Libro de notas

Edición LdN
Textos del cuervo por Marcos Taracido

TdC es un diario de lecturas, un viaje semanal por la cultura. Marcos Taracido es editor de Libro de notas. Escribió también las columnas El entomólogo, Jácaras y mogigangas y Leve historia del mundo [Libro en papel y pdf]. Ha publicado también el cómic Tratado del miedo. La cita es los jueves.

Notas para un documental sobre la cultura, I

1. Problema del contenido: ¿qué es cultura? Se viene asimilando lo cultural a lo que tradicionalmente se conoce como las letras y las artes: literatura, pintura, música… y cierta permisividad o condescendencia permitía incluir a disciplinas inicialmente menos creativas como la historia, o a géneros como el ensayo o incluso a todo un modo de presentar contenidos como es el libro. Con el siglo XX se admite que el término englobe a incorporaciones tecnológicas como un medio, la radio, o un arte, el cine, pero se sigue dejando fuera a las ciencias… ¿tiene sentido en el siglo XXI, cuando la interdisciplinariedad es un potente motor de creatividad y conocimiento mantener esa distinción?

2. Problema de la terminología: ¿seguimos utilizando el término «cultura»? ¿Sería más apropiado y justo «conocimiento»? El término «cultura» tal y como es utilizado actualmente por el lenguaje del poder (perdón, pero entiéndaseme: por aquellos que dialogan con los poderes fácticos y tienen la capacidad de influir directamente en ellos e infiltrarse, como colegas o hermanos ligeramente díscolos, en los aparatos que aseguran el status quo). No me gusta la alternativa adjetivada «cultura libre», me parece algo presuntuosa e infantil, pero tampoco soy capaz de proponer otra más útil y exacta.

3. Porque lo que es evidente es que la cultura no está en crisis, ni lo ha estado nunca, ni lo estará; muy al contrario, estamos en un momento de explosión de la emisión de conocimiento (científico, artístico, de ficción…) sin parangón en la historia de la humanidad. Lo que está en crisis es la industria cultural, un modelo con menos de un siglo de funcionamiento y que corre parejo al auge y crecimiento del capitalismo. Si acaso, pues, estaríamos ante un cambio de modelo.

4. Y más que cambio de modelo, recuperación y adaptación de otro más antiguo: el medieval, el de la cultura oral, popular, un mar de voces más o menos anónimas que tienen en la repetición y la modificación, en la creación local y limitada su herramienta creativa y de difusión. Un modelo horizontal —con muchos matices— frente a uno vertical. Un modelo democrático (cualquier ciudadano puede ser alcalde, concejal, presidente) frente a uno monárquico en el que la distinción se hereda o se logra ejerciendo el papel de Cenicienta: esperando que el príncipe te salve del anonimato.

Marcos Taracido | 28 de noviembre de 2013

Comentarios

  1. Miguel A. Román
    2013-11-28 10:03

    Yo diría que es cultura todo lo que no es natura.

    Respecto a la segunda parte de tu artículo, cabría preguntarse cómo, cuándo y por qué la cultura pasa a ser un bien de consumo y cómo, cuándo y por qué deviene en un bien privativo. ¿O siempre fue así?

    En ese sentido tengo que suponer que el modelo cultural, tanto en su producción como en su distribución y consumo, es inseparable del modelo social y, por ende, del modelo económico (si es fueran cosas distintas).

    Esta presunción es avalada empíricamente por la observación de que toda evolución cultural es simultánea a un proceso de modificación social y económica.

    Sin embargo no tengo punto de apoyo que permita determinar cuál de los tres aspectos es la pieza motriz. Tal vez, incluso, sean los tres una única rueda en el mismo eje solo que con piñones distintos.

  2. Marcos
    2013-11-28 13:50

    Bueno, supongo que eso refrendaría mi punto 3: tenemos, o los mecanismos de poder promueven, una cultura de tipo capitalista, que es el sistema en el que, parece, vivimos desde hace un buen puñado de décadas.

    En cualquier caso tu comentario es un ben ejemplo de uno de las notas de la segunda parte de este artículo: la pérdida difuminación de la autoridad.

    Saludos

  3. Cayetano
    2013-11-29 16:00

    El término «cultura libre» se ha manoseado tanto (y a veces con claras malas intenciones ) que poco voy a poder decir. Servirá ser respetuoso con quienes han editado la entrada «cultura libre» en la wikipedia, otro resultado de esa “cultura”, pero hay más.

    Ni los protocolos de internet, ni el sistema operativo (OpenBSD, Linux, etc.) ni el software que mueve sitios web (Apache, PHP, etc.) serían posibles sin «cultura libre» pero ahora viene el chiste.

    Quienes han manoseado el concepto y legislado en su contra es precisamente la industria cultural, la misma que utiliza los frutos de esa «cultura libre» para difundir sus productos.

    ¿Que el término es presuntuoso e infantil? Lo siento, eso es un insulto. Es, precisamente esa cultura la que ha cambiado el mundo. Pero nada, sigan a lo suyo.

    En fin. Por cierto: Libre no significa gratis

    Saludos

  4. Cayetano
    2013-11-29 20:37

    Soy perfectamente consciente de que esta entrada en mi blog nada o poco tiene que ver con el fondo del tuyo, en realidad hablo de otro concepto manoseado hasta la naúsea por los medios de comunicación, «cultura hacker» hasta el punto de llegar a demonizarla. Pero hay queda, para mi propia vergüenza y oprobio (una forma elegante de hacer spam)

  5. Cayetano
    2013-11-29 20:41

    Obviamente dejo «ahí» una horrenda falta de ortografía para que pueda ser usada como motivo para un par de azotes.

  6. Marcos
    2013-11-30 08:44

    Cayetano, cuando digo que el término «cultura libre» me parece presuntuoso e infantil digo exactamente eso: el término; y me refiere no a el fondo, que yo mismo intento practicar, sino a su eso abusivo y, muchas veces, por gente que lo pervierte para justificar otras cosas que nada tienen que ver con esto.

    Por otro lado, esto es exacto:

    «Quienes han manoseado el concepto y legislado en su contra es precisamente la industria cultural, la misma que utiliza los frutos de esa «cultura libre» para difundir sus productos.»

    Saludos



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal