Libro de notas

Edición LdN
De lo animal, lo humano y lo divino por José Fco Zamorano Abramson

Psicólogo y músico. Doctorando en comportamiento animal (Etología). Su trabajo se enfoca principalmente en el comportamiento social de los Cetáceos (ballenas y delfines) y otros mamíferos marinos. Tratará aquí, cada día 2, de cuáles son las “pautas que conectan” el comportamiento del ser humano con los demás animales, sustentando la idea de la “interrelación” entre todo lo vivo, a partir de una integración de diversas disciplinas tales como la Etología, la Psicología y la Ecología.

Cambio Climático: Piensa en un Oso Polar

Confieso que antes de ver el documental de Al Gore “Una Verdad Incómoda”, imaginaba y tenía esperanzas en una gran producción, en la cual, si es que existiesen diálogos, estos serían protagonizados por los principales afectados e implicados y los científicos expertos en el tema. Lamentable decepción y sorpresa me llevé al ver cómo este tema era principalmente utilizado como bandera de su propia campaña mientras, paradójicamente, profesaba que el cambio climático es un “tema moral y ético y no político”.

Frente a este tema, al igual que en muchos otros, creo que hoy en día el principal problema no es la censura, ni la manipulación de la información, sino el exceso, la diversidad de alternativas, la velocidad con que cambia su contenido y con la que continuamente somos bombardeados, dejándonos en un estado, cada vez más generalizado, de apatía e incredulidad social e individual, y con ello, liberándonos, en ciertos casos, de la propia responsabilidad por nuestros actos. Valga esto para la invasión a Irak, Afganistán, el atentado a la torres gemelas, quién provocó el 11 M, el caso Madeleine y el cambio climático, entre otros. En relación a este último, en todos los medios de comunicación y en nuestras mentes hemos pasado en pocos años de un desconocimiento generalizado frente al tema, a la negación, alerta, toma de conciencia y últimamente al escepticismo.

Pero deténgase un momento e imagínese que se avecina cualquier “desastre natural”, por ejemplo, que se acerca un “tsunami”, ¿qué es lo primero que haría?, ¿dudaría de la información o prevendría huyendo a un lugar resguardado lo antes posible y protegiendo a sus seres queridos? Seguramente averiguar si la causa del tsunami y de sus efectos recae en un terremoto o en el ser humano al cortar la vegetación costera, (como efectivamente ocurrió en Tailandia), sería una acción posterior y “no excluyente” de muchas de las acciones que tendría que realizar para poner a salvo a sus seres queridos y a usted mismo, independiente de cual sea la causa.

En este sentido, creo que hay distinguir al menos cuatro cuestiones o niveles de análisis para formarse una opinión personal frente al tema del cambio climático por Calentamiento Global. En primer lugar, Saber si el cambio climático existe o no. La gran mayoría de los científicos afirma que esto es cierto, una minoría, que no (¿a quién no le gustaría creer a estos últimos? ¡A mi si, pero no puedo!). Si a usted estos pocos no le convencen, y, como gran parte de la opinión pública y científica, usted se inclina a pensar que si el ruido suena es porque piedras trae entonces pasamos al segudo, comprobar si la principal causa del actual cambio climático recae o no en el ser humano, o más bien, en algunas de nuestras acciones sobre el medio ambiente. Entre estas, y principalmente, la quema de combustibles fósiles y la tala indiscriminada y quema de bosques, lo que libera dióxido de carbono, es decir “gases de efecto invernadero”. Aquí, hay más discusión, algunos científicos ¿pagados? por las grandes empresas que no quieren disminuir su producción niegan totalmente que el ser humano sea la causa, y argumentan que el cambio climático es parte del ciclo natural de la tierra, cosa que, por otro lado, ningún científico serio negaría, pero que no está clara en este caso, y de ser cierta, tampoco excluiría la posibilidad de que nuestras acciones potencien los efectos de este proceso natural. Otros “más neutrales” también niegan el actual calentamiento global o al menos lo matizan, basándose en estudios concretos que en la actualidad, lamentablemente, están siendo censurados por la manipulación que se beneficia del alarmismo, la moda científica o por los que simplemente defienden sus ideas científicas con bastante poca actitud científica. En tercer lugar, independientemente de cual sea la causa, está el tema de las consecuencias reales de este hecho que se pueden corroborar, predecir y controlar. Y, por último, el poder real que tiene nuestra especie de revertir y/o de adaptarnos al cambio y presiones medioambientales que este implica.

Pero para empezar, ¿dónde agarrarse para estar seguros de la existencia o no del cambio climático? Aunque no lo crean, hay veces en que las señales de la naturaleza son bastante claras sobre lo que ocurre si es que nos basamos en el principio de causa y efecto por el que en general todos regulamos nuestras vidas y al que debe la ciencia su existencia. Así, si bien aún no predecimos con un 100% de exactitud el tiempo metereológico (y quizás nunca lo hagamos) si la ciencia nos lo aproxima en base a las “probabilidades” inferidas a partir de las “señales” atmosféricas, escuchamos, y la mayoría de las veces, hacemos caso al informe meteorológico, aunque a veces se equivoque. De igual forma, prevenimos llevando un paraguas o un chubasquero si vemos, por nosotros mismos, el cielo tapado por nubes grises y negras. Bueno, los investigadores hace tiempo que están viendo caer una tormenta desde el cielo en relación a la extinción de las especies animales, y en muchos casos todo conduce a que una de las causas principales sea efectivamente el calentamiento global.

Este es justamente el caso del oso polar, especie que se ha convertido en uno de sus principales símbolos, cuyo mensaje intenta transmitir el naturalista Alastair Fothergill en la superproducción de la BBC “Tierra”. Al documentar las dificultades en las que se desarrolla la vida del oso polar, el peregrinaje de una manada de elefantes en busca de agua y la migración desde el Ecuador a la Antártica de la ballena jorobada en busca de comida, se intenta advertir acerca de las amenazas globales del cambio climático sobre la vida en la tierra, todo a través de un viaje lúdico y de celebración de la vida en impresionantes imágenes de nuestro planeta y de los seres vivos que lo habitan.

Pero la película Tierra es bastante suave a la hora de mostrar la tragedia que realmente le está sucediendo a esta especie y censura mucha información, me imagino para no impactar demasiado a la audiencia, cayendo en el alarmismo y para mantener la belleza de su mensaje de aprecio y goce por la vida por encima del tema del cambio climático. En lo que respecta al oso polar, según un estudio realizado por investigadores de varias universidades estadounidenses, británicas y canadienses, durante las últimas tres décadas, más de un millón de millas cuadradas de hielo (un área del tamaño de Noruega, Dinamarca y Suecia juntos) ha desaparecido. Esto implica que si esta tendencia se mantuviese, esta especie podría ser el primer mamífero en perder el 100% de su hábitat debido al calentamiento global. Hay que comprender que los osos polares son una especie que depende enteramente de la existencia del mar congelado, utilizan el hielo como plataforma flotante desde la cual pueden cazar focas y viajan sobre él hasta donde éstas se refugian y para viajar a áreas aptas para dar a luz a sus crías. Como este hielo se derrite y, por consiguiente, disminuyen sus fuentes de alimentos, los osos polares se ven obligados a nadar más lejos, a témpanos de hielo muy distantes entre sí, ahogándose por el cansancio que esto provoca (algunos sin hielo podrían ir a la deriva hacia un hábitat nada adecuado, haciendo imposible su regreso).

Además, en el Ártico está cayendo lluvia en forma cada vez más intensa durante el final del invierno y en la primavera, lo que ya ha ocasionado derrumbes, con trágicas consecuencias, en las guaridas de nieve donde se abrigan para dar a luz y cuidar a sus crías. Se suma a esto el hecho de que las hembras no pueden ganar el peso suficiente para reproducirse, dado que no tienen bastante grasa de aislamiento para las crías, lo que ocasiona un terrible riesgo para su supervivencia. Por si faltaran señales, los estudios han registrado que en los últimos años los osos polares han comenzado a matarse frecuentemente entre ellos, sobre todo los machos para marcar su territorio y controlar el crecimiento de la población de una zona. Pero, más aún, lo que no se había documentado hasta ahora es que los osos se mataran entre ellos para alimentarse, esto es, que han comenzado a practicar el canibalismo. Así, tras 34 años de investigación el primer acto de canibalismo se produjo en enero de 2004, en el que una hembra de oso polar se acercó a una guarida donde se encontraba otra hembra a la que mató, arrastró a unos 75 metros de la pequeña cueva y luego se comió parte del cadáver. A partir de esta fecha ya se han sumado varios casos similares. Todo esto predice un futuro bastante incierto para esta especie, a menos que sea capaz de cambiar sus hábitos y que pueda adaptarse a su nuevo hábitat, como por ejemplo el oso pardo en Alaska que se alimenta de salmón, además de pequeños animales terrestres.

En cualquier caso, el oso no es el único animal en el que ya se han registrado consecuencias de los cambios que estamos sufriendo. Se ha comprobado que el cambio climático está afectando a los patrones alimenticios, migratorios y reproductivos en gran parte de las especies del planeta. En especial, como hemos visto, a aquellas que habitan las regiones polares. Otro caso evidente y relacionado con el oso polar es el de su presa, la foca aspa. Este animal también necesita del hielo para la crianza de sus cachorros, ya que éstos no aprenden a nadar hasta las dos semanas de nacidos. Al descongelarse los hielos, las pequeñas focas se hunden en la escarcha y mueren ahogadas o por hipotermia. En el año 2002 las autoridades canadienses reportaron que el 75% de las focas aspa habían muerto por falta de hielo. El pingüino emperador, por su parte, ha caído de 300 parejas de crianza a sólo nueve en la península antártica occidental.

Dejando de lado los polos, los especialistas también creen que una subida de algunas décimas de grado constituye ya una seria amenaza para los frágiles arrecifes de coral o para la flora del desierto de Karoo en Sudáfrica. Si los corales mueren, mueren también en cadena otros invertebrados y las especies que se alimentan de ellos. El Tigre de Bengala, de los que no quedan muchos ejemplares en el mundo, además de por la caza furtiva y la penetración del ser humano, ve amenazado su hábitat por la sequía que afecta a los manglares donde viven. Las ballenas son otros mamíferos que el cambio climático perturba en su conducta migratoria y alimenticia. El zooplancton es el principal alimento de las ballenas misticetas (provistas de barbas en lugar de dientes). Con el deshielo estos microorganismos crecen en menor cantidad. La revista Anual Review of Ecology, Evolution and Systematics (’Revisión Anual de Ecología, Evolución y Taxonomía’) publicó una revisión de 866 estudios científicos en los que se avala que los animales y especies de plantas han comenzado a morir o mutar antes de lo predicho debido al calentamiento global. Al menos 70 especies de ranas montañesas, que no tenían a dónde ir debido al creciente calor, ya se han extinguido. En esta revisión se indica haber visto tendencias de poblaciones animales que emigran hacia el norte si es que pueden, de especies que se adaptan ligeramente debido al cambio climático, de plantas que florean antes de tiempo, y de un incremento en las plagas y los parásitos. La sorpresa es que estas evidencias, que ya están ocurriendo, se preveía que aún demorarían una década en ocurrir. Se estima que el calentamiento global extinguirá 60.000 especies en menos de un siglo.

¿Pero es el calentamiento global la única causa? Si bien hasta ahora es imposible demostrar en forma contundente que todos estos cambios son el resultado de su acción la evidencia es tan fuerte, que estadísticamente es prácticamente imposible que éstas sean sólo observaciones incidentales. Ahora bien, es preocupante que el calentamiento global, con toda la importancia que este conlleva, ensombrezca en la opinión pública las otras amenazas ambientales, y por ende, peligros que se ciernen sobre la vida animal en la tierra (sobreentiéndase también la nuestra) de los que sí estamos bastante seguros que existen, y de cuáles son sus causas y consecuencias. Pero esto es tema suficientemente importante para ser abordado por separado, con el tema de “La sexta extinción”, y de las acciones a nuestro alcance para revertir esta situación, de manera tal de no sumirse en la apatía, impotencia y la desperanza aprendida sino, por el contrario, en la toma de conciencia y en una actitud proactiva y, por ende, más positiva frente a toda esta situación. Yo no creo el pesimista sea un optimista bien informado.

Más información:
http://www.loveearth.com/es/
http://www.ssn.org/Meetings/cop/cop14/Other/CITES_and_Climate_Change_SP.pdf

Youtube:

José Fco Zamorano Abramson | 02 de noviembre de 2007

Comentarios

  1. Jose Eburi Pale
    2007-11-02 20:34

    No he visto el documental de Mr. Gore, vaya eso por delante.
    Pero en este caso, como en tantos otros, la única reflexión que deberíamos hacernos, no es, si el mensajero nos agrada o si utiliza los hechos en su propia campaña, del tipo que sea.
    Lo que de verdad a mi me interesa es, si el contenido es cierto, o no.
    No matemos al mensajero, escuchemos el mensaje.
    Estamos en un momento histórico en el que TODO, está inmerso en una selva mediática de intereses.
    Se cual sea la intención de Mr. Gore, si lo que cuenta es cierto, que para mi si lo es, bienvenido sea como emisario, aunque sea feo, interesado y del partido con el que yo no comulgo.
    Los estragos del cambio climático en la naturaleza, no los sentimos, porque no vemos a la naturaleza, desde nuestro día a día urbano, para un 80% de la población.

    Desterremos ese ponzoñoso código de conducta, escuchemos el contenido de lo que nos cuenta alguien y analicémoslo, si es correcto, es correcto, lo diga quien lo diga.
    Ya habrá tiempo de poner a Mr. Gore en su sitio, pero bendito sea, si me cuenta algo que nadie más hace y si por ser él, el tema tiene más trascendencia mediática.
    El planeta no tiene la culpa del talante moral de Mr. Gore.
    Si hay que escuchar, escuchemos hasta al diablo si fuere menester, y si lo que dice es cierto, actuemos consecuentemente, eso no significa que le adoremos.
    No me importa si me persiguen galgos, o si son podencos. Lo inteligente es huir a toda prisa y tomar medidas.

  2. José Fco Zamorano Abramson(JFZA)
    2007-11-02 20:51

    Estoy totalmente de acuerdo. Nada más cerca del mensaje que quería transmitir. “No confundir el mensajero con la noticia”, aunque si me dan a elegir prefiero a los Osos como mensajeros….

  3. Paco
    2007-11-03 18:33

    Lo que es un poquitín fuerte es que le den el Nobel…

  4. Sarita B
    2007-11-04 02:18

    Es cierto que Al Gore incluye ni a los afectados ni a los afectados en el documental. Y si, parece una campana politica, aunque el consta que se trata de un dilema moral, no un asunto politico. Sin embargo, estoy de acuerdo con Jose Eburi Pale: Al Gore es el mensajero mas visible, y por lo menos hay discusion publica. Hasta el hecho de que recibiera el Premio Nobel al lado de los scientificos inspira bastante desacuerdo e indignacion sobre el asunto. Pero al final la gente (y los lideres) estan fijandose en este problema veridico. Tenemos grandes cambios que hacer. Hay que seguir pa’lante!!!

  5. Sarita B
    2007-11-04 02:22

    Sin querer, en mi comentario/respuesta que acabo de poner, en mi primer frase, deberia ser “ . . . ni a los afectados ni a los scientificos . . .”

  6. María José
    2007-11-05 07:56

    José Fco, me ha encantado la exposición que has hecho del tema, nada tópica. Aunque a mí me sigue sorprendiendo, teniendo en cuenta que se trabaja con modelos probabilísticos y que al fin y al cabo es un modelo científico, tanto acuerdo dentro de la comunidad científica sobre la causa del cambio climático. Pero es un tema del que no tengo ni idea, así que no voy a opinar de eso, me creeré lo que digan los expertos.

    Sólo una puntualización, en algún momento dices: “hacemos caso al informe meteorológico, aunque a veces se equivoque”. En realidad, como tu bien dices, las predicciones meteorológicas se dan con una probabilidad asociada, por lo tanto, es muy difícil para un lego saber si se ha equivocado. Si dicen que va a llover con una probabilidad del 90% y no llueve, no sabemos si ha fallado la predicción, para ello deberían darse la mismas condiciones, por ejemplo, 100 veces y no llover en 10 de ellas. Otra cosa es que la mente asocia 90% con “seguro que llueve”, pero ese sería un tema para tratar en otra ocasión.

  7. Borja
    2007-11-05 23:00

    Para un buen documental sobre el cambio climatico y sus consecuencias en la extincion de animales, la BBC hizo un especial secuela de BBC “Planet earth” llamado BBC “planet earth, the future”. Es algo asi a un “como se hizo” pero centrandose en el peligro al que las especies que filmaron se enfrenta. Muy serio y objetivo, nada que ver con la autopropaganda politica de Mr Gore

  8. Ekadanta
    2007-11-06 06:07

    buenas videos del planeta azul y sus habitantes. gracias. En la polemica Al Gore o no Al Gore, no entro. pero el cambio climático es una realidad

  9. JFZA
    2007-11-07 21:35

    Justamente esa era mi intención, y que el tema del Cambio Climático trascendiera a la figura de Al Gore y a cualquiera de sus portavoces (creo que su intención es la misma y personalmente le agradezco y valoro enormemente que esté poniendo este hecho como un tema prioritario para la gran mayoría de los políticos y habitantes del mundo ), pero mi idea básica, que creo ha sido entendida en base a todos sus comentarios, es que hay que poner por delante a la propia Naturaleza como prueba y argumento en si misma para sensibilizarnos y volvernos mas concientes frente al tema. En este sentido creo que no puede haber mejor ejemplo que el que lamentablemente vemos le está ocurriendo al Oso Polar y a las otras especies mencionadas.

  10. ANTONIO
    2007-11-16 21:59

    Creo que el cambio climatico es un logo politico: llamadlo mejor TALA DE ARBOLES, destruccion de habitats, SAQUEO DE RECURSOS NATURALES, cerco de habitats animales y vegetales, GUERRAS DEL PETROLEO, INCULTURA CIENTIFICA DE LOS POLITICOS, incultura popular de los ciudadanos de a pie, DEMASIADA TELEVISION, mucho dinero para comprar lo que no necesitamos, GLOBALIZAR LOS MOVIMIENTOS DE LAS PERSONAS, pesca indiscriminada, ROBO DE SEMILLAS AUTOCTONAS DEL SEÑOR MONSANTO, me voy a comprar pan en coche…...........entonces llamad a eso cambio climatico y no a que el clima esta cambiando, porque asi de esta forma les quitamos a los politicos la excusa perfecta para actuar en el nombre del cambio climatico.

  11. yop
    2007-11-29 10:01

    osos arriba… wuuuuuuuuuuuuuuu!! el cachorrito es el mejor…... ojala no se extingan…. hagan conciencia no ven que los ositos son llindoss!! y ya solo deje el comentario por los ositos no ven que no hay que usar mucho los aparatos electronicos… apaguen la compu… apaaaagaaaalaaaaaaaaaa.. ya pueeess inconcecuente…..

  12. Fernando
    2008-09-03 12:46

    Creo que el único que no puede ver que el cambio climático se está dando es simplemente aquel que no lo quiere ver. No es necesario internarse en una selva o ir al Polo Norte y ver el estado de los glaciares para sacar conclusiones. Las olas de calor en Europa, la mayor frecuencia de huracanes en el golfo de México o las últimas heladas en el sur de mi país unidas a la falta de agua que estamos empezando a sufrir no pueden ser coincidencia.

    Saludos desde Perú!

  13. José FZA
    2010-05-20 07:39

    El cambio climático podría provocar la extinción del 20% de las especies de lagartos y lagartijas en 2080

    http://www.madrimasd.org/informacionidi/noticias/noticia.asp?id=43970&origen=notiweb



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal