Libro de notas

Edición LdN
Butaca no numerada por Alberto Haj-Saleh

Sentado en una vieja Butaca no numerada de terciopelo rojo, el autor se lanza a una reflexión impúdica todos los miércoles sobre cualquier cosa que se atreva a moverse por las pantallas, sean éstas de cine o no. Alberto Haj-Saleh es editor de LdN y autor de la columna Teatro Abandonado.

Quiero la cabeza de Carlos Boyero

La semana pasada, acuciado por el tiempo, me limité a exponer en esta columna la carta suscrita por ya 269 firmantes censurando el estilo y la conducta del crítico de cine del País Carlos Boyero. Toda la iniciativa recoge las nuevas adhesiones y los comentarios sobre la misma en este blog. Por supuesto no se hacen eco de la oleada, equiparable a las adhesiones, de criticas a la carta y al contenido de la misma por parte de otros críticos, cineastas, blogs y espectadores de a pie. Pero bueno, eso tiene sentido, no van a tirar las piedras contra su propio tejado, aunque les honraría que lo hicieran, al menos ganarían en credibilidad.

Leer los comentarios del blog en cuestión es desesperanzador: se ha convertido en una lucha vulgar y atrincherada entre dos posiciones críticas irreconciliables que no han hecho el menor intento por dialogar sobre un fondo, el que subyace a la carta, que es muy interesante para iniciar un debate y una discusión que podría ser útil y esclarecedora de muchas cosas. En lugar de eso no hago más que leer a hooligans de ambos bandos, gente que se rie de los firmantes con absoluto desprecio y usando clichés insultantes ridículos: “gafapastosos”, “elitistas”, “pedantes”… jamás entenderé esa maldita frase-tópico que tantos emplean para juzgar y hablar de películas que jamás han visto ni verán: “…y no el coñazo de cine iraní”. Je. Como cuando se murió Bergman. ¿Cuántas películas iraníes ha visto el que dice semejante barbaridad? ¿una? ¿cero? Practican un elitismo a la inversa, señalando con el dedo y riéndose de aquellos que ven otras películas, aparte de las hechas en Hollywood. Ser ignorante de cierto tipo de cine no es ni malo ni pecado. Hacer gala de ello, colocar esa ignorancia como bandera es cavernícola.

En el otro lado del ring se sitúan algunos de los firmantes de la carta/manifiesto, entre los cuales se alza como portavoz el crítico Álvaro Arroba, responsable material del blog del que hablé antes. Siempre en un tono soberbio, siempre desde arriba, Arroba niega sistematicamente cualquier tipo de debate que sea crítico con su postura y se empeña en lamentarse de que “nadie parece haber leído la carta de verdad”. Por lo visto el problema no es el crítico de El País, eso es puramente anecdótico —dice—; lo que importa es el fondo de la cuestión, el hecho de que El País limite la cultura a aquello que pertenece a su grupo empresarial y, lo que es peor, se dedique a aplastar aquello que no está dentro de dicho grupo.

Tal vez sea Arroba el que no ha leído su propia carta. ¿No le resulta curioso que haya tanta, pero tanta gente, incluyendo los comentaristas de mi columna de la semana pasada, que hayan entendido la misiva como un “quiero la cabeza de Carlos Boyero”? Si era algo anecdótico tal vez habría sido más inteligente prescindir de nombres y de anécdotas como el hecho de que Boyero abandonase la película que presentó el iraní Abbas Kiarostami en el pasado Festival de Venecia a mitad de proyección. Al incluir nombre propio y anécdota concreta corres el riesgo, como se ha visto, de que mucha gente a favor de la carta en realidad esté en contra de Boyero y diga que hizo muy mal su trabajo al irse de la sala; y que mucha gente en contra de la carta en realidad sea fan de Boyero e insista en que si la película le parecía una mierda hizo muy bien en irse y que su trabajo, además, es contar luego que la película era basura. “Hablar de Boyero es puramente anecdótico” dice Arroba. Pues qué mal os ha salido la jugada porque eso NO ES lo que parece.

¿Cómo no creer que en realidad esto es un manifiesto firmado en contra de una persona que, al contar con un enorme eco popular (el que le da tener voz en un diario como El País), ridiculiza y se burla de un cine y de un estilo de crítica que ellos defienden? Es difícil no asumirlo como una pataleta furiosa ante el crítico, al que se le acusa —madremía— de poder llegar a ser responsable del no estreno de determinadas películas. La carta obvia de manera intencionada y tendenciosa el hecho de que Boyero fue un fichaje estrella por parte de El País con la clara intención de arrebatar una de sus figuras a su principal competidor, el diario El Mundo. Boyero no ha cambiado un ápice su desagradable manera de ejercer la crítica, no ha variado tono ni discurso, no ha cambiado la diana hacia la que lanzaba sus flechas. Insinuar, como se insinua, que El País respalda empresarialmente las columnas de el crítico es una idiotez.

El trasfondo que señala Arroba es tan interesante, esa falta de compromiso real con la cultura por parte de El País y de, no nos engañemos, el resto de medios de comunicación de masas, que me entristece y a ratos me enfurece que nadie vaya a hablar de ello por culpa de un texto que, se pongan como se pongan, tiene forma y contenido de vendetta personal. Tal vez la semana que viene sea el momento de hablar de ese trasfondo, aunque ellos no lo hayan hecho.

CODA: Esto es lo único que ha dicho Carlos Boyero de forma explícita sobre la carta:

Le he dedicado escasos minutos a la famosa carta. Entre otras cosas porque la personalidad del 95% de los firmantes, según ellos pertenecientes al ámbito cinematográfico, me resulta absolutamente desconocida. Y los que me suenan solo me inspiran esa sensación tan poco cristiana del desprecio. Durante toda mi vida profesional he tenido multitud de enemigos, pero al menos, sabía quienes eran y a que se dedicaban. Cuánto esfuerzo el de Víctor Erice, ese juglar de los membrillos, y de José Luis Guerín, uno que fotografía durante dos horas la ciudad de Estrasburgo y se empeña, inútilmente, en que eso es una película artística, para convocar a sus ortodoxos mariachis. Me siento como Gulliver en el país de los enanos.

Resulta complicado “defender” la labor de un crítico tan maleducado, irrespetuoso, lamentable y engreído como Boyero. Pero supongo que si tiene tantos fans por algo será. Desde luego yo no soy uno de ellos.

Alberto Haj-Saleh | 24 de septiembre de 2008

Comentarios

  1. Cayetano
    2008-09-24 21:49

    Hoy ando espeso (aka liado) asi que me callo, Pero no puedo evitar señalar esto (copio y pego del blog pro-carta):

    Consideramos el debate existente lo suficientemente representativo como para ilustrar el estado de las cosas así que se han cerrado los comentarios

    Es muy simpático …

  2. Alberto
    2008-09-24 21:52

    Nunca pensé que me darían la razón tan rápidamente… bueno, estos se quedan abiertos, por si por casualidad pasan por aquí y quieren decir algo.

  3. Galois
    2008-09-25 03:12

    Hola. Llegué hasta aquí por la famosa carta. Sólo te quería comentar que creo que el párrafo de tu entrada que dice lo siguiente “Boyero no ha cambiado un ápice su desagradable manera de ejercer la crítica, no ha variado tono ni discurso, no ha cambiado la diana hacia la que lanzaba sus flechas. Insinuar, como se insinua, que El País respalda empresarialmente las columnas de el crítico es una idiotez.”
    creo que está equivocado. Creo que el fichaje de Boyero no es un hecho aislado en la política cultural de El País en lo que se refiere al cine.
    Al contrario, es parte de una continuidad que se manifiesta cada vez más desembozadamente.
    Para muestra de ello te dejo el siguiente botón, sobre la labor crítica de otra firma de la casa, que además en el resto de la nota analiza el papel general de los medios masivos en todo este asunto:
    http://www.trendesombras.com/num6/art_venecia2006.asp
    Saludos.

  4. Alberto
    2008-09-25 03:20

    Gracias por el enlace, Galois, ya lo conocía, está siendo muy citado últimamente.

    Lo pongo aquí para que se pueda leer pinchando el enlace:

    Artículo en tren de sombras .

    Por lo demás: sí pero no. Entiendo lo que dices e insisto que el debate debería haber ido por ahí pero no estoy de acuerdo contigo con lo de que el fichaje de Boyero sea un acto continuista con una política cultural concreta. Sinceramente creo, vaya, ando convencidísimo, de que el fichaje de Boyero es algo puramente mediático, como el de Beckam por el Madrid, igual: no se le fichó porque se necesitaba a alguien en banda derecha, se le fichó porque vende camisetas. En este caso fue el crítico estrella de El Mundo pero podría haber sido el responsable taurino estrella o el periodista de ciclismo estrella o el columnista económico estrella.

    En resumen: El País no ficha a Boyero porque comparta su visión sobre el cine; lo ficha para joder a la competencia y para tratar de robar lectores. Son dos cosas diferentes.

    Por lo demás vuelvo a recomendar el texto que mencionas, discutibilísimo pero interesante y revelador.

  5. Alberto
    2008-09-25 19:56

    En el blog de la carta han eliminado no sólo los comentarios a los posts sino también los vínculos a la misma, que antes eran visibles. A partir de esos vínculos uno podía seguir los ecos de la carta en otros blogs, incluyendo aquí en LdN, y también incluyendo aquellos que eran críticos y duros con la iniciativa. Ese rastro ya no está visible.

    Qué quieren que les diga…

  6. gatavagabunda
    2008-09-26 05:45

    Desde luego no puedo estar más de acuerdo. Si pretendían decir “otra cosa” y no lo que explícitamente dicen, se lo han montado fatal.

    Se escapa a mi comprensión el hecho de cortar comentarios y demás. ¿?

  7. Manuel Haj-Saleh
    2008-09-26 06:55

    Pues hablemos claro entonces: no pretendían decir “otra cosa”. Dijeron lo que dijeron y pretendían decir exactamente lo que dijeron. Lo que pasa es que, una vez les han pillado en falta, esto es, en sus propias contradicciones, miran al techo, silban y dicen que ellos no han sido, que es la sociedad la que corrompe su discurso.
    Si no cuela con los políticos, anda que va a colar con ellos, ya. El cierre de comentarios con esa excusa tan peregrina (y non petita, por cierto), no hace más que volverles más visibles.
    Si querían decir “otra cosa”, que hubiesen dicho “otra cosa” y no “esa cosa”. Tienen suficientes tablas y cultura para que se les entienda todo, digo yo.

  8. Hermann
    2008-09-27 22:40

    Los comentarios de aquí no dejan de ser lo mismo: darle vueltas a lo que opinan otros críticos de cine sobre lo que dicen otros críticos de cine.

    La inciativa tomada por los que iniciaron la carta, a pesar de sus errores, me parece meritoria. Que alguien alce la voz e intente, mal o bien, agruparse para que tenga un poco de más de repercusión frente al poder de los medios de comunicación que controlan la mayoría y gustos de la opinión pública, es de agradecer y apoyar, a pesar de las metidas de pata que han tenido.

    Estamos de acuerdo, tienen suficientes tablas y cultura. Si ese es el problema y, supuestamente, estamos de acuerdo con el tema de fondo de la carta, que en definitiva es lo que importa, por qué dar la impresión, por lo menos así me lo parece a mí, de atacar (con buenas formas, por supuesto) y quedarse en eso: en la periferia personal.

    Centrar el discurso y apoyar o no apoyar el escrito por lo bien o mal que se ha hecho y por lo bien o mal que se ha llevado un blog, si es que se está de acuerdo con el fondo de la misma y al margen de nombres propios, no me parece muy serio.

    ¿Que han habido voces profesionales del sector que no están de acuerdo con la iniciativa? Por supuesto. Como está también muy claro la poca iniciativa o interés en aprovechar el momento para abrir un débate sobre el papel de la crítica cinematográfica en este país.

    No sé si habrá alguna repercusión en las revistas impresas especializadas, supongo que, en algún caso, se volverá a reproducir lo mismo, relegando la iniciativa a lo epidérmico. En las digitales ha sido nula, como tal publicación.

    Creo que firmas como Chantal Akerman, Claire Denis, Víctor Erice, Isabel Escudero, Jean-Michel Frondon, José Luis Guerín, Isaki Lacuesta, Francisco Llinás, Chantal Maillard, Ángel Quintana, Javier Rebollo, Gerardo Gormezano, Miguel Marías, Paulino Viota, entre otros, merecen una atención y respeto que vaya más allá del cruce de opiniones de unos críticos contra otros. Que es lo que parece, aunque no se pretenda.

    Seriedad hay que reclamar por todas partes.

  9. Alberto
    2008-09-29 03:22

    Hombre Hermann, es que la columna da para lo que da, ya digo que la semana que viene, tal vez, sea el momento de hablar de ese supuesto trasfondo que tiene la carta que, lo lamento, creo que no existe. Que es mentira. Respeto a muchos de los firmantes de esa carta, Guerín y Erice están entre mis directores favoritos y Lacuesta va en camino, pero desde luego yo jamás habría firmado una carta que es un maldito ataque personal. Y tampoco me apetece aplaudir y bailarle el agua a quien dice buscar el debate para después atajarlo porque no va por donde quiere.

  10. Madrid Sísifo
    2008-11-10 21:47

    Nosotros también hablamos sobre esta polémica. Por si te/os interesa.

    Enlace: http://www.madrid.sisifo.es/2008/10/carlos-boyero

    ¡Un saludo!!

    (Hubiésemos utilizado el trackback, pero no encontramos la dirección)

  11. Martin Eden
    2009-04-03 00:32

    Que mal digiere las críticas el crítico criticado, Boyero que ha escrito perlas como: “El entierro va a estar muy concurrido, para mi supone un alivio no tener que seguir disfrutando de su larga y prolífica carrera” con motivo del fallecimiento de Federico Fellini. Prepotente, pedante, egocéntrico y dese luego maleducado, son los adjetivos más suaves que me vienen a la cabeza. Sr. Boyero ya que tiene tanto talento y sensibilidad para discernir entre lo bueno, lo malo y lo peor, por que no nos asombra un día dirigiendo una obra de una maestría cinematográfica a su gran nivel para así finalmente consagrarse y dejar mudos a todos esos charlatanes del cine de autor.
    El séptimo arte español está necesitado de talentos, venga hombre anímase y enséñenos a todos como se hace ese buen cine, que tanto hace falta. ¡¡ Coño que fácil es poner a parir al prójimo!!

  12. Inés Edo
    2009-04-13 00:21

    Tengo 23 años y una de mis grandes pasiones desde niña son el cine y la literatura, he visto multitud de peliculas y he leido otras tantas novelas.Leo casi todos los periodicos(casi, hay algunos que mis ácidos estomacales son incapaces de digerir)y dominicales, me interesan muchos columnistas(aunue sólo disfrute con unos pocos) y me considero abierta a cualquier expresión artistica que no me resulte una soberana soplapollez.Casualmente me considero una persona claramente progresista yde izquierdas, como muchos de los abajofirmantes que abajofirmaron la famosa carta que, porsupuesto que es un manifiesto en contra de Boyero.Y, que quieren que les diga…que cosa tan pueril la carta ésta, que grandes palabras para algo tan insustancial, no quieren reflejar ninguna preocupación por el cine de este país, lo único que pretenen es legitimarse y defenderse ante algo que, obviamente les asusta y descoloca y saca de ese mundo apestosamente pseudointelectual en el que viven: la verdad.Y el señor Boyero la representa…pero cuan satisfecho se ha tenido que quedar después de proclamarse Gulliver en el pais de los enanos.Lo es y ellos lo saben.Saben que tiene buen gusto, saben que su criterio es respetable y venerado y seguramente sientan mucha envidia ante esa forma descarada ,sincera, encantadoramente decadente y cínica con que exresa sus opinionen…claro, ellos no pueden, tienen que ser politicamente correctos…porque son la cultura.¿Qué cultura?¿La misma que los frustra y se muerde la cola?

    Una cátedra se merece el señor Boyero por enseñarnos a sus amigos de mi edad(que somos unos cuantos)que la cultura es Bily Wilder y David Chase( por ejemplo)por decirnos:“hay un hombre qe se llama James Elroy”, por orientarnos sobre donde esta lo mejor del cine en cada momento, por decir, esto es farsa, eso es arte…por tanto.


Textos anteriores

-
El final [20/12/13]
-
También en 2013... [11/12/13]
-
Así que el 2013... [04/12/13]
-
Resumiendo más [19/12/12]
-
Resumiendo [12/12/12]
-
Puro goce [05/12/12]
-
-
Las películas [07/11/12]
-
Granito de Arena [24/10/12]
-
Como desees [10/10/12]
-
Sí que entienden [26/09/12]

Ver todos


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal