Libro de notas

Edición LdN
Guía para perplejos por Antonio Martínez Ron

El programa de software avanzado A.B.E.R.R.O.N, desarrollado por la NASA a finales de 2003 y oculto bajo el pseudónimo de Antonio Martínez Ron (Fogonazos), rastrea sistemáticamente la red en busca de pequeños resquicios de irrealidad y vulnerabilidades del sistema. Con la Guía para Perplejos, los científicos pretenden ir más allá: estudiar el lado más oscuro del programa y enfrentarle a las paradojas de la creación literaria. Cada día 23, en LdN.

Vida del poeta Charles

Brian L. Frank (The Wall Street Journal)

Charles Pitts conoce los mejores puntos de la ciudad para conseguir una buena conexión. A menudo se le ve por el H2O Café de Polk Street, bajo las escaleras mecánicas de una estación o en algún otro rincón donde una wifi le permite conectarse hasta que su portátil se queda sin batería.

En las fotografías de The Wall Street Journal, Charles aparece con su ordenador bajo el puente en el que vive, o absorto frente a la pantalla junto a otro indigente que se protege del frío. El reportaje, publicado en mayo del año pasado, le describe como uno de los muchos “sin techo” que vagan por San Francisco y que, aunque carecen de los medios básicos para vivir, no han renunciado a la tecnología.

“No necesitas la televisión”, dice Pitts en el artículo, “no necesitas la radio. Ni siquiera necesitas los periódicos. Pero necesitas Internet”. Charles tiene perfiles en Facebook, Twitter y Myspace y se comunica con sus amigos por email. Vive en la calle desde hace casi tres años, no tiene un techo ni pertenencias de valor, pero tiene 340 amigos ‘virtuales’.

Una de sus preocupaciones cotidianas, además de conseguir conexión, es cargar la batería del portátil, o sustituirlo cuando éste se avería o se rompe. Ha tenido un Toshiba, un Dell y trata de conseguir un modelo mejor. Tiene una lista mental de los lugares donde puede recargar las baterías y de los cafés donde le permiten estar un buen rato conectado sin llamarle la atención.

En las largas noches bajo el puente, Charles se pasa las horas escribiendo poemas que cuelga en Myspace o quejándose del trato de la policía. En los últimos tiempos se ha convertido en una especie de adicto a Mafia Wars, un juego virtual que le permite llevar otra vida y reclutar a otros jugadores para construir su propio imperio criminal. Su muro de Facebook está lleno de llamamientos para realizar tal o cual operación, para unirse a su causa o acompañarlo hasta Moscú.

En Twitter, Charles es @poetcharles y allí deja caer algunas ocurrencias. Pensando en montar una banda de Death Metal con un ukelele que he encontrado en la basura, escribe un día. Descargándome vídeos de bailes de Bollywood, pensando en tomar unas clases, dice otro. A veces, en un arrebato de lucidez se pregunta cuál será el próximo giro loco que dará su vida.

Con su gorra de punto púrpura y su chándal amarillo, Charles se ha convertido en parte del paisaje de San Francisco. Otra periodista, recopilando historias sobre los “sin techo” de la ciudad, le describe como alguien que se ha hartado del sistema y que prefiere dormir en su pequeño rincón, lejos de los albergues. “Realmente ellos no te ayudan a mejorar”, se queja Charles, “solo están intentando quebrar tu voluntad… piensan que la poesía no es un trabajo de verdad”.

Su aparición en las páginas de The Wall Street Journal le proporcionó una gloria pasajera. Durante unos días, algunas personas se interesaron por él y sus circunstancias, pero su vida siguió más o menos igual. Unas semanas después, resumió su situación con un poema que publicó en Myspace, bajo el título The story WSJ.

“No ha cambiado mucho desde que mi historia fue publicada /
todavía luchando con las cosas del día a día, /
empiezo a notar que los humos tóxicos /
de los coches que pasan afectan a mi cuerpo /
asustado de dormir en las aceras por miedo que me arresten (…)/
La gente importante de la ciudad conoce mi situación /
y solo me dicen /
“buena historia”.

Enlace: On the Street and On Facebook: The Homeless Stay Wired (The Wall Street Journal).
Via: @elbauldejosete

Antonio Martínez Ron | 23 de febrero de 2010

Comentarios

  1. Alex
    2010-02-24 02:31

    Este señor es un figura, me recuerda a los cinicos.

  2. Alber
    2010-02-24 03:30

    Amí me recuerda a los pobres. Que es, básicamente, lo que es. Poeta, desde luego, no. Porque ser ocurrente (que tampoco lo es, pero vamos…) no convierte a tu cuenta de Twitter en poesía.

  3. Antonio Martinez
    2010-02-24 20:14

    Alex: Diógenes con portátil, jejeje!
    Alber: Utilizo lo de poeta para el título porque es así como él se define a sí mismo. Pero es más “sintecho” que poeta, efectivamente. Pero ojo: no escribe poemas en Twitter sino en Myspace, no te pierdas el ¿poema? dedicado a su iPod :-)

  4. Rafa
    2010-02-25 07:37

    mucha cara dura es lo que tiene, que se ponga a trabjar como hacemos todos (no he podido apreciar que tenga ningún impedimento para hacerlo). Además eso que escribe no se puede llamar poesia.

  5. Marco
    2010-02-25 16:32

    de acuerdo con que lo que escribe no es realmente poesia, pero eso no significa que lo deba de dejar de hacer. Y sobre lo de que “se ponga a trabajar” obviamente el no tener trabajo ni casa es su eleccion, y no he visto que se queje de ser pobre o no tener techo.

    yo no lo admiro pero vamos, por lo menos el tipo vive como quiere.

  6. Shaggy
    2010-03-01 00:06

    Rafa: Efectivamente, todos los sin techo viven en la calle por puro placer y vagancia…

    Ojalá las cosas fuesen así de simples, pero temo que no lo son.

  7. angel
    2010-03-02 21:29

    Ni sabemos, ni conocemos la historia de los sin techo si estan ahi por puro placer o por circustancia de la vida. Lo que esta claro es que todos apartamos nuestra mirada cuando pasamos cerca de ellos y nadie o casi nadie somos capaces de tenderles la mano. Espero que ahora como esta el pais nos no veamos en esa situacion ninguno pero esas personas son invisibles ante la mirada de todos los ciudadanos del mundo.

  8. kokochon
    2010-03-03 00:27

    me gustaría que los ‘sin techos’ de mi país sean como él…

  9. sin techo
    2010-03-04 00:20

    Si trabajar es tan util como lo que venimos viendo ultimamente, crisis, chorromil parados, desaucios, gente antes solvente ahora en lamiseria, banqueros y politicos robando a manos llenas, mentirosos y corruptos por doquier, si eso es lo que me ofrece trabajar y consumir, me estoy planteando seriamente salirme de este sistema asqueroso llamado capitalismo, eso mas o menos seria ser un SIN TECHO o SIN SISTEMA diria yo.

    En fin reflexiones de un sin techo, sera esto quizas…. o no.

  10. carlos
    2010-03-04 06:54

    Al ofrecer algo al mundo (por la internete) me parece menos parásito que otros ultravagos que van por ahí.
    En la zona del puerto de Barcelona, la avenida que va desde Montjuic a la Ciudadella se han contabilizado hasta 300, en aumento constante. Creo que esto demuestra que no es un mal plan. Antes que vivir sufriendo por un trabajo miserable, temporal, malpagado etc vivir o sobrevivir sufriendo, quizás no tanto, en la calle de la urbe de los restos de los demás y haciendo trapicheos.



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal