Libro de notas

Edición LdN
El mundo gira sobre un eje podrido por Alber Vázquez

Alber Vázquez es escritor. “El mundo gira sobre un eje podrido” es una columna de opinión que se publica todos los lunes y que alberga como firme propósito convertir a este planeta en un lugar más habitable donde los hombres y las mujeres del mañana puedan compartir su existencia en condiciones igualdad y justicia. Estamos seguros de poder lograrlo. El mundo gira sobre un eje podrido dejó de actualizarse en abril de 2008.

Mentirosos, mentirosos compulsivos y maestros orientales

Lo bueno de vivir en el primer mundo, es que puedes sentarte tranquilamente a comer una bolsa de palomitas mientras ves pasar, ante tus ojos, los acontecimientos sociológicos más alucinantes que el ser humano ha concebido en un millón de años de evolución inteligente. Personalmente me interesan todos, pero como la paciencia de mis lectores es finita, me detendré en uno que, por curioso, estrambótico y pintoresco, puede arrancar una sonrisa en grandes y pequeños.

Me refiero, querido lector, al maestro oriental. El maestro oriental es un tipo que, como su propio nombre indica, proviene de oriente. De cuanto más al oriente, mejor. Es, obviamente, un maestro. Lo es de una forma absoluta e independiente de cualquier consideración que nosotros, bárbaros occidentales, seamos capaces de plantear. El maestro oriental es un compendio de sabiduría que esgrime benévolamente más allá del bien y del mal, del ser y del estar, del título universitario o de la convalidación académica correspondiente. El maestro oriental, amigo lector, sabe. Eso es todo.

¿Y qué sabe? Pues más bien nada, para qué vamos a engañarnos. Pero no es eso lo que él trata de colarnos. Vayamos a un caso práctico: el maestro oriental que practica esa sabia y antiquísima ciencia curativa denominada la acupuntura. La acupuntura, amigos míos, es una patraña como la copa de un pino. Se basa en algo tan indemostrado como la existencia de canales en el cuerpo por los que fluye la energía. Cuando te sientes mal, es que la energía se ha ido al carajo, de manera que el maestro oriental te clava una serie de agujas para recomponerla. Después, te clava noventa euros en lo que comúnmente se ha venido en denominar un atraco a mano armada. Pero el maestro oriental no se arredra fácilmente. El maestro oriental tiene cuerda para rato y labia para parar un tren. ¿Por qué? Por esto:

Porque lo oriental mola. He ahí el fenómeno sociológico que yo estaba contemplando mientras daba cuenta de mi bolsa de palomitas. Quién sabe por qué, un chino haciendo el chorra con unas agujas nos estimula. Nos estimula, sí, qué le vamos a hacer. Da igual que no haya demostrado la eficacia de su patraña. Da igual que la energía vital no exista y que, en consecuencia, no fluya por canales corporales invisibles. Dan igual la cordura, la lógica, la sensatez y el método científico. Y todo eso da igual porque el chino se guarda un as en la manga y lo saca en cuanto menos te lo esperas: su saber es milenario. Sí, esa es la palabra mágica: milenario. Si ayer te inventaste una mentira y hoy nos la cuentas, en mentira se queda. No cuela, chaval. Pero si la mentira se le ocurrió a alguien hace mil años, ajá, mentira milenaria al canto. Y la mentira milenaria es menos mentira. Una mentirijilla. Una casi verdad.


Los famosos meridianos por los que fluye la energía. Prometo convertirme en esclavo sexual de por vida de aquel o aquella que logre demostrarme científicamente su existencia.

Lo que sí hay que reconocerle al oriental, las cosas como son, es que tiene una elocuencia a prueba de bombas. Acaba contigo por agotamiento. Palabrería y palabrería y más palabrería. A falta de ciencia, buenas son tortas. Y a nosotros los occidentales, reconozcámoslo, se nos cae la baba con la palabrería. Cuando más new age, mejor: querida, tienes el vaso gobernador hecho unos zorros y me temo que se te están desequilibrando el yin y el yang; aguarda que te pulso un centro de energía con esta aguja para que los opuestos se alternen y el Cosmos respire.

Los maestros orientales deberían ser colgados por los chis en la plaza del pueblo hasta que los canales vitales les salieran por las orejas. Es lo que pienso. Por frescos. Por caraduras. Por estafadores. Pero aquí somos así de tolerantes y cualquier subnormal es libre de hacer proselitismo de su embuste. ¿Cómo vamos a apalear a un sabio, por el amor de Dios? ¡Un sabio oriental, ni más ni menos! ¡Un maestro! ¿Nos hemos vuelto todos locos?

Locos no sé, pero idiotas un rato largo. Debe ser que tenemos complejo de culpa por el daño que hemos causado en siglos anteriores. O por el que seguimos causando. De lo contrario, no me explico cómo cualquier payaso con ideas a cada cual más peregrina puede prosperar entre nosotros. Es que no me lo explico… En fin, querido lector. No abras tanto la mente, que se te va a caer el cerebro. Y tómate la puñetera penicilina sin olvidar de leerte el prospecto.

Alber Vázquez | 23 de abril de 2007

Comentarios

  1. Otis B. Driftwood
    2007-04-23 16:36

    Pues no te pierdas esto, con dvds explicativos y diploma acreditativo de no se qué institución homologada por no se sabe quién. Fantabuloso.

  2. purranki
    2007-04-23 17:23

    EL centro de la sabiduría oriental está en California, eso lo sabe todo el mundo. A toda esa gente que habla de medicina occidental y oriental no le ha curado nunca en extremo oriente un médico oriental. A mí sí. De una otitis. Y me dio amoxicilina, que es un tipo de penicilina sintética que se usa tanto en oriente como en occidente por los médicos. Médicos sin más. Los que se refieren energías imaginarias no son médicos porque no es médico aquel que no puede demostrar que cura, así de claro.

  3. Cayetano
    2007-04-23 18:26

    Tambien yo voy a machacar el ajo, pero en otro mortero. No metería en el mismo saco a todos quienes practican un modelo de medicina (entendiendo medicina en un sentido amplio).

    Recuerdo muy bien, en la década de los 70, que a ciertos médicos higienistas (que propugnan la capacidad de autocuración del cuerpo si se le deja en paz y no se le maltrata) eran demonizados por sus colegas más ortodoxos a pesar de haber compartido carrera y titulación. Hoy casi nadie cuestiona que es mejor llevar una vida sana, prevenir, que recurrir a cirugía o química y patente farmaceútica.

    Los oncólogos reconocen, ahora públicamente, que el estado de ánimo, optimismo, ganas de vivir, etc. influye en la curación de muchos cánceres. El optimismo (una forma sutil de autoengaño), el ejercicio, el buen rollito, el sexo feliz, etc. mejora la producción de hormonas beneficiosas. Este asunto se descubrió cientificamente en la década de los 70 (endorfinas, encefalinas, etc.). Ser (o sentirse) feliz alarga la vida, cosa que ya intuyen los antiguos. Un idiotizado tambien puede tener larga vida: el idiota feliz.

    Charlatanes los hay en todos los gremios pero distinguirlos entre la clase médica oficial es algo dificil si no se conoce la jerga profesional o no tenemos acceso a los estudios en profundidad de tal o cual enfermedad (además de saber interpretarlos). Yo distinguiría entre médicos interesados en curar a su paciente (lo que requiere, además de conocimientos, experiencia y atención una disposición natural, vocación humanitaria). No basta con aplicar el protocolo o leer el vademecum, hay que mirar al enfermo, saber de sus emociones, si su forma de vida es la causante de la enfermedad.

    Con cinco minutos de consulta poco se puede saber. El chamán, el cura, el curandero, el timador, etc. si algo tiene es tiempo para escuchar (lo que a veces resulta más cómodo), que alguien se sienta escuchado es una forma de terapeútica. Etc.

    Ya que se habla de la penicilina, señalar que su descubrimiento fue puro azar, como tantas otras cosas, magia borragia y tal. La historia de la aspirina tambien tien tela.

    Al grano, de la acupuntura (o de la homeopatía) poco puedo decir ya que no las conozco a fondo, ni tengo intenciones de usar. Sin embargo creo que puede ser objeto de investigación y estudio en laboratorios, Tal vez abra nuevas vías, como la sofrología una rama de la medicina oficial muy poco conocida.

    Ojito, no defiendo ni menosprecio la acupuntura, solo señalo que puede abrir nuevas vías para el tratamiento del dolor.

    Otra cosa son los sinverguenzas y timadores que abundan en casi todas las profesiones. ¿Cómo distinguirlos? Se puede hacer un listado, empezando por empresas farmaceúticas y acabando por curanderos en la provincia de Cádiz (por ir de norte a sur de la península ibérica)

  4. Alber
    2007-04-23 18:52

    El optimismo quizás cure el cáncer. O ayude. No lo sé. Sin embargo, diez de cada diez oncólogos entrevistados, recomendaron quimioterapia.

    Y sí, la penicilina fue descubierta por azar, ergo deberíamos descartarla. Como la rueda o los rayos X. Vivimos de milagro.

  5. Cayetano
    2007-04-23 22:53

    Albert: El optimismo solo no cura el cáncer. Puedo asegurarte que solo tomo en consideración la opinión de personas que llevan muchos años tratando determinadas enfermedades. No soporto a determinados médicos (y chamanes) que se comportan con cierta prepotencia. Cuando se trata de mi salud solo considero la opinión de determinadas personas. Mi experiencia personal:

    Cuanto más capaces y éxitos tienen a sus espaldas más humildes son. He tenido la fortuna de encontrarme con varios médicos que me merecen todo el respeto, sin embargo hay algunos realmente mediocres con los que he tenido que lidiar en ciertas ocasiones.

    Quiero decir, que la opinión del vulgo me la trae al pairo. Sin embargo me quedado alguna cosa clara, el cuerpo humano es algo muy complejo, las interrelaciones entre todas sus partes (en las que la ciencia tiene que dividir para estudiar) es algo que aún está por determinar.

    Personalmente (como enfermo crónico) el tema me preocupa y observo, tambien en purranki, un cierto aire religioso (fe en los manuales del cientifico que aún no ha terminado de investigar).

    Hasta donde yo se, la enfermedad se trata con una batería de medidas entre las que se encuentra la química farmaceútica, ahora viene los bueno: Ya se reconoce cientificamente el valor de un tratamiento integral (tranquilos no incluye la acupuntura).

    Ahora modo provocador on:

    Tú, purranki, y el punzador de Miami no sois los más indicados para resolver problemas de salud. Afortunadamente cuento entre mis amistades, un verdadero honor, a un cardiólogo, neurólogo y patólogo que cuando conversamos me siento más cómodo, me instruyo mejor, etc.

    Me da la impresión que no se entiende lo que quiero decir (tampoci puedo depurar mi farragosa escritura) y va a ser complicado enterse en esté espacio de librodenotas. Lo que si observo es la profileración del taliban cientifico muy frecuente entre las clases populares … Sin embargo los que están metidos en faena no lo tienen tan claro, afortunadamente.

    Ocurre que los curanderos orientales y otros timadores tienen cierto éxito gracias precisamente al indocumentado discurso cientifico que practican los defensores de la pirula y amantes del esquema burocrático establecido en eso que llaman protocolos admitidos. La ciencia y la práctica médica avanzan gracias a quienes van más allá de lo que exije el manual. Para ilustrar lo que quiero decir sirva el modelo de rehabilitación cardiaca desarrollado por el Instituto Valenciano del Corazón, La envidia de algún que otro cardiólo. Leed lo programas y vereís que no incluyen solo pildoritas, ¿los resultados? pues hala a buscar … o se lo comentais al médico de cabecera (os hace un resumen en menos de cinco minutos)

  6. Cayetano
    2007-04-23 23:17

    Notas técnicas

    He quedado impresionado por la cantidad de errores tipográficos y meteduras de pata diversas en el comentario anterior. Tiene explicación: está hecho usando un teléfono móvil con wifi y teclado infame. Era un experimento, la verdad es que una cosa bastante inútil, lo del móvil … digo. En fin

  7. Ana Lorenzo
    2007-04-24 03:43

    Yo no creo en el yin y el yan, ni en el equilibrio de energías en el cuerpo, ni en las mil cosas que controla la acupuntura. Creo que lo de usar la acupuntura para dejar de fumar o para adelgazar tres kilos es una forma más de consumismo en este mundo de locos, y una cierta nota de distinción; los pobres y normales lo hacemos a pelo (como mucho con los chicles de nicotina o con alguna dieta de revista), los ricos y consumidores compulsivos, con acupuntura, que queda mejor, y casa muy bien con la sesión de spa de la tarde y la de fitness del mediodía.
    Sin embargo, cuando uno tiene una enfermedad crónica, o la sufre su hijo, y la medicina tradicional, con química (bendita química), con cirujía, con… todo lo que tiene a su alcance nos deja tirados, solos, indefensos, uno puede aceptarlo, vivir lo mejor posible y lo que dure, o desesperarse y agarrarse a un clavo ardiendo: la acupuntura, un chamán, el vidente de la vecina del amigo de tu primo, una señora que se anuncia en los periódicos que practica vudú y magia negra y que cura con las manos… lo que sea. La desesperación no atiende a razones, no pide métodos científicos: trata de pasar por encima de ellos a brazo partido.

    Un saludo.

  8. Bidane
    2007-04-24 06:08

    Joder, ¿no hay absolutamente nadie que opine a favor de los maestros orientales? Pues yo si.

    Cierto es que doy gracias a dios por los médicos, por la aspirina, por la quimioterapia,... agradezco que existan y agradezco que tengamos cobertura a todo ello; yo desde luego es en lo que confio y es lo que funciona.

    Pero aparte de lo “científicamente probado” existen vias alternativas, otro tipo de terapias. ¿Qué pasa?¿Qué la gente es borrega por creer y hacer uso de la medicina oriental? Oye, a mi me la suda si no está “científicamente provado”. Igual me funciona. Igual me funciona simplemente por que creo en él, porque creo que funciona. Yo conozco gente a la que le ha funcionado la acupuntura, o al menos le ha ayudado.¿Qué tiene eso de malo?

    muxu bat, alber.

  9. María José
    2007-04-25 03:18

    Como ya he comentado muchas veces, el estado del conocimiento de la mente es el que es.

    Sin embargo, hay teorías bastante asentadas y con resultados contrastados, algunas procendentes el conductismo (lo siento). Cuando alguna de estas ideas pasa a la opinión pública, genera un rechazo visceral, con argumentos como que no tiene en cuenta toda la dimensionalidad del ser humano, que se le considera como a un animal o, peor aún, como a una máquina,… Pero funcionan.

    Si embargo, observo con sorpresa el éxito de lo que se viene en llamar Psicología Positiva. Con una base mucho menos asentada, sus memes tienen una capacidad de supervivencia realmente increíble.
    Me explico. Las relaciones entre el optimismo (hace unos años era la autoestima) y cualquier otra variable hay que tomarlas con mucha cautela, especialmente si se pretende establecer una relación causal. Vamos a suponer que se ha encontrado una relación fuerte (y ya es mucho suponer) entre el optimismo y la curación del cáncer, ¿podemos inferir causalidad?

    1. Estrictamente, para poder inferir causalidad deberíamos poder manipular el optimismo, para lo cual deberíamos saber en primer lugar si el optimismo es una característica estable o modificable. Si lo primero fuese cierto, la información acerca del optimismo y la curación del cáncer sería tan interesante como una relación entre el color de ojos y la curación del cáncer (aunque sé que este tipo de relaciones a las masas les apasiona).

    2. Si fuera modificable, habría que tener un grupo control y otro experimental equiparados en todas las posibles variables que puedan afectar a la curación del cáncer. Después manipular el optimismo del grupo experimental y esperar a ver quién se cura y quién no. ¿Lo haríais?

    Si sólo hemos constatado que existe una relación, hay que desechar posibles explicaciones alternativas (que suelen ser numerosísimas). Por ejemplo, la nada desdeñable: “tercera variable”. Es decir, que exista una tercera causa que genere a la vez más optimismo y más recursos para curarse del cáncer. Nada extraña, algo así como que el tener ojos claros y color de pelo claro suelen ir unidos, sin ser causa lo uno de lo otro.

    Me da miedo que los oncólogos, mis familiares y amigos abracen sin una base más sólida estas ideas. Me imagino, si algún día me diagnostican un cáncer, a todos regañándome por lo poco que pongo de mi parte y poniéndome de ejemplo a cualquiera que sí se lo ha tomado con optimismo. Añadiendo a la enfermedad y al pesimismo que me caracteriza, el sentimiento de culpa (que de nuevo perjudicará mi curación).

    Si el mensaje sirviera de verdad para que la gente se volviera más optimista y se curase más, yo encantada, pero hay que estar muy seguros.

    En el fondo, todo esto tiene que ver con lo que ha señalado muy bien Ana. El problema es que cada fracaso ante una nueva ilusión tiene un coste psicológico muy alto, y de eso también sabe algo la Psicología.

  10. Cayetano
    2007-04-25 06:14

    Guenas,

    Esto se está poniendo interesante, la lectura del comentario de María José me sugiere algunas cosas que luego comentaré.

    Entiendo perfectamente a Alber cuando arremete contra la sabiduría oriental, la palabrería oriental, occidental o la mía tiene como objetivo comunicar ideas, intenciones, propuestas, vendernos remedios milagrosos o una máquina carísima que lo opera a usted de cataratas en plis plas. Palabrería, realmente útil.

    Soy deudor de la filosofía zen a la que llego desde San Juan de la Cruz, y especial de la estética que ambos mundos (que parecen el mismo) plantean, aunque no soporto muy bien la parafernalia (y exceso de verborrea mística) de los monjes zen transplantados a occidente, como tampoco los presupuestos que manejan los monjes cristianos, salvaguarda de los valores de la fe. Eso no impide que valore y utilice sus, digamos, algunos conocimientos del mundo.

    En relación al tema que nos ocupa, acupuntura, hay que tener la mente abierta (aún a riesgo de que se nos caiga el cerebro) y considerar la posibilidad de que algo de verdad haya en esta técnica. Ese algo de verdad no justifica todo el discurso del maestro occidental bebiendo en los mohosos estanques de una cultura podrida en lo político y social como es la oriental. Toda esa maravilla de lámparas chinas y japonesas es incapaz de ocultar la barbarie y las miserias que arrastra la historia del oriente maravilloso.

    Ni su medicina ni su pensamiento han evitado la podredumbre. Menos aún ese transplante a occidente devenido en sectas iluminadas y lamentables curanderos cínicos y sacacuartos. Pero entre los, por decirlo de alguna manera, honrrados y verdaderamente interesados en paliar la desgracia de los demás, tenemos intentos experimentales de aplicar soluciones.

    Que existan cirujanos plásticos codiciosos que rebanen mal no significa que la cirugía no puede resolver muchos problemas, que un cirujano tenga un mal día es comprensible pero puede acabar con la vida de alguien. El acupuntor, como tantos otros, corre menos riesgos salvo que se atreva a realizar las funciones del anestesista. ¿Hay algún acupuntor que se atreva a ésto? ¿No? Creo recordar que algún sofrólogo si. Sin embargo el sofrólogo no tiene todas las respuestas a su ciencia: Simplemente funciona.

    Respecto a lo que comenta María José acerca del optimismo, la autoestima y tal, solo quería señalar que, en mi opinión, no se trata de que por si mismas curen nada pero forman parte de una complicada ecuación en la que intervienen muchos factores. Es una parte, así, si la química cura hay junto a esto otras ayudas que hacen una cura mejor. ¿De que sirve curar un cáncer de pulmón si mantenemos la misma actitud despues de salir del quirófano?. Técnicas de relajación para reducir el estress, del trabajo, por dejar de fumar, para soportar las relaciones impuestas, cambiar hábitos de vida, etc. Además de pirulas se requieren otros armamentos terapeúticos. Y es curioso que en el campo de las emociones aparezcan como prácticas saludables la práctica del Taichi, el Yoga, etc. y no tengamos equivalentes atractivos y a precio razonable en la psicología. Tambien señalar la practica de actividades como la pintura, escritura y otras manualidades o juegos, a la pelota o eso que tanto dice Albert que gusta a los jubilados: Al corro de la sillas.

    En fin, que yo no voy a un acupuntor por que no me pilla a mano y no lo necesito. Sin embargo un conocido, ya jubilado, y más bruto que un arado sin apenas estudios consiguio quitarme (disolverlo decía el) una calcificación en un tendon del tobillo. Años de médico y este tipo me lo curó en un par de meses en sesiones diarias dolorosísimas, no había un acupuntor a mano … Lo aprendió de su padre, sus hijos pasan o iran a la universidad a estudiar medicina :)

  11. Ana Lorenzo
    2007-04-25 18:30

    María José, dices: «Me da miedo que los oncólogos, mis familiares y amigos abracen sin una base más sólida estas ideas. Me imagino, si algún día me diagnostican un cáncer, a todos regañándome por lo poco que pongo de mi parte y poniéndome de ejemplo a cualquiera que sí se lo ha tomado con optimismo. Añadiendo a la enfermedad y al pesimismo que me caracteriza, el sentimiento de culpa (que de nuevo perjudicará mi curación).» Joder, lo que nos faltaba. Ya me veo a mis amigos y parientes soltándome, en tal caso: «Pero anímate, hombre, así, ¿cómo quieres que se te cure el cáncer?». Va a ser mejor instruir al médico: «No lo diga a la familia, por favor, es contraproducente para mi salud.» «Cómo no, no sabe lo bien que le entiendo.»
    Y sobre esto, viene al pelo una entrada en Letras enredadas que se titula Animoterapia.

    Un saludo.

  12. María José
    2007-04-25 19:18

    Cayetano, como siempre tus comentarios resultan muy interesantes. Por eso me gusta matizarlos.

    Si como bien dices: “forman parte de una complicada ecuación en la que intervienen muchos factores”, es importante tener en cuenta dos aspectos. En primer lugar, hay que estar muy seguros de qué variables de verdad forman parte de la ecuación y, en segundo lugar, hasta qué punto una ecuación es informativa si intervienen tantos factores que al final lo único que hacen es explicar a cada individuo. Sobre este último punto, escribí un texto hace algún tiempo, es una idea a la que estoy constantemente dándole vueltas pero que no consigo darle forma.

    La otra afirmación: “Y es curioso que en el campo de las emociones aparezcan como prácticas saludables la práctica del Taichi, el Yoga, etc. y no tengamos equivalentes atractivos y a precio razonable en la psicología” yo creo que tiene que ver con un concepto erróneo del objeto de la psicología. Cualquier práctica que haga que tengas emociones (las saludables y las otras) forma parte de la vida, la psicología podrá explicar por qué cuando te enamoras (una de las prácticas más saludables para la emoción) se producen una serie de efectos, pero no es objeto de un psicólogo hacer que te enamores de alguien, incluiso estaría feo. Cualquier buen psicólogo debe indagar en cuáles son las prácticas que te producen emociones saludables, que no son las mismas para todos, y animarte a que las practiques. Nada más. El resto de su función tiene que ver con otros aspectos que ni el Yoga ni la lectura o el deporte te pueden solucionar.

    Con relación a tener la mente abierta, es complicado y sería objeto de otro debate. Debiera ser algo que se aplicara a uno mismo, para intertar abrirla, pero da la impresión que se lo aplicamos a los demás para que abran la mente a lo que nosotros la tenemos abierta. Mucho me temo que dentro de un tiempo habrá que abrir la mente a todas las aportaciones de la cultura occidental.

  13. Alber
    2007-04-26 03:41

    Cayetano, dices:

    “Hay que considerar la posibilidad de que algo de verdad haya en esta técnica [en la acupuntura]”.

    Bien, pregunto: ¿por qué? ¿Por qué he de considerar algo así? ¿Por qué voy a considerar que hay algo de verdad en la acupuntura y no, por ejemplo, en la Virgen de Lourdes? Son recursos a lo mágico y, en lo que a mí respecta, merecen el mismo tratamiento. Mira, mejor aún: me acabo de acordar de una señora que vi por la tele y que curaba eructando sobre sus pacientes. En serio, creo que debemos considerar la posibilidad de que algo de verdad exista en la técnica del eructo terapeútico. ¿Por qué no iba a haberla? ¿Porque hasta hoy nos hemos limitado a eructar únicamente a un nivel recreativo? No, por Dios, ¡no! El eructo tiene su lugar en la medicina moderna. Apostemos por ello. Total, no hace daño a nadie.

  14. Cayetano
    2007-04-26 04:55

    Albert: Hasta ahora no me había interesado la acupuntura, así que poca información de primera mano puedo conseguir. Pero tenemos a la internete para poder recabar opiniones al respecto, observo que el tema es peliagudo. Y la conclusión que saco, algo superficial lo reconozco, es que aún se requiere muchas pruebas e investigación para llegar a una conclusión. Tomemos como referencia este artículo de la OMS daremos por cierto el dato de que el 90% de los servicios de tratamiento del dolor del Reino Unido y el 70% de Alemania incluyen la acupuntura, No encuentro referencias a ningún estudio aceptable que nos aclare su eficacia probada, ni siquiera se si existe. Encuentro tambien unas Directrices sobre capacitación básica y seguridad en la acupuntura que he leido muy por encima:

    Muchos elementos de la medicina tradicional son beneficiosos y la OMS anima y respalda a los países a fin de que identifiquen remedios y prácticas inocuos y eficaces para su utilización en los servicios de salud públicos y privados. La Organización ha hecho especial hincapié en la necesidad de apoyar la investiga-ción sobre la acupuntura y su aplicación adecuada, y en 1991 la 44ª Asamblea Mundial de la Salud instó a los Estados Miembros a que introdujeran medidas para su reglamentación y control

    El documento pretende regular su práctica sin citar referencias científicas donde nos informen de su eficacia. Sea lo que fuere lo que me queda claro, es que no se ha investigado lo suficiente, de ahí la frase Hay que considerar la posibilidad de que algo de verdad haya en esta técnica. Es decir, quizás merezca la pena investigar … otra cosa es que al final se descubra que no sirva absolutamente para nada o abra nuevas vías de investigación, ni idea.

    Maria José: He leido el texto que señalas, y quisiera hacer algunos comentarios al respecto pero no hoy que ya voy un poco espeso. Con todo realmente útil (en un sentido muy amplio) y que merece más atención de la que ahora puedo prestar.

  15. Cayetano
    2007-04-27 01:20

    Simplemente aportando noticia (sin opinión) :)

    el estado de salud de un familiar y su ánimo resultan fundamentales para el paciente oncológico

  16. María José
    2007-04-27 02:26

    Cayetano, soy incapaz de entender qué información da la noticia. No hay referencia (muy mala costubre) para poder leer el original y analizarlo como se merece.

    Pero la frase que está entrecomillada dice que “Aparece una nueva crisis, miedos pasados, y se reavivan emociones negativas. Los familiares, principalmente los esposos de los enfermos, experimentan niveles significativos de estrés, en ocasiones incluso mayores que los propios pacientes”, es lo que yo llamo la psicología de la trivialidad. Ya sé que no estais en mi contexto y pueden resultar un podo duras mis críticas, pero he leído investigaciones donde se concluye que los familares de pacientes que están en la UVI tienen un grado de estrés elevado que, una vez que el familiar ha mejorado, dismuniye. Y para eso han estado pasándole test a personas que están con un familiar grave, con lo mal que está uno en esa situación.

  17. Cayetano
    2007-04-27 02:48

    La web de la Universidad de Navarra da la noticia , el estudio forma parte de un tesis doctoral y lo único que encuentro publicado, de la misma autora, es un trabajo que gira alrededor del mismo, en este enlace hay otras referencias pero requieren registro y tal.

    Y no me ha dado tiempo a buscar más.

  18. Marcos
    2007-04-27 02:51

    Bueno, hoy leí en El País (no encuentro la noticia en la web, se que son más pudorosos que en el papel) que un catedrático de medicina asegura que tener a la mujer en casa previene el infarto. No sé si eso será o no una aseveración científica o una opinión. Yo por si acaso ya le estoy diciendo a mi mujer que abandone el trabajo… y haga uno de esos curso de acupuntura por correo :)

    Saludos

  19. Cayetano
    2007-04-27 02:58

    Primero la cortesía, el enlace del estudio de marras es largo de co … así que espero que esto funcione:

    http://tinyurl.com/3aosrg

    Ahora al tema, lo que intento explicar es que cuando se habla de algo a favor o en contra hay que saber latín, ¿De que emisor de información me fío?

    Marcos: Es una salida profesional eso de montar un negocio en casa, pero cuidado … todo el día en casa se acaban pinchando ...

  20. María José
    2007-04-27 07:45

    Cayetano, creo que ha habido un malentendido, cuando hablaba de la mala costumbre de no dar la referencia, me refería a las noticias que se dan sobre investigaciones científicas, no a ti que siempre las pones.

    Marcos, ten cuidado. Tal y como se trata el tema de la causalidad en estas investigaciones “científicas”, igual descubren (una vez que todas las mujeres nos quedamos en casa para evitaros infartos), que cuando una mujer que no estaba en casa se queda la probabilidad de infarto del marido aumenta.

  21. Ana Lorenzo
    2007-04-27 16:47

    Marcos, que lo que dice el catedrático es que la mujer «no trabaje fuera de casa», sí, pero que además «tenga cierto nivel de estudios» y, yo creo que aquí es donde viene la clave, «que tenga dinero». El artículo está aquí.
    Vamos, chicos, que esto viene a ser algo así como que si dais el braguetazo el nivel de estrés se reduce mucho y el infarto se aleja. Lo que no entiendo muy bien es por qué no dice nada de cuando es la mujer la que consigue un marido rico, con cierto nivel de estudios y ¿que se quede en casa? A lo mejor no existen precedentes.
    Mi marido y yo nos ofrecemos de conejillos de indias para el estudio del segundo caso, sacrificando nuestro actual ritmo de vida en pro de la ciencia y del beneficio de la humanidad (que la Cátedra de Riesgo Cardiovascular haga de él un marido rico).

    Un saludo

  22. romeo
    2007-04-28 03:55

    A tenor de lo que estáis comentando creo que estamos confundiendo churras con merinas.

    La medicina actual, por muy científica que nos parezca, se basa en el conocimiento de ciertas sustancias que experimentalmente se ha demostrado que son buenas para el tratamiento de ciertas enfermedades o disfunciones del organismo humano, pero que en sí mismas, son perjudiciales, es decir, por encima de ciertas dosis son venenosas.

    La coca-cola fue fórmula milagrosa, en sus tiempos y mitiga la apendicitis, doy fe de ello, la aspirina es un medicamento buenísimo porque así lo dice la tele, no así otros de la misma empresa que jugando con productos químicos para conseguir buenos anticonceptivos armó la marimorena en alemania, con miles de casos de malformaciones en bebés.
    Acaso no nos suena cuanto menos sorprendente que en las boticas se sigan haciendo “fórmulas magistrales”, al mejor estilo chamánico, por muy regulado y admitida que esté esta práctica?
    Y la quimioterapia y radioterapia contra el cáncer, acaso atacar a todo el cuerpo, sin complejos, para eliminar parte de él, es razonable, aunque sea a día de hoy lo más efectivo?

    La medicina es un contínuo caso de prueba y error, hoy es un ácido acetil-salicílico y mañana un principio activo de una fruta de la selva mozambiqueña.

    En cuanto a la supuesta paranoia de las energías que nos rodean y nos hacen estar en karma con los planetas y la pachamama (madre tierra), y que si pinchas en un punto concreto de tu cuerpo entrarás en resonancia y equilibrio con el resto..os quiero comentar lo siguiente.

    Nuestro cuerpo se organiza y comunica gracias a un extenso y complejo entramado químico-eléctrico, a través de las fibras nerviosas, que hacen que el cerebro reciba e interprete los estímulos que recibe de las terminaciones nerviosas y mande órdenes hacia los músculos que deban ponerse a tono para realizar una actividad concreta.

    Bien, esta actividad eléctica produce campos electromagnéticos, bajísimos pero interesantes, y está más que demostrado que dormir o trabajar cerca de productores de campos electromagnéticos (radiación directa: móviles, repetidores, televisores, corrientes de agua como riachuelos bajo la casa, techos radiantes (oficinas), espiras de cables elécticos, o bien cargas estáticas: ordenadores, etc, ) es claramente complicado, porque tenemos cefaleas, es decir, esos campos electro-magnéticos perturban nuestro correcto funcionamiento cerebral, y se manifiesta como insomnio y malestar. Y no menciono la famosa lipoatrofia muscular por campos eléctricos en oficinas, que a ver cual se salva..

    Dicho esto, en el cuerpo hay zonas de concentración de fibras nerviosas, ganglios, etc, que hay quien los llama “centros de dolor”, no parece tan descabellado que de alguna manera pudiera actuarse en ellos, disipando energia con una pica ( podría ser el alfiler que te clavan?) , es más, si de pequeños sacábamos electricidad de una patata mediante picas de estaño y zinc si mal no lo recuerdo, qué podríamos hacer con nuestro cuerpo.
    Curiosamente la estimulación eléctrica directa se utiliza para corregir la desviación de la columna vertebral, “invitando” a los músculos de la columna a que la coloquen en su justo lugar, cabría entonces pensar que otro tipo de estimulación o control del flujo eléctrico por nuestro cuerpo pudiera acarrear el tratamiento de ciertas dolencias.
    Es decir, parece tan loco pensar que actuando en un enchufe de la casa, puedo equilibrar mejor el sistema o cortocircuitarlo?

    No creo que baste que sea un saber milenario, esto de la acupuntura, para alabarlo o denostarlo, pero todo saber “médico” es interesante considerarlo y contrastarlo científicamente, porque no sea que seamos tan charlatanes los que tiramos a la basura lo que no entendemos como los que decimos que lo venden a engañabobos.

    También es verdad que debe ser un placebo interesante que te pongan hecho un espinete..diciéndote lo bien que te vas a poner, y que vivir quemado por la vida resta años y salud.

    Por último, no he utilizado la acupuntura, como método curativo, pero me sugiere interés, y no creo en las curas milagro que tanto nos anuncian (chamanes, curanderos, productos cosméticos de última generación “porque yo lo valgo”, bifidus activos, etc), pero el que se dedica a curar tiene que probar y experimentar para avanzar, eso es la ciencia.

    Un saludo

  23. Cayetano
    2007-04-28 06:59

    Solo comentar una última cosilla :)

    Que Albert escribe sobre temas que suscitan interés. cuando escribe cosas como El maestro oriental, amigo lector, sabe. Eso es todo empieza el lío. Luego hay que matizar punto por punto y acabamos mezclando temas o aderezándolos con cuestiones tangenciales. A mi lo que me preocupa es el cómo se conoce. Sinceramente no conozco a ningún maestro oriental, pero he conocido a varios formados en oriente los hay de muy diversos tipos. El mejor y más curioso es aquel que considera el debate dialéctico una pérdida de tiempo y acaba sonriendo beatificamente y mirándote de forma condescendiente, Ni siquiera siente compasión por tu ignorancia sobre las fuerzas interiores y del cosmos. Esto por un lado.

    Tampoco son infrecuentes los científicos de nota que desisten de explicarte ciertos temas con palabras que puedas entender, según ellos es imposible que comprendas algo pues ni tan siquiera sabes el alfabeto básico de su ciencia. Etc.

    Tanto unos como otros pretenden que tengamos fe en su sabiduría, en el fondo creo que todo es un problema de fe o de certificaciones oficiales expedidas en oscuros ministerios.

    Con todo aún hay cosas en las que tengo fe y la seguridad, casi absoluta, de que un día moriré. Un forma de conjurar ese día inevitable es realizar rituales que aparentemente nos salven de la horrible idea de un final polvoriento y solitario. O que mis restos algún día serán tambien el alimento de un gu(sano) o de un árbol.

    Mientras no olvido tomar la medicación, parece que de momento funciona :)

  24. Miguel A. Román
    2007-04-28 11:15

    No me consta que esté “más que demostrado” que vivir o trabajar en la cercanía de aparatos que generen campos magnéticos sea causa de alguna patología. En realidad está tan demostrado eso como el uso del llamado “biomagnetismo” como método terapéutico: pulseras magnéticas, almohadas magnéticas, filtros magnéticos, etcétera, que hace algunos años estuvieron de moda.

    En realidad, lo que sí está demostrado es que nuestra especie vive en un planeta que ejerce una moderada fuerza magnética, reconocible por las brújulas, y que, en circunstancias generales, es bastante superior en intensidad a las perturbaciones magnéticas que nuestra tecnología pueda producir.

    En general, la maquinaria eléctrica produce campos magnéticos que se neutralizan en sí mismos (mídase sencillamente en cómo afecta un tendido de alta tensión a la aguja de una brújula de explorador).

    Y respecto de los enlaces radiantes (móviles, televisión, etcétera) no utilizan emisiones ionizantes con carga eléctrica, sino de naturaleza ondulatoria, idéntica a la luz solo que en longitudes de onda distintas.

    Por lo demás, los empleados del CERN, que trabajan en el entorno de electroimanes de hasta 9 teslas duermen la mar de bien.

  25. romeo
    2007-04-29 11:38

    God save the Queen! La electricidad es sana..y sus campos se “neutralizan” a sí mismos..

    Es cierto que el ser humano no vive en un entorno exento de un nivel natural e importante de radiaciones, ultravioleta y calorífica proveniente del sol, radiactiva en el propio terreno natural y por su puesto magnética, que no es tan leve como piensas. Sin embargo la radiación electromágnética a parte de los rayos y cursos de agua, el ser humano los produce cuando hace circular electrones por un conductor de cobre enrollado sobre sí mismo (formando una espira), que por cierto los encuentras en cualquier generador de electricidad, y en motores elécticos (desde un coche, el ventilador del ordenador, etc,) y sus campos no son nada despreciables,es más sus efectos sí que están bastante estudiados, a pesar de que los lobbys de empresas energéticas y de telecomunicaciones torpedean cualquier publicación mínimamente alarmante sobre el tema, por supuesto es un problema de intensidad de esas radiaciones “nuevas” con las que los humanos nos bombardeamos contínuamente (electricidad: alta, media y baja tensión, radiofrecuencias de alta intensidad: televisión digital, telefónia móvil 3G, internet, o el gps), sin hablar de la electricidad estática residual que produce el uso intensivo de ordenadores, y otros cachivaches.

    Si vas a reformar tu casa te aconsejo que los cables no den la vuelta o casi la vuelta por toda la habitación, creas una espira de material conductor, y por tanto un campo electromagnético cuando enciendes una luz, si pusieras un imán en medio comenzariá a girar, así funcionan los motores, no es tan inocuo como piensas.
    Los cables de alta y baja tensión deben estar separados y convenientemente aislados de los usuarios (la alta en tramos aéreos no menos de 100 m de distancia), los transformadores en sótanos de comunidad son un regalo envenenado para los habitantes de las primeras plantas del edificio, producen cáncer, hay estudios empíricos que lo atestiguan, y no digamos los grandes transformadores de alta, que terminan rodeados en las ciudades por casas. Incluso con la famosa fotovotaica tendremos en los áticos cientos de metros de conductores en generadores eléctricos generando un interesante campo electro-magnético más el conversor DC/AC, que no deja de ser un transformador.

    Las radiaciones de móviles, en fin, los campos directos al ser tan potentes porque aún no hemos inundado las ciudades de repetidores, que paradojicamente es lo que hay que hacer, hacen que sea un suicidio aplazado vivir justo en el edificio de enfrente, o es mera estadística los casos de niños con cáncer en colegios justo delante de concentraciones de repetidores, en periodos muy cortos de tiempo?, también te diré que la concentración de radiación en los propios repetidores producen cefaleas e insomnio en las plantas altas de los edificios que las albergan, a parte de una suculenta renta anual. Cuando mandes un mensaje encierra el móvil con toda tu mano mientras se manda, veremos lo que sientes durante, o el grado de temperatura que sube el cerebro tras no tan larga conversación por móvil, el famoso “me calienta la oreja”.

    El agua a baja velocidad colocados formando espiras también crea campos electro-magnéticos de baja intensidad pero no despreciables, los suelos radiantes pueden producir varices, y los techos radiantes cefaleas, tener un curso de agua debajo de tu casa es perfecto para que tengas insomnio crónico, entre otras dolencias.

    Si juntamos la acción de la electricidad estática (ordenadores) con una estructura de espiras de cables (típico suelo de oficina) nos encontramos con un efecto que ahora está apareciendo..oh milagro..por ciertas entidades españolas, la lipoatrofia muscular, ya ves que resistente es el cuerpo a la electricidad.

    El cuerpo humano es bastante sensible a los campos energéticos, somos un mecanismo preciso que fácilmente se desajusta, y si te duele la cabeza por estar muchas horas ante el ordenador habrá muchas razones, pero no descartemos los campos electromagnéticos que produce el ordenador, aunque hayamos cambiado el “proyector de electrones” por una pantalla TFT, más planita y sana, aún nos quedan los ventiladores de la cpu, y el cacao de cables bajo nuestos pies, y sin trajes protectores como supongo que trabajarán en el CERN.

  26. sendy
    2007-04-30 20:45

    la verdad es que la escritura siempre me a gustado igual que la lectura pero…depende de que tenga que leer.tengo 15 años y me encantan las cosas de aventuras,amor…pero lo que mas me gusta leer es de sentimientos.sendtimientos que expresa la gente cuando ya no puede mas cuando se ve derrumbada,cuando ve que no tiene a nadie en quien apollarse,cuando se ve solo…eso son sentimientos que me llenan mucho y creo que hay gente que lo esta pasando muy mal.geracias por prestarme vuestro tiempo besos

  27. guatona
    2007-05-01 12:42

    guaton culon guaton enamorao

  28. Alber
    2007-05-07 20:18

    Para ir a mear y no echar gota: un anestesiólogo del hospital infantil de Sant Joan de Déu, de Esplugues, el doctor Luis Cáncer Villacampa, practica la magia con niños de 5 a 10 años. Alguien debería impedir que algo así se practique en un hospital y, encima, a niños. Demencial. De puro progresistas, algunos se vuelven idiotas de remate (los que lo permiten, digo).

  29. Alber
    2007-05-08 00:34

    He escrito a la consejera de Sanidad de la Generalitat para quejarme por la inclusión de la acupuntura en el sistema sanitario catalán. Reproduzco el texto e invito a enviar copias:

    ——————-

    Marina Geli, consejera de Sanidad y Seguridad Social de la Generalitat de Catalunya <consellera.salut@gencat.net>

    Estimada señora,

    He leído en la prensa de hoy que un anestesiólogo del hospital infantil de Sant Joan de Déu, de Espulgues, practica la acupuntura con total impunidad en un hospital que, entiendo, se halla bajo la tutela de su departamento. Le hago notar que la acupuntura es una pseudociencia basada en rituales mágicos que carece de cualquier fundamento científico y que, por lo tanto, debería estar lejos de un sistema sanitario razonable como es el catalán.

    Me encuentro escandalizado y alarmado por esta noticia y, por todo ello, le ruego que dé los pasos oportunos para alejar el curanderismo del sistema sanitario catalán.

    Atentamente,
    Alber Vázquez

  30. marta
    2007-09-06 01:23

    Vaya, pues conozco infinidad de medicos occidentales “tradicionales” que recurren a la homeopatia y aconsejan la acupuntura en ciertas ocasiones: obstetras, pediatras, matronas, oncologos … Si un medico con su carrera occidental y su mir, recomienda estas terapias alternativas e incluso las practica, descartando aplicar compuestos medicos o tratamientos agresivos como primera opcion, digo yo que por algo sera, no?? y podria dar normbres, pero no me parece etico. Solo digo que pertenecen a grandes hospitales madrileños, como el hospital quiron, el hospital de fuenlabrada, el hospital de alcala de henares, etc etc.

  31. PASCUAL TORRES
    2007-09-26 20:01

    Tan sólo decir que una técnica como la acupuntura, que tiene unos 3.000 años de antiguedad, no hubiera sobrevivido al tiempo sin resultados. De la misma forma que si la aspirina no sirviera no se habrían vendido millones de comprimidos. En Medicina lo que es útil suele perdurar. Además, para los que no conocen este dato, la Organización Mundial de la Salud reconoce a la acupuntura como una terapia eficaz contra determinadas enfermedades.

    Muchas gracias.

  32. hector
    2007-12-12 00:03

    Lamentable leer tal cúmulo de letras cargadas de ignorancia. A quienes les intrese saber acerca de la evidencia que avala el uso de la acupuntura les recomiendo poner “acupuncture” en el buscador de la OMS, o en el de JAMA o en el de New England journal of medicine o en una página de la revista de rehabilitación médica en china www.zglckf.com .
    Si ante lo que desconocemos debemos manifestar rechazo y distancia, bendito Benjamin Franklin que no letuvo miedo a la corriente electrica y bendito Colon y (aunque me duela) Bill Gates.

  33. Petrus
    2008-02-10 20:12

    Ni creo, ni dejo de creer en la acupuntura. Sin embargo, negarla por el simple hecho de que no se pueda demostrar de forma precisa, no me parece serio. Lo que si es cierto es que ha atraido la atención de muchos médicos serios e investigadores científicos, y parece ser que algo de verdad sí que hay en ello.
    El problema de muchos seres humanos es que sus mentes funcionan como meras y simples computadoras, y cuando sus cerebros se encuentran con algo que no pertenece a “su programa”, les ocurre como al robot androide de “La Guerra De Las Galaxias”, y dicen “LO SIENTO...NO COMPUTABLE...NO COMPUTABLE...NO COMPUTABLE”. Mejor sería que nuestras mentes se encontrasen un poquito más abiertas a lo nuevo, porque que algo sea desconocido, no significa sin más que no sea cierto. Todo esto me recuerda la famosa anécdota de Lavoisier y el círculo científico de la llamada “Ilustración”. Resulta que miles de personas durante siglos habían visto caer piedras del cielo, pero como ni el señor Lavoisier, ni sus acólitos, habían visto jamás un aerolito caer sobre el suelo, tachaban de “incultos, mojigatos e ingénuos a todas aquellas personas que lo aseguraban, y se atrevió a hacer aquella declaración tan patética, y que sería la causa de su mayor vergüenza si levantase la cabeza: “Señores, no vamos a dedicar ni un solo segundo a la tontería de las piedras que tantas gentes ignorantes dicen haber visto caer del cielo.¿Cómo es posible que en una era tan ilustrada como la nuestra haya gente así? No pueden caer piedras del cielo por la simple razón…de que en el cielo…NO HAY PIEDRAS!!!!!

    Algunas personas me recordais a Lavoisier
  34. Petrus
    2008-02-10 20:25

    En cuanto al señor que dice “me convertirté en escalvo sexual de aquel o aquella que me demuestre la existencia real de los canales y la acupuntura”, es obvio que juega con ventaja, ya que no hay peor ciego que el que se propone no ver. Si te pones una venda en los ojos, y te llevan a Nueva York, puedes volver a tu país asegurando que la existencia de La Estatua De Libertad es una simple patraña, puesto que has estado allí, y sin embargo…no la has visto, por lo que todo aquellos que dicen haberla visto, son simples ignorantes, necios, o alucinados. Su actitud es tan vieja como la humanidad.

  35. Petrus
    2008-02-10 20:33

    Negar algo por el simple hecho de que a uno no le conste, y lo que es aun peor, insultar a todo aquel que no piense como tú, eso si que es de NECIOS, IGNORANTES E INCULTOS.
    Y que conste que un servidor no es ningún “forofo” de la acupuntura ni de las llamadas “medicinas alternativas”, aunque las respeta.

  36. Fan Mario
    2008-08-19 05:12

    Genial¡la nota,vuestro ecepticismo es brutal,muy brutal,y tan proximo a la verdad como que los niños nacen por el ano,que todos sabemos es mínima la diferencia.una pregunta,¿Estais seguro de que tienes occipucio?y sabes por la estadistica que aun que nos llamen papá?muchos no llevan nuestra sangre?y para rematarte una frase chinita,“Si todo el mundo reconose lo bueno como bueno,eso no es bueno“y lo bueno de vuestra conjetura. permite que se armonise el TAO.y la natuturaza siga su curso en armonía con el cosmos.ABRAZOS

  37. en general
    2008-12-09 09:09

    en general dais todos mucho asco empezando por el autor que se las da de listo y culto en su prosa barata. Te recomiendo que disfrutes mas de las cosas que te rodean y que no vayas tan de listillo que a lo mejor un dia la tortilla se gira en tu contra y te tendras que tragar esas palabras vanidosas.

  38. Kwai Chang Caine
    2009-01-13 05:43

    Soy argentino…estoy de acuerdo con el comentario anterior. Que hayas tenido una mala experiencia con…bah para que gastarse:
    Mejor expresado imposible…

    “se las da de listo y culto en su prosa barata”

    Mira como me rio hasta el infinito:

    Jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajjajajajajajaajajajjajajajajajjajajaj
    jajajajajajajajajajajajajajajajajajajja
    jajajajajajajajajajajajajajjaajaj
    jajajajajajajajajajajajajj
    jajjajajajajajajjaja
    jajajajajajajja
    jajajaj
    jajj



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal