Libro de notas

Edición LdN
Ciencias y letras por Salvador Ruíz Fargueta

Ciencias y letras, trata de acercar las dos culturas , favorecer su mestizaje. En realidad, sólo es una cultura que nos puede acercar más a nosotros mismos, a las complejas relaciones humanas, al mundo y a sus interrogantes. El autor, ingeniero y físico, es editor de La bella teoría. Publica los días 1 de cada mes.

El ratón, la mosca y el hombre

La biología molecular ha demostrado que los grupos de genes que intervienen en la construcción de un ratón, una mosca o un ser humano son los mismos. Todos los organismos del mundo viviente gozamos de una extraordinaria unidad de estructuras y de funciones. Lo que nos diferencia no es ningún constituyente químico sino la organización y la repartición de estructuras que nos son comunes . F. Jacob, Premio Nobel de Medicina de 1965.

Todos los seres que viven en la Tierra, sea cual sea su medio, su talla, su modo de vida, se trate de una babosa, de una langosta, de una mosca o de una jirafa, todos se componen de moléculas casi idénticas. Incluso, de la levadura al hombre, perseveran grupos de moléculas estrechamente asociadas para garantizar funciones generales, como la división celular o la transmisión de señales de la membrana al núcleo de la célula.

Aproximadamente un tercio de los genes de la levadura son similares a los de los humanos (1)

Surge así en la actualidad una fantástica paradoja: organismos que presentan formas muy diferentes están constituidos por idénticas baterías de genes. La diversidad de formas se debe a pequeños cambios en los sistemas de regulación que gobiernan la expresión de estos genes. La estructura de un animal adulto es el resultado del desarrollo del embrión que le da origen. Basta con que un gen se exprese un poco antes o un poco después en el trascurso de ese desarrollo, o que se active algo más en tejidos mínimamente diferentes, para que el producto final, el animal adulto, sufra por ello profundas modificaciones. Esta es la razón por la que, pese a las enormes diferencias existentes entre peces y mamíferos, tienen todos ellos casi los mismos genes, igual que cocodrilos y focas monjes. El potencial creador de las redes reguladoras se debe a la naturaleza jerarquizada y combinatoria de esas mismas redes. Pueden producirse variaciones considerables, de formas animales en diversos niveles, operando simplemente en la red de los numerosos genes reguladores que determinan el momento en que se expresa este o aquel gen. Es, en definitiva, la semejanza de los genes que rigen el desarrollo embrionario de organismos incluso muy distintos lo que hace posible la evolución hacia formas más complejas.

Si cada nueva especie hubiera requerido, para aparecer, que se formaran nuevas redes de regulación, no habría habido tiempo suficiente para que fuera realidad la evolución tal como la describe la Paleontología. Lo que permite a los elementos reguladores combinarse en sistemas de muy diverso desarrollo no es otra cosa que ese bricolage evolutivo.

El 40% de los genes de gusano son similares a los de los humanos (1)

Todos los seres vivos parecen, pues, estar constituidos por módulos iguales que se distribuyen de manera diferentes. El mundo viviente es una especie de combinación de elementos en número finito y se parece al resultado de un gigantesco mecano, producto del bricolaje incesante de la evolución. En esto consiste el cambio total de perspectiva que se ha producido en el mundo de la biología en el transcurso de los últimos años.

Cuando la ingeniería genética permitió el acceso al material genético de cualquier organismo, la mosca drosófila fue de nuevo objeto de las mismas preferencias que determinaron elegirla para estudiarla a comienzos del siglo XX. Ofrecía la posibilidad de conocer, por primera vez, las bases genéticas del desarrollo del embrión y de las grandes funciones del organismo. Después de lo cual, el impensable descubrimiento de la persistencia de idénticas estructuras reguladoras a lo largo de toda la evolución ha permitido acceder al estudio de los mamíferos, en concreto del ratón, por ser el mamífero más pequeño y un organismo de laboratorio parecido al hombre con el que es posible seguir estudios de genética, de fisiología, de patología que servirán de modelo para los humanos.

La mitad del genoma de la mosca es similar al de los seres humanos (1)

A pesar de todo lo que descubrió el doctor François Jacob, o precisamente por eso, acaba el libro al que se refiere esta columna con una reflexión que, como él dice, habría dejado perplejos a nuestros antepasados de los siglos XVIII y XIX:
“El principal descubrimiento que nos ha traído este siglo de investigación y ciencia es probablemente la profundidad de nuestra ignorancia de la naturaleza. Cuanto más sabemos, más nos damos cuenta de la magnitud de esa ignorancia. Es esto en sí una gran novedad. Por vez primera, podemos contemplar cara a cara nuestra propia ignorancia… Ahora que hemos comenzado a estudiar seriamente la naturaleza, no podemos por menos que percibir la amplitud de los problemas y medir la distancia que hay que recorrer para intentar darles respuesta. El gran peligro de la humanidad no es el desarrollo del saber. Es la ignorancia “.

Del libro El ratón, la mosca y el hombre , del profesor François Jacob , Premio Nobel de Medicina de 1965 (Ed. Crítica, Barcelona,1998). Genetista celular del Collège de France, colaborador del Instituto Pasteur y uno de los más prestigiosos biólogos moleculares de nuestro tiempo.

(1) Comparación de los genomas de las especies

Casi todos los genes humanos tienen una contrapartida en el ratón, y se ha encontrado que es imposible distinguir entre algunos bloques de ADN secuenciado de ratón y las versiones humanas

Salvador Ruiz Fargueta | 01 de marzo de 2013


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal