Libro de notas

Edición LdN
Textos del cuervo por Marcos Taracido

TdC es un diario de lecturas, un viaje semanal por la cultura. Marcos Taracido es editor de Libro de notas. Escribió también las columnas El entomólogo, Jácaras y mogigangas y Leve historia del mundo [Libro en papel y pdf]. Ha publicado también el cómic Tratado del miedo. La cita es los jueves.

Kafka y la niebla

1. Cervantes quería que el lector se tomase en serio el Quijote del que tanto se reían; Kafka quisiera que nos riésemos con sus novelas, que nos tomamos tan en serio.

2. Kafka es una niebla, densa, sin vientos ocasionales que la lleven. Una niebla de la que ya nunca te desprendes: caminas con ese muro espeso torneándote, te moja las manos y el rostro y te acompaña al sofá, a la sala y se mezcla con el vapor de la cocina o la ducha. Si la sientes, te ayuda a entender que vives en la niebla.

3. Leí La metamorfosis con dieciséis o diecisiete años y recuerdo un impacto profundo, desazón y hundimiento al acabar la lectura. Recuerdo que imaginé una especie de versión o secuela, negra y trágica, todavía en la niebla.

4. Pero lo más inquietante del universo kafkiano es la rendición total de sus personajes, la derrota asumida y consciente desde la primera página de sus novelas: no hay en Josef K y en Gregorio Samsa rebeldía, ni perplejidad, nada más que ligera extrañeza y rápida asunción de su destino.

5. Kafka no sirve para la relectura: la impresión del primer contacto es tan poderosa y enraíza tan profundamente que su universo te persigue siempre. Y su valor no está en el lenguaje, sino en la anécdota, en la historia que construye, y esa no se te olvida. Releer a Kafka es como intentar reconstruir una pesadilla: aún en el caso de poder hilvanar secuencialmente el sueño, no sentirás nada de lo que sentiste mientras lo soñabas.

6. Versiones gráficas de El proceso (Montellier y Mairowitz, sins entido, 2012) y La metamorfosis (Astiberri, Peter Kuper, 2012). Impecables. Más sencillo adaptar La metamorfosis que El proceso, obra mucho más compleja. Digo impecables porque dudo que la adaptación se pudiese hacer mejor, pero también dudo que una adaptación que siga paso a paso las secuencias de las novelas originales (ambas lo hacen) pueda ser fiel a su espíritu, reproducir gráficamente el ambiente que crea el autor checo.

7. La condición simbólica de la obra de Kafka –y eso lo hace inmenso– permite que cualquier corriente, ética, religión o individuo se apropie de su discurso y le dé sentido propio. Pero lo kafkiano, la niebla, es, al menos desde entonces y hasta ahora, intrínseco a nosotros: nos explica como ningún otro universo de ficción lo ha conseguido.

Marcos Taracido | 15 de noviembre de 2012

Comentarios

  1. marmisaryn
    2012-11-22 09:14

    Me ha encantado. Siempre he sentido una repugnante incapacidad para expresar lo que sentía al leer La Metamorfosis. Tardé unos 4 meses en leerlo, por cierto. Sentarme frente a él era un desafío, una puesta a prueba de mi capacidad para soportar la angustia de asumir una realidad tan dramática. Por la que no hay vuelta atrás. Sí es cierto que alguna vez sonreí, pero como quien ve un comportamiento por el que siente lástima y a la vez cariño.
    Es cierto lo que dices, releer es como reconstruir una pesadilla.

    Gracias por aportar esto :)



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal