Libro de notas

Edición LdN
Textos del cuervo por Marcos Taracido

TdC es un diario de lecturas, un viaje semanal por la cultura. Marcos Taracido es editor de Libro de notas. Escribió también las columnas El entomólogo, Jácaras y mogigangas y Leve historia del mundo [Libro en papel y pdf]. Ha publicado también el cómic Tratado del miedo. La cita es los jueves.

Quiero comprar libros digitales... y no me dejan

Señores editores:

Compro pocos libros; lo hago porque son algo caros, tengo poco espacio ya en mi casa y, además, para adquirirlos he de desplazarme a la ciudad y cada vez lo hago menos y con menos tiempo. Me dirán ustedes que estas son circunstancias particulares y no generalizables, y tendrán razón, pero además de que no será un número despreciable el de las personas que compartan todas o alguna de mis razones, con total seguridad serán legión las que aporten otras de igual o mayor fuerza.

No se crean: todavía no tengo ningún dispositivo de lectura digital, ningún soporte de lectura electrónico: estoy esperando que mejoren los actuales y me ofrezcan lo que quiero: lectura de imágenes en color, wifi (posibilidad de acceso y navegación por internet), formatos abiertos, tamaño de bolsillo y precio asequible. Y sin embargo, quiero comprar libros digitales:

- Compraría novedades, sobre todo de poesía y cómics, más aptos para leer en pantalla mientras no tenga un soporte móvil de lectura.

- Compraría manuales, diccionarios, tesauros… multitud de diferentes libros de consulta.

- Compraría fondos de editoriales y colecciones especializadas. Permítanme ejemplificar porque es un sueño antiguo: me haría con decenas de títulos de las colecciones de Cátedra (Clásicos Hispánicos), de Taurus (Humanidades), de Alianza, de Gredos… Y obviamente ni siquiera con la pretensión de leérmelos todos, pero sí de tenerlos para poder acceder a ellos, hacer búsquedas, escoger pasajes y citas, tenerlos, en fin, en mi biblioteca.

Tendría ustedes, claro, que ofrecer las versiones digitales a precios módicos (y en formatos abiertos), digamos 50 céntimos o 1 euro por ejemplar, porque eso evitaría el miedo al gasto excesivo y sería un precio justo: el gasto de la editorial es casi inexistente, anularía y se anticiparía así a la por ahora despreciable cifra de copias ilegales de libros, y podría reeditar y sacar a la venta colecciones y libros agotados cuya reedición en papel no es rentable.

Pero no me dejan; no hay oferta y los escasos libros digitales a la venta tienen un precio desorbitado, y no parece que a corto plazo ustedes estén pensando en lanzarse a la red, no logro entender debido a qué miedos. Una lástima, para mí y para ustedes.

Marcos Taracido | 12 de febrero de 2009

Comentarios

  1. Miguel A. Román
    2009-02-12 17:33

    Pues yo aduciré un motivo más: en las librerías no están los libros que yo quiero.

    Al igual que las tuyas, es razón mía personal, pero que igualmente supongo que habrá otros como yo a los que les frenará para pasar por caja el hecho de no encontrar lo que quieren.

    Y de nada te sirve llevar el ISBN porque sencillamente está agotado… a veces desde mediados del pasado siglo. Nadie lo reedita porque los costos no compensan la escasa demanda de cuatro chiflados (tú, yo y otros dos que igual ni han nacido aún).

    ¿A nadie se le ocurre que un libro virtual se “re-edita” en 0.43 segs a costo 0,005 €? Hablo, además, de autores que fallecieron hace siglos, es decir, sin derechos de autor vigentes.

  2. Ana Lorenzo
    2009-02-12 17:36

    Ya que tienes la carta tan bien redactada y estoy tan de acuerdo, ¿puedo yo también firmarla?
    Un beso.

  3. Valentín Pérez
    2009-02-12 17:45

    Es cierto que hay pocas editoriales que editen sus libros también en formato digital, y es cierto que las que lo hacen no reducen significativamente el precio (dado que ahorran impresión, material y distribución) pero tampoco podemos pensar que los libros electrónicos se van a vender tanto que compense venderlos a 1 € (¡ojalá!) porque sigue habiendo un trabajo de preimpresión muy importante que supone un parte del coste de produción del libro que si queremos seguir haciendo buenos libros, se debe seguir manteniendo. Nosotros tenemos un libro a la venta tanto en formato impreso como digital (a la mitad de precio), y mientras el libro impreso pasado dos años se sigue vendiendo en librerías y a través de pedidos por internet, resulta que el libro electrónico apenas se vende. Claro que cuando se generalice la lectura en dispositivos electrónicos la cosa quizá sea al reves, y se venda más el electrónico que el impreso, pero teniendo en cuenta que vender 1000 ejemplares de un libro es ser ya un best-seller, no creo que ninguna editorial se pueda permitir vender sus libros a 50 céntimos a no ser que lo hagan una vez amortizados los costes con el libro impreso, algo similar a lo que sucede con el cine que primero se proyecta en pantallas grandes, después se edita en DVD y finalmente se vende a las televisiones. Pero entonces no aparecerán simultáneamente libro impreso y libro digital, o si lo hacen , la diferencia de precio no puede ser tan alta como la que planteas. En cualquier caso el modelo de negocio del libro electrónico está aún por definir, todavía estamos en la fase de prueba y error, pero evidentemente el libro electrónico está viniendo y lo hace para quedarse. Bienvenido sea.

  4. Alber
    2009-02-12 18:33

    Marcos,

    Te voy a contar una batallita. Suena a bilbainada, pero te la puedes creer, porque es verdad.

    Hace unos diez años, Random House pensó que era una buena idea ir tomando decisiones en torno al libro electrónico. Querían saber algo más sobre eso que ya empezaba a sonar, sobre todo para que no les pillara con el pie cambiado. Hablo de la sede central de Random House en Nueva York.

    La idea de contratar a alguien para que les aconsejara no se le ocurrió al tío que repara la fotocopiadora. No, al contrario: se le ocurrió a un tipo de muy arriba. Uno de los que cortan el bacalao. El que corta el bacalao.

    Total, que el tío va y se pone a realizar entrevistas a los posibles aspirantes él mismo. Los norteamericanos tienen estas cosas: a nadie se le caen los anillos tan fácilmente como aquí y porque cortas el bacalao, te sale de la entrepierna entrevistar tú mismo a los que van a decidir la estrategia de la compañía en el próximo medio siglo.

    Total, que en estas, después de tropecientas entrevistas, la secretaria del que corta el bacalao da paso a un nota que va y le cuenta exactamente lo que tú argumentas en tu artículo. Este tío (la bilbainada es que este tío y yo somos amigos, y por eso yo conozco la historia) no sólo maneja argumentos, sino que te los cuenta de tal forma que te convence de inmediato.

    Así que el pavo de Radom House queda obnubilado con el entrevistado y lo contrata de inmediato: “este tío sí que sabe lo que se trae entre manos”, se debió decir.

    Le dieron carta blanca, acceso absoluto a casi todo Random House y al cabo de unos cuantos meses, el analista del libro digital fue y presentó un informe donde, básicamente, ponía lo que tú pones en tu artículo. Exactamente lo que le dijo al pez gordo de Random House el día en el que le contrató. En realidad, no dio un palo al agua durante aquellos meses (porque no iba a averiguar nada que no supiera), pero como pagaban indecentemente bien, alargó el cuento todo lo que pudo.

    ¿Qué hizo Random House con aquel informe? Lo enterró. El analista, ante la reacción de los tipos que le habían contratado, pidió la cuenta y se marchó de allí. Les dijo que si no pensaban implementar ni una sola de sus directrices, él allí no pintaba nada. Y a los chicos listos siempre hay alguien dispuesto a pagarles una pasta indecente por poner obviedades por escrito.

    Han pasado diez años. Random House sigue en la luna de Valencia. Ellos y el resto de la industria editorial. Venden e-books, pero a unos precios tales que lo que te están diciendo en realidad es “no lo compres” (ejemplo: tapa dura $23.95, e-book $13.95). Y en esas estamos.

    No es porque no lo saben: es porque no quieren. Hasta que quieran. Porque en esta vida, a la fuerza ahorcan.

  5. Alberto
    2009-02-12 18:34

    Vale, de acuerdo Valentín. Entonces… ¿qué tal si las editoriales liberan sus fondos descatalogados? Es decir, una editorial puede colocar en formato digital lo que ya tenga hecho su trabajo de preimpresión a ese precio de 1 euro o euro y medio. Y su fondo de catálogo que lo libere para que otra editorial, el estado, la biblioteca nacional, las bibliotecas públicas, el instituto cervantes… quien sea pueda decidir digitalizarlos. ¿Para qué le sirve a una editorial tener pudriéndose centenares de títulos con la etiqueta de “descatalogados”?

  6. Valentín Pérez
    2009-02-12 19:14

    Alberto, por supuesto. Estoy de acuerdo contigo , es más, para una con un gran fondo, el sacar en digital fondos descatalogados a esos precios puede suponer incluso una buena fuente de ingresos y sobre todo es una forma de publicidad estupenda, incluso el ponerlos gratuitos siempre supone un beneficio a la editorial, en eso hemos insistido muchos muchas veces. Pero aquí chocamos con que las editoriales siempre piensan que ese libro descatalogado del que tienen los derechos algún día por h o por b va a tener de nuevo una alta demanda y no lo sueltan. No se trata ya del libro electrónico, sino de que hay libros descatalogados o incluso que no se han editado nunca pero que la editorial que tiene los derechos no los suelta. Ese es otro tema, lo que yo planteaba es que el que los libros se puedan difundir en formato digital no abarata el coste hasta el extremo de ponerle precios como los que plantea Marcos. Y eso, teniendo en cuenta que el coste de distribución y producción no siempre es 0 en el formato digital. Piensa que ahora mismo hay empresas que distribuyen esos libros en formato digital y se llevan su porcentaje, y se venden en librerías on-line (por ejemplo Casa del Libro o el Corte-Inglés) que se llevan también su porcentaje. Por supuesto que la editorial puede hacer eso directamente, pero no siempre es lo más efectivo. Con todo esto quiero decir que yo estoy a favor de la generalización del libro electrónico, igual como lector que como editor, pero que eso no supone un abaratamiento del coste del 90% que permita precios simbólicos. Por supuesto que un libro electrónico a 20 € es una aberración. Nosotros tenemos libros electrónicos gratuitos en nuestra página pero la inversión que realizamos en estos libros en cuanto a preimpresión es mucho menor que la que hacemos cuando el libro está destinado a la venta, porque en el gratuito no puedes invertir nada, pero si quieres hacer libros electrónicos con la misma calidad tienes que realizar la misma inversión, y si entonces no sacas el libro en formato en papel, tienes que recuperar esa inversión, y los libros, en electrónico o en papel, no venden miles de ejemplares. Y no es siempre porque sean caros, porque en comparación con otras cosas no lo son realmente, y la gente no compra libros porque tampoco los lee en el número que a todos nos gustaría. Yo también firmaría la carta de Marcos, pero quizá le subiría el precio a 3 €. ;)

  7. Marcos
    2009-02-12 19:54

    Valentín, entonces, si se venden libros electrónicos a precios más elevados de lo que yo propongo, pasará lo que a la industria musical: descargas ilegales. Yo pago 1 euro por tener un libro de Rulfo en mi ordenador, pero si tengo que pagar 3 euros, lo descargo del amule. Habrá quién piense, y está en su derecho, que es un robo, pero esa no es la cuestión: la cuestión es que se hará.

    Y es un círculo vicioso: no se compran todavía porque no hay oferta ni está extendido el libro digital. Y yo creo que precisamente otra de las grandes ventajas del libro digital es la eliminación de intermediarios: si quiero un libro de Minotauro me voy a la web de Minotauro y lo compro.

    Aludes a las películas y te pongo un ejemplo: hace nada me recomendaron por aquí una película de esas que sólo aparece en los festivales, y se puso un enlace del único sitio en que se puede comprar el DVD: ya no recuerdo bien, pero creo que costaba 40 euros con una licencia de distribución a colegios o algo así. ¿Resultado? Jamás veré esa película (ni siquiera está para descarga p2p) y su creador tendrá difusión cero.

    Y ojo, no hablé, conscientemente, del problema que supone todavía pagar esos precios bajas, en una cultura como la nuestra que todavía no está desarrollada en el pago a través de internet. Por ahora la única opción (paypal aparte) son los pagos con móvil, y es indecente el porcentaje que se lleva la empresa que los facilita.

    Alber, ya me darás el contacto de Random House, a ver si me contratan a mí para que les diga otra vez lo mismo y me despidan dentro de un año.

    Saludos

  8. María José
    2009-02-12 20:06

    Yo creo que es un problema del dispositivo, en cuanto este sea barato y manejable (por ejemplo, hay gente mayor que estaría encantada de poder agrandar la letra a su gusto), permita imágenes y color se verán obligados a hacerlo. Yo ahora leo en el iphone y estoy encantada, eso sí me tengo que limitar a lo que hay ya sin derechos de autor y digitalizado. Pero tal y como está el panorama actual, no me pierdo gran cosa. También pienso que van a desaparecer las editoriales, han perdido su función, uno mismo se puede editar un libro y hacerlo con mucha calidad y como no sirven de referencia para el lector, porque han dejado esa función, pues no les veo ningún sentido. No me fío de ninguna, ya ni de Cátedra (he visto antologías de poesía en esta colección para llorar), así que me he pasado a otros sistemas de recomendación.

  9. Valentín Pérez
    2009-02-12 20:19

    Si, pero ten en cuenta que no existe la misma demanda de libros que de música y cine y por eso el editor no puede jugar tanto con los márgenes. La distribución de libros en redes p2p ya se da hoy, y ahora mismo no supone el mayor peligro para el sector editorial porque el libro se sigue valorándose tanto en su contenido como en su continente, algo que no sucede con la música o el cine e la misma medida. Ojalá algún día los libros electrónicos se distribuyan a 1 €, porque eso será señal de que se está leyendo mucho, lo suficiente para que los editores puedan seguir haciendo buenos libros a esos precios.

  10. joseluis
    2009-02-12 22:10

    Si el autor (o autora, vamos, el padre o madre de la obra) cobra el 10% del precio de venta papel, ¿qué estamos diciendo aquí?

  11. chemaris
    2009-02-12 22:48

    por suerte parece que la cosa se esta moviendo http://www.mielibro.es/

  12. Alberto
    2009-02-12 23:21

    Bueno, joseluis, con los libros digitales ese porcentaje lo podemos colocar en el 50% como mínimo, ¿no te parece? Aparte de eso, la publicación digital posibilita que el catálogo de autores y obras pueda ser mayor y que autores que pueden tener problemas para publicar encuentren su nicho.

    Alguien dijo por ahí que 1000 ejemplares ya era un best seller, lo normal es que vendas 10 (sin contar los que has comprado tú mismo para regalar a la familia y amigos). Pues no sé, 20 ejemplares a 15 euros salen 300 euros, cuyo 10% son… 30 euros. Pues en términos de rentabilidad para el autor es como vender 60 ejemplares digitales a 1 euro. Y además te ha leído el triple de personas.

  13. Marcos
    2009-02-13 01:10

    Por cierto, lo metieron en Menéame
    Y entiendo que en este caso votarlo y difundirlo puede ayudar un poquitito a hacer presión y que se tomen un poquititito en serio la idea.

    Saludos

  14. joseluis
    2009-02-13 01:29

    Sí, Alberto #12, doy como estupenda la hipótesis del 50%. Y yo me la creo, evidente. Más bien pienso que por cinco eurillos trimestrales que así gane el autor, habrá veinte mil “usuarios” que se lo copien gratis total, y a eso lo llaman “compartir”. Compartir lo ajeno, claro está.

    Por si no queda claro, digo que me parece más bien secundario el soporte, habida cuenta que cada uno tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Para mí la clave no es disminuir o difuminar el papel de las editoriales en papel, o sustituirlas por las electrónicas. La clave, pienso, es el superabundante copiaje en internet, que no dará apenas a autores y (lo que me importa menos) a editoriales electrónicas.

  15. Alberto
    2009-02-13 01:48

    Arriba, justo donde pone Edición Libro de Notas, tienes una editorial que hace eso.

    A mi me parece de cajón: si una editorial no tiene que imprimir, editar, poner tapa dura y distribuir está claro que los porcentajes que se discuten con el autor serán otros.

    Por supuesto puedes sentarte a llorar por la copia en internet, pero es menos útil.

  16. joseluis
    2009-02-13 02:25

    Alberto: Que sí, que ya sabía lo de LdN, que también convengo en menores costes caso de edición digital, que sí a todo, pero me parece que la edición digital no arrancará enfocándola a autores muy fallecidos y a noveles muy ansiosos de verse, mientras no asegure debidamente contra el copiaje digital del resto de obras y autores, que son los más.

    (vamos, que me gusta más la impresión bajo demanda en lugares que podrían ser las actuales librerías, y otros; o carga en dispositivos adhoc si no se quiere papel, pero siempre con controles de calidad y precios y respeto y pago al autor y tal y cual).

    Si me explico …

  17. Tomás
    2009-02-13 05:14

    Hace tiempo que dejé de desplazarme a librerías, principalmente porque no suelo encontrar el libro que busco, y para ojear ya tengo internet. Es más seguro, cuando quiero papel, hacer el encargo por teléfono y pasar a recogerlo (nota: los gastos de envío de las librerías online también son un abuso).

    Proyectos como el de LdN me alegran, pero me gustaría saber si son rentables o no (quizás alguien debería aprovechar la ocasión para hablar de ello aquí). Otro “alguien” montó hace tiempo un proyecto estupendo (deabruak, de literatura shareware) y que acabó cerrando; desconozco si por falta de ingresos (pena, penita pena).

    Las editoriales deberían reconsiderar sus prioridades, porque a menudo parecen defender más su modelo de negocio que el interés de sus autores (aberración total). Está claro que los escritores querrán hacer dinero con su obras, pero podrían estar más interesados (por lo menos al principio) en la difusión y el reconocimiento de su obra. Internet es idóneo para lo segundo, pero no tengo muy claro cómo funcionará para lo primero.

    A falta de datos editoriales recuerdo un caso musical, el de Simon Finn, un músico de culto de los 70 que se daba por desaparecido y que fue rescatado gracias a un “cd pirata” que me enorgullezco de haber grabado. Hoy en día graba discos y realiza giras (rico no se ha hecho).

    En cuanto a las ediciones secuestradas, descatalogadas, etc. Eso me parece un absoluto crimen. Si en España hubiera al menos un mercado decente de librerías de segunda mano (al estilo Hay-on-Wye o Charing Cross Rd inglés) otro gallo cantaría, porque los libros al menos pasarían de mano en mano (y ojo, sin pasar por la caja editorial). Pero aquí de eso no hay (quizás por la ausencia de bibliofilia, culto a primeras ediciones, etc.).

    ¿Qué exponer la literatura a internet implica un riesgo? por supuesto. ¿Quién dijo miedo?

  18. Alber
    2009-02-13 07:27

    Qué cabrón, uno que se acuerda… :-)

    Pues mira, aquello funcionó. Sí, por extraño que parezca, un número razonable de personas iban al banco e ingresaban las pelas. Y la razón de que aquello se acabara, fue simplemente que yo no podía estar a mil rollos al mismo tiempo y tuve que optar. Lo cierto es que no me arrepiento, pero aquel modelo funcionaba. No para echar cohetes, pero sí para ser sostenible.

    Y, por eso, estoy seguro de que el pago residual (ese euro que propone Marcos) es perfectamente factible como modelo de negocio cuando lo que das a cambio tiene un coste tendente a cero. La madre del cordero es cómo hacer que un euro vaya de un bolsillo a otro. Tú mismo, que eres perro viejo en esto, prefieres hacer pedidos por teléfono…

    El futuro son los micropagos por móvil, creo yo. Envía BLABLA al 6969 y listo.

    Y me apunto a la conclusión: ¿quién dijo miedo?

  19. Marcos
    2009-02-13 21:50

    Tomás:
    Nuestro Proyecto Editorial es rentable desde el momento en que no buscamos rentabilidad: no tratamos de ganar dinero, sino de no perderlo; en su parte más ambiciosa (económicamente hablando) es un intento de poder sobrevivir (todo Libro de notas) a través de una actividad cultural que genere, además, contenido de calidad; pues bien, es todavía pronto, pero por ahora no parece que vayamos a conseguir eso. Pero hay que entender el carácter no profesional del proyecto: no hay inversión en publicidad y ninguno de los implicados cobramos nada.

    Como sabes, el proyecto se define por hacer de cada libro una edición doble: en papel y digital. La edición en papel es a través de Bubok y es lo único que genera costes, aunque pocos porque se trata de edición bajo demanda. Y la edición digital no conlleva coste alguno y se ofrece al lector para descarga gratuita, pidiendo una donación voluntaria, y esto último es lo que falla, entiendo que por falta de cultura “geek” entre los lectores de habla hispana, y me explico: cualquier programa de softtware libre se sufraga a través de las donaciones de sus usuarios, concienciados desde el principio de que no se puede trabajar sin comida y se ha de agredecer el trabajo de los demás. Per oeso no sucede en la “cultura”. Un pequeño ejemplo: uno de nuestros libros que ha sido descargado 600 veces ha recibido 8 donaciones. A la falta de concienciación hay que añadirle que el lector medio todavía no es usuario hábil de las nuevas tecnologías y seguramente tendrá dificultades técnicas para realizar esa donación, o reparos referidos a la seguridad.

    Espero haber aclarado algo.

    Saludos

  20. Valentín Pérez
    2009-02-13 22:14

    Precisamente hoy publica José Antonio Millán en su blog un desglose de los costes y beneficios para los diferentes agentes en la edición y venta de un libro electrónico. Creo que es interesante verlo para comprender que el libro electrónico sigue teniendo unos costes o descuentos a tener en cuenta:

    http://jamillan.com/librosybitios/blog/2009/02/el-precio-de-un-e-book-que-hay-para-el.htm

  21. Marcos
    2009-02-14 00:07

    Creo, Valentín, que ese estudio no hace más que reforzar los argumentos que venimos dando aquí: necesidad de un formato abierto, que la propia editorial sea la que venda directamente (hipersencillo hoy en día, incluso con software libre y gratuito) y, al menos para empezar, centrarse en fondos editoriales y libros descatalogados. Lo del formato abierto es parte del espíritu: pagaré con mucho más gusto un libro que sé que puedo manipular (para, por ejemplo, recortar trozos que pueda utilizar en la docencia) que en uno que no) y que, por lo tanto pueda leer en diferentes soportes.

    Saludos

    Saludos

  22. Marcos
    2009-02-14 20:01

    «La editorial Gallimard —la más amada del mundo— cumplirá cien años en 2011. Uno de sus grandes proyectos, ya en marcha y avanzado, es la digitalización de todo su fondo, «para que deje de haber títulos agotados en el catálogo» (lo dice Antoine Gallimard, nieto del fundador, en Gallimard para Gallimard). ¿Se animarán las editoriales españolas? ¿O seguirán condenados a la desaparición eterna tantos libros que las editoriales no reeditan en papel, porque no ven el negocio?» Ramón Buenaventura

    Saludos

  23. Tomás
    2009-02-20 00:49

    Acabo de leer esto, que viene al hilo de lo que estabamos hablando aquí: http://blogs.20minutos.es/diariodelibrera/post/2009/02/17/-aacaimo-el-padrino-estaa-descatalogado-

  24. Nelson Ramirez
    2009-02-24 04:21

    Señores en realidad somos editores profesionales y por el problema de los costes de impresión y otros, decidimos digitalizar nuestros libros, magazines , revistas, etc; Los venderemos inicialmente a 1 euro y a 50 céntimos por pago e-gold. En estos momentos vamos a obsequiar el libro “ GENERANDO DINERO POR INTERNET” muy util para todo aquel que desea conocer 3 secretos ó razones para digitalizar un negocio en la web sea cual sea su negocio ó servicio. Nos pueden contactar en www.unsecretomillonario.com ó al mail: solucionweb@yahoo.com para dudas y conocer nuestro portal de negocio web.

  25. Marcos
    2009-02-24 04:28

    Perdona Nelson, pero ruego que si alguien tiene información sobre esto nos lo diga, porque el método por el que teóricamente se consigue el libro es harto sospechoso: hay que dar una dirección de correo electrónico a la que te enviarían el libro.

    Saludos

  26. Nelson Ramirez
    2009-02-24 04:49

    Perdona Marcos estoy en el foro y no entiendo tu comentario, ó será que no nos estas entendiendo.
    Estamos reglamentados legalmente y estamos haciendo vínculos con escritores y editores de muchas partes del mundo, incluso quieren que les distribuyamos sus libros para que los conozcan y son muy buenos, además también tenemos un selecto grupo de escritores, autores y editores con nosotros. Si tienes dudas no vaciles en entrar en www.unsecretomillonario.com ó de contactarnos en el Messenger unsecretomillonario@hotmail.com si desea que suba algún comentario del que quiera, con mucho gusto, pero sin DEJAR DE APOYAR A LIBRODENOTAS.

  27. Nelson Ramirez
    2009-02-24 05:15

    Un cordial saludo a todos los responsables de una ó de otra manera de el sitio librodenotas.com; Si alguno de ellos esta leyendo este comentario por favor contáctenos, deseamos intercambiar link con ustedes ó una alianza estratégica. Gracias. www.unsecretomillonario.com

  28. Santiago
    2009-05-15 21:16

    Veo algun comentario poniendo reparos a los lectores electronicos que hay ahora mismo en el mercado y la verdad es que los hacen o no probaron ninguno o no lo tienen claro.
    Yo tengo un sony prs 505 y es una maravilla, tamaño adecuado nitidez no cansa la vista no pesa y porias llevar entre la memoria interna y las dos bocas una de sd y la otra m2 facilmente 30000 libros encima sin problemas. precio entre 250 y 300 euros vamos lo que cuestan 15 o 20 libros
    Principales pegas que le ponen son en blanco y negro pues claro como el 95% de los libros que lees en papel no?

  29. kiermel
    2009-05-31 20:20

    Yo tengo un Papyre. Una maravilla con pantalla de 6” en tinta electrónica. Se lee igual que un libro en papel y sin dañar la vista.

    Me es imposible encontrar libros electrónicos con las últimas novedades o los más vendidos, y si hay algo, es a casi el mismo precio que en papel, por lo que me obligan a usar las versiones “gratuitas” que hay ampliamente distribuidas en redes P2P. Si eso es lo que quieren, pues ellos se lo pierden.

    Entre los que usamos lectores de e-libros hay una idea bastante clara. Se quieren libros baratos, entre 1 y 3 euros, nunca más de 5 euros, y por supuesto sin DRM. No tienen que ver al cliente como un enemigo, un posible ladrón. Eso me hizo dejar de comprar DVDs, porque tenía que tragarme por fuerza una larga parrafada llamándome prácticamente ladrón, cuando yo acababa de comprar el DVD. No pueden castigar al que paga, porque dejará de hacerlo. Y el DRM es un castigo.

  30. Marcos de comprarlibrosinternet.com
    2010-12-08 08:19

    La verdad que con el tiempo se ven cada vez mas libros digitales en la red, es inminente que un plazo corto podramos conseguir mayor cantidad de obras, el tema como nombraron anteriormente depende del exito del libro en tiempos de ahora.
    No creo que digitalizen una obra pra 4 personas y media :)



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal