Libro de notas

Edición LdN
El receptor por Jónatan Sark

Televisión hay, aún, por todas partes. Mientras avanza el siglo, e Internet la remplaza, queda como el electrodoméstico más importante. El que expulsa información sin parar. Información que debe ser sopesada. Esta columna tiene como finalidad y motor reflexionar sobre lo que se emite por televisión y considerar críticamente lo que en ella se ve y expone. Y lo hacía cada lunes. Sigue en elreceptor.com.

Marzo- Abrilesca Deathmatchesca Pilotosa

El año pasado los pilotos de marzo y abril fueron en total 32. Este año en ese mismo periodo se han hecho públicos 75. Buena parte de la culpa es, sin duda, de las nuevas tecnologías. Sólo Amazon ya es responsable de 14 pilotos de visión gratuita —aunque aviso ya de que con subs sólo en inglés— para todo el que se quiera acercar a ellos. A lo que se unen Netflix, DirectTV y demás, sin contar con canales que antes no tenían ficción propia como el canal History —bueno…— o que están usando 2013 para crear y expandir, como el Sundance.

En realidad esta pequeña introducción sirve más para explicar que, pese a esto, encontraréis algún piloto que no es de una serie de ficción, en ocasiones por tratarse de otro tipo de programa, como el magnífico Parts Unknown de Anthony Bourdain; en otras, porque no se ajusta del todo al concepto de serie, incluso a veces cuesta considerarlo más una miniserie que una tvmovie que se ha ido de duración. Por unos u otros motivos he considerado interesante hacer algún comentario al respecto, y aquí se han quedado.

Así que armaos de paciencia —al menos hasta que alguien invente un marcapáginas virtual—, recordad que las señales a la izquierda son los países de procedencia de las series —(AU), (CA), (NZ), (UK), (USA) y, por supuesto (OT)— y ya podéis poneros a ello porque, como digo siempre…

¡Que comience la lucha!

Alpha House (USA)
Que Amazon haya sacado 14 pilotos para que cualquier pueda verlos y votarlos ha llenado esto un poco de series —y eso que sólo ha puesto los pilotos de infantiles y comedias—, pero también ha servido para abrir las ganas de que continúen algunas. Aquí tenemos a John Goodman como protagonista principal de una serie sobre senadores republicanos en Washington, en parte una historia de compañeros de piso pero, fundamentalmente, una sátira política gracias a los guiones de su creador Garry Trudeau, el autor de la magnífica y veterana Doonesbury, que la dotan de enjundia. Confío en que la tengan rápido.

Anna And Katy (UK)
Programa de sketches ingleses con dos cómicas que lo que hacen no está mal, pero suena todo a un poco visto. Agradable y ya.

Annebots (USA)
Y aquí está el primero de los pilotos infantiles de Amazon; la idea en sí no es mala, o no necesariamente, pero el guión no es gran cosa y la animación es francamente penosa.

Barabbas (USA)
Ah, la semana santa. Ese momento para estrenar miniseries sobre personajes bíblicos francamente aburridos. Sólo para fans, si los hubiera, de Billy Zane.

Bates Motel (USA)
Una de las series más divertidas del periodo, debido a que se olvidan bastante del clásico de Hitchcock y nos montan una a la Pretty Little Liars, con algún ramalazo de Dexter, que no tiene miedo a ir sacando y quemando un giro loco tras otro. ¿Y para esto usan Psicosis de excusa? Pues sí, porque está claro que el final puede ser cualquier cosa, pero así ves cómo dibujan a Norman y, sobre todo, a su madre, una fabulosa Vera Farmiga que es al final la que se está comiendo la serie.

Betas (USA)
Seguimos con Amazon, esta vez con una comedia sobre un grupo de informáticos tratando de aprovechar la revolución tecnológica, las apps y todas esas cosas modernas que están de moda en internet; el resultado sigue la nerdificación de las comedias. Total, que tiene un pase y poco más.

The Bible (USA)
El gran éxito de audiencia de este año. Imaginad el año que llevamos. Es una versión de sólo los trozos más populares, quitadas todas las espinas y adaptados al público americano. Vamos, que es tan fiel como el Flan Chino Mandarín asiático.

Bluestone 42 (UK)
Mezcla de comedia con drama, o algo, sobre las andanzas de las tropas inglesas en Afganistán. No está mal, pese a todo, pero los intentos de hacerla más… contemporánea, la acercan a Generation Kill y les alejan de M*A*S*H.

Boston’s Finest (USA)
Docuserie que sigue al cuerpo de Policía y resto de Fuerzas de Seguridad de Boston. El timing de la emisión podría haber sido peor, quizá.

Broadchurch (UK)
Parece mentira la de series que llevábamos sin que ninguna fuera un noir británico de esos que tan bien se les da. Y ésta se les da especialmente bien. Con interpretaciones magníficas y ese estilo oscuro característico, incluso el arquetipo de detective británico torturado que el british noir lleva décadas explotando logra ser acertadamente interpretado por Tennant. Así que, discusiones sobre su resolución aparte, estamos ante una de las series más interesantes del año.

Browsers (USA)
De nuevo Amazon, en esta ocasión con el que puede ser el más fallido de sus pilotos cómicos. Un intento de serie sobre los trabajadores de una revista, perdón, de una web. Y si habéis pensado en otras comedias con revista podéis imaginaros que podría ser contemporánea suya, y no la mejor de ellas.

Burguer Land (USA)
El progresivo auge de las hamburguesas, siguiendo el esquema de enaltecimiento de un plato popular y barato en alternativas de alta gastronomía o, en su defecto, las llamadas premium —es decir, que te las pueden cobrar más caras—, junto al éxito de los travelogues dedicados a productos populares como el bacon. De manera que eso tenemos, un recorrido por USA visitando sus más populares establecimientos de hamburguesas. Y, francamente, el tema no da para tanto.

Burning Love (USA)
Creado originalmente como webserie para Yahoo, esta parodia de The Bachelor ha acabado captando la atención de las cadenas americanas; bueno, de las de cable, porque es E! la que ha producido su más reciente temporada, con Ken Marino (Party Down, Veronica Mars) como concursante. Y… bueno… pues eso. Una parodia. Poco más. Lo raro es que habiendo existido realities de búsqueda de pareja como el de Flavor Flav consideremos esto como la parodia.

The Challenger (UK)
Curiosa reconstrucción de la investigación realizada por Richard Feynman sobre la explosión del transbordador, con William Hurt en el papel del físico. Si no conocéis la historia no os perdáis la serie. Y si la conocéis… ¿Seguro que no queréis volver a verla?

The Check Out (AU)
Este peculiar programa australiano es, a la vez, un programa de defensa del consumidor y un espacio humorístico y satírico, en ocasiones ambas cosas a la vez. En un intento de modernizar los espacios de consumo y de atraer espectadores se logra una mezcla que acaba quedándose a medio camino de ambas, una lástima.

The Crash (UK)
Un grupo de jóvenes implicados en un accidente de coche y las consecuencias del mismo en ellos, su familia y sus amigos. Una exploración de lo inesperado y su efecto en una pequeña comunidad, mezclado con un Capítulo Muy Especial y, para mi gusto, excesivamente lacrimógeno.

Creative Galaxy (USA)
Lo que parece caracterizar las series infantiles de Amazon es un presupuesto que ronda, en apariencia, lo que hayan podido rescatar los autores de las rendijas del sofá. La historia en sí, típica de los productos para niños más pequeños, más cercano a un cuento animado lleno de reiteraciones y participación, probablemente podría funcionar para su franja concreta. El resto ni os acerquéis.

Da Vinci’s Demons (USA)
Esto es Dan Brown’s Aguila Roja. Que no es necesariamente malo: si te gustan las aventuras históricas con poco rigor y menos presupuesto, pero que NO tengan tema bíblico. es lo mejor que puedes encontrar en estos dos meses. Por lo demás, como la emite Starz, incluye con gran regocijo todo tipo de muestras de epidermis —incluso más que Águila Roja en serio—. Ustedes sabrán.

Dark Minions (USA)
Algo así como la serie de animación de entre los pilotos de Amazon, pero como no tenían pasta para todo el piloto emiten una cutrísima versión, mitad story boards, mitad animación. Dado que es bastante floja no creo que se llegue a ver nunca una versión más completa.

Defiance (USA)
Hagamos esta crítica en dos partes: Lo bueno de esta serie es que es un regreso a aquellos tiempos de las space operas de finales de los noventa y principios de los 2000 en las que una variedad de razas cohabitaban, conspiraban y se tolearaban. Lo malo es que hay poca originalidad de por medio: Farscape, Babylon 5 o Firefly son asimilados, la base argumental de Alien Nation y La Tierra: Conflicto Final aplicada y esquirlas de Eureka se cuelan entre la mezcla. Es poco lo que podemos encontrar original, sí. Pero eso no lo hace una mala serie. Ni el ceñirse a un pueblecito terráqueo, fórmula que tan desastrosos resultados tuvo en Terra Nova, hunde la serie. Tendréis que disculparme la tautología pero estamos ante una de esas series agradables si no se le pide mucho de entrada porque es lo que es.

Dude, That’s My Ghost! (UK)
Serie animada infantil de atareada vida, creada en Francia, emitida casi de tapadillo en UK y sin demasiada publicidad ni reconocimiento en ningún lado. Si no hubiera visto un par de capítulos hubiera jurado que jamás se realizó. No es gran cosa pero tampoco merece ser borrada de la existencia.

Endeavour (UK)
Dentro de las grandes sagas del policíaco inglés, una de las más veteranas es la de Inspector Morse, creada en el 87 y emitida hasta el 2000 basándose en los libros de Collin Dexter, es un resumen quintaesencial del mystery inglés con un insoportable y teóricamente culto inspector de policía. En ese año se lanzó su continuación, Lewis, en la que su tantas veces ayudante pasaba a tomar su lugar. Y, si bien esa serie continúa en la ITV, decidieron que había que recuperar a Morse. Como John Thaw dejó el personaje por motivos de salud —murió en 2002—, la respuesta fue este Endeavour, una precuela con los primeros casos de Morse, en una versión mucho más tolerable del personaje, que sirve para ofrecer una serie clásica y bien interpretada de obligado seguimiento para todos los fans de esta vertiente del policíaco.

The First Family (USA)
O, como a mí me gusta llamarla, Tyler Perry’s Los Obama. Tan banal como era de esperar en una serie que aprovecha la presencia de Obama para sacar una sitcom familiar, con el nivel de Malcolm & Eddie y las series noventeras de familias negras pero en la Casa Blanca. Algo que había hecho antes, con éxito similar, Corey en la Casa Blanca.

Golden Boy (USA)
Podría ser el ánime pero no hay tanta suerte, nunca la hay. En su lugar tenemos un pseudopoliciaco, pseudohistórico, sobre el ascenso al poder de un policía que está muy lejos de ser el L.A. Confidencial que la historia requería.

Hannibal (USA)
Una serie que parecía destinada a decidir el destino de Robert Greenblatt y que está como él, en un muro viendo para qué lado cae. Mientras la audiencia decide —es un decir, claro—, nosotros nos encontramos con la serie, otro de los encargos de la NBC a Bryan Fuller, salvo que esta vez la mano libre que le dan siempre en lo visual no estaba incluida en los guiones, de manera que tenemos una serie muy tradicional, pensada para atraer al espectador medio americano con restos de Mentes criminales o Dexter y uno de los aspectos visuales más impresionantes que se hayan visto en tiempos. Así pues, ¿compensa lo uno con lo otro?

Heading Out (UK)
Aburrida comedia inglesa sobre una veterinaria lesbiana que decide salir del armario ante sus amigos y familia. Se busca realista, es decir, resulta tan cotidiano como intrascendente.

Hemlock Grove (USA)
Interesante serie de fantasía con aspectos terroríficos que va avanzando en su locura a lo largo de sus capítulos. De muchas y variadas fuentes y homenajes, este trabajo de Eli Roth para Netflix ofrece un retorcimiento y unas interpretaciones —salvando a Famke Janssen— perfectamente adecuadas para la tormenta de serie B que estaban decididos a desencadenar.

How to live with your parents (USA)
La idea de que la crisis obliga a una persona a volver a vivir con sus padres lleva dos años siendo usada para hacer comedias espantosas. Ésta es la de este año y, demonios, es espantosa.

The ice cream girls (UK)
Un ejemplo de crimen en la memoria, o en el pasado, tanto da. Una profesora muerta y dos chicas que, con diferente resultado, se enfrentaron al sistema
judicial, reencontradas y enfrentadas años después a lo que sucedió en el pasado y entre ellas. Un argumento adaptado de un libro pero con enorme desgana, más cercano a una imposición ejecutada a regañadientes que a un producto de auténtica inspiración.

Inside Amy Schumer (USA)
La cómica americana se va abriendo paso a poquitos en el mundillo USA. De momento con esto ha logrado una de esas comedias de sketches parecida más a las de sus compañeros masculinos de Comedy Central que a las de antecedentes femeninas en USA y UK. Y poco más.

In The Flesh (UK)
Si las apuestas decían que esta serie iba a estar entre la francesa Les Revenants y esa R y Juliet / Warm Bodies / Diario de un adolescente zombie, el resultado ha acabado sorprendiendo. Con un punto de partida sorprendente, no tanto por la parte fantástica como por la actuación del gobierno en la ficción, logra ofrecer una propuesta a un tiempo dramática y reflexiva, muy densa, sobre la existencia y las relaciones humanas en todos sus aspectos: Amistad, trabajo, familia, amor… Una serie en la que puede costar un poco entrar pero que acaba mereciendo la pena.

It’s Kevin (UK)
Kevin Eldon presenta su programa de sketches cómicos. Empiezo a sospechar que este tipo de programas debe ser lo más barato que se haga en televisión porque aquí tampoco hay mucho que rascar.

Jack Taylor (OT) (Irlanda)
Iain Glen protagoniza esta adaptación, teóricamente como serie pero realmente una mezcla de adaptaciones/miniseries engarzadas, de las novelas de Ken Bruen. Historias policiacas con bastante de negro y sentido del humor acompañando. Una buena forma de tratar de diferenciarse de tantas otras series de este mismo estilo.

The Job Lot (UK)
Agradable comedia, y poco más, sobre una oficina de búsqueda de empleo. Sarah Hadland parece intentar convertir esta serie en algo más, y siempre es bueno ver a Russell Tovey.

The Lady Vanishes (UK)
Quizá alguno recuerde la película original en la que se basa esta miniserie. La adaptación de un libro a comedia de suspense por Hitchcock con Margaret Lockwood de protagonista, que a finales de los setenta ya remakeara Anthony Page a mayor gloria de su trío protagonista: Cybill Shepherd, Elliott Gould y la siempre encantadora Angela Lansbury. Teniendo en cuenta que esta no cambia nada, no busca darle una vuelta y tampoco las interpretaciones destacan especialmente. Ahora, si no conoces ninguna de ellas…

Lee Nelson’s Well Funny People (UK)
No.
Bueno, venga: Otro programa de sketches más. Quizá a alguno le haga gracia. Suponiendo un número ilimitado de universos alternativos posibles…

Lightfields (UK)
Es difícil decidir si esta serie es una continuación de Marchlands más que una versión de la misma. Intentan repetir la jugada con tres momentos temporales y un fantasma uniendo a las familias que viven en la casa pero algo, quizá el cansancio que supone intentar repetir el mismo truco, hace que no les quede tan bien.

Lovestruck: The Musical (USA)
Este telefilm parece la evolución lógica de las películas con canciones del Disney Channel, todo buenrollismo y magia: Una espléndida Jane Seymour interpretando a una estrella de Broadway metida a coreógrafa decide intervenir para impedir la boda de su hija con un italiano —un sentimiento comprensible—, pero la cosa empieza a liarse cuando bebe un tónico que la hace rejuvenecer hasta la edad de su hija, facilitando su plan y sin pararse a prever las consecuencias. Ex-actores Disney en un canal del grupo y, sin embargo, sospecho que será un éxito.

Mary And Martha (UK)
¡No es un programa de sketches! Tampoco es que sea muchísimo mejor, porque estamos ante una miniserie dramatiquísima con escala en Mozambique sobre una tragedia que une a dos madres y las hace investigar y tal. También sirve para que descubramos por donde anda Hillary Swank ahora. En vez de haciendo películas, digo.

Mayday (UK)
Noir británico que le da una interesante vuelta al concepto general: no es ya una desaparición en un pueblecito lo que mueve la trama sino las sospechas de la gente. Es decir, a la desaparición le sigue una narración lineal de la investigación posterior, pero lo interesante aquí son las reacciones de distintas personas del pueblo sospechando que alguien cercano a ellos —distintas relaciones y en diferentes grados— haya podido tener algo que ver. De tal forma que no es sólo una investigación criminal y un retrato de un pueblo que desconfía y cae en la paranoia, sino también un estudio de personajes sobre la sospecha.

The Mimic (UK)
Teóricamente estamos ante comedia con aspectos cómicos; personalmente lo consideraría un drama con aspectos cómicos: un pobre hombre sin aspiraciones ni esperanzas, pero con el don de imitar voces, decide que no le gusta su vida y quiere cambiar al descubrir que tiene un hijo de dieciocho años.

Monsters Vs Aliens (USA)
Continuación low cost de la película del mismo nombre. Y… bueno… pues poco más.

Mr. Box Office (USA)
Serie que lleva desde casi el año pasado dando vueltas; al final la han puesto en sindicación. Se trata de una comedia protagonizada por actores negros y Jon Lovitz en fiera competición por ver quién funciona de manera más automática. Puro relleno.

Naked castaway (USA)
He aquí un reality, uno de supervivencia. ¿La novedad? Que dejan al pobre hombre en una isla sin nada. Y cuando digo nada es nada. En pelota, vaya.

The Nerdist (USA)
El hombre, el podcast, los programas y con esto, el resto… Chris Hardwick, que se ha convertido en presentador para todo. El programa en sí es un magazine de temática ligeramente subcultural que —por lo menos para mí— podría tener más gracia. Por cierto, a este señor le han dado un Late en Comedy Central.

The Next Step (CA)
Ya hemos llegado al momento en que no sólo se hacen realities sobre competiciones y series como documentales, sino que se puede preparar una serie para adolescentes aculebronada, con un estilo de reality y competiciones como GLEE, de manera que acaba saliendo una versión Degrassi de la disneyiana Shake It Up.

Onion News Empire (USA)
Mi favorito de entre todos los pilotos que Amazon ha puesto a disposición del público es esta comedia de la marca Onion en la que se hace mofa de las cadenas especializadas en noticias, con un Jeffrey Tambor inmenso que brilla entre un reparto notable, en lo que podríamos llamar la versión cómica y con dientes de The Newsroom. No puedo esperar a que la conviertan en serie.

Orphan Black (CA)
Curiosa serie original del canadiense SPACE para la BBC America, con un fondo de ciencia-ficción ligera que depende mucho de la paciencia para el desarrollo, incluso teniendo en cuenta que a estas alturas aún no está claro que sean capaz de deshacer el nudo.

Our Girl (UK)
Esto puede parecer muchas cosas pero en realidad es un publireportaje para que te unas al ejército inglés, mostrándote cómo una chica sin futuro de una familia demasiado numerosa y sin ingresos decide unirse al ejército en una borrachera y resulta ser la mejor decisión que podría haber tomado nunca. Anda que…

Parts unknown (USA)
Cada vez que la gente a la que critica cambia el canal en el que trabaja, Anthony Bourdain acaba ampliando su programa, mejorándolo. Le pasó cuando pasó de hablar de cocina en A Cook’s Tour a añadir viajes en No Reservations y ahora a potenciar la parte política en Parts unknown , su nuevo proyecto en la CNN que, además, le ha permitido un mayor presupuesto, algo que se nota en todo el programa.

A Place To Call Home (AU)
Un poco de todo en este drama australiano, ambientación de época cincuentera, algo de suspense y mucho de relaciones humanas. No es que sea un ejemplo magnífico de televisión, pero sí el tipo de cosa que puede funcionar sin mucho problema en casi cualquier parte del mundo.

Please like me (AU)
Una serie con polémica, diría yo que a su pesar. Se trata de una comedia sobre un veinteañero un poco especialito que, tras el divorcio de sus padres, se va a vivir con su mejor amigo, rompe con su novia y descubre que es gay. La historia en sí tiene pocas vueltas más, es una comedia de personajes con el cómico Josh Thomas que está más cerca de las clásicas de familia desestructurada con personajes centrales poco habituales. Lamentablemente la televisión australiana juzgó deseable retrasar primero su emisión y acabar luego poniéndola en su segundo canal. Por su parte las asociaciones gays la acogieron bajo sus alas. En realidad la serie es correcta y poco más, así que este tipo de discusiones poco ayudan a juzgarla.

Plebs (UK)
Espanto británico que le vendieron a alguien como una comedia basada en un grupo de ciudadanos plebeyos en la Roma del siglo… bueh, tanto da. Es un espanto. Huid.

The Politician’s Husband (UK)
En los años noventa los ingleses pudieron ver la magnífica serie The Politician’s Husband, muy claramente inspirada por los escándalos de Clinton y similares pero con un fondo de intrigas políticas y mediáticas en las que una mujer, humillada públicamente al descubrirse una aventura de su marido, urde una campaña que sirve a la vez para elevarla a ella y dejarle a él en la clandestinidad. Si no lo habéis hecho, dadle un ojo, porque, aunque aprovechando el momento y siguiendo las enseñanzas de House of Cards, teníamos aquí una serie excelente.
Esta nueva serie se mira pero no se refleja en ella. Aquí tenemos a un matrimonio de políticos, cada cuál con sus objetivos e intenciones, más cercanos a François Hollande y Ségolène Royal que a Hillary y Bill Clinton. Además, la historia aquí mantiene los elementos de suspense pero se centra más en la relación entre ambos y el matrimonio que mantienen. Si tenemos en cuenta que los actores principales son Emily Watson y David Tennant, pocos más reparos creo que se le pueda poner.

Positively Ozitively (USA)
Posiblemente la menos mala de los pilotos infantiles para Amazon, gracias en gran parte a todo lo que saquean de los libros de Oz. Así que tampoco es decir demasiado.

Red Widow (USA)
Historia de/o con mafia y de/o con venganza que la ABC emite porque se ve que si intentas hacer una serie el número suficiente de veces acabas logrando un éxito. Ésta en concreto es: Siga buscando, hay miles de premios.

Rectify (USA)
Es curioso cómo una serie que podría ser parte de las émulas de Prety Little Liars haya terminado en el canal Sundance, ganando un aura de producto independiente que sirve sobre todo para acercarla en la memoria a Rubicon. En este caso no sabemos si van tan lentos por la trama, por desarrollar personajes y situaciones o porque no tienen nada que contar en realidad. Pero hay que concederles que al menos lo han intentado.

Robot Combat League (USA)
Concurso en su modalidad pregrabada en la que un grupo de participantes luchan con robots. Sí, en serio. Es más una curiosidad —los robots gladiadores llegan hasta donde llega la técnica, obviamente y hay poca variedad fuera de las decoraciones— que otra cosa, pero precisamente por ello merece ser compartida.

Rogue (USA)
Una policía infiltrada descubre que su hijo ha muerto asesinado y une fuerzas con el capo mafioso cuyo imperio criminal quería hundir para descubrir a los culpables y vengarse. Como elección para la primera serie original de DirectTv nos están diciendo: ¿Para qué molestarnos? No es una mala serie, ni mucho menos, pero es precisamente el tipo de cosas que podemos encontrarnos en cable sin mucho problema y en las networks de cuando en cuando.

Sara Solves It (USA)
Piloto infantil para Amazon que puede ser agradable pero poco más, de nuevo con los obvios problemas de financiación de todos estos pilotos infantiles.

Shetland (UK)
Otro estupendo ejemplo inglés de negro rural clásico, esta vez ambientado en la escocesa isla de Shetland. Secretos, familias cercanas, muy poca gente que se conoce demasiado y todo lo que ello supone para una investigación de asesinato. Confortable y sólida.

Supanatural (USA)
Este espanto es otro intento de hacer una comedia animada por parte de Amazon; es difícil descubrir si es peor la calidad de la animación o los guiones.

Teeny Tiny Dogs (USA)
Jim Henson —bueno, su empresa— también tiene un piloto. Faltaría. Dinero no, porque casi todo lo que hay son bocetos de la serie, ya que sólo tienen una marioneta creada. La premisa de la serie parece una clásica en Henson: mezcla una guardería con, en esta ocasión, perros de marioneta que hacen cosas de perros y blablabla… No es mi estilo pero siempre es bueno ver algo del estudio Henson.

Those Who Can’t (USA)
Otra serie que puede ser interesante de entre los pilotos de Amazon: tres profesores —cada cuál con su estilo— y su lucha contra sus estudiantes, o a su favor. Es difícil decirlo.

Vikings (USA)
Una gran serie. Mezcla de los conceptos de intriga histórica de Los Tudor y similares con hostias como panes, sangre y restos humanos. Todo ello con barbarismo y desarrollo de personajes en un intento del History para acercarse a la historia de los nórdicos. Una historia para no perderse.

The village (UK)
Drama de repaso histórico al siglo veinte a través de una familia trabajadora. Si te va mucho ese tipo de cosas, ya sabes. Si no… no tiene mucho más interesante.

Tumbleaf (USA)
Otra serie infantil, otra serie a medias, de Amazon. Tiene buena pinta, especialmente lo poco que vemos del aspecto original si tuviera pasta. Esperaremos.

Wodehouse In Exile (UK)
Peculiar telefilm centrado en un momento de la vida de Wodehouse, durante la Segunda Guerra Mundial, en que la vida del autor en Normandía terminó con él hablando para la radio nazi y diciendo lo bien que les estaban tratando en una emisión para todo el mundo. Algo que le costó el destierro incluso después de la guerra y que aquí se presenta como un ejemplo del interés por entretener y la falta de conexión con el mundo real. Luego ya está lo que te creas la explicación.

WPC 56 (UK)
Pieza policiaca de época sobre la primera mujer policía, que sirve para darle un poco más de alegría a la premisa clásica. Y ya.

The Wright Way (UK)
Auténtico horror de comedia inglesa. Es difícil saber qué ha pasado en estos dos meses para que estrenen horror tras horror y espanto tras espanto, pero puede ser el peor para el humorismo inglés desde que comenzaron los Pilotos Deathmatch. Y despropósitos como esta comedia sobre el Departamento de Salud de una ciudad ayudan bastante poco.

Youngers (UK)
Serie juvenil realista británica, ya sabéis lo que eso significa. En esta ocasión con un giro hacia la música porque, bueno, porque podían.

Your Pretty Face Is Going to Hell (USA)
Lo último de Adult Swim es una comedia sobre el infierno entendido como un trabajo corporativo para los demonios. Si tenemos en cuenta que Neighbors from Hell y Ugly americans ya habían jugado muchas de esas bazas en sus series, el único cambio es que aquí no hablamos de animaciones. Y, francamente, no parece mucho para distinguirse teniendo en cuenta que ni siquiera es una mejora.

Vicious (UK)
Imagina que te dicen que Ian McKellen, Derek Jacobi y Iwan Rheon van a hacer juntos una comedia en la que los dos primeros interpretarán a una pareja de viejos gays. Teniendo en cuenta los nombres involucrados seguro que tienes interés en ver qué sale. Te propongo que me cuentes cuántos minutos aguantas de este infame compendio de risas en latas y guiones sobados que más cerca está de ser un Matrimoniadas gay que de ofrecer una serie interesante.

Zombieland (USA)
Empezamos con un piloto de Amazon y terminamos con otro, en este caso con la adaptación de una película a serie cómica. Bueno, con todo lo visto en estos dos meses no puedo decir que sea realmente mala, aunque está lejos de los grandes aciertos del proyecto. Pero para echarle un ojo sí que vale.

Y hasta aquí el repaso. No está mal, ¿verdad? Más del doble de pilotos que el año pasado por estas mismas fechas. Hace que uno se pregunte qué están dejando para el resto del año. Y en qué proporción seguirán creciendo los pilotos, visto que la ficción parece un elemento por el que apostar, al menos si eres parte de una cadena o plataforma de streaming. En cualquier caso, valoraremos si ha permanecido este incremento en nuestro próximo Pilotos Deathmatch, dentro de dos meses, con Twisted, Under the dome y la cuarta temporada de Arrested Development ya entre nosotros.

Jónatan Sark | 06 de mayo de 2013

Comentarios

  1. lablanco
    2013-05-07 00:13

    Impresionante como siempre, sr. Sark. Echo de menos un resumen al final de los pilotos que merecerían la pena, en tu opinión, porque toda la lista se hace un poco pesada.

    He empezado a ver Broadchurch y de momento merece bastante la pena. Veremos cómo acaba.

  2. EFE
    2013-05-07 08:24

    Ah, pues creo que ya he visto lo más recomendable, así que esta semana va a ser plácida y relajada.

    A la próxima, antes del orden alfabético haz tres grupos: uno con Recomendables, otra con Horrorosas y una tercera con los Vive Peligrosamente.

    Ya sé que lo que quieres es que veamos todos los pilotos pero es que es imposible.

  3. Jónatan S.
    2013-05-08 20:46

    Iablanco, Efe;

    Gracias pero ya señalaba los más recomendables hace un par de años. Así que la gente se saltaba lo de en medio y, si acaso, miraba picoteando entre los recomendados. Así que esto exige un poco más de lectura pero así le veo más sentido a hablar de todo.

    Por lo demás, creo que está bastante claro lo que recomiendo: Broadchurch como serie, me ha gustado muchísimo el piloto de Onion News Empire y espero más capítulos de esa y de Alpha House y Those who can’t, y según gustos Hemlock Grove a los de horror e In the flesh si te gusta denso; si te va el policiáco clásico Endeavour y si quiere un giro MayDay; Rectify si buscas un PLL indie y Bates Motel a los de tinajerismo desbocado loquísimo; The politician’s husband para un buen drama político y Vikings para historia y hostias; Defiance a los nostálgicos de las space operas no tan space noventa-dosmileras y Da Vinci’s Demons a los que siempre se hayan preguntado cómo sería Águila roja para cable. Y luego Anthony Bourdain’s Parts Unknown para documentales.

    Al gusto, vaya. Y espero que todos os hayáis visto ya de los dos meses pasados Utopia y la enormísima The Americans.

    ¡Será por series!

  4. E. Martín
    2013-05-09 20:18

    ¿McKellen y Jacobi interpretando a homosexuales? No se me ocurre peor ejemplo de casting erroneo.



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal