Libro de notas

Edición LdN
El receptor por Jónatan Sark

Televisión hay, aún, por todas partes. Mientras avanza el siglo, e Internet la remplaza, queda como el electrodoméstico más importante. El que expulsa información sin parar. Información que debe ser sopesada. Esta columna tiene como finalidad y motor reflexionar sobre lo que se emite por televisión y considerar críticamente lo que en ella se ve y expone. Y lo hacía cada lunes. Sigue en elreceptor.com.

Formatismos españolescos televisivos comparativos

Hay semanas en las que las columnas de actualidad1 se hacen solas porque un gran tema lo polariza todo. En otras ocasiones son muchas y muy diferentes las posibilidades. De vez en cuando hay semanas tranquilas en apariencia que permiten tratar temas pendientes. Las posibilidades, directas o indirectas, son casi infinitas.

Pero a veces parece que quiera olvidarme de España, como si eso fuera posible. Soy perfectamente consciente de que el estreno de una nueva aventura de Jonathan Creek —que, por cierto, me destroza el estuche de Obra Completa — es algo que sólo me importa a mí, pese a que su éxito en UK, 7 millones de espectadores, sea algo incomparable allí, aquí e, incluso, en USA.

En USA siempre pasan cosas, sobre todo con una NBC que parece decidida a superar cualquier cosa que se dijera de ella… en 30Rock. Tras todo tipo de broncas entre los jefes, es decir Robert Greenblatt, y Jay Leno parece que al final el adelanto del programa de Jimmy Kimmel ha logrado convencer a la NBC de que Leno se tiene que ir del Tonight Show y dejarle el hueco al mudito Jimmy Fallon, siempre tan bien respaldado por Lorne Michaels. Este muerto ha hecho que se especule quién ocupará el lugar de Letterman, —de momento el primero en las listas parece un Seth Meyers post SNL — y que a Letterman también le muevan la silla los comentaristas y críticos porque su jefe en la CBS, el siempre caballeroso Les Moonves, no tiene intención alguna de meterle prisas. Como al resto de asuntos del canal, vaya. De todas formas, de este asunto es mejor esperar a hablar cuando lleve tres meses Fallon a los mandos, no vaya a ser que Leno vuelva a echarse atrás.

Además de eso la NBC ha tenido los tres estrenos más importantes del año, dos regresos y una novedad. Y lo han resuelto a su particular manera. The Voice ha regresado sin ser el programa rompedor y multitudinario que solía, pero aún así dominando de sobra con unos 4.3 puntos que doblan a su directo competidor. Y, sobre todo, elevando unos números en una cadena que estaba dependiendo de cosas como el SNL o el Tonight de Leno para no hundirse del todo. De manera que el regreso de Revolution a la baja también se lo tomaron como un éxito aunque no apareciera hasta el número 15 y evidenciara un más que notable desgaste. Y por ese mismo motivo, la llegada de la nueva niña bonita de Greenblatt estaba cargada de interés. Hannibal, serie con el gran Bryan Fuller como responsable y colocada en la posición de la muerte, cuyo resultado fue que, aún encontrando un hueco en el que sólo se emitieran dos programas nuevos en las otras networks, quedó… tercera. De hecho, logró aproximadamente la mitad de espectadores que la siguiente serie, 4,3 millones frente a los 8,0 de Scandal y los 10,5 de Elementary, aunque en 18/49 sacara un 1.6 (de nuevo, frente a los 2.1 y 2.6 respectivos de sus competidores); con lo que no ha sido un triunfo precisamente, pero, dado el estado actual de la NBC, sabe como un triunfo. Al menos por esta semana.

Pero no es lo único que ha pasado en Estados Unidos. También está la muerte de Roger Ebert, un tipo que te podía caer mejor o peor pero que fue el último superviviente de un momento en que la relevancia de los críticos existía. Algo que debería hacernos pensar, no tanto en lo que Ebert supuso —incluyendo a qué le daba importancia y qué facilitaba eso—, que también, sino en la desaparición o destierro de los críticos de las manifestaciones artísticas y su crítica de la televisión y sus programas. Algo notable en lo que se refiere a la música, pero que también el cine ha sufrido. La falta de críticos de referencia, en especial de aquellos con un criterio propio —por mucho que nos repatease ese criterio— que demostrara la necesidad de reflexionar sobre lo visto, es una constante en la televisión moderna.

Mientras tanto, en UK un periodista televisivo estaba preparando un programa demostrando la vida de los sin techo y ha muerto. Lo que, bajo mi punto de vista, ha demostrado que lo más relevante que puede hacer un periodista para demostrar un punto de vista no es sacarlo en televisión necesariamente.

De modo que, ¿qué ocurría mientras en España televisivamente hablando?

La noticia más vista de la semana y, por lo visto, de varias webs de periódicos de tirada nacional, es que una conocida especialista en carecer de trabajo ha vuelto a conseguir que a la gente le importe su irrelevante vida. Bravo.

Para seguir, un teórico cómico ha decidido cargar con toda su ignorancia y sexismo contra otros cómicos que habían cometido el imperdonable pecado de hacer risas sobre la Semana Santa, y se ve que a este capillita eso no le parecía bien en absoluto. Viva.

Finalmente, la semana pasada Tele 5 decidió que no hacía falta emitir ficción y todo su prime time se compuso de reality shows, y talent shows y corralas shows , sin un hueco para la ficción propia o ajena. Por suerte parece que el motivo real es una concatenación de circunstancias que acaban siendo resumidas en esto es más barato.

Porque es eso lo que parece mover ahora a las televisiones en España, lograr el producto más barato. No el mejor. Da igual que haya series en países como USA y UK convirtiéndose en éxitos —e invirtiendo mucha más pasta— pese a sus resultados de audiencia mermados. Aquí importa más lo barato que sea y la estrategia comercial del grupo, aunque signifique tener una serie en la nevera durante meses. De manera que la mejora en la ficción que parecíamos estar teniendo gracias, sobre todo, a los intentos por mejorarla y ofrecer variedad en la TVE de la pasada década, están viéndose arrastrados no sólo por la crisis sino, además, por la forma de actuar de cadenas y audiencias.

Ese es el tipo de descorazonadora realidad por la que al final uno acaba prestando más atención a lo que se hace fuera. Incluso sabiendo de sobra que mirar hacia otro lado o ningunear la situación patria no va a hacer nada por mejorarla.

————————————————————————————————————————————————
fn1. Por si alguien está siguiendo El Receptor desde hace poco: El formato habitual es alternar columnas dedicadas a algún tema concreto a lo largo de meses, en la actualidad Doctor Who, con columnas centradas en el análisis y la reflexión a partir de la actualidad.

Jónatan Sark | 08 de abril de 2013

Comentarios

  1. josep m. fernández
    2013-04-09 00:42

    “La noticia más vista de la semana y, por lo visto, de varias webs de periódicos de tirada nacional es que una conocida especialista en carecer de trabajo ha vuelto a conseguir que a la gente le importe su irrelevante vida. Bravo.

    (…)

    Para seguir, un teórico cómico ha decidido cargar con toda su ignorancia y sexismo contra otros cómicos que habían cometido el imperdonable pecado de hacer risas sobre la Semana Santa, y se ve que a este capillita eso no le parecía bien en absoluto. Viva.”

    Reconozco que no soy capaz de saber de quién hablas en estos dos párrafos, y eso que vivo en España y veo algo de televisión.

  2. Jónatan S.
    2013-04-09 02:20

    Culpa mía.

    En el primer caso me refería al abandono de Belén Esteban de Sálvame. Ayer había varios periódicos “serios” que la tenían como su noticia más leída del día. Además de en medios dedicados a la televisión, claro.

    El segundo caso es el de Así nos va, un programa que se supone de humor con Florentino Fernández de presentador, hicieron una pieza humorística sobre la Semana Santa que les ha llevado a tener que disculparse públicamente. El humorista que cargó contra ellos fue un tal Manu Sánchez, que sale en Canal Sur y que dijo cosas tan bonitas como que la copresentadora del programa “son dos tetas que leen”, por lo visto para que se notara el tipo de humor desafortunado que hay que evitar. Yo creo que es para lo que da el chaval — o sus guionistas— en el mejor de los casos.

    En fin, que a uno se le quitan las ganas de mirar la actualidad sobre televisión en España.

  3. josep m. fernández
    2013-04-09 02:56

    Buff.. gracias por la aclaración. Cómo está el patio.

  4. E. Martín
    2013-04-09 03:25

    Pues pareceré un hipster intentando quedar bien pero no me había enterado de ninguna de las dos, y eso que Así Nos Va lo veo con cierta asiduidad. Pero eh, seguro que al Manu ese le parecía super normal que se quemara un Ganesha en las Fallas.

    Por cierto, sí que he pensado en la Esteban y su eterno me divorcio-me arrejunto-me divorcio cuando has mencionado lo de Leno.



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal