Libro de notas

Edición LdN
Navegando por el caos por Cayetano Lupeña

Cayetano Lupeña sueña una realidad única y cambiante. Pueden construirse una opinión recabando datos sobre este autor. Seguro que se equivocan. Les invita a construir sus propias realidades, sus íntimos sueños. Navegnado… se dejó de actualizar en enero de 2005.

la columna

Fotograma de la pelicula Simon en el desiertoHoy me represento enano al pie de una columna usando el sistema de comentarios. Miro hacia arriba y leo:

Pero el Sol no reparte
sus dones:
da solo sombras,
sombras, espaldas de una luz engañosa

El estilita (atención tipógrafo estilita no estilista) Simón se ha mantenido en silencio y penitencia , de pie sobre una columna , por más de seis años. Un rico
devoto
le obsequia una columna mejor y Simón, agradecido, realiza el milagro de devolverle las manos a un mutilado. Durante varios días, Simón continua en penitencia mientras el diablo se le aparece tratando de tentarlo. Al final, el diablo se lleva a Simón de viaje a un cabaret de la ciudad de Nueva York.

¿Cómo se titula la película? Han acertado: Simón en el desierto. (veáse concurso)

navegando por el caos

El místico navega por el caos, el loco se pierde en él. ¿de quien esta cita? (veáse concurso), el hombre gris niega la existencia del caos y confía en un capitán, que no es místico ni loco, es institución o conjunto de patrones y normas, pecera confortable y cómoda. El místico y el loco se las saltan todas, el primero por una ventana el segundo por un abismo. Perderse en el caos, naufragar, loco naúfrago que hay que hacer callar. Loco inútil, pobre loco, subido en una columna.

Simón en el desierto Umbral en el borde mirando obra y muerte de Aranguren, la cebada al rabo del asno muerto. Chillida Sociedad Limitada levita sus pesados cementos con la fuerza antigravitatoria de la mística de Santa Teresa y San Juan de la Cruz. Resuelve graves problemas con las estampas (aka grabados) realizadas para el poemario de Jorge Guillén, Más allá. O esas que realizó para Die Kunst und der Raum (Arte y espacio) una potente erección espiritual del filósofo Martin Heidegger. El papel de seda que protege las páginas de la edición original limpia el esperma producido por la frenética actividad masturbatoria de su marchante. Queda por construir tumba o pirámide de faraón horadando montaña. ¿Qué problemas resuelven estos canteros vaciando el espacio y tus bolsillos?. Tapies, sin embargo, le da a la mística oriental (nací en el mediteráneo) y resuelve sus problemas complicando hasta el infinito el preciso gesto del calígrafo zen: Rellenando de signos con texturas las paredes y el espacio de museos y fundación. ¿Cuadros? ¿Esculturas Caligráficas?

San Juan de la Cruz es un místico que se os escapa por la ventana. Un tigre, un gato o si prefieren un tigre dibujado con miles de gatos (Borges veáse concurso). Triturado, como poeta, se convierte en pigmento de asceta para disfrazar al artista apasionado. Su imagen móvil se congela en el momento en que sus globos oculares se posicionan hacia las cejas. Falsa fotografía que paraliza una sucesión infinita de instantes. En las cuencas de San Juan de la Cruz dos esferas giran a enorme velocidad, no está quieto: salta por la ventana. Martín no es San Martín que en la tradición popular es santo listo y ladrón, engaña al diablo del que obtiene los secretos mejor guardados: fundido y forjado del hierro, temporada óptima de cosechas, técnicas de carpintero … San Juan de la Cruz  ya tiene poemas comentados (veáse concurso) su verso finje cópulas de amores pastoriles inflamados. Y de finjimiento (cópulas y propulsión antigravitacional a chorro) surge toda una industria cementera para devorar montañas. Hacía falta disfrazar a Simón de Martín para librar a San Juan de las garras del diablo: Atroz destino acabar triturado.

los naúfragos

Pobre artista, pobre filósofo, pobre poeta que acaba loco o enfermo o abandonado, paralizado en los límites de un abismo que no se atreve a saltar para volver a ser hombre. Burro muerto con antológica al rabo. Atravesar la noche obscura. Les recomiendo a Aleixandre (antes hay que mirar el barómetro) si llueve mal:

La cintura no es rosa.
No es ave. No son plumas.
La cintura es la lluvia,
fragilidad, gemido
que a tí se entrega

Y si hace sol es aún peor:

Pero el Sol no reparte
sus dones:
da solo sombras,
sombras, espaldas de una luz engañosa

¿No hay consuelo? ¿No hay esperanza? (veáse concurso).

el concurso

Si usted responde a esta pregunta: ¿Cual es el número ISBN de las obras de las que estoy hablando? Recibirá como premio el privilegio de convertirse en Protector o Mecenas de las Artes. Usted tendrá la oportunidad de enviarme la cantidad de 12.000 Euros (ni menos ni más) y contribuir a la manutención de un tipo genial que escupe, ahora desde lo alto de la columna, palabras inútiles (inútiles palabras) ¿Concursantes o comentarios?.


Contacto

Cayetano Lupeña | 13 de diciembre de 2004

Textos anteriores

-
ámbito [20/12/13]
-
contraportada [03/01/05]
-
epilogo [27/12/04]
-
onan [20/12/04]
-
la columna [13/12/04]
-
-
-
trementina [29/11/04]
-
-
Superficie [15/11/04]
-
-
 Meditāri [25/10/04]
-
Eterno retorno [18/10/04]

Ver todos


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal