Libro de notas

Edición LdN
El receptor por Jónatan Sark

Televisión hay, aún, por todas partes. Mientras avanza el siglo, e Internet la remplaza, queda como el electrodoméstico más importante. El que expulsa información sin parar. Información que debe ser sopesada. Esta columna tiene como finalidad y motor reflexionar sobre lo que se emite por televisión y considerar críticamente lo que en ella se ve y expone. Y lo hacía cada lunes. Sigue en elreceptor.com.

Repaso añejo

Si algo malo tenía la idea de repasar qué había sido de las series estrenadas durante el año 2010 —es decir, desde el 1 de Enero, en la temporada de Invierno— era el nivel casi subterráneo de este año.

La verdad es que la mayor parte de las series abiertas no merece gran comentario fuera del más puro completismo, algo que hace más meritorio páginas como The Futon Critic o libros como —por citar uno— el repaso a las Series de Televisión y Especiales del 46 al 92

Incluso centrándonos en las estrenadas y canceladas este mismo año: ¿A alguien le importa realmente que hayan cancelado ya 100 Questions, 18 to life, The Deep End, Huge, Lone Star, My Generation, Outlaw, Past Life, Romantically Challenged, The Good Guys, Son of Tucson o The Whole Truth?

Más allá de la pregunta: ¿Cómo fueron aprobadas en primer lugar? Puedo llegar a imaginar que en algún momento un loco ejecutivo pensó que Sons of Tucson podía funcionar pero si alguien es capaz de explicar cómo vendieron la idea de un departamento de policía que investiga crímenes cometidos en anteriores reencarnaciones quizá pueda conseguir algo de fe en los ejecutivos de los estudios.

Algo de enseñanza —o de reflexión— sí podemos sacar de otras siete novedades canceladas.

The Bridge es un ejemplo claro de diferencia entre países. Frente a su andadura en USA, cancelada en el tercer capítulo, este drama policial con ribetes históricos tiene garantizada una segunda temporada en Canadá. La historia, pausada y negra, casi más propia de los británicos que de los canadienses, ha tenido la fortuna de ser una coproducción, algo que le ha salvado el culo como serie, algo poco habitual pero no inédito. Quizá debiera cundir el ejemplo.

The Gates demuestra cómo la popularidad de un tema no es suficiente para mantener una serie. Con una premisa que podría ser la de cualquier libro de supernatural romance o, incluso, de una Mujeres desesperadas completamente desmadradas, que un culebrón tan típico lleno de cadáveres y personajes poderosos fracasara hace pensar que algo falló. Quizá el problema fue la cadena en que se emitió — La ABC — pero más probablemente fue la poca confianza de esta misma cadena que decidió estrenarla en pleno verano. La época de menor consumo televisivo, caracterizada por argumentos simples que se puedan seguir con media neurona y un ojo entreabierto no es la mejor elección para un intrincado plano de relaciones, muchos personajes y una amplia variedad de razas míticas.

Gravity Una curiosa comedia sobre un tema tan espinoso como el suicidio que en la cadena Starz parecía estar en su mejor elemento. Ciertamente no era imprescindible pero sí estaba realizado con ese cariño que había convertido Starz en una cadena británica en Estados Unidos. Quizá la no renovación por una segunda temporada signifique que en la televisión estadounidense hay capacidad para la innovación, pero dentro de un orden.

Persons Unknown _ Ver la evolución de este despropósito ha sido uno de los momentos más divertidos de este verano, no todos los años se asiste a la destrucción total de una serie que se va desintegrando a la vez que se permite las más locas vueltas de tuerca y los más increíbles _non sequitur, de forma que el más difícil todavía se convierta en un lema antes que en una forma de buscar y eliminar riesgos.

Rubicon Dentro de las sorpresas en la cancelación y casi dentro del terreno en el que metemos a Gravity y en el que meteremos a la siguiente serie está la no renovación para otra temporada de esta serie, auténtica oda a ver secarse la pintura y a la paranoia como campo de juegos en el que se suponía que estaba pasando más de lo que realmente pasaba a modo de una auténtica construcción de serie de culto, algo que la cadena AMC siempre se había preciado de defender pero que en esta ocasión ha servido más bien de poco. Eso le pasa por no ser co-canadiense, claro.

Terriers Y terminamos el trío de Rubicon y Gravity con esta buddie serie que ha logrado aguantar en antena en la cadena *FX con menos audiencia que un programa de La2. Si bien el resiste y vencerás funcionó a la cadena con otros títulos como The Shield o Its always sunny in Philadelphia Aquí no logró jamás que se acumulase más de medio millón de espectadores. ¿Razones para el fracaso? El creador de la serie entonó el mea culpa y señaló que quizá el canal no era el más adecuado para la serie. ¿Hemos llegado ya al momento en que un canal está tan nichificao que no deja entrar cosas nuevas? Y, ya puestos, ¿realmente el canal FX pide series tan testosterónicas como las dos citadas o su actual éxito Sons of Anarchy? Y en ese caso, ¿quién tendría que haber emitido el programa? ¿Habría funcionado en un canal de culto como AMC o ya hemos visto que eso no significa nada? ¿Y en la casa de los policiacos, la CBS, hubiera habido un público más dispuesto? Ah, los canales como modificadores de las expectativas —y las capacidades— de los espectadores, que tema tan interesante.

Unnatural History La primera serie de acción real de Cartoon Network ha durado en antena una temporada sólo. No parece que la segunda, Tower Prep, tenga un futuro mejor a la vista pero por lo menos nos enseña que CN trató de hacer algo diferente, más adulto, de las series para jovenzuelos de la Disney o de Nickelodeon. ¿Es el marcado carácter juvenil lo que ha hecho que no funcionara o el que fuera demasiado adulto para su público? ¿Se trata quizá de la apuesta por la aventura —vale, desde un punto de vista didáctico, pero aventura al fin y al cabo— lo que la ha condenado en un momento dominado por las tonterías de personajes juveniles reconocibles? ¿Cómo afectará en sus siguientes intentonas al canal?

Cómo veis las series canceladas en su primera temporada también pueden ofrecer preguntas interesantes y puntos de partida para futuras reflexiones televisivas. En cualquier caso de este año también se pueden decir cosas buenas, por difícil que os resulta creerlo, pero eso será ya la semana próxima.

Jónatan Sark | 27 de diciembre de 2010

Comentarios

  1. EFE
    2010-12-27 21:52

    Hombre, a mí Rubicón me ha gustado mucho pero me parece bien que hagan una única temporada. Una vez contado lo que se tenía que contar ya no tiene mucho sentido ir más allá, como no sea para complacer el onanismo friki de creadores y fieles.

  2. Jónatan S.
    2010-12-27 22:28

    Pero, criaturita, si los dos últimos capítulos demuestran que Rubicon tiene más vueltas que una madeja de lana o un pollo roatizado, y ya me ontarás qué queda cerradoy bien cerradoen una serie tan espesa y ultraparóic como esta. Cierto esqu terminando en la primera temporada no se ha convertido en su propia parodia, no se ha aliasizado , pero en una serie tan grave y deliveradamente gris como esta era un riesgo mu muy menor.

    Me resulta más creible la actitud de No teníamos nada más que contar cuando hay muchas más temporadas o cuando los responsables lo han estado avisndo con tiempo los Conchords como ejemplo claro pero no en esta.

    Aún quedaba mucha paranoia por explorar y mucha pintura se ha quedado fresca.

  3. EFE
    2010-12-28 06:36

    Pues no. Se podrían poner a contar todas las conspiraciones que quisieran, pero sería difícil que con los mismos protagonistas, a los que no queda más salida (realista) que morir en cualquier accidente (provocado) de tráfico o de lo que sea. La serie queda un poco en el limbo, con todo descubierto y con los personajes con el culo al aire, y como final me parece perfecto.

    No se necesita saber más de ninguno. Querer contar más no le iba a hacer ningún favor a la serie, sino al revés: exprimir las gallinas no hace que pongan mejores huevos. Sólo matas a la gallina.

  4. E. Martín
    2010-12-28 19:52

    Eso de Sons of Tucson suena a subtrama de Predicador (si no fuera porque, como todos sabemos, Ennis sólo sabe escribir caca-culo-pedo-pis).



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal