Libro de notas

Edición LdN
Textos del cuervo por Marcos Taracido

TdC es un diario de lecturas, un viaje semanal por la cultura. Marcos Taracido es editor de Libro de notas. Escribió también las columnas El entomólogo, Jácaras y mogigangas y Leve historia del mundo [Libro en papel y pdf]. Ha publicado también el cómic Tratado del miedo. La cita es los jueves.

50 sombras analizadas, y II

Bien, entonces, ¿qué tiene esta novela para, exitosas campañas de marketing aparte, venderse como se ha vendido e incidir, sobre todo, en ese brumoso perfil de mujeres cuarentonas? Pues desde el punto de vista literario nada de nada, y sería deseable que no fuese esa la razón de su éxito:

Narradora: Primera persona tan directa y poco profunda como el diario de una adolescente que quiera participar en Gran Hermano. Los comentarios-reflexiones del personaje narrador son un sopor cansino, tan repetitivos que mediada la novela ya se detectan una serie de tics lingüísticos más propios de personajes de sitcom. Unos ejemplos: «madre mía» (ante la visión del pene de Grey, ante un orgasmo, ante un coche, ante una frase equivocada, ante, en fin, cualquier cosa mínimamente soprendente para la narradora) aparece 142 veces; ceño (casi siempre fruncido) y labios, prácticamente los dos únicos elementos con que se describen los gestos y expresiones de los personajes, 155 y 151 veces respectivamente; y la frase de las frases, la que sería justificable exclusivamente en una novela paródica, y una sola vez, y que aquí aparece pasada la página 100 y se repite 60 veces: «la diosa que llevo dentro».

Personajes: Él, muy millonario, hermoso como un dios griego hermoso, caballeroso, elegante, protector, con un halo misterioso, con algo oscuro… alto, musculoso, pelazo… ¡Y con la polla grande! Y más: lucha por erradicar el hambre del mundo. Ella, inocente, virgen, asexuada hasta que se encuentra con él, inteligente, culta, tímida… y supuestamente independiente, madura y vigilante de su indentidad como persona y mujer. Todos los demás, guapisisísimos y limpios como en un capítulo de Sensación de vivir.

La trama. Me he enterado ahora de que la novela es una fanfiction de Crepúsculo… pues la tetralogía vampírica de Meyer es neorrealismo al lado de la de James. Todo resulta increíble, todo perfecto. Un Hanna Montana picantón.

El sexo. Tan irreal como el resto, tan de película pornográfica, de posturitas varias, orgasmos perfectamente sincronizados, multiorgásmica desde la primera vez… el profesor que enseña a su alumna, la castiga si hace algo mal, la alumna obediente que cumpla y disfruta con todos (bueno, con casi todos, que claro, cuando le da una paliza pues eso ya no le gusta mucho) los deseos del macho.

Y en fin, que esto es lo desconcertante: ¿qué atrae exactamente a las mujeres en esta novela? Porque la única conclusión posible inquieta bastante: la fantasía de una joven inexperta que se enamora de un millonario (y se lo demuestra constantemente a ella) que está buenísimo, que tiene el pene grande, que folla como los dioses, que es dominante, que le carcomen los celos, que toma (impone) todas las decisiones, que le descubre a ella cómo ser una esclava sexual puede resultar placentero… y que puede ser salvado. Retrocede más en el tiempo que la Ley Wert. Madre mía. El dios que llevo dentro os deja y se va a comprar un látigo. Chao.

Marcos Taracido | 04 de julio de 2013

Comentarios

  1. Álber Vázquez
    2013-07-04 20:33

    Intentaré aportar mi punto de vista, Marcos. Quizás sea de ayuda. La solución al enigma es que no hay solución al enigma y que el enigma sólo existe en tu cabeza porque tú decides que debes plantearlo y así lo haces.

    El análisis racional y literario de una obra como esta carece de sentido. Es una mierda de libro y ya está. Hay millones de libros que son una mierda y no pasa nada. Este es uno más. ¿Cuál es la diferencia? Que se ha vendido muchísimo.

    Pero es que esto último tampoco es nada del otro mundo: hay muchos libros que se venden muchísimo. Libros que no sirven ni para calzar una mesa coja. Libros, en muchos casos, que han salido al mercado con tibieza y que, vete tú a saber por qué, se han disparado en las listas de los más vendidos. ¡Incluso para sorpresa de sus editores!

    Es verdad que hay libros que se lanzan comercialmente acompañados de grandes y costosas campañas de marketing y que resultan un éxito. Y libros que, haciéndolo, se estrellan estrepitosamente. Libros, incluso, mucho mejores que los primeros. O libros que nadie quiere y que luego dan el petardazo. Por ejemplo, “Canción de hielo y fuego”, que nadie quería en España y que acabó en manos de Gigamesh, editorial que ha confesado que le viene más que grande… O Salamandra, que compró los derechos de publicación de la saga Harry Potter sin saber muy bien qué hacía.

    Simplemente, las cosas suceden y nadie es capaz de decir qué es un éxito literario, cómo se gesta y cómo explosiona. Y mira que hay gente tratando de averiguarlo, pero no…

    Con “50 sombras de Grey”, pues eso. Que no hay enigma. Sólo mucha gente comprando lo que todo el mundo está comprando. Nos llama la atención porque es un libro y a nosotros nos gustan los libros, pero podía ser una pulsera o una olla a presión, y sería exactamente igual.

  2. Marcos
    2013-07-04 20:43

    Pero mi duda, Alber, no es tanto el por qué se vende sin más sino el por qué tiene éxito supuestamente entre esa franja de edad y sexo; eso es lo que no puedo entender y lo que, si realmente es cierto que guste a tantas mujeres de cuarentaytantos, es inquietante.

    Hay, quizás, otro factor para el éxito que no cito en el artículo: el hecho de que se venda literatura pornográfico fuera de los estantes de pornografía y con el sello de literatura “normal”.

    Saludos

  3. Alberto
    2013-07-04 20:56

    El 90% de cualquier cosa que leo en internet se podría despachar con un “en realidad esto es hablar por hablar”, así que tampoco me parece mal tratar de pensar por qué suceden las cosas. No todo pasa porque sí. Las ventas a veces sí. Pero intentar comprender porque HA GUSTADO a sus lectoras (principalmente mujeres) sí que me resulta interesantísimo.

  4. Manuel
    2013-07-04 21:09

    Él es ese tío que todas querrían tener, guapo, con pasta, con la polla grande y que folla de película, haciéndolas disfrutar,

    Y ella, qué más da? A las tias que leen el libro les da igual quien sea ella, aunque siempre habrá alguna que pueda sentirse un poco identificada, ventajas de los personajes planos.

    Lo que importa es lo que cada una quiera crear a media que lea el libro, la película que se monte en su cabeza sobre la historia. Unas sonarán con ser quien descubra ese amor en brazos de ese hombre, otras con ser quien le rescate de sí mismo, a otras simplemente les pondrán los momentos de sexo imaginando en sus brazos…
    Vamos, que no hay que buscarle tres pues al gato. Las mujeres siempre han tenido debilidad por los malotes y los guapos, por mucho que las tratasen como trapos y meros objetos sexuales, pues más aún si encima les asegura el porvenir por ser rico.

    Sonará machista, pero este tipo de comportamientos los he visto en muchas amigas y conocidas, incluso las autodenominadas como mujeres independientes que reniegan de algunos de esos valores.

    Y por eso semejante truño de libro tiene ese éxito irracional entre las mujeres. ¿O nos hemos olvidado de ‘Pretty Woman’?

  5. Patri
    2013-07-05 08:06

    Interesante, tanto la entrada como los comentarios, sí yo también me he preguntado el porqué de ese éxito, pero de todo lo que habeis comentado destaco:

    “fuera de los estantes de pornografía y con el sello de literatura “normal”.

    y “malotes”
    Lo de comprarlo porque está fuera de la estantería lo entiendo, pero lo de los malotes no, de verdad que no, sí hay muchas mujeres qeu se pierden por estos

  6. Ana
    2013-07-05 21:02

    Empecé a leerlo porque todo el mundo lo leía y sinceramente, me pareció que debería estar en ciencia ficción (un tío que deja de estudiar y a los 5 años o así, ya es millonario, pilota helicópteros, hace deporte, toca el piano, tiene un super piso,…) vamos, que no había por donde cogerlo. Luego su lectura: aburrida, bueno, pues entonces busquemos las escenas de sexo a ver si son picantillas, y nada de nada, saltándomelas porque eras todas una copia una de la otra.

    Mi conclusión, no le ha gustado este libro a quien lee un mínimo de literatura y le ha gustado a gente con mentalidad un tanto infantil para algunas cosas y que lee libros y no literatura.

    Por cierto, la catedral del mar me obligaron a leerlo y por mi lo habría quemado en la página 5, ¿sirve esto de orientación?

  7. luis antonio flores ruvalcaba
    2013-07-27 04:39

    El secreto es el mismo de siempre: la historia de la cenicienta que tanto encanta a las mujeres pero con un poco de sado. Yo tambien voy a comprar un latigo! saludos!

  8. Pau Pascual
    2013-08-30 23:12

    Impresionante reflexión. Esta crítica debería aparecer en todos los periódicos…

  9. Marcos
    2013-08-30 23:54

    Oye, pues nada, que si tienes influencias…

    :) Gracias.



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal