Libro de notas

Edición LdN
Textos del cuervo por Marcos Taracido

TdC es un diario de lecturas, un viaje semanal por la cultura. Marcos Taracido es editor de Libro de notas. Escribió también las columnas El entomólogo, Jácaras y mogigangas y Leve historia del mundo [Libro en papel y pdf]. Ha publicado también el cómic Tratado del miedo. La cita es los jueves.

Elogio e incitación a la fantasía

Contadles de los lobos, hambrientos y tiernos y malvados como sólo pueden imaginarlos los hombres. Contadles de monstruos abrigados por sombras, seres deformes, corcovados perversos, comeniños; habladles de los hombres invisibles y su soledad ante el espejo, de gigantes cuyos bostezos generan vendavales, de los duendes, de la movilidad de los arbustos, de sirenas cuya belleza provoca estertores en las córneas, de las parcas y el reloj, de la soledad tan material de los fantasmas. Contadles que las brujas siempre pierden ante la luminosidad de las princesas, que los besos vencerán sobre la muerte, que el amor apagará la llama en los dragones, que en otras tierras hay seres con diez brazos y mujeres construidas con el viento y la salitre, que en una cueva pervive un acorde que salvará el mundo.

Contádselo, sobre todo, para que sepan distinguir el artificio en este lado, para que perciban la falsedad y la grisura en los colores impostados, para que adviertan al lobo y la princesa, y se rescaten.

Marcos Taracido | 27 de noviembre de 2008

Comentarios

  1. Chalo
    2008-11-28 01:35

    Sinceramente, no hallo las horas en que tenga mis hijos para poder hacer nacer en ellos la fascinación por la imaginación y la lectura. Pienso que no importa lo que ellos quieran hacer de su vida con tal de que lean.

  2. Ana Lorenzo
    2008-11-28 02:49


    Me dejas sin palabras para elogiarte. Claro, todas te obedecen a ti.
    Un beso.

  3. negro
    2008-11-28 04:12

    Me quede en silencio… gracias.

  4. Marcos
    2008-11-29 18:35

    Yo soy un escritor inseguro, y sólo si leo algo mío años después y, habiéndome olvidado del texto, me parece bueno, lo reconozco como bueno. Creo que esto quiere decir que sólo creo que es bueno si pienso que es de otro.

    Quiero decir con esto que vuestros elogios (en general los elogios que cualquiera me hace por estos lares, pero estos tres en especial) son muy hermosos y los agradezco infinitamente, pero no alejan mis dudas nada más que en un leve estado superficial en el que la vanidad sale victoriosa, como vence el virus de la gripe con cada estornudo.

    Saludos

  5. Cayetano
    2008-11-29 21:55

    Bien. Hay varias razones por las que no suelo comentar mucho los textos de Marcos: Me da la impresión de que uno está ensuciando la pared donde se exponen (a la curiosidad pública). Así que, llena la pared de pegatinas (aká comentarios) de perdidos al río ;-)

    Tocas un tema como de pasada, Marcos, que me ha causado más de un problema: La autoestima del autor.

    Es imposible, o muy complicado, que un autor sin la autoestina (o vanidad) con un nivel situado por encima de la media pueda sobrevivir.

    Escribía Leonardo da Vinci (que si tenía la estima muy alta) a modo de introducción de un tratado que nunca pudo publicar en forma de libro:

    Considerando que no podía encontrar una materia de gran utilidad o agrado, puesto que los hombres nacidos antes que yo habían tomado para sí todos los temas útiles y necesarios, haré como el que, a causa de su pobreza, llega el último a la feria y, no pudiendo surtirse de otro modo, compra cosas ya vistas por los otros y desechadas por ellos a causa de su escaso valor. Emplearé en la adquisición de esa mercadería despreciada, rechazada y proveniente de muchos mostradores, mi escaso peculio, y así recorreré no las grandes ciudades, sino los pobres caseríos, distribuyendo las cosas de que dispongo y recibiendo por ellas el precio que merecen

    Típica introducción de humidad finjida. No quiero ser puñetero, pero sabes que muchos de tus textos son perfectos, aunque no te acuerdes de quien fue el que los escribió.

    Un saludo

  6. Marcos
    2008-11-29 23:56

    Cayetano, claro, entiéndeme, no hay falsa modestia en lo que digo: efectivamente, varios de mis textos me perecen buenos, pero sólo tiempo después, cuando consigo separarme lo suficiente y los leo como nuevos, como ajenos, como escritos por otro. Mientras eso no pasa, en el proceso de escritura, me cuesta mucho verlos con cierta objetividad, y uno los lanza al público un poco con una fé absurda, una inercia imprescindible si se quiere avanzar.

    Saludos



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal