Libro de notas

Edición LdN
Textos del cuervo por Marcos Taracido

TdC es un diario de lecturas, un viaje semanal por la cultura. Marcos Taracido es editor de Libro de notas. Escribió también las columnas El entomólogo, Jácaras y mogigangas y Leve historia del mundo [Libro en papel y pdf]. Ha publicado también el cómic Tratado del miedo. La cita es los jueves.

Cómo acabar de una vez por todas con la cultura

Tengo una clase con treinta alumnos de entre 14 y 16 años. De ellos, ocho son repetidores y otros seis pasaron de curso por imperativo legal, teniendo pendientes de aprobar del curso anterior entre cuatro y ocho asignaturas. Son ocho los que abiertamente declaran estar esperando a cumplir los 16 años para abandonar el instituto; de estos, algunos tienen clara la salida que les espera, en todos los casos laboral y que aguarda desde hace tiempo; otros sólo quieren alejarse de la pesadilla que supone para ellos el centro. Todos ellos llevan descolgados de los estudios, por unos motivos o por otros, muchos años y en casi todos los casos se saben desahuciados: su nivel académica está varios cursos por debajo, carecen de hábitos de estudio y, aún en el caso de que hubiese voluntad y medios, tienen que enfrentarse a todas las asignaturas de este curso más las varias que no aprobaron en el curso anterior. Así, se presentan diariamente en el instituto para pasar seis horas en un sitio en el que no pueden hacer casi nada de lo que les apetece sin ningún incentivo ni aliciente futuro que les sirva de recompensa. En estas circunstancias, es un milagro que, mal que bien, se consiga mantenerlos mínimamente controlados. Hay que entender que este tipo de alumno no tiene nada que perder: no le importan los castigos (ya está castigado teniendo que acudir a clase cada día), no le importan las penalizaciones académicas y mucho menos que lo echen durante un periodo de tiempo.

Hay seis alumnos que sistemáticamente acuden a clase sin material académico de ningún tipo: ni libro, ni libreta ni bolígrafo; la mayor parte de los profesores han llegado a un acuerdo más o menos tácito: si no molestas no te exijo que hagas nada en el aula; en el mejor de los casos estos acuerdos se saldan con seis horas diarias de adormecimiento sobre una mesa, pero es fácil comprender que terminen de otro modo, aunque sólo sea para matar el aburrimiento. El centro dispone de un aula de convivencia (así se llama) en la que siempre hay un profesor de guardia y a la que se pueden enviar los alumnos disruptivos, y de hecho hay docentes que la utilizan siempre a las mismas horas y con los mismos alumnos, y ya estarán imaginando que en ocasiones este aula se convierte en un polvorín con los alumnos más explosivos coincidiendo en ella.

¿Y el resto? Pues hay de todo, claro: unos pocos alumnos con ganas de aprender. otros sin gana alguna pero con el incentivo de la nota (por convencimiento o presión de los padres) y varios que están tranquilos y trabajan si el ambiente lo propicia y que se suman a un motín si parece que este puede triunfar. Entenderán que con el número y perfil de los alumnos la atención individualizada es una quimera, y que el único modo de enseñarles algo sin que la inmensa mayoría quede descolgado desde la primera semana (peligrosísimo, porque entonces sería casi todos los que estarían en la situación de desahucia en la que inicialmente están un puñado) es bajar el nivel e ir despacísimo, con lo que esto supone para los que podrían aprender mucho más. Tengo también un alumno cuya Programación está adaptada, con objetivos y contenidos, por lo tanto, distintos a los de sus compañeros: un chaval que agradece infinitamente las pocas veces que puedo dedicarle unos minutos a él sólo, pero que se pierde totalmente cuando no lo hago.

Todos son buenos chavales, víctimas, unos y otros, de un sistema que les aboca al fracaso colectivo. El elevado número de alumnos en esta clase (sí, me dirán que nosotros estudiamos en clases de 40 y de 50 alumnos, pero teníamos otros hábitos de los que ahora carecen por completo) tiene un origen muy sencillo: los recortes económicos que llevaron a la Xunta de Galicia a prescindir de centenares de profesores en los institutos gallegos. Además, nos redujeron el sueldo y nuestra paga extra se queda este año en la mitad. Así las cosas, resulta envidiable la capacidad de organización de un colectivo que, como el de los controladores aéreos, es capaz de adoptar una medida drástica y prácticamente unánime, y esto para defender privilegios, muy legítimos, pero privilegios: no sólo tendría que pararse en seco todo el profesorado de este país, sino que tendrían que acompañarlo todos los padres, pararse de un modo que el grito fuese tan profundo que hiciese removerse los cimientos del sistema. Pero eso es otra quimera en un estado adormecido que sólo se despierta por un partido de fútbol. Felices Fiestas.

Marcos Taracido | 23 de diciembre de 2010

Comentarios

  1. Dr. Maturin
    2010-12-23 19:08

    Tremendo, Marcos.

    El título debería ser “cómo acabar de una vez por todas con la humanidad” o algo así…

    Feliz Navidad, en todo caso.

  2. Marcos
    2010-12-23 21:14

    Bueno, la humanidad es muy dura, no hay para tanto.

    Saludos

  3. maxorca
    2010-12-23 22:31

    Muy buen artículo / opinión. Como futuro padre, me da miedo el mundo al que se va a enfrentar mi pequeño. Supongo que como a todos…
    Gracias a todos esos profesores que dan el callo día tras día.

    Sldos

  4. Victia
    2010-12-23 22:37

    A Dr. Maturin. Si no sabes poner un título, no lo pongas y si no sabes corregir, tampoco. No hay mayor ignorante que el que desconoce que lo es.
    A Marcos. Porque tú no te los tienes que “comer”. Deberías apoyarnos en vez de frivolizar. Yo también soy profesora de secundaria.
    Con los maestros es distinto, porque son pequeños e inocentes, es más fácil ayudarles.

  5. Anónimo
    2010-12-23 22:38

    “les apetece sin ningún aliciente ni recompensa futura que les sirva de recompensa”

    Esta frase es redundante. Está claro que la recompensa futura les sirve de recompensa, de ahí su nombre “recompensa” :P

  6. Caracono
    2010-12-23 22:41

    Ánimos…

  7. Adrián
    2010-12-23 22:55

    Estoy de acuerdo en algunas cosas pero en desacuerdo en ciertas otras.

    Es cierto que el nivel académico ha bajado muchísimo y que las ganas de los chavales son de cada vez más inexistentes, pero no sé hasta qué punto podemos atribuir esto a un motivo económico.

    Simplemente pienso que los niños y adolescentes de hoy en día reciben una educación social y familiar menos exigente y estricta y de peor calidad. En un principio podríamos decir que el hecho de que sea menos exigente y estricta es una mejora porque se reduce el sentimiento de miedo y frustración a no hacerlo bien, pero debemos admitir que esto conlleva un descenso brutal de la calidad en la educación.

    Pienso que la educación tiene un pilar básico: el respeto. Si este falla, no se puede aprender mucha cosa… con lo cual el nivel cultural del país flojea muchísimo.

    También la cultura se ve degradada por medios de comunicación sensacionalistas que “atontan” y hacen que ese pilar (el respeto) sea cada vez menos valorado.

    Esto lo dice una persona de 22 años que cuando estudiaba no se identificaba con el grupo de alumnos que iba a clase con “ganas de aprender” ni tampoco consideraba que fuera una cárcel para mí. Simplemente era algo que debía hacer, e intentaba hacerlo lo mejor que podía dentro de mis posibilidades. Sin embargo y a pesar de haber sacado unas notas entre aceptables y bastante buenas, nunca he tenido unos hábitos de estudio ejemplares.

    Me podría extender más pero creo que he hablado ya mucho.

  8. no funcionario
    2010-12-23 23:07

    Tiene huevos escuchar quejas de un funcionario… pobrecito… ¡¡A TI TE PONIA YO A PRODUCIR PARA MANTENER TU PUESTO!!

  9. Maito
    2010-12-23 23:12

    “Pero eso es otra quimera en un estado adormecido que sólo se despierta por un partido de fútbol.”

    La pura realidad.

  10. Tio
    2010-12-23 23:31

    Entrega de notas: Mi sobrino 4 suspensos, síndrome de déficit de atención e hiperactividad, se le entrega un libro a los profesores para que sepan mejor como tratar esta lidiar con esta particularidad, En la tutoría se le comenta que a un niño de estas características tenerlo en la ultima fila es lo peor, que se le ponga en primera fila para que tenga menos distracciones. Respuesta: Si!! para que me ponga mas nervios@ a mi.

    Ser profesor es mucho mas que un pastor de niños, y que esa persona tenga plaza de por vida, es cuanto menos deprimente.

    No obstante la educación tiene muchos problemas, y debe ser una prioridad de inversión antes que rescatar clubes de fútbol, montar olimpiadas (Sevilla 2008), juegos del mediterráneo, ciudades de la cultura, automovilismo…. Hay que ser realista, España es un país pobre debemos priorizar,y la educación junto a la sanidad debieran ser lo primero pero es muy muy caro.

    Por ultimo, una pregunta que lanzo. ¿Por qué no tiene prestigio social ser maestro/profesor?

    Felices Fiestas

  11. Javi
    2010-12-23 23:35

    Hola Marcos.

    Para empezar no soy un experto en educación ni mi oficio está relacionado con ello, pero si tengo una opinión.

    Para mí, la responsabilidad de esta situación no reside en el sistema educativo escolar, yo creo que los profesores y las escuelas son prácticamente los mismos que hace 20 años, cuando yo iba a la escuela, mi opinión la voy a basar en mi mismo hace 20 años.
    Yo era un chico tranquilo, mi padre trabajaba y mi madre se encargaba de las labores de casa y nuestra educación en los momentos de ausencia de nuestro padre, ahora comprendo muchas cosas que antes no comprendía, cada vez que me salía algo del “camino” me daban unos cuantos cachetes o si decía alguna palabra malsonante (no me he sentido para nada maltratado, agradezco cada uno de ellos porque son parte de mi educación). En la escuela ídem, si pegaba a alguien, le insultaba o escupía, el profesor me zarandeaba o cualquier acción brusca que de alguna manera me hacía comprender que estaba haciendo mal y además tener respeto a mis educadores (siempre los he considerado muy correctos y han usado las medidas justas para que llegase a ser lo que soy, por ello también le doy las gracias).
    Que ocurre, pues esto está desapareciendo, pienso que cada vez hay más familias en los que las dos unidades familiares dedican muchas horas al trabajo y no tienen oportunidad de dedicar el tiempo que necesitan sus hijos, a tener un seguimiento suficiente sobre ellos y el poco tiempo que tienen para dedicarle no van a castigarlos. Los padres al pasar poco tiempo con ellos no conocen a sus hijos la guerra que pueden dar lo bien o mal que pueden comportarse el poco tiempo que pasan con ellos hace pensar que son unos santos (lo niños no son tontos) entonces cualquier problema que le cuenten es culpa de los demás, profesores inclusive…

    Lo que me preocupa es que no sabría cómo solucionarlo.

    Perdón por extenderme.

    Felices Fiestas a todos!!!

  12. TampocoSoyFuncionario_K
    2010-12-23 23:42

    Pues eso, no soy funcionario, pero no hay que generalizar, hay funcionarios y funcionarios, unos se empeñan en hacer bien su trabajo y otros no, estos últimos no se merecen una mierda, esto si habría que arreglarlo.

    Y volviendo al tema, supongo que tiene que ser muy dificil educar y más en estos tiempos que como dices “en un estado adormecido que sólo se despierta por un partido de fútbol.”

    Es una pena. Ojalá algún día nos demos cuenta de que así no vamos a ningún lado.

  13. Alberto
    2010-12-23 23:43

    Ojito “no funcionario”, que aqui nadie se queja de lo que cobran maestros y profesores, sino de los medios que tenemos para realizar nuestro trabajo (que por cierto no es educar) y del sistema educativo en general.
    Y fíjate, de no funcionario a no funcionario, que con este sistema educativo estamos “PRODUCIENDO” ciudadanos ignorantes que se creen que la educación es una empresa que tiene que producir… sin más comentarios…

  14. Markos
    2010-12-23 23:44

    Lo que me ha “tocado” más :

    “Todos son buenos chavales, víctimas, unos y otros, de un sistema que les aboca al fracaso”

    Me parece muy bien por tu parte que no eches toda la carga del problema en los chavales, eso habla muy bien de tu persona, NO te has dejado envenenar por la situación, ni te has ido a lo fácil : echar toda la culpa a los “jóvenes de ahora”.

    Una solución a esto, cuando todo parece perdido, sería un cambio de mentalidad por parte de todos, empezando por los profesores, que comenzando desde una actitud como la tuya, hagan al alumno reflexionar acerca de esta sociedad “Photoshopeada”, y lo que en realidad importa, que es pensar por uno mismo, DECIDIR por uno mismo, gracias a las herramientas que nos enseñan a usar los profesores.

  15. Aitor
    2010-12-23 23:49

    Si es cierto que el sistema educativo español es lamentablemente hippyguay integrador, tanto que es irreal. Pero yo también soy estudiante de MEP y digo que la situación se debe a que en su momento no se tomaron medidas para ayudar a los alumnos con problemas mediante clases de soporte extraescolares, claro que las instituciones tampoco lo promueven.

  16. Libros
    2010-12-23 23:49

    Excelente reflexión, descripción y análisis de la cuestión. Acá en Argentina la educación pública está cada vez peor, pero uno se imaginaría que en Europa, el primer mundo, las cosas son de otra manera, ya veo que no necesariamente es así.

  17. freshwater
    2010-12-23 23:51

    Muy buen artículo, pero pésima conclusión del mismo. ¿La culpa es de los recortes en el profesorado? Hombre, sí… pero junto a muchos factores sociales españoles, así como un sistema educativo anticuado que hay que cambiar inmediatamente.

    Efectivamente, hace falta algo que mueva los cimientos del sistema educativo, pero no solo de cara a los políticos si no de cara a la sociedad española en general

  18. José Eburi Palé
    2010-12-23 23:52

    Marcos, estoy absolutamente de acuerdo, pero:
    Esa situación no es más que una faceta más, de un todo enfermo.
    Cuando nuestro gobierno promulga leyes contra la libertad de internet, presionado por el embajador de EEUU.
    Cuando el papa dice que la pederastia se “veia normal” en los 70.
    Cuando se da un tajo a las pensiones y al poder adquisitivo de los más necesitados por parte de un gobierno socialista, mientras los diputados “blindan” sus pensiones.
    Cuando las eléctricas chantajean a los gobiernos y la luz sube el 50% en un año.
    Cuando un simple conflicto laboral se militariza y se decreta el estado de alarma nacional.
    Cuando………..
    Pues resulta que uno se levanta por las mañanas creyendo que todo ha sido una pesadilla de ciencia ficción, y no, …es real.

    Como solucionarlo, lo ignoro, pero intuyo que hay que pagar algún precio, sea cual fuere; de lo contrario, ni imagino el futuro a corto plazo

  19. Marcos
    2010-12-24 00:04

    Gracias a todos por vuestros comentarios. A ver:

    Victia: no sé qué quieres decir; no sé a qué te refieres con lo de “comer”, ni por qué dices que no os (me) apoyo ni por qué que frivolizo, que puede ser, pero me gustaría que me lo aclarases.

    Anónimo: sí, la frase es redundante, intentaré cambiarla: ya: http://www.sinonimos.org

    Adrián: claro, no sólo es económica, creo que apunto otros problemas que coinciden con los que tú dices: pero lo económico es sintomático por dos motivos: primero porque se ve que si hay que reducir presupuesto primero se acude a Educación. Segundo porque sí importa: vengo de un instituto en el que el ratio era, como mucho, de 15 alumnos por clase, y aunque había evidentemente muchos problemas, el modo de dar clase, al menos yo, es radicalmente distinto, y ahí sí puedes empezar a plantearte la atención individualizada.

    Tío: es evidente que, como en todas las profesiones, hay variedad de perfiles en el profesorado, y sinvergüenzas e impresentables como en todos los sitios. A eso habría que sumarle que, en contra de todo lo que se dice, es una profesión que puede llegar a ser realmente estresante y de mucha presión. Yo tengo bastantes tablas, y no pocas veces entro en clase en tratando de que no se me noten los nervios por cómo voy a afrontarla, o que salgo totalmente desmoralizado y con ganas de meterme en cama a dormir.

    Aitor: sí, ese es uno de los problemas, la integración. Como ideal es hermoso, pero requiere de una serie de recursos que jamás se han puesto sobre la mesa.

    freshwater: puede que me haya explicado mal; sobre los recortes ya me he explicado más arriba. Lo que trataba de decir en mi conclusión es que ese tipo de recortes, tanto de medios como de sueldos, en otro sector, hubiera acabado con serios altercados ciudadanos (por eso comparo con los controladores), es decir, que la Educación en este país no mueve montañas.

    Saludos

  20. Marcos
    2010-12-24 00:09

    Javi, no había visto tu comentario: claro, tienes razón, también toqué de pasada eso en el artículo, pero el hecho de que toda la sociedad haya cambiado es muy difícil de solucionar, si es que mereciese solución: por eso uno puede quejarse de cómo son ahora los niños y desahogarse un poco, pero lo que habrá que hacer es aportar soluciones para afrontar ese cambio de la mejor manera, y la Administración tendrá que ser la primera en poner los medios para ello. Hay una realidad y es que muy poquito a poco se estaban poniendo, muy insuficientes, endebles, equívocos algunos, pero se estaban poniendo… pero ahora resulta que se vuelve hacia atrás y se retiran esos medios.

    Saludos

  21. NoHeLeídoNada
    2010-12-24 00:15

    Vengo de Menéame y sólo he leído por encima la cabecera para encontrarme con “pérfil”…
    Viva la sobrecorrección que cambia el acento de la palabras obligando así al uso de tilde. Eres un maestro

  22. Ricardo Martínez Ibáñez
    2010-12-24 00:20

    Real como la vida misma, nadie que no lo viva puede imaginar el infierno que es una clase de un Instituto en los tiempos que corren. Mi prestigio como Profesor lo conozco gracias a mis antiguos alumnos de 30 años de ejercicio profesional. El que me consideren basura gentes iletradas y que no agradecen lo que por ellas hago, me resbala, ofende quien puede, no quien quiere.

  23. Lucas
    2010-12-24 00:26

    El problema no es económico, todo el mundo lo sabe, el sistema educativo está podrido, se podría hacer uno mucho mejor con la mitad del presupuesto y la mitad de los profesores. La tasa de profesores/alumnos casi se ha duplicado en las últimas décadas y eso no ha hecho que la educación sea mejor.

  24. Mumarra
    2010-12-24 00:31

    Pienso que has dejado de lado un problema importante, para mí el verdadero meollo del asunto. Y es que la mayor parte de los profesores pensáis, decís y obráis antes que como educadores como funcionarios.
    Hablar a estas alturas del siglo de “vocación” no creo que tenga mucho sentido, así que no lo voy a hacer: cada uno se agarra para sobrevivir a lo que puede, y eso ya es bastante. Pero echarle toda la culpa del desastre a los demás, o, peor aún, a los medios, que siempre serán limitados, se me antoja una actitud aún más absurda.
    No sé qué grado de culpa en el fracaso del sistema cabe atribuir a los profesores. Pero sí tengo claro que la persona que encarna a la Autoridad en clase será siempre responsable, en mayor o menor medida, de lo que ocurra en ella, éxito o desastre docente incluidos.
    Personalmente, creo que los principales culpables de lo que está pasando con la educación en España, sois vosotros. Por eso resulta tan difícil ser optimista: hasta que no asumáis esa responsabilidad la situación no mejorará, y no parece que tengáis ninguna intención de hacerlo.

  25. Marcos
    2010-12-24 00:40

    Que nadie pierda la perspectiva: esto es un artículo de opinión, no un ensayo o un tratado sobre educación. Y doy mi punto de vista basado en mi experiencia personal.

    Mumarra, una opinión muy respetable. Efectivamente, hablar de vocación no tiene mucho sentido, sobre todo porque supongo que no se te ocurre pedirle vocación a un fontanero o a un científico del CSIC. Pero mira: conozco profesores con muchísima vocación que lo hacen bastante mal, o que por lo menos se equivocan una y otra vez, como todos. Es cierto que hay muchos profesores que no deberían serlo, insisto, como en todas las profesiones. Pero también es cierto que hay que tener delante a 30 chavales como los que describo en el artículo para saber de lo que se habla. Yo no entré en esto por vocación, pero intento con todas mis fuerzas sacar lo mejor de ellos y de la situación, y te puedo asegurar que los fracasos son diarios, aunque también haya pequeños éxitos.

    Saludos

  26. paco
    2010-12-24 01:00

    Marcos, yo también estudié en aulas de entre 30 y 40 alumnos, y ni por asomo teníamos estos problemas. No éramos alumnos modélicos, teníamos la edad que teníamos. Ha cambiado es la actitud de los padres. Se ha perdido el respeto. Tengo 30 años y parezco un viejo de 80 diciendo esto, pero es lo que veo: hay que volver al palo, y meter a la gente en el redil. Por el bien de todos. Ellos no lo ven, porque cuando se tiene esa edad no se ve, pero los demás deberíamos verlo. En vez de ver eso, lo que se ve es la esteban y gran hermano, y esos son las figuras paternas de los chavales hoy día. Si hay cualquier problema en clase, los padres acuden flamencos al centro a cantar las 40 al profesor por lo que ha hecho al niño. Surrealista. Basta de esfuerzos en intentar convencer de buenas maneras a esa generación: no son víctimas, son vagos a los que no se les aprieta las tuercas. Deben seguir un camino y punto. A ver si ahora resulta que a todos nos entusiasmaba la escuela.

  27. Marcos
    2010-12-24 01:07

    Paco, hay mucho de eso, pero yo sí creo que son víctimas: les hemos enseñado a ser así. Pero más: en concreto estos “desahuciados” son víctimas del sistema que les impide cualquier posibilidad de reacción con el buenismo de la promoción automática: así se encuentran que llegan a 2º de ESO, sí, pero ya no podrán pasar de ahí nunca porque están muy lejos del nivel necesario y porque tienen tal cantidad de asignaturas pendientes de otros años que imposibilitan cualquier posibilidad de recuperación.

    Lo que yo digo es que hay que comprender a los chicos, que hay que entender su punto de vista, que hay que saber qué hay detrás de que un chaval no traiga el material a clase o mande a la mierda al profesor o le pegue un puñetazo: comprenderlo, no justificarlo: si simplmente decimos que son delicuentes o cabrones, pues nunca podremos solucionar el problema (coyunturalmente hablando).

    Saludos

  28. Jaime
    2010-12-24 01:21

    Buen artículo.
    Mi opinión, sin estar relacionado al mundo de la educación en cuanto al plano laboral, es bastante sencilla la sociedad.
    Lo que voy a decir puede parecer una verdadera salvajada, y ya se la comenté a varios amigos, todo viene dado por las noticias en este ámbito y la observación de todo esto.
    Si las cosas son así es porque a los que dirigen esta sociedad, no a los políticos si no a los que la dirigen económicamente, no les interesa una sociedad que tenga buena educación, si no que la tenga justa para ejercer su labor como trabajador, con menos conocimientos y aborregada y satisfecha con lo que los grandes medios les ofrecen para estar contentos y no se quejen.
    Prueba de ello solo hay que ver las comparaciones entre los diferentes países europeos, estudiantes montando varias huelgas, protestando contra los cambios que pueden sufrir su futuro, que hace la juventud española, botellones.
    Un miedo del mundo de la Educación al fracaso que ha llevado a la situación de que el que realmente quiere aprender vaya atrasado porque el resto de sus compañeros no estén al mismo nivel. Una sociedad que incentiva a que estos jóvenes trabajen y no les importe sus estudios, además muchos se paran a pensar para que leches quiero una educación si dejando los estudios a los 16, cuando tenga 25 voy a cobrar más y tener mejor trabajo que alguien que haya hecho una carrera universitaria.

    Bueno creo que me he pasado un poco

  29. Universitario
    2010-12-24 01:23

    Está claro que para que España deje de ser un país malo como el que es, lo primero que tiene que cambiar es la educación.
    Yo doy gracias de que mis padres me hayan educado como debían y ser como soy gracias a ellos, yo haré lo mismo con mis hijos.
    Lo que no pienso hacer es quedarme en este país para ver cómo se desmorona poquito a poco con los niños que ahora son víctimas, pero que en un tiempo serán culpables de no saber nada más que fuerza bruta.
    En cuanto termine de formarme me iré a algún país donde la educación sí sea importante.
    Un saludo, felices fiestas

  30. Javi
    2010-12-24 01:33

    Paco.

    Más o menos estoy de acuerdo con lo que comentas con “volver al palo”, pero la sociedad ha cambiado ahora un profesor tiene que mirar con cuidado milimétrico cual es su método de corrección porque como se pase algo de la línea te puedes buscar un problema judicial incluso, para mí la justicia se está volviendo demasiado sobre proteccionista y viciada en ese aspecto. Pero bueno creo que la educación de un niño viene principalmente de las familias, es un gran error responsabilizar a las escuelas cuando la tarea es sobre todo nuestra. Nosotros somos los responsables de la educación de nuestros hijos por más que algunos quieran eludirlo y viendo como están cambiando con los años es que estamos haciendo dejación de funciones.
    Para muestra un botón, hace ya unos meses recuerdo una imagen inquietante, una madre que caminaba con su hijo por delante mía, el hijo se terminó la palmera de chocolate que llevaba en la mano y no tiró el papel al suelo aún, la madre cuando se percató agarró el papel de la mano del niño y lo tiró al suelo diciéndole… que haces con el papel en la mano que pareces tonto, tíralo… Muy ilustrativo, qué hará ese niño mañana???

  31. Fernando
    2010-12-24 01:53

    El más culpable, en pura lógica, es aquel que detenta el poder de cambiar el sistema. El problema empezó el día en que al político se le ocurrió la genial idea de ‘tomar el poder’ en la educación: dirigida por un corto de vista, en sucesivos horizontes de 4 años, se le dan al timón del barco pequeños y sucesivos impulso en la dirección equivocada.
    Ni Rompetechos lo hubiera hecho mejor…
    Empezaron a experimentar sin atender para nada las voces que a su alrededor pedían simplemente coherencia y sentido de la realidad, y de gestor se pasó a tirano… Si miramos los curriculums de muchos que han intervenido en estos cambios, quedaríamos espantados por el nivel de competencia que pueden acreditar…
    Y no me refiero a los que los promueven, que mejor o peor, equivocándose o no, algo saben, ni sólo al ámbito de la educación, sino de lo peligroso que es en cualquier asunto que a un señor que no entiende del mismo se le ponga por delante la posibilidad de que con su voto se apruebe una ley…
    Cuando las emociones de una vida o el simple instinto gregario entra en juego, la única psicología que se aplica en la práctica tiene su máximo axioma en la ley de Murphy.
    Dado el dinero y la cantidad de gente que hoy se mueve por el sistema educativo, si algunas medidas concretas se hubieran aplicado hace unos años, podría irnos muchísimo mejor. Pero la absurda idea origen de cambiarlo todo hace que ni siquiera las buenas ideas puedan funcionar contracorriente.
    En las dictaduras, cuando hay que desviar la atención de la población sobre problemas acuciantes, se suele emprender la búsqueda desde los aledaños del poder de chivos expiatorios a los que hacer responsables. ¿En las democracias tembién hacemos lo mismo?

  32. ANDRES LLANO
    2010-12-24 03:00

    CHAPEAU. 100% ok

  33. Enric
    2010-12-24 03:30

    No voy a negar que pueda ser un problema la falta de dinero. Sin embargo, creo que en cuanto a recursos, hoy en día tienen hasta demasiados (y no baratos) en comparación con hace 40, 30 , 20 , o 10 años. Y si la calidad de la enseñanza ha bajado será también por otras razones, en esencial:
    1_ La implantación de un sistema educativo que no funciona, que es bonito en números pero no en resultados.
    2_ Tú lo has dicho: “El elevado número de alumnos en esta clase (sí, me dirán que nosotros estudiamos en clases de 40 y de 50 alumnos, pero teníamos otros hábitos de los que ahora carecen por completo) tiene un origen muy sencillo […]”. Otros hábitos, y pondría la mano en el fuego que el 99% de la culpa es de la idiotez de los padres y de la sociedad misma, la falta de educación y la promoción de la incultura, así como la falta de respeto hacia los demás (en este caso, el maestro y los propios padres).

    Para mí, cuenta mucho más eso que el dinero: otros hábitos, otros valores, otra educación. Recuerdo que la educación debe comenzar en el hogar, no en la escuela.

  34. Victia
    2010-12-24 03:45

    Freshwater creo que ha dado en el clavo. El sistema educativo está anticuado. Muy anticuado. El dinero se queda en los coches oficiales de los inspectores y de los políticos (que a veces son la misma cosa), en sus dietas, en sus comilonas. A los profesores no nos llega nada. En mi centro apagan la calefacción para no gastar por las tardes y algunas mañanas. Hay dos ordenadores para setenta profesores, no hay tarimas, las mesas se rompen, se reparan y se vuelven a reparar. Nos actualizamos con nuestro propio tiempo y dinero…
    Las clases de treinta y tantos alumnos indisciplinados no son como la de los años setenta en las que estábamos todos callados.
    Felipe González nos hizo la pascua a todos en el 87 con un sistema educativo que ya se sabía que no funcionaba en Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia.

  35. Peio_peiz
    2010-12-24 04:02

    Aupa! yo también soy profesor, en mi caso en Euskadi y de secundaria, y firmaría en base a mi experiencia el articulo palabra a palabra.
    En Euskadi, y supongo que en otras comunidades andaréis parecido, el gobierno progresista, en una firme apuesta por la educación, ha decidido recortar las sustituciones, ya solo se sustituyen bajas superiores a 5 días, lo cuál ha condenado a cientos (seguramente miles, pero no tengo cifras para corroborarlo) de profesores sustitutos al ostracismo. El generar una mayor cantidad de parados no es problema más grave de esta situación… el sistema de sustituciones, a mi entender, es un modo de que los profesores adquiramos experiencia poco a poco, con lo cuál el futuro de la enseñanza, se va a ver perjudicado. Por otro lado, a corto plazo, se están generando problemas relativamente graves (digo relativamente porque los medios los relativizan al no darles cobertura) como el que si varios profesores faltan a la vez, los profesores de guardia no son capaces de cubrir a todos los ausentes con lo que clases enteras de chaval@s se quedan sin supervisón… y sin olvidar lo que supone el no cubrir las bajas en retraso en la impartición de materia, o, podría suceder que por cuestiones de salud un profesor falte a clase regularmente pero nunca 5 días seguidos, con lo que nunca se cubre su baja.

    Hablo de este tema porque me toca de cerca, pues soy un sustituto buscando otro trabajo…y ni siquiera lo he tratado con toda la profundidad que se merece, pero lo abordo aquí como un serio ejemplo para aquellos que dicen que el problema no es del recorte de presupuesto en educación. Obviamente no es el único problema, la inadaptación del sistema educativo al ritmo de la sociedad actual es claro, pero la falta de recursos económicos, y más aún, la falta de preocupación de padres (implicados directos) y agentes sociales (indirectos?) por este problema… pues me asusta. Para aquellos que no conocen el sistema educativo de forma directa, que sepan que hay mucho de lo que preocuparse, y que, yo, como profesor, creo que l@s chaval@s sólo son víctimas de la frivolidad de la sociedad para con la educación. Negro futuro nos espera si en tiempos de crisis no apostamos por mejorar el producto básico.
    Agur y enhorabuena por el artículo!

  36. juan linares
    2010-12-24 04:20

    Hola Españolitos¡¡¡ bienvenidos al mundo real ¡¡¡¡
    esta realidad la vivimos en México desde hace mucho.

    Asi, tal cual lo describen fue mi paso por la escuela secundaria :) Asi es como se vive en un pais tercermundista y parece que ustedes van para alla jajajajajaja

  37. Victia
    2010-12-24 04:44

    Los funcionarios docentes de secundaria somos un cuerpo muy especial. Ganamos por muy debajo de nuestro nivel (nivel 24) desde hace quince años, nos han congelado los sueldos los dos partidos, especialmente el PSOE, y también nos los han bajado varias veces, mientras que al resto de los funcionarios no les tocaron.
    Los maestros, que todos confundís con los profesores de secundaria, tienen un nivel inferior (estudiaron dos años menos que nosotros, aunque sus oposiciones no son tampoco nada fáciles), cobran dentro de lo estipulado.
    Profesores y maestros son cuerpos diferentes porque tratan edades de problemáticas distintas. Los problemas reales se gestan en el colegio y dan la cara en los institutos.

  38. ALtraste
    2010-12-24 05:27

    Hola marcos:

    Es la primera vez que te leo y ha sido gracias a que un profe me ha pasado el enlace.

    Yo soy maestra, soy una de las que “produce” lo que a vosotros, los profesores de secundaria os llega.

    Y analizando el problema desde la base, desde los niños de 3 años hasta los que “soltamos” de 12 y 13 (yo doy clase de música a todo el colegio y paso por todos los cursos) coincido contigo en que la falta de recursos (profesores de apoyo, de compensatoria, PT, PAE, PASE, etc) marcan la diferencia entre un trabajo difícil y un trabajo imposible.

    Pero a esto, que ya lo sabemos todos, yo añadiría algo más: la falta de implicación de muchos padres. Y ojo, no estoy diciendo que sean malas personas que pasan de sus hijos (que también los hay) sino, más bien, personas que “no saben, no se ven capaces” de EDUCAR e inculcar unos valores y unos hábitos a sus hijos (seguramente porque, por desgracia, también esos padres carezcan de ellos).

    Resumiendo para no hacerme pesada: faltan recursos y falta formación para los padres.

    Y ya para rematar, una formación continua y un apoyo psicopedagógico para los maestros tampoco estaría mal.

    Un saludo desde Alicante, compañero!

    Bicos!

  39. Artorius
    2010-12-24 05:43

    Tenemos que pensar que lo que quiere ahora mismo el poder, mercado o como querais llamorlo, son analfabetos funcionales. Gente que n discuta, que no proteste porque no saben como hacerlo. Un colectivo sin ideas propias y sin la mas mínima actitud crrítcica que pueda oponer a lo que las “élites”, politicas o económicas, quieran imponer. Es ¿una conspiración que tiende hacia la uniformidad por abajo del ciudadano? Pues yo diría que si.

  40. Marcos
    2010-12-24 05:47

    Yo no creo que la culpa sea de nadie en concreto en el escalafón docente: todos tenemos la tendencia a echar la culpa a los de abajo: la Universidad al Bachillerato, el Bachillerato a la ESO y la ESO a Primaria. Sí hay un dato objetivo: en 2º de la ESO es dónde terminan coincidiendo todos aquellos que por distintos motivos no van a seguir, pues ahí cumplen los 16 años si repitieron todo lo que les permite la Ley.

    Y sí, muchos estáis incidiendo en el tema de la importancia de la familia en todo esto, y estoy de acuerdo (muchas veces son bastante más razonables los chicos que sus padres), pero los profesores también somos padres, así que no podemos recurrir a ese argumento sin más. Siempre cuento una anécdota personal que os puedo asegurar que casi todo profesor podría contarla muy similar: padres que viene a hablar con el tutor de un alumno que suspende TODO en la primera evaluación y me plantean que qué puede hacer, que no saben ya cómo castigarlo, que si deben o no comprarle la PlayStation para su habitación, que ya tiene una en la sala.

    Y hay muchísimas más cosas, muchas más, y ya que tocas, Altraste, el tema de la formación… podríamos charlar horas sobre los absurdos cursos de formación que tenemos que hacer para acceder a los trienios, pura burocracia que no sirve para nada, o sobre eso, la burocracia que últimamente nos obligan a cubrir: yo paso ya bastante tiempo preparando clases e inventando recursos que puedan enganchar a los alumnos como para cubrir formularios estúpidos que además no lee nadie.

    Insisto: la Educación no interesa fuera de los rankings y clasificaciones europeas, y estos interesan por el prestigio, y nada más. Pero no le interesa realmente a nadie: ni a los profesores, ni a los padres ni a los políticos.

    Saludos

  41. Sixela
    2010-12-24 09:58

    Mejor educar para despertar en ellos el placer de aprender, que educar a base de dar contenidos, la mayoría de las veces intragables. Soy profesor en el rural, y aunque con distintos porcentajes, has descrito muy bien el “paisaje” humano con el que nos encontramos cada mañana en el aula…

    Si consigo despertar, en los que son victimas de las circunstancias adversas que los rodean (padres excesivamente permisivos, padres divorciados, sociedad que “los consume”) , la emoción del aprendizaje…soy tremendamente feliz. Y cuando me paran por la calle al cabo de unos cuantos años y me lo recuerdan, yo les doy las gracias por recargas mis maltrechas pilas…me devuelven con creces lo que yo, en su dia, les habia dado.

  42. dani
    2010-12-24 19:00

    Yo querría saber por qué se tiene tanto miedo al capon, o a tocar al alumno. Creo que lo que describe Javi en el comentario 11 sería lo ideal: no se trata de moler a palos al estudiante, ni de darle con odio o con rencor, pero sí de poder ponerle en su sitio si se ve que se está pasando mucho, o de espabilarlo si lleva 15 minutos mirando la pared. En resumen, que entiendan que tienen que estar atentos y espabilados, que no os basta conque simplemente estén en clase.
    Yo dudo que unos bastardos como lo fui yo, o como lo serán ahora tus alumnos, aprendan algo del típico discursito moral/pedagógico/psicológico que de vez en cuando nos soltais los profesores (y al que, normalmente, nadie hace ni el más mínimo caso), los chavales necesitan un camino marcado fuera del cual no haya opciones, por supuesto mientras curse la educación obligatoria, luego ya no.

    Si desde pequeños dejamos creer a los crios que son una especie de intocables estrellas del rock, pues no se como se van a apañar los profesores de la ESO para controlarlos cuando les lleguen chavales totalmente crecidos y confiados en su superioridad.

    Para mi el principal problema de la educación es un problema de falta de autoridad, en casa y en la escuela.
    En la universidad este problema no existe porque se va voluntariamente, al colegio no. Y mientras estemos de acuerdo en que la educación es necesaria y obligatoria, deberemos poner los medios y facilitar la labor de los docentes para que algo tan trivial como la mala actitud de los chavales no se interponga en su propia educación.

    Sí, me parece ridículo que una clase se paralice porque los alumnos se reboten, me parece un problema creado artificialmente por una sociedad todavía atemorizada por los fantasmas de su pasado, que legisla en una alocada carrera por huir del recuerdo de tiempos más crueles.

  43. alt_r
    2010-12-25 06:01

    El principal problema es el profesor, entiendase bien, el profesor como figura, y no por que ellos quieran, que comprendo que tienen sus presiones y demás, pero a mi parecer (soy alumno) a nosotros se nos debería tirar los libros a la cabeza y decirnos “ahi teneis y aquí estoy para lo que no entiendas” y que cada alumno vaya a su propio ritmo (que os aseguro que se crearan grupos dentro de la propia clase en pos de la velocidad conforme al temario) que irá reforzando a los que se quedan rezagados sin la presion de “tener que ir al ritmo de la clase” por que el ritmo es, en principio, individual. He visto como profesores, despues de muuuchos años de trabajo (y por cierto, muy buenos) caìan en el error de una estructura sistematizada de la materia, monotona y aburrida, que pasa con el alumno que mira a hurtadillas un poco más adelante para saber “lo que viene”, o a aquel que necesita un par de semanas mas en x tema sólo por que lo encuentra interesante e intenta profundizar mas?. El profesor debería estar preparado para que el primer día de clase los alumnos puedan preguntarle cualquer duda de cualquier tema, no necesariamente del tema 1.
    Explico esta cuestión ya que habrá muchos que digan “hay que empezar por una base”. Pues sí y no a la vez, es fácil de entender: si a mí como alumno, me gusta (y digo gustar con interesarme, resultarme curioso y motivador) el tema 5 y para comprenderlo tengo que indagar en los 4 anteriores, lo voy a hacer por que el “premio” es comprender el tema 5.
    El profesorado debería ser una guía, una ayuda para desarrollar técnicas de investigación, procesado y asimilación de la información, no solo un intermediario que me mastica la informacion (simplificándola hasta gritar basta) como si fuera un filete, que una vez que llega a nosotros no le queda ni de lejos, sabor.

    Señores, tiren a la cabeza los libros a sus alumnos, no somos entes pasivos esperando verborrea.

    El tema de la universidad es otro, que también tiene sus perlas, pero bueno, eso ya es harina de otro costal. Un saludo.

  44. Antía
    2010-12-25 08:44

    Hola, Marcos. Es la primera vez que leo algo tuyo, navegando por internet (buscando cultura y opinión racional, aunque parezca mentira a mis 17 años), y me gustaría demostrarte mi apoyo.
    Yo soy gallega, desde mi honesta ignorancia no sé cómo estarán el resto de las comunidades en cuanto a educación, pero me consta que aquí se han perdido los principios y hasta los fines fundamentales de lo que ello significa, entre tanto plan y Diseño Curricular.
    Por ello quiero decirte, que como docente no te rindas, que lo que los alumnos necesitamos es que se nos enseñe a aprender, a sintetizar la información y no que se nos haga todo; como quien da peces en vez de enseñar a pescar.
    Poco a poco con estimulación se conseguirá que los alumnos realmente interesados y con menos capacidad desde un principio lleguen al nivel de los que tengan más. Y no me refiero a nivel en cuanto a notas, sino a independencia para asimilar la información y formarnos a nosotros mismos…
    Siento haberme extendido, pero es un asunto que me tiene, también, muy quemada. Ya está bien de que todo se adapte a los que les importa un pepino.
    Saludos, y mucho ánimo por mi parte, los grandes cambios empiezan por los pequeños, dicen.

  45. Luis
    2010-12-26 20:04

    Marcos:
    No nos conocemos, pero he llegado a tu blog gracias a Carlos Cabanillas.
    Me parece bien lo que dices, y no entiendo el revuelo que se ha organizado aquí con los comentarios.
    Yo me acabo de jubilar (también estaba en un instituto) y la situación en la ESO es, poco más o menos, como la que mencionas. Yo tenía la suerte de dedicarme fundamentalmente a bachillerato por mis asignaturas (latín y griego), pero el panorama de la ESO es el que comentas. Y estoy también de acuerdo en que no es culpa de los chicos: la razón es otra, u otras. Y una de ellas, a mi modo de ver, procede de la Logse. Otra, no menor, es el ambiente social que no ayuda nada.
    Pero hay que ser optimistas: hay mucho/a profesor/a dispuesto/a a luchar por la dignidad de la profesión y por sus alumnos. ¡Ánimo con ello! Saludos cordiales y que tengas un buen año.

  46. Carlos
    2010-12-27 06:02

    Hola, Marcos:

    Solo quien lidia diariamente con grupos de la ESO sabe que el cuadro que describes es el día a día de la mayor parte de institutos de nuestro país. En los once años que estuve de profesor de instituto, me quedó bien claro que lo que se promueve desde las altas instancias es que funcionen los centros como guarderías. Que todos los chavales estén escolarizados, dice la ley, pero luego a nadie le importa si los alumnos aprenden mucho, poco o nada. Ni sirven los cursillos de formación-basura para el profesorado, ni sirve la promoción automática, ni sirve mezclar a alumnos con intereses tan distintos, ni tanta papeleo inútil y tanta verborrea pseudopedagógica que hay que sufrir siendo profesor de instituto. Hace muchos años que los profesores saben eso, pero nadie les hace caso y las cosas siguen sin cambiar. Como bien dices, a nadie le importa ya la educación en este país. En mi caso, tuve la inmensa fortuna de dejar las aulas de instituto por otras mucho más agradecidas, en formación de personas adultas, donde va a estudiar solo quien quiere. Pero me sigue indignando, por haberlo sufrido tantos años en mis carnes, lo que ocurre en los institutos, y por eso te envío este mensaje de ánimo. Saludos.
  47. McOpolo
    2010-12-28 00:51

    Bla, bla, bla…estoy de acuerdo con todo pero me resulta un deja vu beaucoup des fois.
    A estas horas deberíamos estar planificando ACCIONES.
    Bla, bla, bla y, como mucho, en vez de votar a CCOO voto al CSIF para que repita la misma historia de amor (pero con el PP).

  48. Marcos
    2010-12-28 05:56

    Gracias a todos.

    Antía, el problema precisamente es la difícultad que tienen los alumnos interesados para poder alcanzar cierto nivel, debido a que la mayor parte de los recursos del profesor van a atender a los que tienen menos o a controlar a los que no quieren tener ninguno.

    McOpolo, hace años escuchaba a un profesor, ya jubilado ahora, que las huelgas del profesorado carecían de sentido: no se conseguía absolutamente nada y encima te quitan el dinero. Él proponía algo mucho más radical: no dar notas, no hacer evaluaciones. Decía, y lo comparto, que al día siguiente habría una mesa de negociación muy muy dispuesta a llegar a acuerdos.

    Y sí, yo creo cada vez más, aún con muchísimos reparos, en las protestas radicales, pues las otras están amaestradas. En cualquier caso el problema es el que comentaba en el artículo: no hay tampoco unidad ni ánimos entre el profesorado para comenzar una lucha de ese tipo.

    Saludos

  49. ártabro
    2011-12-25 22:20

    He llegado algo tarde a la discusión, pero mi ánimo no es entrar en ella, tan solo manifestar que, como el artículo tiene todavía actualidad, el enfoque del mismo es desde la óptica de un profesor-sufridor de una situación real, es precisamente el enfoque lo que me interesa.

    Se cuenta una serie de hechos lamentables pero se obvia que son efectos, no causas y esas, las causas, son las que verdaderamente subyacen y son fuente de los problemas narrados.

    Identificar las causas, sociales, económicas, personales, etc. considero sería un buen trabajo pedagógico y que redundaría en una mejor comprensión de esta situación de la que todos mis conocidos (profesores) hablan, pero pocos profundizan.

    Queda como idea.



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal