Libro de notas

Edición LdN
Butaca no numerada por Alberto Haj-Saleh

Sentado en una vieja Butaca no numerada de terciopelo rojo, el autor se lanza a una reflexión impúdica todos los miércoles sobre cualquier cosa que se atreva a moverse por las pantallas, sean éstas de cine o no. Alberto Haj-Saleh es editor de LdN y autor de la columna Teatro Abandonado.

Como desees

Hace 25 años que se estrenó La princesa prometida, el amor cinematográfico de mi vida, la mejor película de todos los tiempos, mi película favorita. Nunca quiero escribir sobre ella porque no tengo ganas de aguantar a nadie diciéndome que el libro le pareció mejor, que no es para tanto, que se ha quedado antigua o que es para niños o cualquier otra cosa. Lo llevo mal, como llevaríais mal que os dijeran que vuestra pareja es en realidad un poco fea o que vuestro hijo tiene la cabeza demasiado grande. Comentadlo entre vosotros si queréis, cuando yo no esté delante. La princesa prometida es simplemente perfecta.

Es parte de mi imaginario personal y del de mucha más gente, tanto que resulta casi redundante recordar esta escena o esta otra, recitar los diálogos en verso de Íñigo Montoya y Fezzik, rememorar el duelo de ingenio entre el Pirata Roberts y el taimado siciliano Vizzini o recordar, como bien dice el Milagrero Max, que el amor verdadero es lo más grande que hay, con la excepción de un bocadillo de cordero, lechuga y tomate, cuando el cordero es rico y magro y el tomate está en su punto. Es tan sabroso… ¡Me encanta!

Yo nunca vi La princesa prometida en el cine. Tenía apenas nueve años y un día que fuimos a ver a mis primos mayores ellos nos contaban con entusiasmo la película, ¡nos contaron cada escena, cada duelo, cada chiste! Por supuesto en cuanto salió en vídeo la alquilamos y allí estaba todo lo que nos habían contado, el duelo a espadas entre el Pirata Roberts e Íñigo Montoya y no, ninguno de los dos era zurdo, y los Roedores de Aspecto Gigantesco, y la princesa más hermosa que jamás nadie haya conocido. Y era todo aún mejor de como nos la habían contado.

Luego me compré el vinilo con la banda sonora y la ponía una y otra vez, hasta que conseguí rehacer la película entera en mi cabeza sólo con la música de Mark Knopfler. Después me compré el VHS, cuando los precios bajaron, y luego el DVD y por fin la pude ver en inglés, y era igual de buena que en español, aunque no sé si me gusta más el “inconcebible” de Vizzini en el original o en el doblaje. Y luego me fui a vivir a Italia y la volví a ver en italiano y, oh maravilla, el acento español de Íñigo y el siciliano de Vizzini eran maravillosos y daban otra dimensión a la película.

Durante mucho tiempo cada vez que me gustaba una chica le preguntaba disimuladamente si le gustaba la película. A la que me decía que no, le ponía una cruz para siempre. Es lo que tiene el amor verdadero.

Se cumplen mis bodas de plata con mi película favorita así que permitidme que ahora deje de escribir y haga lo único decente que se puede hacer en estos casos: volver a verla de nuevo, tal y como deseo.

Alberto Haj-Saleh | 10 de octubre de 2012

Comentarios

  1. literanda
    2012-10-10 18:31

    Solo puedo decir una cosa: cuánta razón tienes. La princesa prometida, a los 25 años, puede presumir de no haber envejecido un solo día. Brindo por ella, por sus personajes y por su banda sonora.

  2. Blanca
    2012-10-10 20:01

    No voy a decir que el libro es mejor, porque no lo es, tiene con la película una relación de ida y vuelta en la que se complementan, a veces ganando la una y a veces ganando el otro.

    Yo tampoco la llegué a ver en el cine, VHS de videoclub, y compré la banda sonora en casete.

    Me uno al brindis :)

  3. Rocio
    2012-10-11 02:35

    Querido primo, tu fuiste la persona que me descubrio esta pelicula, la primera vez que la vi fue en tu casa y desde entonces ha sido (junto con Pretty Woman, lo confieso) mi pelicula favorita. Uno de los mejores regalos de reyes que me han hecho en mi vida, el DVD y de acuerdo contigo en que en ingles es tan fantastica como en español “As you wish” “My name is Iñigo Montoya, you killed my father, prepare to die”….. Por todos los momentos que me ha hecho pasar la pelicula te doy las gracias primo. Un motivo mas por el que te adoro.

  4. Multivac
    2012-10-11 03:00

    Me has hecho recordar pasajes y escenas que dormían en algún rincón perdido del cerebro.

    Como tú, yo tampoco llegué a verla en el cine, pero tuve una cinta VHS que gasté de tanto ponerla. Y yo también ponía una cruz a aquellos que no la habían visto o a los que no les había gustado (puede que aún lo haga :-O).

    Sin embargo luego estuve varios años sin verla, y llegó un momento que me daba miedo volver a verla por si descubría que todo era una ñoñería y se rompía la magia. Un día me decidí, y descubrí que, efectivamente, era una ñoñería en toda regla, pero que la magia seguia intacta.

    Sin duda, gran película y gran entrada. Gracias por recordarme esos momentos.

  5. Nuria (editora con carrito)
    2012-10-11 05:05

    Ohhh… acabo de encontrar mi alma gemela cinematográfica… Alberto, sólo falta que digas que eres fan del libro (no la peli) “La historia interminable” para convertirte en mi amor verdadero (con permiso de mi guapa) ;)

  6. Cristina
    2012-10-11 05:15

    Farolero…

  7. Nuria (editora con carrito)
    2012-10-11 05:39

    ¿Hay rocas ahí delante?

  8. Juanjo
    2012-10-11 08:41

    Si te pones así, creo que voy a tener que verla.
    A mi mujer le sorprende mi desconocimiento de muchas películas, series u otras diversiones que supuestamente forman parte del imaginario colectivo de nuestra generación, y cuando me pregunta “¿Entonces, en tu infancia qué veías?”, yo casi siempre respondo “2001: Una odisea del espacio” (la vi 2 veces en menos de 24 horas a los 11 o 12 años).
    “Y Taxi Driver”.
    En el colegio, en 6º de EGB, nos preguntaron qué película queríamos que nos pusieran para celebrar no sé qué. La mayoría de los niños pidieron En busca del arca perdida.
    Fui el único que pidió Tora, Tora, Tora.
    Al final, pusieron Cristal Oscuro.


Textos anteriores

-
El final [20/12/13]
-
También en 2013... [11/12/13]
-
Así que el 2013... [04/12/13]
-
Resumiendo más [19/12/12]
-
Resumiendo [12/12/12]
-
Puro goce [05/12/12]
-
-
Las películas [07/11/12]
-
Granito de Arena [24/10/12]
-
Como desees [10/10/12]
-
Sí que entienden [26/09/12]

Ver todos


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal