Libro de notas

Edición LdN
De ventrílocuos impostores por Mon Falcón

Reflexionando desde una cierta actualidad músico-discográfica, Mon Falcón nos lleva el 24 de cada mes a crear a modo de prosopografía una ilimitada red de influencias, multicopismo y ‘revival’ en la que ensaya sobre la falsa filosofía de la música POPular, sobre qué queda del ‘hazlo tu mismo’, quién engaña a los puristas, y sobre todo ¿qué ocurre a nuestro alrededor y por qué? Los falsos predicadores del rock’n‘roll pueden deteriorar la banda sonora de nuestras vidas… así que ustedes verán hasta dónde quieren saber…

Sonic Youth Vs. Dinosaur Jr. De una historia que quizás se repita

Casi coincidiendo en el tiempo nos llegan las nuevas entregas de dos de las más grandes instituciones del indie que asoló el planeta en la segunda mitad de los 80 y la primera de los 90. Sonic Youth y Dinosaur Jr publican nuevos álbumes en los que reivindican sus inicios y la importancia de su legado, que en numerosas ocasiones ha sido paralela, se ha entrecruzado y retroalimentado entre sí.

Sonic Youth/Dinosaur jr.
Ampliar
La de Sonic Youth es la historia del inconformismo, la metáfora perfecta de Peter Pan representada por Thurston Moore, Kim Gordon y Lee Renaldo, convertidos en padridos de todo lo alternativo, pero también de unos genios a quienes siempre se le exige el máximo de sus posibilidades. Herederos de la experimentación de Glenn Branca, y pupilos suyos en su etapa inicial, es en 1985 cuando debutan en formato largo: Bad Moon Rising es a menudo tomado como el año cero del indie norteamericano. La incorporación de Steve Shelley a la batería conformó la solidez de un grupo donde los sonidos más abrasivos, la vertiente arty y experimental se abría al rock más convencional pero sin dejar que las canciones se superpusieran a lo conceptual de su propuesta. Las siguientes entregas forman una trilogía que evoluciona hasta su máximo esplendor: EVOL (1986), Sister (1987) y termina con Daydream Nation (1988), su álbum más ambicioso que combina auténticos himnos en sus momentos más accesibles (‘Teenage Riot’) con vendavales de ruido experimental. Este disco convirtió a la banda en el referente de una nueva escena y otros muchos movimientos posteriores.

En ese mismo momento Dinosaur Jr. consiguió que la comunidad universitaria de Massachussets (y eso es mucho decir) convirtiese su tema ‘Freak Scene’ en otro himno generacional, el de los incomprendidos. La banda formada por J. Mascis, Lou Barlow y Murph había establecido su año cero particular también 1985, con su debut Dinosaur, al que siguió You are Living All Over Me (1987). Luego llegó el cambio de discográfica y firmaron con Blast First para su nuevo álbum Bug (1988) en el que se encontraba aquel primer hit single.

Además aquel año ambas historias se cruzaron por primera vez en un proyecto llamado Ciccone Youth, en el que a Sonic Youth se sumaban J Mascis, Mike Watt y Suzanne Basic, para fabricar The Whitey Album, una especie de broma tomada muy en serio que pretendía ser el equivalente ruidista de la obra beattliana para un nuevo tiempo que estaba por llegar.

A partir de entonces las carreras de ambas bandas continuaron como buques insignia de la explosión indie de los años posteriores, pero de modos muy distintos: Sonic Youth continuaron a lo suyo, fabricando obras compactas, éxito tras éxito a lo largo de toda la década de los 90 (Goo, Dirty y Washing Machine de 1990, 1992 y 1995 respectivamente), y que todavía recobran más importancia con el paso de los años; mientras, Dinosaur Jr. continuaba como un proyecto casi personal de J. Mascis, al abandonar Lou Barlow para formar Sebadoh. Dinosaur Jr. continuó editando álbumes hasta 1997: Green Mind (1991), Where You Been (1993), Without a Sound (1994) y Hand It Over (1997), que siguieron una coherencia intachable, tanto en su discurso como en las formas. El mismo discurso que mantuvo su ex socio Lou Barlow con su nueva aventura junto a Jason Loewenstein, Sebadoh, pero muy alejado formalmente, mezclando el punk y el pop con aires de lo-fi sin ningún tipo de complejo, convirtiéndose en una banda que se convirtió en uno de los principales emblemas de que todo era posible, y demostrando firmemente que no todo estaba inventado, sobre todo en álbumes como The Freed Man (1989), Weed Forestin’ (1990) Sebadoh III (1991), el increíble Bubble & Scrape (1993), Bakesale (1994) y Harmacy (1996). Habitualmente se resume el éxito de Sebadoh en que hablaban de freak a freak: y tanto, puesto que simultáneamente Barlow mantuvo otros proyectos paralelos y minoritarios por mucho tiempo: Sentridoh y The Folk Implossion.

Con el cambio de siglo muchas cosas cambiaron, aquella escena en la que todos nuestros protagonistas habían sido estrellas se había terminado. Mascis decidió poner fin a Dinosaur Jr en 1998, para luego poner en marcha un nuevo proyecto de corte personalista, pero sin el peso de una marca tan grande, J Mascis & The Fog que era una continuación lógica, y posteriormente colaborando con The Witch, además de retomar su aventura inicial junto a Lou Barlow, la banda hardcore Deep Wound, en la que Mascis era batería… y es así como forjaron el retorno de Dinosaur Jr. Además de dejar atrás sus diferencias, el espíritu del avida dollars que rodea este mundo hizo posible la reunión de la formación original de la banda y, no conformes con hacer una gira de retorno a lo largo de 2005 y 2006 por Norteamérica, Europa y Japón, se metieron en el estudio para publicar nuevo material, sin complicaciones, y sin más pretensiones que la difícil tarea de agradar a sus seguidores de siempre. El resultado fue Beyond (2007), con la misma factura de siempre, con su particular muro de sonido, sus tormentas de feedback y sus melodías de melancolía incomprendida. El resultado fue realmente bueno, y ahora repiten con The Farm (2009) más de lo mismo, tan Dinosaur Jr como siempre.

Mientras tanto Sonic Youth vivió una penitencia similar: tras Washing Machine el agotamiento de la banda se hizo patente. La obras de la serie SYR (Sonic Youth Records, en los que la banda se acompañaba de los más variados artistas para grabar piezas mucho menos accesibles) eran muy superiores a sus álbumes oficiales, pero inaccesibles para el gran público. El problema de la banda en este momento era que Sonic Youth estan obligados a innovar en todo momento, cada uno de sus nuevos trabajos era un desafío del cual todo el mundo esperaba una nueva obra maestra, y NYC Ghost & Flowers (2000) no lo fue. El 11-S supuso un duro golpe para la banda, su estudio estaba situado en la misma zona cero del desastre, y Murray Street (2002) fue su propio homenaje de respuesta, un álbum de recogimiento colectivo, con grandes composiciones; se habló de ‘el retorno’ pero sinceramente no hay porqué considerar excelente todo lo que tocan. Los siguientes Sonic Nurse (2004) y Rather Ripped (2006) continúan con la mejoría, pero con demasiadas irregularidades para considerarlos como esos álbumes redondo que muchos esperaban. Para la siguiente entrega se tomaron un poco más de tiempo, editando una colección de rarezas (The Destroyed Room de 2006) y de grandes éxitos (Hits are for Squares de 2008) además de reeditar todos sus primeros álbumes en su correspondiente vigésimo aniversario, hasta ahora, junio de 2009, cuando nos entregan The Eternal, el verdadero retorno de una banda eterna, una obra como hace tiempo que no nos ofrecían, y un nuevo libro antológico (Goodbye 20th Century. Sonic Youth and the Rise of the Alternative Nation de David Browne), además de la sorpresa de cambiar Geffen Records (multinacional de la que habían sido su buque insignia) para fichar por una de las más importantes independientes (Matador Records), en una especie de autoafirmación.

Así estamos en junio de 2009, cuando dos de los mayores artefactos ruidistas de los 90 nos ofrecen un regreso a sus inicios artísticos, lo cual en estos tiempos de agitación de la industria discográfica quizás signifique que parte de aquella excitante historia se vuelva a repetir. Solo hay que esperar a ver quién si alguien les sigue… o quizás cuántos ya les han adelantado…

Webs:
Sonic Youth
Dinosaur Jr
Sebadoh

Discografías:

Sonic Youth (seleccionada): – Bad Moon Rising (1985) – EVOL (1986) – Sister (1987) – The Whitey Album (Ciccone Youth) (1988) – Daydream Nation (1988) – Goo (1990) – Dirty (1992) – Washing Machine (1995) – SYR1: Anagrama (1997) – SYR2: Slaapkamers Met Slagroom (1997) – SYR3: Invito Al Cielo (1998) – A Thousand Leaves (1998) – SYR4: Goodbye 20th Century (1999) – NYC Ghosts & Flowers (2000) – Murray Street (2002) – In The Fishtank 9 (con Instant Composers Pool y the Ex) (2002) – Sonic Nurse (2004) – SYR6: Koncertas Stan Brakhage Prisiminimui (2005) – Rather Ripped (2006) – The Eternal (2009)

Dinosaur Jr: – Dinosaur (1985) – You’re Living All Over Me (1987) – Bug (1988) – Green Mind (1991) – Where You Been (1993) – Without a Sound (1994) – Hand It Over (1997) – Beyond (2007) – Farm (2009)

Sebadoh: – The Freed Man (1989) – Weed Forestin’ (1990) – Sebadoh III (1991) – Rockin’ the Forest (1992) – Sebadoh vs. Helmet (1992) – Bubble and Scrape (1993) – Bakesale (1994) – Harmacy (1996) – Magnet’s Coil (1997) – The Sebadoh (1999)

Videos:




Mon Falcón | 24 de junio de 2009


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal