Libro de notas

Edición LdN
Guía para perplejos por Antonio Martínez Ron

El programa de software avanzado A.B.E.R.R.O.N, desarrollado por la NASA a finales de 2003 y oculto bajo el pseudónimo de Antonio Martínez Ron (Fogonazos), rastrea sistemáticamente la red en busca de pequeños resquicios de irrealidad y vulnerabilidades del sistema. Con la Guía para Perplejos, los científicos pretenden ir más allá: estudiar el lado más oscuro del programa y enfrentarle a las paradojas de la creación literaria. Cada día 23, en LdN.

Breve tratado sobre sustancias premonitorias

En marzo de 1948, un estudiante de Bioquímica de la Universidad de Boston publicó un artículo que ponía patas arriba todas las leyes de la física conocidas hasta el momento. En un profuso documento, cargado de gráficos y tablas de datos, aquel joven desconocido anunciaba el descubrimiento de una sustancia capaz de disolverse en agua un instante antes de entrar en contacto con ella, desafiando el comportamiento de los elementos de la tabla periódica y el continuo espacio-temporal.

Según el autor, las propiedades de la denominada tiotimolina se explicaban gracias a una anomalía en sus enlaces químicos que le dotaba de la facultad de disolverse (en la proporción de un gramo por mil) en -1,12 segundos, es decir, un momento antes de que se le hubiera añadido el agua. Mientras cuatro de los enlaces de su átomo de carbono permanecían en el espacio-tiempo normal, otros dos presentaban una singularidad y se proyectaban hacia el pasado y el futuro respectivamente.

Aquel descubrimiento, tal y como el propio autor concluiría años más tarde, contenía una serie de implicaciones revolucionarias para el campo de la física y la predicción de sucesos. Gracias a la construcción de un sencillo aparato denominado endocronómetro, se podía observar de manera directa el comportamiento de la tiotimolina y realizar predicciones que iban desde eventos sencillos hasta situaciones más complejas.

En un primer paso, emplazando dos endocronómetros entre sí, el observador podía prever el resultado 2,24 segundos antes de que el agua fuera añadida, y así sucesivamente. De esta manera, una batería formada por unos setenta y siete mil endocronómetros “contendría una muestra final de tiotimolina que se disolvería 24 horas antes de que se vertiese la cantidad inicial de agua”.

Si uno pretendiera predecir la lluvia, por ejemplo, bastaría observar que la última muestra de tiotimolina se disolvería un día antes de las precipitaciones. Y este sencillo sistema podría aplicarse a predicciones más complejas, como una carrera de caballos. “Supongamos que se proponen apostar por un caballo determinado”, explicaba el autor. “Veinticuatro horas antes de la carrera, pueden ustedes decidir firmemente que si el caballo gana al día siguiente, añadirán agua inmediatamente después de recibir la noticia al primer elemento de la batería telecrónica. Y que si no gana, no lo harán”. Después, bastaba observar si la última muestra de tiotimolina en el endocrómetro se disolvía el día anterior para saber si el caballo había ganado la carrera.

Como muchos ya sabrán, el título de aquel trabajo revolucionario era Propiedades Endocrónicas de la Tiotimolina Resublimada y su autor, Isaac Asimov, siguió escribiendo sobre la sustancia ficticia durante años y hasta fantaseó sobre sus aplicaciones en la carrera espacial. El artículo original fue una especie de broma publicada en la revista Astounding Science Fiction, aunque el director de la revista burló la condición de no publicarla bajo el nombre de Asimov, que en aquel momento se estaba doctorando en la universidad. Afortunadamente, los miembros del tribunal que le examinó meses más tarde se tomaron la cuestión con humor e incluso le hicieron una última pregunta cómplice sobre la tiotimolina.

Uno de los detalles más llamativos, y un golpe maestro de metaficción por parte de Asimov, fue la breve bibliografía incluida al final del artículo. Según confesaría el propio autor años más tarde, durante los días siguientes a la publicación del artículo la biblioteca de la facultad recibió un goteo de consultas de estudiantes que lo habían creído a pie juntillas y preguntaban por aquella lista de autores inexistentes.

Los sentimientos del agua

Cincuenta años más tarde, un personaje japonés conocido por el nombre de Masaru Emoto ha hecho una auténtica fortuna gracias a su teoría sobre los sentimientos del agua. En sus libros y conferencias internacionales, Emoto asegura que el agua es capaz de sentir las emociones humanas y que reacciona en consecuencia.

Para demostrar sus excéntricas teorías, Emoto fotografía cristales de hielo un instante después de dirigir hacia ellos una palabra, un pensamiento o una música determinada. Si la música o los pensamientos son malos o feos, según Emoto, el agua pierde su simetría y se convierte en algo grotesco. Si uno lo irradia con bondad o palabras bellas, el agua adquiere un estado esplendoroso.

En la reseña de su libro Mensajes en el agua podemos leer que la “sorpresa mayor” le llegó a Masaru Emoto “_al conseguir transformar irregulares patrones de agua contaminada en bellos cristales hexagonales al someter las muestras a la audición de canciones tradicionales, oraciones religiosas o bien música clásica. O bien al transformar ‘indiferentes’ cristales de agua destilada en bellos patrones geométricos al susurrarles palabras de agradecimiento, o bien al contrario, obtener horrorosas estructuras al someterlas a frases desagradables_”.

A pesar de la prosa influmable, y de la inconsistencia científica de sus afirmaciones, Emoto ha conseguido colar su irrisorio mensaje en millones de casas y ser tomado en serio por algunas instituciones. Recientemente tuvo su momento de gloria en la Expo de Zaragoza, bajo la engañosa etiqueta de “Ecología del Agua”, y sus obras pueden encontrarse en la sección de Ciencias en lugares como la Casa del Libro.

Pero por grave que pueda parecer, lo peor son sus afirmaciones respecto a la salud y a sus poderes curativos. Dado que el 70% de nuestro cuerpo es agua, afirma Emoto, mucha gente enferma porque contiene agua impura y contaminada y para ello no valen las sustancias químicas que nos proporcionan los médicos sino sus botellas de agua armoniosa y fenomenal, que nos permite adquirir a un módico precio.

Comparando los dos trabajos anteriormente expuestos, queda claro que en materia de sustancias premonitorias conviene siempre comparar antes de comprar. Aunque se mueven en el terreno de la fantasía, la propuesta de Emoto ha conseguido traspasar la barrera de la ficción para sacar provecho económico del engaño. La diferencia entre el trabajo de Asimov y las artimañas de Emoto es la que hay entre el talento literario y la desfachatez, o para ser más claros: entre la formidable tiotimolina y el timo de la estampita.

Lecturas altamente recomendadas: Las Propiedades Endocrónicas de la Tiotimolina Resublimada / La tiotimolina y la era espacial (Isaac Asimov)

Antonio Martínez Ron | 23 de octubre de 2008

Comentarios

  1. orayo
    2008-10-23 22:38

    Que artículo tan grande!
    Soy fan de Asimov.

  2. Sergio Meza C.
    2008-10-24 21:49

    En relación a Emoto, puede que sea un farsante, pero no es científico despreciar de antemano cualquier mirada inaugural.

    Si te molestan las bendiciones (que es tu caso), te molestará que se bendiga el agua, y te molestárá de antemano todo lo que resulte de observar tal acción.

    Aunque no lo creas, tu post es sumamente poco científico, pero en verdad es profundamente así.

    Qué superficial puede ser la penetrante mirada de algunos, dirigida a la cáscara de la esencia, por mucho que se haya excavado para llegar hasta ahí.

    Sin perjuicio de lo anterior soy tu seguidor, y por años, pero lo que es justo es justo, aunque te disguste.

  3. reo
    2008-10-24 22:10

    como posicionarse ante lo indemostrable? acaso optar por creer o no creer no es en si ya una aleatoriedad?
    todas las posibilidades merecen ser contempladas desde la neutralidad,
    luego a nivel practico ya es otra historia, depende del criterio de cada uno atinar o no

  4. Alberto
    2008-10-25 00:17

    Sergio: creo que si le pidiéramos a Emoto que nos demostrara rigurosamente sus ideas nos toparíamos con una sorpresita…

    El escepticismo es el comienzo de cualquier tratamiento científico de un tema. Si vas a admitir cualquier idea de antemano, y quedarte así lo más pancho, entonces no estás haciendo ciencia.

  5. noeba
    2008-10-25 00:47

    Amén Alberto

  6. AuToMaTiC JaCK
    2008-10-25 01:03

    Sergio, el problema es que Emoto en vez de patentar un sistema para purificar aguas fecales basados en el buen rollo (por ejemplo bastaria con un sistema de audio y unos mp3 de monjes budistas cantando o un coro) se ha dedicado a vender libros a credulos.

    Dime, donde hay mas beneficio para el autor y la humanidad, ¿en vender libros o en solucionar el problema del agua?.

    http://es.wikipedia.org/wiki/M%C3%A9todo_cient%C3%ADfico

  7. Maurus
    2008-10-25 04:23

    …yo logré convertir los pedos en ozono, sometiendo los gases de la flatulencia a una profunda mirada de amor paternal…
    Es mi pequeña contribución a la reducción del efecto invernadero (y afines)…

  8. Andrés 2.0
    2008-10-25 06:48

    Pues yo, de entrada, también estoy de acuerdo con Sergio: la forma en que habláis aquí de Emoto no es científica, ni siquiera es escéptica. Hay una diferencia muy importante entre el escepticismo y directamente despreciar e insultar a alguien por tener “mala pinta” o porque lo que dice es muy raro.

    Dicho esto, me gustaría añadir que los “experimentos” de Emoto quedan claros cuando se ve un vídeo en el que ellos mismos explican su método (la última vez que lo ví estaba en su web http://www.hado.net pero ahora me da errores; sin embargo aquí tienen otra explicación, más breve pero que también sirve: http://www.masaru-emoto.net/english/ediary200609.html#0915). Una muestra de agua tiene millones de cristales, pero ellos sólo publican una foto de un cristal por cada muestra. Y ¿cómo se elige esta muestra? Pues un empleado de Emoto se tira media hora mirando cristalitos por el microscopio y fotografiando los que mejor le parecen hasta que al final elige la foto que más le ha gustado. Por supuesto, el empleado conoce perfectamente qué palabras o sonidos le han puesto al frasquito mientras se helaba. Además, Emoto reconoce claramente que elige a sus empleados por sus capacidades creativas y artísticas, más que científicas.

    Con lo que su trabajo es simplemente una obra artística, en la que el artista saca fotos de cristales que “recuerdan” emociones, sentimientos, sonidos o palabras. Con lo cual si se presentara así sería un trabajo precioso. Sin embargo, cuando lo intentan presentar como un experimento científico, entran en la falacia más absoluta: nada en el resultado publicado nos hace pensar que el resto de los tropecientos miles de cristales que había en la tarrina también se parecen al que sale en la foto, y yo podría apostar algo a que entre todos esos cristales es fácil encontrar alguno que represente cualquier cosa que se nos ocurra. Con lo que la única influencia de las palabras o músicas en la foto pasa por la cabeza del artista que escoge la imagen.

  9. Miguel
    2008-10-25 09:03

    Pues a mí también me parece bastante peculiar el tal Emoto. Conste que no le conocía hasta ahora, pero la verdad es que en principio te dan qué pensar sus teorías.

    Nos vemos

  10. Leónidas K. de Aromatea
    2008-10-25 20:57

    Miguel, bien está que algo te haga pensar, pero no permitas que un charlatán dirija tu pensamiento, ni llames teorías a las bobaliconas sinvergonzonerías del estafador Emoto.

  11. dilettante
    2008-10-26 02:45

    sergio, no reconocerías qué significa “ciencia” ni aunque se materializase en forma de rottweiler y te diese un mordisco en la mismísima punta del capullo.

  12. tty4
    2008-10-26 03:55

    Ah, el binomio timador-crédulo, tan antiguo como la humanidad…

    Si juntáramos todo el dinero que mueve el agua bendita (en sus distintas manifestaciones) acabaríamos con el hambre en el mundo sobradamente. La verdad, no comprendo por qué no cotiza en bolsa, ya que clientela y productividad nunca le faltan

  13. Satsuma
    2008-10-26 17:58

    El tema de que los cristales de hielo tomaban una forma más o menos “bonita” según el estímulo sonoro que recibieran es algo que ya había oído antes. Lo vi en un documental del National Geograohic, pero no recuerdo cómo se llamaba. Lo que decía era que dependiendo de la armoniosidad del sonido, el cristal respondía de una manera u otra. No es que la pabala “belleza” transmita un sentimiento agradable y la palabra “estúpido” uno desagradable, es que el sonido de ambas palabras es radicalmente opuesto y como ondas, afectan de manera diferente al agua. De hecho el ejemplo lo ponían con cristales expuestos a música clásica y rock y la diferencia era abrumadora.

    El agua no tiene sentimientos sino que se ve afectada por la ondas sónicas. Punto pelota.

  14. Nexuspepe
    2008-10-27 02:05

    Sergio, no creo que la intención de este artículo fuera hacer un ensayo científico sobre la obra de Emoto, sino informar del peligro que puede tener sobre algunas personas el creer en este tipo de gente y sus ideas. Pienso que está tratado de un modo irónico para que sobresalgan, de manera casi caricaturesca, las cosas que en principio chocan con lo que se conoce actualmente. También reconozco que el uso de esa ironía tiene sus peligros, como lo que ha ocurrido en este caso, porque algún lector puede interpretar algo de forma distinta de la que el autor quiso expresar.
    Si deseas más información de las teorías de Emoto puedes echar un vistazo a una serie de artículos que escribí en mi blog, en los que intenté ser un poco más riguroso con las tesis del doctor:

    http://elcrisoldepapel.blogspot.com/2008/09/de-agua-milagrosa-y-copos-de-nieve-el_05.html
    http://elcrisoldepapel.blogspot.com/2008/09/de-agua-milagrosa-y-copos-de-nieve-el_13.html
    http://elcrisoldepapel.blogspot.com/2008/09/de-agua-milagrosa-y-copos-de-nieve-el_1163.html

    Andrés, estoy de acuerdo contigo en que el trabajo de Emoto es una bella obra artística. El problema viene cuando se quiere engañar a la gente confiriéndole una autoridad científica que no tiene y se intenta comerciar con el dinero y la salud de algunos (mira los enlaces de arriba y verás de lo que hablo).

    Satsuma, ¿seguro que el documental era de National Geographic? ¿No sería un documental titulado ‘Y tú, ¿qué sabes?’? Si es del National y te acuerdas del título, ¿lo podrías poner por aquí? Te lo agradecería enormemente.

    Saludos a todos.

  15. Emilio
    2008-10-27 21:48

    Hay algún artículo científico que DESMIENTA lo que Emoto dice? Esa sería la prueba de que miente.

    Personalmente no veo como algo “sobrenatural” que el agua cristalice mal si está llena de impurezas.

    Otra cosa es que un agua destilada y otra destilada identica a la que se le pone una música cristalicen distinto.

    Pero esto es tan facil de demostrar con un experimento que por eso lo pregunto aquí.

    Saludos

  16. Ockam
    2008-10-27 22:01

    El principio de parsimonia (o navaja de Ockam) indica que en presencia de dos explicaciones parar el mismo fenómeno, debe elegirse siempre la más simple.

    En vez de hablar de cosas intangibles como es la influencia de los sentimientos en el agua (¿He dicho yo eso?), ¿no sería más facil admitir que la gente enferma por muchos factores que pueden ser conocidos, como factores biológicos, psicológicos y sociales? Todos ellos influyen en el cuerpo y pueden desembocar en enfermedades. Esto se estudia en la psicosomática. Eso es científico, lo que hace Emoto es aprovecharse de crédulos… sin método fiable, aparte de la elucubración bien aderezada…

  17. Sergio Meza C.
    2008-10-28 20:52

    dilettante: responderte sería una falta de respeto para conmigo. Así que te puedes quedar felizmente chapoteando en tu miseria explícita, evidente e insolente.

    Nexuspepe sin perjuicio de donde se quiera apuntar con este post, me resultó evidente un sesgo, el que hice ver.

    Y espero que haya quedado claro que a ese tal Emoto no lo defiendo ni lo defendería. Es otro el tema, pero ya lo expuse, saludos.

    :-)

  18. Deimus
    2008-10-28 22:46

    excelente, 2 genios
    asimov, sin comentarios, un genio por todos lados
    y el otro
    Emoto, un genio sacando plata XD,
    mira que decir eso y hacer que la gente te crea, es de una genialidad excelente XD

  19. el candidato enmascarado
    2008-10-29 22:24

    Hola a todos.
    Me sorprende las criticas al trabajo del Sr. Emoto. ¿Alguno de ustedes han hecho algun experimento que demuestre que el Sr. Emoto es un farsante?
    Si la respuesta es “no” ¿como pueden hablar de rigor cientifico si ustedes lo criminalizan aportando unicamente su opinion?
    Yo he realizado uno de los experimentos sugeridos por el Sr. Emoto y funciona como el dice.
    Antes de poner a bajar de un burro al Sr. Emoto deberian certificar que sus teorias son erroneas.
    Atentamente, El candidato enmascarado

  20. Ángel
    2008-10-30 18:29

    Qué grande Maurus!! :-) Voy yo también a empezar a tratar con mas cariño mis pedos… jajajjaa

  21. Muadib
    2008-11-05 07:59

    Me decepciona la descalificacion a priori de los trabajos de Emoto, eso no es objetividad cientifica, es cercano a la caceria de brujas.

    Sin embargo en elcrisoldepapel, las descalificaciones fueron mas burdas, banales y folcloricas.

    Una cosa es presentar HECHOS, cualesquiera que sean y otra es servir de palestra para la burla facil y gratuita.

    Lo mismo decian cuando se inventaron los antibioticos.

    Taonadamente.

    Muadib

  22. Amoto
    2008-11-18 01:53

    Me hace gracia… ¿así que hay que demostrar científicamente que el Emoto éste está equivocado? ¿Y no sería mejor que él demostrase primero que no lo está? Porque que la cristalización del agua se vea condicionada por ondas de sonido pase, pero que “responda” a los sentimientos que le “comunica” el tío este me suena a los cuentos de la bruja pirula (o a temas dianético-cienciológicos). Siento ser tan “apriorísticamente” crítico, pero creo que los antibióticos funcionan y el Emoto éste si ha curado a alguien con su agua será porque se moría de sed.

  23. Perplejo
    2008-11-21 02:15

    ¿En serio estamos discutiendo esto?
    ¡Qué Emoto intenta vendernos la moto!

    Eso de pedir pruebas científicas en contra de Emoto sin tenerlas él primero es VERGONZOSO.

    Como no puedo probar que Dios no existe, existe, no?

    Te has cubierto de gloria amigo.

  24. Rufus
    2008-11-24 07:22

    Hablando de sustancias premonitorias, ¿conoces el PGC? Proyecto de conciencia global
    http://www.proyectoconcienciaglobal.org/
    Parece ser que están estudiando la relación entra las grandes catástrofes y la variación en la generación de números aleatorios. Llegando incluso a pensar que se pueden predecir.
    http://noosphere.princeton.edu/homepageSpanish.html

  25. Kanuto
    2008-12-01 23:08

    Voy a dar un punto a favor de Masaru Emoto.

    Primero, vender libros de esa manera es un negocio, el que lo compre que se ataña, pero no lo está haciendo bajo una mentira.

    Es cierto que no ha demostrado la implicabilidad del sentimiento o las palabras en el agua, pero otras cosas de la naturaleza y el universo tampoco son demostrales, y por ello no son mentira.

    Un buen numero de cientificos, desde los años 60, están diciendo que si esas cosas no se pueden demostrar con los paradigmas cientificos actuales (las leyeso los calculos bases), es q estamos equivocados de paradigma, y hay q estudiar uno nuevo

    Cosas como la que relata Emoto tienen que ver con la telepatía, el inconsciente colectivo, las premoniciones, el chamanismo, los curanderos (verdaderos), y otros hechos que en realidad sí han sucedido, pero que no hay explicacion.

    Yo empecé escéptico con las teorías de Emoto, y me decidí a realizar uno de sus experimientos: los botes de arroz.

    Dos arroces cocidos en la misma olla, a uno se lo hecho en un bote con una etiquta: “AMOR”, a otro: “ODIO”. Diariamente al de amor le digo palabras agradables, y al de odio lo contrario. Al cabo de 6 meses el de odio se habia podrido y habia librado todo el agua putrefacta, el de amor, seguía blanco y no había soltado casi agua. Ambos botes guardados en el mismo sitio y sin abrir ni una sola vez. Ambos bien cerrados y todo eso.

    Todo el mundo que se lo enseño se le queda la boca abierta sin respuesta.

    Verídico

  26. Antonio Martínez Ron
    2008-12-01 23:14

    Un consejo de amigo: deja de beber de ese bote donde pone LSD. Saludos :-)

  27. Princesa
    2009-03-23 20:41

    Aviso a navegantes, la historia ha demostrado que cualquier teoria en sus comienzos , cualquiera sin excepción, ha generado polémica, y de eso se trata precisamente, de no aceptar todo lo que se oiga sin más, el tiempo hace el resto, saludos a todos.

  28. discretos
    2009-05-23 20:10

    Desde luego creible o no debemos reconocer que el artículo tiene una lectura apasionante y quiero dar la enhorabuena a su autor.

  29. sandy
    2011-04-18 06:15

    Estoy totalmente de acuerdo con princesa. Es más eso es lo mejor de las nuevas teorías, el debate sobre ellas

  30. bondage
    2012-01-30 13:14

    La verdad que hace tiempo que no difrutaba tanto leyendo un articulo!
    Felicidades!

  31. bolas chinas
    2012-03-04 01:28

    Como dice Perplejo, es un poco excéntrica la teoría de Emoto sobre el agua, tema sensible sobre todo ahora que empieza a escasear de nuevo!



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal