Libro de notas

Edición LdN
De ventrílocuos impostores por Mon Falcón

Reflexionando desde una cierta actualidad músico-discográfica, Mon Falcón nos lleva el 24 de cada mes a crear a modo de prosopografía una ilimitada red de influencias, multicopismo y ‘revival’ en la que ensaya sobre la falsa filosofía de la música POPular, sobre qué queda del ‘hazlo tu mismo’, quién engaña a los puristas, y sobre todo ¿qué ocurre a nuestro alrededor y por qué? Los falsos predicadores del rock’n‘roll pueden deteriorar la banda sonora de nuestras vidas… así que ustedes verán hasta dónde quieren saber…

De Pere Ubu como Ubu Roi

Hoy no hay razones para introducir a nuestros protagonistas, desde muy joven los proyectos musicales de David Thomas han sido una de mis debilidades, y aunque esta semana quizás tocaría revisar las peripecias de un outsider como Alex Chilton, seguiré con mi empeño (además de por una cuestión de tiempo) de repasar el universo ilusorio de los eternos Pere Ubu, proyecto vital del David Thomas, que más de 30 años después publica un trabajo que quizás sea con el que debió empezar.

Toda esta historia comienza en Cleveland (Ohio) a principios de la década de los 70, cuando muchos querían ver en la ciudad un reflejo de la efervescente Detroit a nivel artístico y musical; aunque esta nunca llegó a germinar del todo, hubo numerosos grupúsculos con un alto nivel de actividad en los campos del teatro, la experimentación audiovisual y la música. El principal de todos ellos fueron una seminal banda, los Rocket from the Tombs, donde confluyeron varias figuras fundamentales en la posterior música norteamericana, como fueron David Thomas, Cheetah Chrome y Richard Lloyd). En sus inicios sus conciertos eran una especie de performances teatrales en las que hacían versiones de los detronianos MC5 y de los Stooges, para continuar practicando un energético garage punk intermedio entre el sonido de las dos bandas anteriores. Sus temas funcionaban y sus shows fueron memorables, pero nunca dieron el ‘gran salto’, las diferencias entre los miembros provocaron que la banda se disolviese en 1975 sin haber editado ni una sola grabación. Quizás su mayor éxito fue haber teloneado a Televisión (banda en la cual tocarían luego varios de sus miembros). De la formación surgieron dos bandas fundamentales: el convencido punk rocker Cheetah Chrome creó los Dead Boys, mientras David Thomas formó Pere Ubu convencido de que el rock y el punk debía ser elevado a la categoría de arte (art-punk, o despectivamente arty). Cada uno de sus miembros se llevaron consigo sus creaciones, demostrando en esas bandas posteriores, que todos aquellos temas de los RFTT (como ‘Sonic Reducer’, ‘Ain’t Fun’, ‘30 Seconds over Tokyo’, ‘Final Solution’ ou ‘Frustation’) estaban realmente destinadas al éxito.

El éxito de los Dead Boys fue inmediato, y efímero. Se mudaron a NYC, y de la mano de los Ramones se convirtieron en habituales del mítico CBGB, donde sus directos se convirtieron en legendarios, sobre todo por la puesta en escena de su vocalista, Stiv Bators (siempre considerado heredero salvaje de Iggy Pop). En 1977 publicaron su primer 7’’, que era un tema de RFTT, ‘Sonic Reducer’ que al instante se convirtió en un himno punk, y ese mismo año publican su primer lp “Young, Loud & Snotty” (Sire, 1977) que posiblemente sea el mejor álbum de punk y el más nihilista y agresivo de su generación. En 1978 publican “We Have Come for Your Children” (Sire, 1978), de peor producción y menos directo pero igualmente impactante por su contenido, en el que destacan “(I don’t wanna be no) Catholic Boy” y un nuevo tema recuperado del repertorio de los RFTT, “Ain’t Fun”, un lamento generacional contra la guerra de Vietnam. Al año siguiente la banda se disuelve con un legado intachable.

Pero volvamos a David Thomas. Tras la disolución de los RFTT, continuaba con su obsesión por terminar con las normas establecidas en la música. En 1975 forma Pere Ubu para dar rienda suelta a su particular visión del art-rock, destrozar las melodías convencionales, buscar nuevos sonidos y texturas, y trasladar la esquizofrenia a la música para convertirla en arte. Lo mejor de todo es que es uno de los pocos personajes que a día de hoy nunca ha dejado de intentarlo.

El nombre de Pere Ubu está tomado del personaje de la obra de Alfred Jarry ”Ubu Rey”:http://es.wikipedia.org/wiki/Ubú_rey cuyo protagonista era Padre Ubu (Père Ubu en el original francés) y que por supuesto era la máxima inspiración de David Thomas en su búsqueda dadaísta de lo absurdo. Su incansable innovación sonora, las continuas referencias literarias, su retorcido sentido del humor y su innovación sonora le convirtieron en una banda fundamental para comprender la música pop del último cuarto de siglo, influenciando directamente a bandas tan dispares como Pixies, Hüsker Dü, Rollins Band, R.E.M., Bauhaus o Joy Division, y a toda esa generación que desde finales de los 80 se sacudió todos los complejos y los arquetipos clásicos. Basta con escuchar la voz chirriante de Thomas para comprenderlo al instante. Aunque el camino de Thomas no se reduce a Pere Ubu, sino que también a dado rienda suelta a otras inquietudes diferentes en otros proyectos como Two Pale Boys, Tripod Jimie o Home and Garden, lo que por supuesto también ha retroalimentado la evolución de Pere Ubu, además de contribuir a la continua entrada y salida de miembros de la banda.

La producción es incesante desde sus inicios (y en el caso de Pere Ubu no se reduce a canciones y ediciones) y tras varios 7’’, en 1978 publican su primer larga duración, y por partida doble, puesto que Thomas tenía mucho que decir en poco tiempo. A comienzos de año publican “The Modern Dance” (Cooking Vinyl, 1978) que en realidad ya había sido grabado entre 1976 y 1977, y a finales de año publican “Dub Housing” (Ubu Projex / Cooking Vinyl, 1978). Se trata de dos obras maestras que mezclan humor y angustia a partes iguales, y que se complementan a la perfección. Incluyen punk, pop, free jazz y flirteos con lo progresivo que de inmediato fue catalogado como música dadaísta. Por supuesto las referencias a los “ismos” vanguardistas eran continuas, sobre todo a las figuras surrealistas y dadá, al cine expresionista alemán y a las construcciones ultraístas. En lo musical Pere Ubu desprecia la armonía, introduce las arritmias continuas y mezcla constantemente sucias guitarras primitivas con experimentos sonoros realizados con sintetizadores analógicos. Y sin embargo sus temas son deliciosos…

“The Modern Dance” es un álbum conceptual en torno a la angustia del proletariado de una ciudad industrial en decadencia que aliena a sus ciudadanos (la propia Cleveland) en la que la danza moderna guiada por el ruido de las máquinas es la única vía de escape del individuo hacia la autodestrucción, temas como ‘Non-Alignment Pact’ (la más estridente y punk de su carrera), ‘Modern Dance’ (el ritmo está construído con un martillo sobre los engranajes de las máquinas de una factoria), la desquiciada ‘Life Stinks’, las experimentaciones ruidistas de ‘The Sentimental Journey’ y ‘Chinese Radiation’, y los contrapuntos de ‘Humor Me’ y Laughing’ lo convierten en uno de los mejores álbumes de la historia de la música. Por el contrario el concepto de “Dub Housing” se ocupa del individuo, de repasar los miedos de la mente humana, sus demonios, sus pesadillas y los más bajos instintos que oculta, empleando para ello un lenguaje tomado directamente del cine expresionista alemán y formalmente con cambios de ritmo imposibles, incomprensibles e imprevisibles como demuestran ‘Navvy’, ‘Caligari’s Mirror’, ‘Ubu Dance Party’ o ‘I Will Wait’ que pretenden ser un ejercicio de esquizofrenia y bipolaridad.

Hasta 1982 Pere Ubu publican cuatro álbumes más, entre los que destacan “New Picnic Time” (1979) y “The Art of Walking” (1980), mucho más diversos musicalmente, introduciendo abiertamente los esquemas psicodélicos de los 60, sonidos orientalizantes y sustituyendo el jazz por el funk. El resultado es menos anárquico, y sobre todo en el álbum de 1980 el acabado es impecable. En 1983 se produce la primera separación de la banda, y tras un breve retorno de poco éxito comercial y artístico entre los años 87 y 90, su vuelta definitiva se produce en 1995 con “Raygun Suitcase” (Ubu Projex, 1995) inspirados en el ruidismo primitivo de la Velvet Underground y el nihilismo de The Stooges para atreverse a reconstruir el folk de los Beach Boys.

Su retorno se apuntaló con la publicación del box set “Datapanik in the Year Zero” (DGC, 1996) que en 5 cds recoge todas las grabaciones de su primera época (1975-1982). Pero no fue hasta 1998 cuando el sr. Thomas se reconcilie con la crítica: “Pennsylvania” (Cooking vinyl, 1998) fue aclamado por numerosas publicaciones y emisoras de radio como uno de los mejores álbumes del año y en 1999 ingresó en el Rock’n’Roll Hall of Fame, que promovió como homenaje el evento 55 Years of Pain.

El siguiente momento crucial es el año 2002. Se publica la primera entrega de Pere Ubu en el siglo XXI, será “St. Arkansas” (Glitterhouse, 2002), que rescata la actitud más primitiva de sus inicios, aunque más pausados, y retornan a sus facetas más teatrales, acompañándose en su gira con el espectáculo It Came from the Outer Space que adaptaba la obra de Ray Bradbury. En plena vorágine de reconocimiento, y acercándose el 30 aniversario de la formación, los antiguos miembros de Rocket From the Tombs se pusieron de acuerdo en editar por primera vez las grabaciones de su banda de culto: “The Day the Earth Met the RFTT (Live from Punk Ground Zero, Cleveland 1975)” (Glitterhouse, 2002) que recoge dos conciertos y varias grabaciones en directo de estudio que recogen todos esos temas que luego Dead Boys y Pere Ubu convirtieron e éxitos, pero en su concepción original. Un regalo para todos los amantes de la buena música, y un incunables que por fin veía la luz. Pero el éxito de la edición provocó que el retorno de RFTT no se quedara en un mero disco sacado del baúl. Los miembros vivos de la banda decidieron reunirse para grabar de nuevo todos sus grandes temas en un estudio del siglo XXI; el resultado fue “Rocket Redux” (Glitterhouse, 2004) con el que David Thomas se saca una espina que llevaba clavada durante muchos años. Un auto homenaje más que merecido.

Más que satisfecho, David Thomas volverá a centrarse en Pere Ubu con un nuevo álbum. “Why I Hate Women” (Glitterhouse, 2006) es un nuevo trabajo conceptual sobre las relaciones humanas, no un tratado sobre misoginia como puede parecer, un monólogo interior que plasma sus obsesiones hacia quienes le rodean. Un gran disco en el que el ritmo y la velocidad de la música acompaña al estado de ánimo que transmite el mensaje, pasando una y otra vez de la euforia a la desesperación, y de la melancolía al entusiasmo más juvenil.

Pero a Thomas aún le quedaba otra espina por sacar. Ni más ni menos que su obsesión por el absurdo Ubu Roi que dio sus frutos en 2008 Bring me the head of Ubu Roi es el particular homenaje de David Thomas al personaje que ha querido interpretar toda su vida, todo un espectáculo multimedia que se estrenó en versión radiofónica y posteriormente su versión teatral en el Queen Elizabeth Hall en abril de ese mismo año, una superproducción escénica en la que David Thomas interpretaba a Père Ubu, y Sarah Jane Morris (ex-Comunards) a Mère Ubu en una obra en la que se pretende conservar el caos de la obra original de Jarry. El reciente “Long Live Père Ubu” (Hearpen 2009, Cooking Vinyl 2010) nos transmite todas las composiciones de Thomas para la obra teatral, con ámbos intérpretes como protagonistas, y con uno de ellos totalmente entregado al que quizás sea su último sueño por realizar. Aunque yo espero que no sea así…

Web Pere Ubu – Ubuprojex

PERE UBU – Discografía:
1978 – The Modern Dance.
1978 – Dub Housing.
1979 – New Picnic Time.
1980 – The Art of Walking
1981 – 390 Degree of Simulated Stereo Live.
1982 – Song of the Bailing Man.
1985 – Terminal Tower.
1988 – The Tenement Year.
1989 – Cloudland.
1989 – One Man Drives While The Other Man Screams.
1991 – Worlds in Collision.
1993 – Story of my Life.
1995 – Raygun Suitcase.
1995 – Beach Boys See Dee Plus EP.
1996 – Datapanik In The Year Zero [5-cd box set]
1998 – Pennsylvania.
1999 – Apocalypse Now (live).
1999 – The Shape of Things.
2002 – St. Arkansas.
2006 – Why I hate Women
2009 – Londo Texas Live
2009 – Long Live Père Ubu.

ROCKET FROM THE TOMBS– Discografía:
2002 – The Day the Earth Met the…RFTT (live 1975).
2004 – Rocket Redux.

Final Solution (1976)

Folla of Youth (1995)

Caroleen (2006)

Song of the Grocery Police (2009)

March of Greed (2009)

Mon Falcón | 24 de marzo de 2010


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal