Libro de notas

Edición LdN
Polimecánica educativa por Daniel Medvedov

En el siglo XXI, como en cualquier otro nuevo milenio,
todos deberiamos empezar por ser originales: necesitamos crear otras ciencias y otras artes.
He aqui la Polimecanica Educativa, un nuevo sistema de
re-conocimiento que propone el re-conocerse a si mismo y
no respetar las opiniones de los demas. Esta seción dejó de actualizarse en agosto de 2007.

Instituto Integral

Todos queremos ser íntegros. También deseamos ser integrales, tener integridad y pensar integralmente. Los griegos tenian palabras para cada uno de estos terminos:

INTEGRO – Adyafthoros
INTEGRAL- Akeraios
INTEGRALMENTE – Holokhleros
INTEGRIDAD- Adyaphtoria, Holokhleria, Kalokagathia

¡El clero mete su nariz hasta en los asuntos de integridad!
¿Qué sentido tendría la palabra “integridad”? En español el asunto se resuelve en los umbrales de la entereza, la capacidad del Ser de “ser” “entero” y de allí el “enterarse” de algo, enteramente. Una visión es ‘entera”, es ‘integral” por excelencia.

En la integridad, ya sabemos, las partes conviven en un todo armónico. Para alcanzar la integridad necesitamos recoger las partes de un mismo todo y fundirlas en un crisol operativo bajo el fuego de la visión. La totalidad es elegancia. ¡No hay ser más elegante que el ser íntegro, el ser total!

Pero hay que saber que el Ser es ‘total’, es, de por si, “íntegro”. No obstante, ser “totalitario” es un defecto de forma, es imponer una totalidad ficticia a unas partes que no pertenecen al todo con el cual se pretende operar. Se trata de la acción de reunir unas porciones que no corresponden a un mismo “todo”. Esta acción paradójica indica que ciertas partes pertenecen a “todos” distintos ¿Qué es “todo”? En griego hay dos palabras para definer este concepto: To Holon y To Pan. “En to Pan”(Uno es Todo) —se decia en tiempos de Heráclito. “Pan ta Okto” (Todo es Ocho) —respondían los pitagóricos . Es obvio, entonces, que “Uno es Ocho” ¿Qué diferencia habría entre el griego HOLON y el otro termino, PAN?

La imagen más coherente de la integridad y de la integralidad es el caso del Ser. El Ser individual es un todo que tiende hacia la unión con el Todo único, el Gran ser del Cosmos.

¿Saben que hay un INSTITUTO INTEGRAL? Parece un nombre copiado e imitado: Gurdieff lo usaba en París, durante las primeras décadas del siglo pasado. En griego, el Instituto Integral se llamaría HOLOKHLEROS ETHOS. Un Instituto Integral se supone que une varios “todos”, para hacerlos “uno”. Un individuo “integrador ( he aquí a Ken Wilber, como ejemplo) es alguien que propicia la “reunión” de todos los aspectos o elementos de “algo” y genera así la formación de un “todo”. Pareciera que lo “integral” es “global’: constituye un “todo”. Un ser integro no carece de ninguna de sus partes, es una persona proba, recta, intachable, impeccable. No por nada se llamaba “integridad” a la pureza de las vírgenes. Pero esa “integridad” virginal tiene que madurar. No podemos concebir el ser como a una virgin. Esa categoria respetable le basta al Alma, entidad que acompaña al Ser en su aventura existencial. Si el Ser es el Principe Azul, el Alma es su Princesa.
Cada una de las partes de un todo es una parte “integral”. Pero los filósofos sostienen que esa “parte” entra en la composición del “todo” sin serle esencial, de modo que el “todo’ puede subsistir, aunque incompleto, sin ella, sencillamente, prescindir de ella. No obstante, me pregunto, ¿Puede acaso ser el ”todo” incompleto? La respuesta es categórica: el Todo es, de por si, “completo”, total, pleno y unitario. Si algo le falta, ya no es “total”. Este es un impasse. Al Todo no le puede faltar nada.

El problema tiene que ser resuelto y la resolución, como la solución, es parte del problema. ¿Como integrar esos “todos” en un solo y único “todo”? Pues, a través de la recolección, a través de la concentración, a través de la meditación. Con elegancia, vamos a recoger y a recogernos, y , en consecuencia, el Todo brillará en su pristina realidad.

Recoge , amigo, es tiempo de irse, vamos, nos veremos en el País del Todo, en PANTOPIA, POLIMECANIA. Vamos a salir de PEDIADA, el país de los pies-planos, vamos con Cyrano a visitar los imperios del Sol y de la Luna. Por el tobogán de la nariz de Cyrano nos deslizaremos hacia los campos de la integridad y compartiremos el pan de la PANSOPHIA. Adelante. . . El pasado no merece ni siquiera un recuerdo. Olvídalo, pasa la página. Entérate: un nuevo siglo y un nuevo milenio polimecánico te espera.

Ya estamos en la contemporaneidad y no en la postmodernidad.

Para más detalles sobre el viaje hacia el Sol, favor leer la mini-novela La nariz de Cyrano.

Daniel Medvedov | 20 de octubre de 2006

Comentarios

  1. jordi ribot
    2006-11-05 01:36

    Querido Daniel:

    Preguntas que diferencia habría entre los términos griegos pan y holón. Voy a aventurarme a dar una respuesta.

    Creo que pan se podría traducir como un todo cerrado , y holón como un todo abierto.
    Creo que a través de un medio como el cómic podemos ver la diferencia entre ambos términos.

    Un cómic es una creación “cerrada” llevada a cabo por un dibujante. El “cerrado” en el cómic se refiere a la “conexión de momentos espacio-temporales, las viñetas, que discurren una a una poniendo de manifiesto una realidad continua y unificada, desde la primera a la última página. El acto de crear usando el cómic como medio concreto, con todas las exigencias de dibujo, de guión que requiere el caso es una decisión del autor del “cerrado”, o cómic.

    Para leer un cómic se requiere un estado “abierto”. “Abierto” querría decir la capacidad de percibir el devenir de las partes en función del hilo argumental que es la historieta en sí. Es obvio que el ser capaz de estar “abierto” para leer un cómic esconde la potencialidad del lector de entender argumentos, quizá con independencia del medio.

    Espero que mi análisis sea correcto.

    Sería la bomba que hubiera un instituto integral y poder asumir el precio para estudiar en él.
    Recibe un afectuoso saludo,
    J.



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal