Libro de notas

Edición LdN
El receptor por Jónatan Sark

Televisión hay, aún, por todas partes. Mientras avanza el siglo, e Internet la remplaza, queda como el electrodoméstico más importante. El que expulsa información sin parar. Información que debe ser sopesada. Esta columna tiene como finalidad y motor reflexionar sobre lo que se emite por televisión y considerar críticamente lo que en ella se ve y expone. Y lo hacía cada lunes. Sigue en elreceptor.com.

Servilleteando reflexiones diversas

Hay semanas en las que elegir sólo un tema es poco menos que imposible y, a la vez, no desarrollar lo suficiente también parece una falta grave. Y, sin embargo…

01) Sé que todos estaréis esperando —risas— el Pilotos Deathmatch próximo. Quizá alguno esté esperando incluso que lo adelante. Pues me temo que no. Mantiene su fecha planificada del 2 de Julio. Debido a lo cuál no voy a entrar en reflexiones o destripes sobre la mayor parte de las series que lo merecen o lo favorecen. Porque no se trata ya de que Hit & Miss sea una serie magnífica —que lo es— o que Continuum se merezca unas cuantas reflexiones sobre situaciones y personajes —que también, de hecho incluso con más… dudas— sino de que estamos viviendo un verano de lo más interesante tras lo flojo que estuvo el invierno y lo casi inexistente que resultó la primavera.

02) Tendréis que esperar, como decía, aunque eso no evitará dejar aquí un pequeño apunte. Parecía inevitable hablar del pasado y sus espejos desde el momento en que TNT avisó de que realizaría un remake de Dallas. Finalmente la serie no ha sido tal, aunque ya hablaremos de ello, tanto como una continuación en planteamiento más que en espíritu. Sin embargo la aparición de Bunheads ofrece una nueva manera de ver cómo reformular el pasado. Intuyo que en una semana empezarán a aparecer personas hablando de que es una serie independiente y que por mucho que Amy Sherman-Palladino sea su creadora —¿os acordáis de ella? Hablé por encima de su salida hará unas columnas— no hay por qué buscarle los parecidos con Gilmore Girls. Permitidme que me ría, Bunheads tiene más de GG que Dallas de… bueno… Dallas. Curioso juego de espejos. Habrá que esperarse a que Sorkin estrene —de una… vez. El 24 sigue pareciendo lejano y eso que es este domingo— su The Newsroom para acabar la ronda.

03) Hablando de series. Según pasa el tiempo parece que la serie más controvertida del año está siendo Girls y, francamente, no lo entiendo. Ya sabéis que no soy uno de sus defensores. Más bien al contrario, me parece el equivalente en ficción dramática a un te del Starbucks: Agua tibia pija. Pero resulta que los pros y los antis se están liando en defensas y ataques, y su popularidad entre el moderneo crece junto a defensas tan ridículas como las de género: Nos metemos con ellas porque son chicas, si fueran hombres… Algo muy cierto, cuando son hombres las series duran más. Por eso Hot in Cleveland se canceló en el episodio 2 mientras The Paul Reiser Show sigue ahí. Claro que también hay detractores que aseguran que es la peor serie de la nueva temporada. Francamente, os envidio por no haber visto Work It.

04) Siguiendo con el odio, ¿sabéis ya que SMASH tendrá segunda temporada? Pues sí, y ya están anunciando casts y similares. Personalmente considero que lo mejor que les podría pasar es olvidarse de la obra del año pasado, convertirlo en una suerte de antología como parece haberse reinventado American Horror Story, porque si un problema tenía la serie es el más grave de ellos: Sus protagonistas no sólo no funcionaban, repelían. Esto, que está lejos de ser una novedad en la tele, y que ha sido maravillosamente manejado en muchas otras ocasiones tiene un problema añadido. Imagino que estáis todos pensando en el Ted Mosby de Como conocí a vuestra madre, yo estaba considerando lo que se hizo en Taxi donde el personaje fue eliminado de la trama. En años más recientes series como Hawaii 5-0 o Persons of Interest este mismo año han logrado sorbevivir arropando al trozo de madera que tienen por personaje central de secundarios que le quiten el foco, haciéndoles más tolerables. ¿Cuál es ese problema añadido de SMASH que evitaría hacer esto?

05) Pues la insistencia en que sus protagonistas son talentosas, inteligentes, divertidas o lo que toque esta semana. Cuando lo estás viendo con tus propios ojos. Uno de los errores más graves que se pueden cometer no es ya que otro personaje defina desde fuera a alguien, es que cuando muestras sus acciones todos esos es muy inteligente no sólo no se cumplan sino que parezcan una burla cruel. ¿Recordáis Studio 60? No sólo Sarah Paulson estaba lejos de ser tan divertida o creíble como Amanda Peet —que ya debería haber hecho saltar todas las alarmas— sino que enfrentarla a su contrapartida real, Kristin Chenoweth, o a cualquiera de las chicas SNL de los últimos años, de Tina Fey a Amy Poehler, de Anna Gasteyer a Maya Rudolph pasando por Molly Shannon, pero incluso Cheri Oteri o Rachel Dratch, e incluso la chica que había debutado el año anterior al estreno de la serie, la tal Kristen Wiig, tenían más talento y humor del que Paulson llegara a demostrar jamás en la serie. En SMASH vuelve a ocurrir. Katharine McPhee y Megan Hilty son tan flojas como actrices centrales que resulta ridículo que no siguieran buscando a alguien. Meter a Bernadette Peters de invitada especial fue una de las cosas más sucias que he visto hacer para con un par de miembros de reparto desde que alguien pensó que era buena idea poner a Kristin Chenoweth en GLEE! y eso que Lea Michele es bastante mejor que estas dos y ya había sido actriz principal en Spring Awakening. En este caso la presencia de Uma Thurman, a quien ya habíamos visto destrozar Los Productores en el cine, parecía una locura. El problema vino de que su personaje no lo hacía mucho peor que las protagonistas. Ese salto de calidad que se debería haber producido no aparecía por ningún lado y uno llegaba a pensar que quizá… ¡fueran ellas peores para un musical que El Desastre Thurman!

06) Ya que estamos hablando de malas actrices. Una de las sorpresas recientes fueron las series de gemelos, protagonizadas en general por actrices que lograban que no parecieran realmente gemelos. Sí, estabas viendo a dos personajes con el mismo aspecto, uno al lado del otro, pero en lugar de en Ensalada de gemelas pensabas en Hermanas. Pero, claro, una de ellas es Sarah Michelle Gellar, que pese a sus dotes limitadas tienen en su haber el ser la protagonista titular —y culpable parcial de su final— de Buffy y otra de las noticias de esta última semana es que casi diez años después de su final y de este artículo en NPR en Slate han echado un ojo y descubierto que Buffy sigue siendo la serie que más estudios académicos ha causado. Digo, inspirado. Por encima de The Wire o, incluso, Los Simpsons. ¿De dónde viene esa fascinación por Buffy? Dan ganas de repasar la serie desde el principio, o lo haría si gracias a ClanTv no hubiéramos podido repasar media docena de veces cada cada episodio. Aunque veo que los americanos se están poniendo al día, especialmente gente tan fiable como Alan Sepinwal, posiblemente creyendo que el año próximo es el adecuado para conmemoraciones, como si no hubiera nada más importante.

07) Iba a decir que ya está bien de hablar de series pero es que últimamente he leído a varias cadenas decir que ellos son amantes de las series o que están interesados por ese público cuando se limitan a estrenar con tan poco tiempo que sólo el apriorismo puede hacer entendibles sus decisiones —de verdad, si alguien afirma que se habían visto aunque fuera el piloto de Magic City antes de comprarla para su emisión aquí tendrá que adjuntar declaración jurada del responsable— y eso cuando no meten capítulos en el bombo o juegan al escondite con la hora de programación. ¿Amor? Más parece Violencia de Género. De cualquier género: comedias, thrillers, ciencia ficción, dramas… todos son maltratados. Luego uno mira al cine, en el que no son capaces de estrenar The Raid o Cabin in the Wood o Casa de mi Padre o Coriolanus o… en las salas. ¿Será que la tele se fija, que invierte la situación o que todo está relacionado?

08) Nos acercamos a la temporada de candidaturas, antes de que se haga el frío y llegue la de premios. [Salvo los Tony, que ya han sido, aunque no fuera gran cosa.] Eso significa, fundamentalmente, gente quejándose porque sus candidatos no han pasado o porque los tipos que dan premios escogen siempre entre lo peor pero más visible. Y aún nos asombramos, claro. Lo que realmente me sorprendería es que se despertaran un día pensando en el gran trabajo que realizan Donald Glover o Jim Rash y en cuánto se merecen un premio. Precisamente por cosas como esas doy mis propio premios. Por eso y porque siempre me puedo acostar con el jurado, claro.

09) A veces olvido recordar que la televisión no es sólo las series. Claro que como olvido recordar más aún que debería encender la televisión española. Sí, olvido. En cualquier caso, algo debería decir sobre la salida de gente del SNL. Al menos sobre la de Wiig. Pero no lo he hecho no por falta de felicidad al ver esta marcha o por la tristeza al confirmarse la de Samberg sino porque Lorne prometió anunciar en julio quién se va y quien se queda. Ese será el momento indicado para analizar cómo se han movido las cosas en el SNL. Que ya empezaba a ser hora, por cierto.

10) Mientras tanto he visto el futuro y puedo ejemplificar con un ejemplo por qué la gente deja la tele para irse a internet. Y por una vez no me refiero a la versión de la CW de las sillas musicales, Oh, Sit [Tengo que recordar algún día hacer una columna con algunos de los concursos más infames. Y con los Realities Infames también. Si lo que no tengo es tiempo. Ni espacio.] No, se trata de esta noticia de la CBS. Han comprado los derechos a Zynga para convertir DrawSomething en un concurso . Francamente, no sé qué opinarán los chicos de MondoPixelGP pero yo lo veo como otro caso más de falta de creatividad en la tele que trata de llenar el hueco sin saber cómo o por qué tienen éxito las propuestas de otros medios.

Aquí lo dejo, diez mini-reflexiones para un sólo día. Quizá alguna vuelva —muy probablemente, de hecho— pero por lo menos pro una vez que se vea que hay muchos temas. Demasiados, incluso.

Jónatan Sark | 18 de junio de 2012

Comentarios

  1. Maqrol
    2012-06-21 08:14

    Jónatan,

    Muchacho, nos tienes intrigado ¿de dónde sacas tiempo?. O bien eres guardia de seguridad o, como un amigo, chófer de un ministro.

    Esperemos el resultado de los premios de la temporada aunque vaya por delante mi asombro porque Boardwalk Empire no haya sido nominada en casi ninguno de los premios. Me ha parecido asombrosa, especialmente el penúltimo capítulo. En fin.

    Nota.- desconozco la página de la que te surtes. Nosotros somos más de tv UK (theartsdesk.com). Gracias por todas las recomendaciones

    Nota 2.- ni Nurse Jackie, por ejemplo



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal