Libro de notas

Edición LdN
Metaversos por Ángel Arroyo y Óscar Calvo

Ángel Arroyo y Oscar Calvo son integrantes del grupo de investigación AICU del departamento de Sistemas Inteligentes Aplicados en la UPM. Su investigación se centra en el estudio de modelos coevolutivos en los que el comportamiento inteligente global emerge a partir de interacciones entre las unidades autónomas constitutivas del entorno. Metaversos es una columna de opinión que se publica todos los 18 de cada mes con el objetivo de analizar las posibilidades tecnológicas y las implicaciones sociales de este tipo de entornos virtuales (un ejemplo actual es Second Life).

Hacia la interconexión total

Hoy retomamos esta columna con el ánimo de contar, en la medida de lo posible, cómo el futuro de los metaversos poco a poco se torna presente. Han pasado sólo seis meses desde la última entrada pero en este tiempo se han publicado varios trabajos interesantes. Uno de ellos ha sido el llamado ‘Sixth Sense’ del MIT. Este experimento se circunscribe dentro de una tecnología llamada Realidad Aumentada (RA), que consiste en añadir nuevas funciones y capacidades a la realidad. En cierto sentido un simple teléfono móvil es un dispositivo RA ya que nos permite escuchar a personas que están en otro sitio.

Aunque en principio este sistema no es relativo a los metaversos, es interesante por dos aspectos: por un lado es una revolución en los interfaces de usuario , y por otro es un paso más a lo que en entradas anteriores de esta serie denominamos Paraversos. A modo de recordatorio, los paraversos son un subgrupo de los metaversos tal que cumplen isomorfismo con la realidad, esto es, una reproducción espacial con la mayor verisimilitud posible.

Pues bien, hasta ahora siempre nos hemos introducido en los Metaversos mediante lo que podríamos llamar una “bilocación virtual”, es decir, nuestro cuerpo físico está en un lugar de la realidad física y nuestro cuerpo virtual (o avatar) está en otro lugar de una realidad virtual. ¿Qué ocurre en el caso especial de los paraversos? Dado que la realidad física y la virtual son isomorfas, es posible existir en esos paraversos en la misma ubicación física y virtual. En este caso estaríamos “unilocados”, o en otras palabras, el espacio físico y virtual se encontrarían solapados desde nuestro punto de vista. Este fenómeno se denomina Mixed Reality y consiste en mezclar nuestra percepción de los elementos del mundo real con datos del metaverso.

Lo cierto es que bien sea por influencia de la ciencia ficción o de la aún corta historia de la tecnología móvil, siempre hemos visto la inmersión en un metarverso posible únicamente desde puestos fijos, con gran ancho de banda y mucha capacidad de proceso. El experimento del MIT nos muestra cómo este tópico tiene sus días contados. Es un hecho similar a la evolución del cloud computing tan de moda estas últimas semanas: hace solo unos años a cualquiera le parecía mala idea tener ordenadores absurdamente pequeños y poco potentes aunque muy transportables sobre los que trabajar con documentos alojados en algún lugar de la red mediante conexiones inalámbricas. Hoy es un hecho.

Por lo tanto, dos potentes tecnologías que hasta ahora estaban separadas han comenzado a “tocarse”: Metaversos y Realidad Aumentada. Esta fusión amplifica exponencialmente los nuevos usos y posibilidades de ambas tecnologías, revolucionando conceptos que hasta ahora nunca habríamos imaginado. Terrenos tan interesantes desde el punto de vista económico y social como la publicidad, las compras o las relaciones interpersonales habrán de ser reinventados para aprovechar las nuevas posibilidades.

Por ejemplo, imaginemos que disponemos de unas “gafas” a través de las cuales podemos ver el paraverso desde la posición donde nos encontramos. Al ponérnoslas en casa, veríamos cómo una simple pared se convierte en una TV de 80 pulgadas, o escucharíamos a nuestra mascota virtual acercarse para leernos las últimas noticias. Y cuando saliésemos a la calle podríamos quedar con nuestros amigos que también llevan las “gafas” y verlos con sus vestidos y complementos virtuales. Incluso puede que al entrar al supermercado, los artículos que estén en la lista de la compra estarían rodeados de un halo brillante. Quien sabe si el cielo nocturno de Madrid estará patrocinado por alguna marca de refrescos o si los neones de Gran Vía desaparecerán del mundo real para existir solo en el paraverso.

Todo esto está aún muy lejos de Second Life y del Sixth Sense, pero no hay que desanimarse. Parece que el destino está claro: estar cada vez más y más interconectados, y si como dijo Machado el camino se hace al andar solo nos queda pensar ¿cuál será el próximo paso?

Oscar Calvo | 18 de marzo de 2009

Comentarios

  1. Paco
    2009-03-18 23:08

    “Estadísticamente” hablando, la mayoría de las personas caminan por senderos ya transitados. Sólo unos pocos hacen camino. ¿Qué importancia tienen? Representan la innovación, la evolución, la novedad, la fortaleza del género humano. Insignificantes, pero fundamentales.

    Bienvenido a Libro de Notas.

  2. Marcos
    2009-03-19 00:07

    Qué interesante, Óscar. Aunque no sé si comparto tu entusiasmo por ese futuro que anuncias; inquietud seguro. La verdad es que me quedaba muy lejos el concepto de metaverso, pero las aclaraciones del artículo me hacen verme mucho más cerca de esas realidades virtuales.

    Saludos

  3. la hundida
    2009-03-19 02:56

    Emocionante. La bilocación acarrearía la posibilidad de tirar con una doble o múltiple personalidad, mientras la unilocación facilitaría la síntesis entre realidad-es virtual-es y realidad física. Y espero que el cielo de Madrid esté patrocinado solamente como opción para los que les van los patrocinios. La gente nos agruparemos virtualmente como hasta la fecha, según nuestros gustos y aficiones. Pero seremos más ricos en saber compartir. Y lo que algún cerebrito haya descubierto no será para unos pijos elegidos, sino que quedará al alcance de esa sociedad del bienestar que ansiamos para todos. Desde la ignorancia supina, te agradezco esta sencillez que tienes para explicar las cosas. Y espero más apasionantes entregas.



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal