Libro de notas

Edición LdN
Dos puntos comillas por Jaime Rubio Hancock

Jaime Rubio Hancock es uno de los periodistas más reputados del país (ignoramos cuál). Cofundador de la revista Playboy, fue director de The New York Times entre 1987 y 1992, cuando se convirtió en el primer menor de edad en dirigir una publicación diaria. Desde las páginas de ese diario se opuso a la guerra de Iraq, destapó la trama del Gal y predijo la Revolución Francesa. Actualmente publica en Libro de Notas cada jueves esta serie de entrevistas que, según nueve de cada diez dentistas, jamás tuvieron lugar.

Lech y/o Jaroslaw Kacynski: "¡Perra! ¡Dime que te gusta!"

Cuando me propuse entrevistar a los hermanos Lech y Jaroslaw Kaczynski, presidente y primer ministro de Polonia o viceversa, sabía que tenía ante mí un reto no sólo profesional, sino personal, dada mi fobia a los gemelos —especialmente a los siniestros, que como todo el mundo sabe son mayoría.
A pesar de mis justificados temores, los diecisiete primeros segundos de nuestro encuentro fueron agradables: los hermanos Kacynski me recibieron en su capilla familiar, donde estaban aprovechando un rato libre en sus obligaciones políticas para repasar cuestiones de liturgia. Me presenté y les pregunté si podía llamarles Tinky y Winky, con la única intención de distinguirles más fácilmente. Uno de ellos gritó comunista, el otro dijo, yo aún diría más, mocunista. Entonces, me encadenaron al altar y comenzaron a rociarme con agua bendita. Dada la confusión que siguió y como aún sigo en el hospital recuperándome de mis heridas (al parecer le habrían añadido algún ácido al agua bendita, cosa que explica las quemaduras que ellos aseguraron ser consecuencia de mi carácter demoniaco), me limito a reproducir algunos de los fragmentos que grabé hábilmente.
JAIME: ¡Ah, por Dios! No toquen ahí.
WINKY: No uses el nombre del Señor en vano.
J: ¿De qué señor me hablan?
TINKY: ¡Perra! ¡Dime que te gusta!
(Silencio incómodo. T y W carraspean. Después de unos segundos prosiguen con su ritual como si nada.)
W: ¡Vade retro, comunista!
J: Oigan, ya que estamos, ¿por qué no permitieron que la Unión Europea instaurara un día contra la pena de muerte?
T: La pena de muerte es buena. Nos acerca a Dios al matarnos. Y, al fin y al cabo, si a Jesús le condenaron a muerte, no puede ser tan mala idea.
W: Lo horrible es el aborto: me parece muy mal matar a gente no bautizada. A no ser que sean moros, claro, a esos que los salvé su Alá. Ja, ja, ja.
T: Yo aún diría más: ja, ja, ja.
J: Pero Alá no es más que la palabra árabe para Dios. Es como decir God.
W: ¡Calla, sucio blasfemo!
T: ¿Cómo osas?
J: Aaaaah, no me queméis con eso… Otra pregunta: ¿qué tenéis en contra de los homosexuales?
T: Por favor, no preguntes tonterías.
W: Con lo que nos costó curarnos.
T: ¿También eres amigo de los gayers?
J: Bueno, no de todos. Son mucha gente y a mí las multitudes me agobian.
W: Has de saber que los homosexuales son personas malvadas que quieren corromper a nuestros hijos y convertirlos en otros homosexuales usando armas como los Teletubbies o las bromas sobre la marina, para así extinguir la raza humana.
T: Su propósito es que todos los normales muramos para fundar una especie de segunda Sodoma y segunda Gomorra, cuya población se mantendría estable numéricamente gracias a inventos del diablo como la fecundación in vitro, la clonación y la robótica. Y ahora, ¡purifícate!
J: Ay… Oiga, caballero, que eso duele. Una pregunta: ¿ustedes están en contra de todo en general?
T: Casi: a partir de la Revolución Francesa, ambos inclusive, todo lo que se ha hecho, dicho o pensado nos parece una abominación.
W: En especial el sexo. La gente tendría que hacer como antes, cuando había reyes. Darse besitos y desear muy fuerte tener hijos. ¡Así funcionaban las cosas en los buenos tiempos!
T: Yo aún diría más: así las buenas cosas en los tiempos funcionaban. Y no como ahora, que hay que desnudarse, aunque sea sólo la puntita, y al cabo de unos minutos de un incomprensible ajetreo, uno acaba sudoroso, pegajoso y sintiéndose muy solo.
J: ¿Muy solo?
W: Sí, nuestra mujer no nos abraza. Se da la vuelta y se pone a dormir.
T: Es una insensible.
J: ¿Vuestra mujer?
T: Antes teníamos una cada uno, pero, primero, nos confundían y, segundo, las mujeres no nos acaban de gustar. Con una ya nos vale.
W: Las mujeres son casi como los homosexuales: ¡quieren practicar el sexo con hombres!
J: ¿Y las lesbianas cómo encajan en esto?
T: ¿Las qué?
J: Nada, es iguaAAAYYYY. Tío, pero para ya.
W: ¿Prometes ir a misa y no tener pensamientos impuros con las presentadoras de los telediarios?
J: No sé, a mí es que las presentadoras, así tan serias, hablando de cosas importantes, me ponAAAAAH… Vale, vale, no tendré de eso con esas.
W: Bien. Puedes irte en paz.
T: El diablo comunista ha abandonado tu cuerpo.
W: Ve y difunde el mensaje: el capital mola.
T: El Concilio Vaticano II es obra del diablo.
W: La Biblia tiene pasajes a expurgar: hay trozos que son casi socialistas.
Salí de allí cojeando y magullado. Perdí el conocimiento, pero por suerte lo encontré en seguida: me lo había dejado en el bolsillo trasero del pantalón.

Jaime Rubio Hancock | 20 de septiembre de 2007

Comentarios

  1. Alberto
    2007-09-20 18:21

    ...

    ¿Ni una pregunta sobre la prohibición de hacer topless en Polonia?

    ...

    Tengo que consultarlo con Marcos pero diría que estás despedido, inútil. Por favor devuelve los bonos de comida a la salida.

  2. Jaime
    2007-09-20 18:49

    ¿Bonos de comida? A mí sólo me daban cromos de la liga 83-84, que intercambiaba hábilmente por latas de conserva supuestamente vacías… Ja, ja, siempre queda algo de aceite o restos de atún pegados a las paredes.

  3. Carlos Alonso
    2007-09-21 00:53

    A mí lo que me parece sorprendente de este par es que lleven el mismo apellido que el famoso Unabomber.
    Supongo que podríamos remontarnos al árbol familiar de los Kazynski y encontrar el punto en el que a uno de sus parientes ascendentes de primer grado se le negó la teta… a partir de ahí, unos fachas y los otros de ultraizquierda…
    Qué cosas ¿no?

  4. Ana Lorenzo
    2007-09-21 01:09

    Alberto, no le despidas, hombre, mira si es buen periodista que el titular tiene la frase más relevante e importante de toda la entrevista. ¿Dónde vas a encontrar otro igual? Y tan hábil para grabar en una capilla entre dos gemelos siniestros y bajo tortura.

  5. Marcos
    2007-09-21 03:08

    Alberto: estás despedido.
    Jaime, a ver si la semana que viene tienes un rato para pasarte por casa; los bonsais están echando flor. Y traete una foto de los hermanos estos; quizás podamos hacer algo.

  6. Jaime
    2007-09-21 03:15

    Sí, amo.

    Si encuentro algún insecto o arácnido, ¿podré comérmelo como la otra vez?

  7. beauseant
    2007-10-02 22:22

    bonos de comida ?? qué suerte.. a mi me hacen cocinar para toda la oficina…


Textos anteriores

Ver todos


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal