Libro de notas

Edición LdN
Guía para perplejos por Antonio Martínez Ron

El programa de software avanzado A.B.E.R.R.O.N, desarrollado por la NASA a finales de 2003 y oculto bajo el pseudónimo de Antonio Martínez Ron (Fogonazos), rastrea sistemáticamente la red en busca de pequeños resquicios de irrealidad y vulnerabilidades del sistema. Con la Guía para Perplejos, los científicos pretenden ir más allá: estudiar el lado más oscuro del programa y enfrentarle a las paradojas de la creación literaria. Cada día 23, en LdN.

Manual para la extracción de cerebros

Cerebros de Einstein y de “un idiota”
Puestos uno al lado del otro, el cerebro de Albert Einstein y el cerebro de un idiota no son tan diferentes. La fotografía de la izquierda, tomada en el año 1955, muestra el cerebro diseccionado del científico. La ilustración de la derecha, publicada en el Journal of Mental Science entre 1870 y 1890, aparecía en la publicación original como “el cerebro de alguien descrito como un idiota”. Desde hace décadas, los científicos se afanan en buscar las diferencias entre estos dos tipos de cerebros; el motivo que les ha empujado a extraer seseras durante años de forma incansable.

El 18 de abril de 1955, Thomas Stolz Harvey, el jefe de patología del hospital de Princeton, extrajo el cerebro del cuerpo de Albert Einstein y se lo llevó a su casa. Tres décadas después, un periodista de Nueva Jersey localizó al médico en el estado de Kansas y descubrió que conservaba el cerebro de Einstein en uno de los tarros de su cocina. El científico explicó que lo había cortado en 240 trozos y que había viajado por todo el país con el cerebro del genio en el maletero del coche.

En enero de 1916, el Dr. Luis Henry Debayle realizó la autopsia del poeta Rubén Darío y decidió quedarse con el cerebro como recuerdo. Mientras se disponía a salir por la puerta, el médico fue interceptado por el cuñado del poeta, que pretendía vender la víscera por su cuenta, y se inició una pelea a puñetazos que terminó con el cerebro de Darío en comisaría. Desde entonces, el destino del cerebro del poeta se ha convertido en un auténtico misterio.

Cerebros de Gauss
Objeto de estudio ha sido el cerebro de personajes tan dispares como Lenin, el asesino Edward H. Rulloff, el indio Ishi (el último miembro de la tribu de los yahi de California), o el matemático alemán Carl Friedrich Gauss, cuyos sesos han sido conservados en formol durante más de siglo y medio. A los cadáveres de todos ellos les fue arrebatado el cerebro por el bien de la ciencia o por pura curiosidad morbosa. A finales del siglo XIX, como consecuencia de las teorías de ciertos anatomistas franceses, sobrevino la moda de extraer y pesar los cerebros de los personajes más ilustres, de modo que fueron pasando por la balanza los cerebros de genios como Iván Turguenev, Anatole France o Pierre Simon de Laplace con las consiguientes y odiosas comparaciones.

Pero ¿sabemos realmente lo que diferencia el cerebro de un genio del de una persona ‘normal’? Aunque es cierto que el cerebro de Einstein presentaba notables peculiaridades en el lóbulo frontal, en el caso de otros genios, como el matemático Gauss, su cerebro no se diferenciaba en nada de los que poseen el resto de los mortales. Actualmente existen decenas de bancos de cerebros en todo el mundo cuya investigación sirve para combatir enfermedades como el Parkinson o el Alzheimer. Sin embargo, a la hora de contrastar las diferencias entre la materia gris de los individuos, los bancos se encuentran con una dificultad añadida: la sobreabundancia de cerebros con anomalías y la preocupante escasez de órganos ‘normales’. Baste decir que en el año 2003 el Gobierno británico reconoció públicamente que, durante casi treinta años, los cerebros de miles de enfermos mentales habían sido extirpados sin conocimiento de sus familias para cederlos a experimentos científicos, lo que puede dar una idea de la filosofía que se ha seguido hasta ahora en la recolección de cerebros.

El mayor banco de cerebros del planeta, localizado en Harvard, almacena más de 6.000 cerebros en pequeñas fiambreras. El mayor banco de cerebros de España, en el hospital Fundación de Alcorcón, conserva los sesos de mil quinientas personas en sus correspondientes tupperwares. Una vez sobre la mesa del forense, los cerebros se cortan en láminas muy finas y se separan cuidadosamente las zonas de interés de cada lóbulo. Mientras lo cortan en lonchas, el cerebro adquiere una textura como de mazapán rancio, como si el doctor estuviera sajando el turrón de las navidades pasadas.

Sobre este montoncito de lonchas longitudinales, los científicos se esfuerzan por encontrar un síntoma que revele la interacción del pensamiento con la materia, protuberancias o anomalías que indiquen posibles alteraciones de la mente. Porque el cerebro, como se ha encargado de demostrar la Neuropsiquiatría, es un lugar donde el Yo tiene su residencia física y cualquier pequeño cambio puede provocar auténticos conmociones. En la Universidad del País Vasco, por ejemplo, un equipo de científicos trabaja hoy día con los cerebros de alrededor de 600 personas que intentaron quitarse la vida o sufrieron algún tipo de perturbación. Los creadores de este banco quieren saber qué sucede a nivel orgánico en la cabeza de los individuos con esquizofrenia o trastornos depresivos y qué les empuja hacia el comportamiento suicida. Un abismo al que quizá algún día nos podamos asomar al microscopio.

Antonio Martínez Ron | 23 de julio de 2007

Comentarios

  1. Ana Lorenzo
    2007-07-23 18:03

    Tengo entendido que el problema es no poder estudiar el cerebro cuando aún está el individuo vivo y claro, eso debe de ser difícil de solucionar.
    Me parece muy interesante el proyecto de la Universidad del País Vasco: prefiero que descubran qué hace que alguien sufra un trastorno mental y qué le impulsa al sucicidio, a ver si así la neuropsiquiatría avanza, a que descubran qué hace de un genio un genio.
    ¿Pero seguro que todo está en el cerebro, en el caso de los suicidios y las depresiones? ¿Investigar con cerebros muertos revela algo de las enzimas? ¿Y de las hormonas?

    Un beso.

  2. Ana Lorenzo
    2007-07-23 18:19

    Perdón, donde dije enzimas quise decir neurotransmisores. Vale.

    Un beso

  3. Xenos
    2007-07-24 01:04

    Absolutamente genial, y necesario.

    Lo del problema de estudiar cerebros vivos, lo solucionaba yo rápidamente: condenaba al Ministerio Fiscal a tener el cerebro abierto y lleno de electrodos mientras ve indicios de delito en la viñeta de El Jueves. Oro sacábamos de ahí.

  4. Blogmaster
    2007-07-25 05:47

    Quizas, lo que hace a un genio un genio, no se encuentre en algo “fisico” del cerebro…

    Lazlo Polgar, experimento al respecto con sus propias hijas y creia saber como crear genios…

    Os recomiendo que le echeis un vistazo a esto: http://manantial.freehostia.com/Blog/2007/04/01/el-experimento-polgar-la-fabrica-de-genios/

  5. Nacho
    2007-07-25 07:19

    Gran articulo! el estudio de cerebros “muertos” tiene una larga tradicion como se muestra.
    Por cierto, si es posible estudiar la presencia de neurotransmisores. Normalmente se emplean diferentes tecnicas para analizar la presencia del ARN mensajero que los codifica. Tambien se suele emplear este tejido para buscar las diferencias entre los genes presentes en los sujetos control y experimentales.
    Aspectos cruciales en los bancos de cerebro son el diagnostico (criterios y metodo usado, muy relevante en psiquitria) y el intervalo post-mortem (nunca mayor e 24hs).
    En “J Neural Transm (2007) 114: 527–537” hay un articulo al respecto de como llevar estos bancos.
    Perdon por la ausencia de tildes, teclado yanki!

  6. Abandonalia
    2007-07-25 18:39

    A principios del siglo XIX un tal Wilhem, científico alemán, se dedicó a la tarea de pesar cerebros.

    Tras años de pesar muestras, llegó a la conclusión de que el cerebro femenino tenía una media de peso inferior al masculino, por lo que argumentaba que la capacidad intelectual del hombre era mayor que la de la mujer.

    Como buen científico, al morir legó su cuerpo a la ciencia. Y el peso de su cerebro estaba por debajo de la media del cerebro femenino. Si existe la vida tras la vida, probablemente se volvería a morir de vergüenza… :)

    Salu2!

  7. Ana Lorenzo
    2007-07-26 01:10

    Nacho, gracias por el dato. Blogmaster, gracias por el enlace. Por cierto, he encontrado este otro en tu blog: http://manantial.freehostia.com/Blog/?p=87; siempre había oído hablar de este experimento, hay gente que dice que explica de alguna manera el que tantos hombres actuaran como lo hicieron en el nazismo.

    Un beso.

  8. Ana Lorenzo
    2007-07-26 18:53

    Encuentro hoy esto en la red: Las proteinas humanas, convertidas en notas musicales. Al parecer, aparte de servir para acercar el tema a los que no somos expertos, hace que los que lo estudian puedan investigar mejor las características de los genes y de las secuencias proteicas. Vaya con la ciencia, los cerebros enlatados, el ADN musica… es una pena que la formación científica se elimine en las carreras de letras (bueno, creo que ahora se elimina también en el bachillerato, lástima).

    Un beso.

  9. The_IBITH
    2007-08-04 09:17

    Según tenía entendido Ana Lorenzo, los nazis hacían autopsias del cerebro con el paciente vivo (para verlos actuar in situ). Muy horripilante, lo se, pero lo han estudiado ya

    1Saludo

  10. Fandoval
    2007-11-29 02:28

    No puede decirse “autopsia” si el sujeto está vivo, en todo caso seria “vivisección”.
    No dejeis de vistar nuestra Web:
    http:/www.montelouro.es

  11. Memo
    2007-12-14 15:14

    Resulta tan sorprendente el tema de la inteligencia con respecto al individuo, que no hay parámetro lógico para poder responder.

    Un pensamiento lógico sería, pensar cuál es la diferencia de los humanos con el resto de los animales: sin duda, la relación “peso del individuo”/“tamaño del cerebro”. Y en verdad, el humano tiene un cerebro único con respecto a su propio tamaño, que no lo tiene ni una mosca, rata o elefante. Es grande nuestra sesera con respecto al cuerpo que nos tocó.

    Sin embargo, esto sirve como especie, pero no individualmente: la gente con cabeza grande (o mejor aún, los enanos) serían los seres más inteligentes de la tierra. Por cierto, el ser más inteligente que ha visto nuestro planeta es Marilyn Von Sant: según el libro de récords Guinness ni Einstein, Galileo o Leonardo le llegan a los talones (perdón, tenía que soltar este dato inútil, ¡ja!).

  12. Pipo
    2007-12-21 02:39

    Más vale que veais vídeos de cómo se operan y clipan con titanio los aneurismas cerebrales y os cagaréis en los GILIPOLLAS que pesan los cerebros

  13. Karen
    2008-04-26 12:20

    Que manía con buscar la materialidad del “yo”, del “ello” o del “aquello”. Y total, ¿para qué? Muy preocupados están algunos de lo tangible, de la “naturaleza humana”. ¡Muy interesante doctor! ya sabemos en que parte se encuentra el amor, el afecto, la locura y tantas cosas…por cierto: ¿vio la noticia de esos 200 niños que torturaron y esclavizaron? ¿Cree usted que ese hecho está relacionado con esa deformidad del lóbulo pre-frontal que descubrimos?

    Y entonces les dieron el premio Nobel en neuro-psiquiatría: demostraron donde se encuentra la verdad. Así ascendieron al Olimpo de los dioses y allí permanecen velando por todos nosotros. Así que ya sabes, si te sientes deprimido prueba a darte con un martillo en el occipital, pero antes no te olvides darle recuerdos a tu señora de mi parte.

  14. HUGO. EL MOPT
    2008-05-17 12:00

    SON INTERESANTES LOS ABISMOS DE LA MENTE. TODO ES PARTE DE TODO. EL HOMBRE SIEMPRE ESTA EN EVOLUCION, LOKE AYER ERA UNA FANTASIA, HOY ES REAL, NADIE DETIENE LA EVOLUCION, ES NUESTRA NECESIDAD. NO IMPORTA CUANTA INTELIGENCIA TENGAS, SI MUCHA O POCA, LOKE EN REALIDAD CUENTA ES KE TANTO UTILISAS LA KE TIENES.

  15. ulises
    2008-12-01 07:35

    como estamos avanzando? uno de estos dias por la ciencia comenzaran a coger los cerebros de las ninfomanas y ver porque son tan cachondas

  16. Anibal
    2010-01-28 06:51

    Todos podemos llegar a sobresalir intelectualmente, es cuestion de estudiar y cultivarnos. Hay chicos con sindrome de down con carreras universitarias y aun posgrados.



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal