Libro de notas

Edición LdN
Butaca no numerada por Alberto Haj-Saleh

Sentado en una vieja Butaca no numerada de terciopelo rojo, el autor se lanza a una reflexión impúdica todos los miércoles sobre cualquier cosa que se atreva a moverse por las pantallas, sean éstas de cine o no. Alberto Haj-Saleh es editor de LdN y autor de la columna Teatro Abandonado.

Principio y fin

Sidney Lumet tenía mi edad, treinta y tres años, cuando dirigió su primera película, Doce hombres sin piedad, en 1957. La película es una obra maestra incontestable, un ejercicio estilístico, ambiental y de dirección de actores asombroso, una clase irrepetible de cómo sacar petróleo de un solo escenario y una historia con la suficiente fuerza. Lumet empezaba en el cine llegando allí donde sólo otros cuantos podrían llegar en toda su vida.

Sidney Lumet había cumplido los ochenta y dos cuando se estrenó Antes que el diablo sepa que has muerto, su última película, un relato atroz y desolador sobre la miseria y la mezquindad más profunda del ser humano, una genialidad inconmensurable que pocos directores a día de hoy pueden llegar siquiera a soñar hacer.

Disculpen que no diga mucho más. Sólo que lo voy a echar mucho de menos.

Alberto Haj-Saleh | 13 de abril de 2011

Textos anteriores

-
El final [20/12/13]
-
También en 2013... [11/12/13]
-
Así que el 2013... [04/12/13]
-
Resumiendo más [19/12/12]
-
Resumiendo [12/12/12]
-
Puro goce [05/12/12]
-
-
Las películas [07/11/12]
-
Granito de Arena [24/10/12]
-
Como desees [10/10/12]
-
Sí que entienden [26/09/12]

Ver todos


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal