Libro de notas

Edición LdN
Butaca no numerada por Alberto Haj-Saleh

Sentado en una vieja Butaca no numerada de terciopelo rojo, el autor se lanza a una reflexión impúdica todos los miércoles sobre cualquier cosa que se atreva a moverse por las pantallas, sean éstas de cine o no. Alberto Haj-Saleh es editor de LdN y autor de la columna Teatro Abandonado.

Atlántida Film Fest: Épica a pequeña escala

Llevo dos días escuchando un chiste recurrente. Le digo a mis amigos que acabo de ver La Roca y que vaya pedazo de película épica y todos me responden lo mismo: “¿La de Michael Bay? Sí, super épica”.

Pero no, yo me refiero a La Roca, un documental de Raúl Santos sobre el peñón de Gibraltar y cuyo eje es ese momento infame de la historia reciente en el que Franco cerró la verja buscando aislar ese trocito no-exactamente-inglés del resto del territorio peninsular.

En la sinopsis que aparece en la web del Atlántida Film Fest se hace una comparación acertadísima: La Roca es una historia más de Capuletos y Montescos, de una Gibraltar-Romeo y una La Línea de la Concepción-Julieta que se ven a escondidas y se intercambian tabaco, medias de seda, rock’n‘roll y besos ocultos de la guardia civil y de las fuerzas del orden. Hasta que en 1969 el generalísimo los pilla en la cama y los separa para siempre, por más que la verja volviese a abrirse trece años después. Para aquel entonces Romeo y Julieta habían dejado de quererse, aunque de vez en cuando se echaran de menos.

Santos decide acudir a la épica a la hora de narrar esta historia y aunque esencialmente la forma del documental sea la clásica —narración que avanza cronológicamente a través de las declaraciones de los protagonistas con imágenes de archivo intercaladas— el director consige acercarse bastante al bigger than life gracias a la música de Miguel Torres y al uso inteligente del CGI y de la posproducción, que consiguen que cada aparición de la roca, del peñón en sí, esté envuelta de una atmósfera mágica y encantada, a ratos alucinada, cargando de fuerza mitológica las imágenes. Quizás lo más discutible sea la elección de una mensaje telefónico grabada en un contestador de una anciana gibraltareña para su hermana como hilo conductor de la historia, el único elemento impostado y con costuras de guión de todo el filme. Pero es un mal menor entre tanto personaje alucinante y con tantas cosas que contar, algunos de una presencia imponente, como ese guardia civil retirado que, mirando a cámara, dice muy serio que “fueron contratados para algo. Y el trabajo hay que hacerlo”.

La épica de Las marimbas del infierno de Julio Hernández Cordón es en cambio otra historia más de David contra Goliath, tamizada por un inesperado sentido del humor que hace que David en realidad sea bastante torpe con la honda y Goliath nunca termine de enterarse quién es ese pequeñajo que intenta pegarle infructuosamente. La primera película guatemalteca que veo en mi vida es una suerte de docudrama —o docucomedia, o casi docutragicomedia— lleno de buenas intenciones y con una idea de base magnífica, pero tal vez demasiado centrado en su anécdota principal (que no da para más de un ratito) y que desecha demasiado rápidamente todas las posibles historias laterales.

La surrealista y enloquecida unión de la marimba de Alfonso con un imposible médico que también es vocalista de heavy metal y con un buscavidas de físico inolvidable al que todos llaman “chiquilín” da lugar a una película desigual, tierna durante la mayor parte del tiempo, desconcertante y estática a ratos, y con su punto más alto en los momentos en los que los actores —que son los personajes reales interpretándose a sí mismos— se enfrentan a momentos excesivamente reales (esa pelea en el bar, ese rato esnifando pegamento) cuyo contraste con el amateurismo anterior llega a poner la piel de gallina.

La semana que viene más, y recordad que las películas del Atlántida Film Fest estarán en Filmín hasta el 7 de mayo por cuatro duros y medio.

Alberto Haj-Saleh | 18 de abril de 2012

Textos anteriores

-
El final [20/12/13]
-
También en 2013... [11/12/13]
-
Así que el 2013... [04/12/13]
-
Resumiendo más [19/12/12]
-
Resumiendo [12/12/12]
-
Puro goce [05/12/12]
-
-
Las películas [07/11/12]
-
Granito de Arena [24/10/12]
-
Como desees [10/10/12]
-
Sí que entienden [26/09/12]

Ver todos


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal