo.

  3. Cristina
    2013-03-09 19:19

    Acabo de terminar el libro. Estoy de acuerdo contigo en lo que hace sentir. Pero cuando hablas de la máscara de la palabra escrita, no lo estoy tanto. Por una parte sí, creo que es así, pero también es cierto que las relaciones epistolares tienen algo de más verdad al esconderte justamente detrás de la palabra, te atreves a ser más honesto. Ya se lo dice ella a Frank.
    Me gustaría ir a Londres y poder ver esa inexistente librería!
    Es curioso, siempre me atrajo ese libro al verlo en las librerías, pero no me he “atrevido” a leerlo hasta tu carta a Helen. Gracias

  4. Marcos
    2013-03-09 19:26

    Caramba, Cristina, de verdad que me emociona ver que leíste el libro gracias a mi texto. Gracias por decírmelo.

    Quizás me haya expresado mal con lo de la máscara: me refiero en concreto a sus continuas excusas para viajar a Londres, reales si las crees, máscara para ocultar su miedo a desvelar su verdadero yo en mi interpretación: y no por ocultar nada en concreto, sino porque puede resultar mucho más fácil mantener relaciones postales que en persona, sobre todo después de labrarte una imagen, siempre e inevitablemente distinta a la real, en las cartas.

    Saludos

  5. Cristina
    2013-03-09 19:35

    Sabes, nada más leer el comentario tras enviarlo me he dado cuenta que decíamos lo mismo. Sí, es así, tu no te has expresado mal, eso es imposible! En realidad es justo eso lo que yo quería decir. Por qué será tan difícil ser nosotros mismos en persona. Incluso sin conocer a alguien realmente eres más tu entre las palabras escritas que delante de alguien, es curioso. Tal vez por eso los libros hablan de la vida tan real, tan en cueros. Por eso seguramente a ella le gustaban los libros de no ficción. Aunque los de no ficción en realidad hablan de lo mismo.
    Un placer! Siempre te leo.



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal