Libro de notas

Edición LdN
El receptor por Jónatan Sark

Televisión hay, aún, por todas partes. Mientras avanza el siglo, e Internet la remplaza, queda como el electrodoméstico más importante. El que expulsa información sin parar. Información que debe ser sopesada. Esta columna tiene como finalidad y motor reflexionar sobre lo que se emite por televisión y considerar críticamente lo que en ella se ve y expone. Y lo hacía cada lunes. Sigue en elreceptor.com.

Cargantes descargantes futuropasados

Muy bien, aparcaré a los pobres cocineros un rato. Si algo cae en mi negociado —y merece la pena— es la forma en que la televisión llega al público y resulta que por algún motivo la gente parecía creer que TV en internet = Megaupload

Todo lo cuál me lleva a un pequeño proceso doble: Hay que hablar del pasado y del futuro.

El pasado… Soy contrario a la nostalgia pero no a la memoria. Hace unas semanas en tuiter @fosforoblanco preguntaba cómo seguíamos las series hace unos años. En cierto modo era como hacer un ejercicio de arqueología de las ciencias del compartimiento. Antes de que apareciera internet en nuestras vidas teníamos copias de VHS, o entre cassettes para música o juegos, incluso el contenido de los discos de 8, 5 y 1/4, 3 y 1/2… Si algo parecía claro era que la idea de compartir estaba ahí antes de que alguien decidiera poner las cosas más sencillas. Para la comunicación, digo.

Obviamente en cuanto hubo comunicación apareció gente dispuesta a compartir lo que tenía. De ahí que pronto surgiera la idea de usarlos. Lo primero que pude utilizar para ver una serie extranjera fueron las news, un espanto completo de bajar trozos y pegarlos. Las news eran —son— grupos de “noticias”. En realidad casi más de discusión o charla. De cuando en cuando alguien colgaba pedacitos de una foto o una película o capítulo de serie… más pedacitos aún a una velocidad de bajada enervante.

Tras esto pronto se fueron probando otros métodos: intercambios directos por el IRC, ftps de dudosa situación y, por supuesto, los primeros pinitos de los programas de P2P : desde el Napster hasta más moderno — y aún activo— eDonkey o el precedente directo de AudioGalaxy pasando por una larga retahíla de nombres como SoulSeek, Ares o el siempre infame Kazaa

Ya en tiempos tuvimos unas cuantas desgracias a lamentar. Con el mismo crujir de dientes pero en otros campos, menos gente y más corralito. Los foros estaban para estas cosas, habían relevado las ML — Listas de correo, vaya— y los blogs en pañales. Claro que no estamos aquí para hablar de Usenet y sus alrededores.

Mientras tanto aparecían también los torrents y sus gestores y, andando el tiempo, las páginas de almacenamiento y descarga. En los que entra MegaUpload.

Debo decir que a consecuencia de la petición —y dada mi mala cabeza, y memoria— recurrí a amigos y conocidos, gente que estuvo también ahí en esa época en la que lo más movido era el anime. Y aunque algunos nombres salieron — sobre todo el de Isla Tortuga — y multitud de anécdotas surgieron en cascada todo quedó en el terreno del no se lo digas a nadie y el pero esto es offtherecord. Ah, los deslices del pasado.

Como decía, estos métodos, que al público poco instruido podría parecer complejos frente a la sencillez de entrar en una web y darle a un botón — al fin y al cabo incluso las webs de descarga en _rar_s automontables tienen sus detractores por complejos— eran el pan de cada día para ver material, algo a lo que la gente se acercaba ante determinados momentos como el episodio musical de Buffy (¡Noviembre de 2001, queridos!)

Es momento de regresar al futuro. Y eso significa no tanto hablar de todos los que como MegaUpload ofrecen almacenamiento o de las webs que listan estos enlaces — O los hubs, que es otra lucha— hasta las páginas que permiten ver en streaming el contenido. Tanto el legal y aprobado como el pirateo de casi cualquier canal. Es decir, la forma más sencilla de ver retransmisiones instantáneas para premios, programas en vivo o… Pero qué os voy a contar que no sepáis.

En cualquier caso el asunto “Internet hace que cierre mi negocio” suele incluir un giro “Internet es mi negocio” que en el caso del entretenimiento audiovisual es tan sencillo de explicar como Blockbuster vs. Netflix. Y precisamente Nextflix es el Godot que está toda Europa esperando. La discusión sobre la caída del negocio de Blockbuster y su posterior hundimiento parece chocar con la enorme subida de Netflix cuando, en realidad, son sólo dos versiones de un mismo servicio, la diferencia es que el segundo elimina la molestia del desplazamiento y —mejor aún— tener que interactuar con humanos. Todo lo que sea no mover el culo del asiento, aunque signifique esperar un poco para tener lo que ya hemos pagado, será sin duda bien recibido.

Netflix, los problemas de su éxito y sus intentos mil veces postpuestos de llegar a Europa merecerían post aparte si no se le estuviera dedicando alguno casi cada semana. Para cuando logren ponerlo en marcha aquí —si tal cosa sucede— su hype, su leyenda, será demasiado grande para permitir la existencia de una realidad publicable.

Pero, mientras tanto, van llegando otros a ocupar ese mismo espacio. De momento podemos hablar de Voddler, Youzee y Wuaki como intentos de recoger le testigo y ofrecernos series y, sobre todo, películas. El problema, al menos para los que consumismos series, es que hay una grave diferencia con USA. Parece que ninguna va a ir a por el espectador que quiere el capítulo de hoy, con los subtítulos que haya. Un problema que no existe en USA, claro, y que no es comparable a campos como el musical. —De canciones, no de obras, el día que se molesten en grabar las obras seré el primer sorprendido y quizá el único paganini

En cualquier caso, estos tres portales ofrecen una cantidad de series de diversa procedencia y distinta intención.

Wuaki es la más inmediata, facilita el registro sin invitaciones de por medio y te deja acceder de inmediato a sus contenidos. Como casi todos tienen una parte muy importante de pago directo por consumo, y resulta incluso complicado decidir por qué pagar por una temporada sólo 2/3 de lo que costaría comprarla en DVD. Aunque a mí me parezca más grave que no permita contenido en VOS.

Voddler Quizá sea yo pero Voddler está justo en el punto intermedio. No es que tenga muchas series que mirar, casi prefiero directamente no mirarlas, pero ya cambiando el modelo de invitación por el modelo abierto. Aquí para elegir ver algo en VOS hay que elegir concretamente ese archivo lo que lo acerca a ese mínimo común que eran las páginas tipo SeriesYonkis. Aquí hay contenido gratuito y contenido de pago y uno casi agradecería algo más de lo segundo a ver si así mejoraba la oferta.

Youzee finalmente es, o debería ser, el más conocido de los tres. Aunque fuera sólo por la pasta que se gastan en promocionarlo. Sigue aún el estilo de invitación y carece de contenido gratuito. Más aún, en parte del contenido “de pago” sólo está la carátula, no los enlaces para verlo. Pero parece que será la más seria por ese intento de mimetizar clásicos como Hulu o Spotify en el aspecto y organización.

Lejano aún el momento en que haya una alternativa concreta y correcta o un único formato para ver y poder disfrutar de aquello que queremos, cuando queremos y cómo queramos. De hecho, los canales tradicionales van viendo cómo funciona esto y subiendo los capítulos de sus series propias a Internet con enorme celeridad.

Sobre todo porque, como hemos visto al mirar al pasado, lo único que se consigue al cerrar una vía es que se busque otra. Así que el asunto es, ¿qué se puede ofrecer para evitarlo?

[Añado: No he hablado de Filmin y debería, pero es por puro desconocimiento. La verdad es que ofrecen algunas de las mejores series inglesas —y, ya puestos, universales— de todos los tiempos como Sí, Ministro o House of Cards, pero desconozco su funcionamiento, sus pros, sus contras…

No sólo eso, también soy consciente de que puede haber más plataformas —De las legales, de las otras ya sé que las hay a patadas, que parece que lo más popular es lo único que existe y luego se cierra lo que se cierra— de manera que cualquiera que crea que puede añadir, sugerir o rectificar tanto la parte del futuro presente como la del presenta pasado es más que bienvenido a comentar y modificar]

Jónatan Sark | 23 de enero de 2012

Comentarios

  1. E. Martín
    2012-01-26 23:13

    Jo, Soulseek, qué recuerdos.

    ¿No te ha faltado el DC++? Ahí va mi anécdota: expulsado de un hub por protestarle a un mod que había echado a alguien por compartir el Strange Kiss de Ellis porque pensaba que era porno extremo.

    Ay, perdón, que en cuanto uno se convierte en autor internetero tiene que olvidarse de las pelas que sacaba con un blog que compartía cómics eróticos escaneados (tosecill). Olvidad lo dicho.



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal