Libro de notas

Edición LdN
El receptor por Jónatan Sark

Televisión hay, aún, por todas partes. Mientras avanza el siglo, e Internet la remplaza, queda como el electrodoméstico más importante. El que expulsa información sin parar. Información que debe ser sopesada. Esta columna tiene como finalidad y motor reflexionar sobre lo que se emite por televisión y considerar críticamente lo que en ella se ve y expone. Y lo hacía cada lunes. Sigue en elreceptor.com.

Pilotos atorrados

Seguro que alguno de vosotros pensaba que lo de hacer un Pilotos Deathmatch un mes después del de primavera era broma. Pues no lo era, chincha.

El caso es que a falta de la mitad de la temporada de verano y sus pilotos — que a ver cuándo tengo tiempo de sacar porque, en fin, Alphas de la SyFy empieza esta noche, ¿lo preferís en Agosto o ya lo dejo para Septiembre? — vamos con lo que ya se ha estrenado. Así que marcamos que esto cubre del 29 de Mayo hasta el 10 de Julio de 2011 y vamos a ver qué novedades hay. Spoiler: No os emocionéis demasiado.

Almost heroes
Imaginad que fuerais canadienses y os gustara, qué se yo, las primeras pelis de Kevin Smith y Black books. Pues esa es la idea de los hermanos Belleville. Primero buscan una dinámica, dos hermanos pasan a ocuparse de la tienda — de cómics— familiar, el pequeño (Ryan Belleville) sigue siendo un pequeño geeky mientras que el mayor —que en lugar de un Belleville es el ex- Gallactica Paul Campbell — regresa de aprender Empresariales en Harvard. Amateurismo con ganas aplastado, claro, por los dos referentes manejados. Aunque supongo que a los fanes acérrimos de estas cosas les hará gracia.

ANT Farm
Os parecerá difícil de creer pero el Disney Channel presenta una serie centrada en una escuela de superdotados centrado en una chica que es una música excepcional. Increíble, ¿eh? De manera que estos superdotados están dentro de un proyecto del instituto en el que, en fin, hay chicos normales que no aceptan bien a estos raritos —¡oh!— de manera que hay drama, hay comedia y, por supuesto, hay música. Bostezo

Case histories
Otra de esas series cortas británicas de género negro, en este caso adopta la forma de tres historias en dos partes para llenar los seis capítulos. Sí, se que entender la forma de organizar las historias de los británicos siempre es complicada. En cualquier caso la serie es efectiva, sencilla, y —mucho me temo— más sólida que sorprendente aunque, eso sí, el personaje central del detective privado Jackson Brodie está magníficamente interpretado por Jason Isaacs. No es imprescindible pero merece la pena darle una oportunidad.

Combat Hospital
Lo más chocante de esta serie es que, por raro que suene, trata de médicos haciendo de médicos. En serio, todo eso de juegos mentales, de amores y odios o de megalomanías varias no es lo principal. Trata de gente que cura —o al menos lo intenta— a otras personas. Y sí, también hay esas otras tramas, pero son secundarias, pensadas para definir y tornear a los personajes más que para hacerlos interesantes y lograr que pase algo. Mucho antes de su estreno ya se hablaba de un intento de realizar una aproximación a M*A*S*H desde un punto de vista como el de Urgencias. pues bien poco más elogioso se puede ser que decir que lo han logrado. El desarrollo de este excelente punto de partida será lo que marque hasta dónde pueden llevarlo sin caer en los tópicos.

Falling Skies
Una de las series más anticipadas y, sin duda, más esperadas de la nueva temporada. Extraterrestres con Steven Spliberg de fondo y el buen hacer de Noah Wyle como protagonistas. Todo para que acabe siendo un petardo. Si ya había momentos aburridos en la adaptación de La guerra de los mundos imaginad lo que puede ser una serie que pese a la interesante premisa inicial logra convertirse en lo que podríamos denominar como un Melodrama SyFy. Tras el fallido intento de revivir V y ese fantástico despropósito que es The Event parecía que los extraterrestres no podían salir más perjudicados pero series como está nos recuerdan que todo es, siempre, susceptible de empeorar.

Franklin and Bash
¿Os habéis aburrido ya de las series en las que dos amigotes del alma con mucha labia y forma de dar vueltas a la situación son abogados que ligan y beben y todas esas cosas? Porque, en fin, quizá tras la desaparición de Boston Legal o el espanto de The Defenders creáis que aún se puede dar una oportunidad al tema. Y la verdad es que comparada con Defenders es una mejora — lo que hace merecedora a la serie de un premio Tallest Dwarf — pero eso no elimina que parezca no ya poco creíble sino, directamente, Epi y Blas, Abogados. Así que imagino que tendrán para tres temporadas mínimo.

Happily Divorced
Fran Drescher es recordada —un decir— por su papel como Fran en La niñera y también por ser la proto- Cougar Fran en Living with Fran (seduciendo a Ryan McPartlin justo antes de ser el Awesome de Chuck) y ahora ha dado un paso más para interpretar a Fran, una mujer felizmente casada hasta que su marido decide confesarle que se ha dado cuenta de que le gustan los hombres. A él. Algo que ya le pasó a la actriz en su vida real. En ese momento no debió parecerle divertido y, francamente, logra que tampoco los espectadores logremos entender dónde está la gracia aquí.Sí, siguen siendo los mejores amigos, siguen compartiendo casa aunque no cama y están en el canal que emite Hot in Cleveland, pero eso no es excusa.

In with the Flynns
Lo creáis o no también en UK se copian series de USA, no es sólo al revés. En el caso de esta serie se pilla Grounded for life, la serie de culto —a mí no me miréis— que Donald Logue tenía en la FOX durante la primera mitad de los ’00, que tenía la particularidad de ser una serie sobre una familia católica irlandesa bastante desastrosa y, sobre todo, por empezar a mitad o al final de la narración e ir montando los flashback hasta llegar de nuevo al punto de inicio. A mi nunca me hizo demasiada gracia y, para qué retrasarlo más, tampoco esta versión inglesa —que añade una mayor autenticidad, para esos son ingleses— que poco más ofrece.

Injustice
Esta vez la cadena británica de turno —La ITV en este caso— decidió emitir los cinco episodios de esta serie en cinco días consecutivos, en una sola semana de Lunes a Viernes pudimos seguir la trama más psicológica que policial de este auténtico bombón criminal. James Purefoy es William Travers, un abogado que ha vivido algo que le ha hecho perder la fe en el sistema judicial. Pero cada vez que tiene la cámara cerca la serie es secuestrada por Charlie Creed-Miles que interpreta al Detective Wernborn, un auténtico cabronías muy efectivo que esperamos llegue a tener serie propia algún día. Así, mientras vamos descubriendo qué le pasó a Travers y qué planea Wernborn avanzamos también sobre un caso en el que el abogado se muestra reluctante y el policía implacable, todo ello con una reflexión sobre el sistema judicial de fondo. No es una obra redonda —sin ir más lejos, puede resultar algo complicada de seguir o directamente confusa, si bien parece una finalidad perseguida por el creador Anthony Horowitz— pero si un gran ejemplo del famoso género negro británico.

Jon Benjamin has a van
El cómico Jon Benjamin logró una serie para Comedy Central en la que una premisa de documental — Benjamin es encargado de hacer distintos reportajes por toda USA— le permite alternar una serie de sketches entre el mockumentary y una trama como hilo conductor del capítulo. Esto, que a primera vista podría parecer una buena idea, acaba siendo un completo muermo dependiente de lo bien que le caiga y la gracia que le haga Jon Benjamin.

Love bites
Manifiesto mi total incomprensión hacia esta serie, una de esas que ha estado rondando por la cadena a la espera de que alguien decidiera estrenarla o cancelarla. Al final la estrenaron y, en fin… La idea central sería la de hacer Vacaciones en el mar con el amor de por medio. Digamos que algo parecido a la vetusta Love, american style que tanto movió durante la primera mitad de los ’70. Y si creéis que tanta referencia setentera no iba a convertir la serie en algo casi de museo esperad a oír la forma en que las historias interactúan porque, en fin, acaba siendo casi un serie de o tanto sketches como largas Escenas centradas en el amor. eso sí, embutiendo una cantidad de actores ya actrices invitados — de Jennifer Love Hewitt a Jeffrey Tambor — que parece dispuesto a reunir en una temporada lo que Hotel en toda su duración. Francamente, no se la recomiendo a nadie. Por contra, algunas amigas aseguran que es una serie divertida y que hay que darle una oportunidad. Yo no tengo intención, decidan ustedes a quién van a creer.

Necessary Roughness
Una mujer recién divorciada y dura se convierte en la terapeuta de un equipo de fútbol americano gracias a sus modales hoscos y a su manera cortante y abrupta de tratar con la gente. Esto hará que otras celebridades se le aproximen aunque ella querría relajarse y centrarse en su familia. Puede parecer un más de lo mismo y, sorpresa, lo es. Pero al menos es uno en el que, por previsible que sea el personaje central protagonista, se han molestado en crear un ambiente diferente en el que soltarlo.

The nine lives of Chloe King
Es difícil decir que esta serie está mal desde el título, pero es que es difícil tomarse en serio una producción que parece creada con un público muy concreto en mente y con pocas ganas de alejarse de los clichés —¡¡¡Todos a la vez!!!— del auge del paranormal romance adolescente. Sí, la prota es una chica que trabaja —es un decir— en una tienda de ropa —o algo así, a estas alturas no sé qué veden ni si venden ni si ella trabaja de verdad o qué leches pinta allí— y vive con su madre tras la desaparición de su padre. Pero además es la Elegida de turno, heredera de una raza de Dioses-gato a la que tratan de cazar unos señores malos. Y hay pretendientes, y amigos, y clases de instituto. Un poco de todo, desde Vampire Diaries a Buffy cruzando por Crepúsculo, el batido es algo indigesto pero visto con buenos ojos —o sin prestar mucha atención— puede ser un perfecto producto para la siesta.

The Protector
Otra serie de detective femenina dura y fuerte que trata de sobrevivir en un mundo de hombres demostrando su… Me niego a seguir, ya sabéis como es y yo ya me he aburrido.

Single white Spenny
El creador canadiense Spencer Spenny Rice es otro acostumbrado a interpretar no ya a alguien llamado como él sino, directamente, a versiones cómicamente aumentadas de él mismo. Sobre todo gracias a Kenny vs. Spenny, una serie de bastante popularidad en Canadá sobre las competiciones entre Spenny y su amigo el también humorista Kenny Hotz. Cuando decidió realizar un programa sobre sus problemas para citarse con mujeres tras su divorcio quedaba claro que iba a ser también con formato de falso documental — el conocido mockumentary — y que la gracia dependería de cómo lo encajáramos. Yo no lo veo muy claro pero, eh, lo mismo ustedes conectan más con este Spenny.

Sirens
Alegre comedieta británica sobre un grupo de ambulancieros que sin ser nada del otro mundo permite ver a Richard Madden alejado del papel de Robb Stark interpretando a Ashley Greenwick, un paramédico gay, y no mucho más. La serie es simpática, sí, pero no ofrece muchos motivos para seguirla.

So random
Dentro de las locas ideas del Disney Channel esta es una de las más interesantes. Cuando Sonny with a Chance se quedó sin su estrella, la Sonny del título, Demi Lovato, debido a que decidió someterse a una terapia anti-estrés * cof * en la cadena tenían que decidir qué iban a hacer con la serie y con sus actores. Al final la solución fue darle una vuelta al concepto. Da igual que Lovato se recuperase, del estrés, porque la serie podía seguir sin ella. De esa manera, las historias de un grupo de chavales que trabajan en un programa de sketches llamado So random pasó a ser el propio programa, con unos brees cambios de reparto y una clara inspiración en el SNL logrando una versión infantil —o juvenil— con buenos actores y mucha preparación con menos extensión, una idea que, sorprendentemente, funciona en sus limitaciones. Habrá que ver si funciona como cantera de cómicos.

State of Georgia
Hablando de chavales del Disney Chanel, ¿les suena Raven? Ella es la estrella de State of Georgia, una comedieta insulsa que pasa al siguiente nivel, el ABC Family, a esta chica acostumbrada a actuar aunque, de momento, no parece que pueda ir más allá de la farsa básica.

Stolen
Dentro de la variedad de emisión de UK aquí tenemos una serie que ha terminado como un largo telefilme de hora y media con Damian Lewis (Life) como protagonista en un más emocional que investigativo thriller sobre el tráfico de niños en Reino Unido.

Suits
Novedad de USA Network sobre abogados que funciona por los pelos creando una dinámica extraña entre sus dos protagonistas. Como si de una extraña versión de Psych se tratara la vuelta de tuerca está en que el personaje central, Mike Ross, es un tipo salado y con verbo que, además, posee una memoria fotográfica que le permite pasar el examen para ejercer de abogado sin haberse graduado. Su contratación por una importante firma, decisión personal del otro personaje central, hará que tengan no ya que esconder que el chico no tiene carrera sino, incluso, fingir que la hizo en Harvard. Se deja ver, pero no le pidan mucha profundidad.

Switched at birth
¡Huyan! La historia de dos chicas que descubren en su adolescencia que fueron cambiadas en el hospital es una de esas cosas pastelonas e insoportables de las que, particularmente, prefiero encontrarme lejos.

Teen wolf
Olvídense de la película, esto es The WereWolf Diaries con todo lo malo y lo bueno que eso significa. Hay personajes recurrentes y tramas intrincadas, no hay demasiado humor ni hombres lobo jugando al baloncesto, así que, por lo menos, nadie podrá llamarles a engaño.

Wilfred
Una de las esperanzas de la temporada, esta serie sobre un chico y el perro de su vecina se supone que es divertida. Proque el chico es un adulto que lo lleva fatal y porque… el perro de su vecina habla. De hecho, es un señor disfrazado de perro tal y como puede ver el protagonista — Un Elijah Wood que parece distraído permanentemente— que proporciona apoyo al protagonista mientras trata de pasárselo lo mejor posible. Le voy a dar un par de episodios más pero, francamente, no entiendo qué gracia puede tener esta serie que parece un intento de ir a por los indies y modernos con el concepto de Infelices para siempre.

No puedo dejar de seguir: Injustice.

Recomiendo sin problemas: Case Histories, Combat Hospital, So random.

Gustará a los que estén en ese tipo de series: Teen Wolf, Franklin and Bash, Suits.

A ver si para la próxima —¿Agosto, Septiembre?— tenemos algo más que rascar.

Jónatan Sark | 11 de julio de 2011

Comentarios

  1. efe
    2011-07-11 18:44

    Vale, cuando acabe con Coupling me pongo con Injustice.

    Pero, que quede claro, Love Bites es GENIAL y tú un papafrita.

    Y Teen Wolf es un rollaco, hombre, a menos que te guste ver adolescentes lampiños sin camiseta.

  2. Jónatan S.
    2011-07-11 19:06

    Sí, claro, ya dije que Love Bites gustaría al público femenino.

    The WereWolf Diaries es, como dice la reseña, lo que parece. SIn más. Si te gusta The Vampire Diaries de cabeza, a todo el resto del mundo, mejor evitarlo.

    Por eso hay una categoría diferencie entre lo imprescindible, lo que me ha parecido recomendable con reservar y el material para fans.

    El resto… para muy * fans como mucho. Aunque bien es cierto que podría haber puesto la de *_The nine lives of Chloe King_ en lugar de The WereWolve Diaries porque sólo es un poco más infantil y, total, tampoco se iba a notar.

  3. Dr Zito
    2011-07-12 06:45

    Voy viendo Falling Skies y si, es casi tan petardo como The Fucking Dead. Eso si, dicen que a partir del 6 se anima mucho. Pero veremos. Yo le dare la oportunidad.

    Ha hablado de The Event en profundidad? Que le parece?



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal