Libro de notas

Edición LdN
El receptor por Jónatan Sark

Televisión hay, aún, por todas partes. Mientras avanza el siglo, e Internet la remplaza, queda como el electrodoméstico más importante. El que expulsa información sin parar. Información que debe ser sopesada. Esta columna tiene como finalidad y motor reflexionar sobre lo que se emite por televisión y considerar críticamente lo que en ella se ve y expone. Y lo hacía cada lunes. Sigue en elreceptor.com.

Menudillos

Muy alegres me las prometía yo esta semana, hablando del Blackpool de Tennant y otras excentricidades musicales. Pero como resulta que soy un gran modelo de un bloguero avisado y algo tenía que decir sobre los Emmys de la semana pasada, y sobre algunas notables novedades.

Allá vamos: ¿Qué es lo más notable de la gala de los Emmys? Un Neil Patrick Harris en estado de gracia que podría presentar los Goya y lograr que no nos durmiéramos, claro. ¿Los premios? Pues más o menos lo del año pasado. Mucho Mad Men por un lado, mucho 30 Rock por el otro. Comprendo lo segundo y para lo primero tendré que hacer estudios. Quitando eso, sólo un par de apuntes. Tina Fey —reverencia, reverencia— no ganó un Emmy porque tenía delante a Toni Collette y si bien la Liz Lemon de Fey es un clásico el recital de Collette impresiona tanto como apabulla, llevando ella solita la responsabilidad de que una serie tan buenrollista y mierdipaviblanda como United States of Tara salga adelante. Si a estas alturas no has visto cómo pasa de una a otra de su personalidades desesperadas deja de leer y busca documentación, con apenas unos cambios de postura y pronunciación logra que la vandekampesca Alice pase a ser el macarra Buck, impagable. Además, la Fey se llevó un Emmy como “invitada” por interpretar a Sarah Palin. ¿Se lo merecía? You betcha!

Seguimos con mujeres porque la Chenoweth se lo venía mereciendo por su magnífico papel en Pushing Daisies. Quizá incluso hubiera durado más la serie o hubiera salido adelante su siguiente proyecto, una de las bajas de esa extraña guerra de pilotos que tuvimos este primer tercio de año donde series prometedoras fueron barridas por el fuego amigo. Pero dejo de divagar y regreso a Kristin Chenoweth, la enorme actriz y cantante que aprovechó el premio para pedir trabajo. Y eso que tiene firmadas ya unas cuantas apariciones en Glee! —al final todo está siempre conectado, claro— pero no seré yo el que se queje si le dan el protagonista en su propio proyecto.

Si alguien es capaz de explicar como Duckie, perdón, John Cryer, pudo vencer al legendario NPH por su Barney de HIMYM, a los extremadamente brillantes Tracy Morgan y Jack McBrayer de 30 Rock o al impecable Rainn “Dwight” Wilson de The Office; partiendo de un personaje tan… tan… tan… limitado como el que interpreta en la espantosa Dos Hombres y Medio … años atrás cuando el actor y termómetro humano Jeremy Piven se llevaba el premio como el Juggernaut de la categoría nadie podía poner reparo. ¡Era Piven! ¡Sus competidores no sólo le felicitaban, estoy seguro de que le ofrecían a sus hijas! En fin, tendré que apuntar a los señores votantes de los Emmy en el grupo “no entienden la comedia” junto a los guionistas de Smallville.

Por el contrario el premio merecidísimo fue el Emmy a “invitado cómico” para Justin Timberlake que últimamente pasa tanto por el SNL que parece uno más de los Not Ready From The Prime Time Players. Y de los mejores. No ya por las piezas digitales con Andy Samberg, ni por el magnífico gag del vídeo Single Ladies en la propia cara de Beyonce, se trata de que su payasez incluso en los momentos más comedidos tira del sketch y del resto de sus compañeros. Una lástima que sus intentos actorales vayan ahora para el drama.

Conmovedor darle al último episodio de Urgencias un Emmy. Una auténtica lástima que las series médicas que han venido después prefieran tirar por caminos que de tan transitados parecen puro cliché: Hawthorne, Mercy, Trauma…

Hablando de lo cuál, repaso muy breve de las novedades. Huid de Forgotten, apartaos de Vampire Diaries, sabed que Bored to Death es todo lo que su título promete, de Beautiful Life ni me molesto en hablar que a estas alturas ya estará cancelada, Eastwick es Embrujadas Desesperadas, y, por el amor de ROB!, poneos YA a visionar Community. El resto, otro día.

Jónatan Sark | 28 de septiembre de 2009

Comentarios

  1. Jónatan S.
    2009-09-29 12:02

    El viernes, o la madrugada del viernes al sábado, se comunicó oficialmente que The Beautiful Life estaba cancelada. Así que lo que se veía venir, vino.



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal