Libro de notas

Edición LdN
Textos del cuervo por Marcos Taracido

TdC es un diario de lecturas, un viaje semanal por la cultura. Marcos Taracido es editor de Libro de notas. Escribió también las columnas El entomólogo, Jácaras y mogigangas y Leve historia del mundo [Libro en papel y pdf]. Ha publicado también el cómic Tratado del miedo. La cita es los jueves.

Acabando de una vez por todas con el ISBN

1. El ISBN es un dígito de control que tiene como finalidad catalogar las obras que entren en el circuito comercial. Recientemente, el Estado privatizó su gestión, sin que se sepa todavía muy bien ni el motivo ni sus consecuencias reales.

2. En su origen, con un mercado físico exclusivamente, tenía sentido por su espíritu unificador y por lo muy útil que resultaba a las librerías para la gestión, pedidos y catalogación de los libros. Hoy, sobre todo mañana, ¿para qué sirve?

3. En un mercado global, en el que las fronteras físicas desaparecen, los ISBN nacionales se quedan estúpidamente pequeños, y el usuario ve como absurdo no poder hacer búsquedas para un libro uruguayo, chileno y español en la misma base de datos, si al fin y al cabo sí va a poder adquirirlos desde la misma terminal informática.

4. La proliferación de formatos viene acompañada de la proliferación de ISBN, con la consecuente molestia para el productor: un libro que se edite en papel, en PDF, en EPUB, para iPad, para Android… deberá obtener (y pagar por ellos supuestamente desde que se hace cargo de su gestión una entidad privada) otros tantos números: mismo autor, mismo libro, múltiples ISBN.

5. La red ha traído al autor-editor, o lo ha multiplicado infinitamente. Y este autor-editor ya no juega con las mismas reglas: puede vender su libro, pero puede regalarlo, o pedir donaciones o… para él el ISBN carece de sentido más allá de los beneficios que pueda traerle ese número oficial para evaluaciones académicas y otras burocracias, y la propia Agencia ha salido al paso de este asunto, colapsada.

6. Porque esas agencias de evaluación tienen que corregir el absurdo de la valoración de publicaciones con ISBN para buscar otros modos de premiar a los creadores. Se valora cualquier libro con número ISBN, mientras que se ignora cualquier forma de creación en la red: blogs, webs, revistas digitales… muchas veces sumamente valiosas, meritorias e indicativas de la valía académica de su autor.

7. Porque está Google y decenas de otros buscadores que le devuelven a uno el sitio exacto en que comprar, descargarse o informarse sobre cualquier título que uno introduzca en sus formularios.

8. Porque el libro se desmorona y se encuentra en mitad de un proceso de transformación que modificará su identidad de los últimos siglos, y el ISBN sólo asume una de sus formas. Porque la constante actualización de sus contenidos que permite la estructura en bytes es anulada por la concepción de la edición física, acabada, cerrada: ¿pedir un nuevo número porque cambiamos un dato del libro? ¿Porque cambiamos una frase que antes requeriría una nueva edición y ahora se sustituye en unos pocos segundos?

Marcos Taracido | 27 de octubre de 2011

Comentarios

  1. bydiox
    2011-10-27 17:52

    Muy de acuerdo con todo lo que comentas. Una vez que los libros tengan los metadatos correctos, una simple búsqueda hará innecesario el hecho de tener que buscar el ISBN. Más cuando el proceso ya es de pago y no está a la altura de los tiempos (para papel seguirá valiendo, para el resto de formatos no).

  2. Marcos
    2011-10-28 03:11

    Apunta ramoneeza ( http://twitter.com/ramoneeza ) que se puede utilizar un HASH, una especie de número de serie único para cada libro que pueden indexear los buscadores.

    Saludos



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal