Libro de notas

Edición LdN
De ventrílocuos impostores por Mon Falcón

Reflexionando desde una cierta actualidad músico-discográfica, Mon Falcón nos lleva el 24 de cada mes a crear a modo de prosopografía una ilimitada red de influencias, multicopismo y ‘revival’ en la que ensaya sobre la falsa filosofía de la música POPular, sobre qué queda del ‘hazlo tu mismo’, quién engaña a los puristas, y sobre todo ¿qué ocurre a nuestro alrededor y por qué? Los falsos predicadores del rock’n‘roll pueden deteriorar la banda sonora de nuestras vidas… así que ustedes verán hasta dónde quieren saber…

Del otro Hitchcock, Robyn “El Egipcio”

Todos somos conscientes de los muchos nombres con mayúsculas que han contribuido a la evolución y desarrollo de la música popular. La mayoría de ellos desconocidos para el gran público, pero con una influencia que traspasa generaciones y crece con el tiempo, mientras sus carreras se dilatan durante décadas, a menudo enmascarados entre nombres colectivos de incluso menor reconocimiento.

En otras ocasiones, muchos de esos personajes prefieren dicho anonimato, huyendo de las estridencias propias de las estrellas del pop, siempre y cuando eso le permita permanecer en su propio universo personal. Traducido: hacer lo que les dé la real gana.

Este mes nos centramos en la figura de Robyn Hitchcock, cuando se publica su nuevo álbum: Goodnight Oslo, firmado por Robyn Hitchcock & The Venus 3, que oculta en realidad a los miembros de R.E.M.. que forman The Minus 5 : Peter Buck a la cabeza, Bill Rieflin (baterista de R.E.M. y de los Young Flesh Fellows entre otros) y Scott McCaughey (habitualmente conocido como el quinto miembro de R.E.M.)

Robyn Hitchcock comenzó como músico ambulante a comienzos de los 70, con apenas 20 años, tras militar en diversas bandas de versiones y mero entretenimiento (The Worst Fears, The Beetles, The Meatpackets, etc) en 1976 forma su primera banda The Soft Boys con sus compañeros del Winchester College, con los que editó tres álbumes fundamentales en la New Wave británica, conjugando fundamentalmente el powerpop con la psicodelia, y con la tríada Syd BarretVelvet UndergroundBob Dylan en su altar (a este último le dedicó un álbum completo en 2002), como si el punk jamás hubiese roto con la tradición pop británica, ahí lo mágico de su discurso (considerados principales exponentes de la neo-psicodelia), esencial tanto para el revival sixtie como para el movimiento indie posteriores.

El juego duró de 1977 a 1982, The Soft Boys se terminó a tiempo para no convertirse en una marca caduca. Pero por supuesto todavía tenían mucho más que contar, y Hitchcock emprendió su nuevo proyecto en solitario, que se consolidaria tres álbumes después en una especie de banda estable: Robyn Hitchcock & The Egyptians, en el que mantenía intacto su altar pero con formas mucho más personales. A menudo se dice que su música es muy seria con letras muy poco serias. Y lo cierto es que con los años se le ha valorado como uno de los mayores cómicos del mundo de la música, pero siempre debido a sus letras mordaces y satíricas, sus puntos de vista surrealistas y su incontinencia a la hora de criticar todo aquello reprochable que la mayoría calla, en apariencia convertido en cantautor, compositor prolífico, prestamista de canciones, y apropiacionista de las de los demás. Domina como nadie el juego entre dos aguas, lo serio y lo burlesco, ser un genio del pop y un desconocido en la calle… del mismo modo que ha sabido conjugar ese poso del powerpop de sus inicios con la psicodelia, el folk y aquella actitud irreverente de la New Wave. Esa es su receta para seguir vivo.

A mediados de los 90 pone fin a su romance con The Egyptians, justo en el momento en el que The Soft Boys realizan una gira de reunión. Desde entonces continúa su carrera en solitario, pero en la que se percibe un claro punto de inflexión. Toda su esencia sigue intacta y perfectamente reconocible, pero sin embargo Hitchcock acude a los extremos, aumenta el peso de lo acústico en sus composiciones, pero también la velocidad y el ruído, de modo que no se refugia en la intimidad, sino en lo denso, como se evidencia en el fantástico Jewels for Sophia de 1999.

Pero es con el nuevo siglo cuando todo se precipita. No se ha convertido en una estrella, pero su trabajo se multiplica. The Soft Boys reunidos de nuevo para girar y con nuevas entregas de estudio, todos le quieren entre sus colaboradores, se reeditan todos sus álbumes (en una ocasión confesó que realmente comenzó a “vivir” de la música cuando se reeditaron en cd los álbumes de los Soft Boys), se publican continuamente colecciones de rarezas y demos inéditas de su frenética actividad compositora, recibe el reconocimiento de sus compañeros de profesión y de una gran minoria de público, que ha puesto el interés en todas sus facetas no musicales, que siempre habían estado en la sombra. Robyn Hitchcock ha publicado numerosos relatos cortos, y es ilustrador (ha realizado casi todas las portadas de sus discos) dibujante y fotógrafo. Y en los últimos años ha hecho pequeños cameos en el cine. El sueño hecho realidad en un joven de más de 50 años que aparenta precisamente eso, ser un chaval con zapatos nuevos en cada nuevo proyecto, sobre todo cuando puede seguir haciendo lo que quiere, y lo que es más importante, cómo quiere en cada momento, al margen de las exigencias de la industria.

Ahora con su nueva banda, quizás su figura siga creciendo, por supuesto a la sombra de quienes se rodea, y si bien la nueva y segunda entrega de Robyn Hitchcock & The Venus 3 es menos directa y musculosa que el anterior Olé Tarántula (Yep Roc, 2006), este Goodnight Oslo (Yep Roc, 2009) es una colección de temas exquisitos, pulidos y cristalinos, muy elaborados, en los que vuelve a conjugar sus dos elementos básicos, power pop y psicodelia-folk. Todo un regalo para nuestros oídos de un veterano que sigue creciendo con el tiempo, y del que sabemos que todavía podemos esperar, porque seguro que lo mejor aún no ha llegado.

Sitio Web:

The Museum of Robyn Hitchcock

Discografía Seleccionada:

The Soft Boys:

- A Can of Bees (The Soft Boys, 1979)

- Underwater Moonlight (The Soft Boys, 1980)

- Invisible Hits (The Soft Boys, 1983)

- Nextdoorland (The Soft Boys, 2002)

- Side Three EP (The Soft Boys, 2002)

Robyn Hitchcock (solitario, con The Egyptians y con The Venus 3)

- Black Snake Diamond Röle, 1981

- Groovy Decay, 1982

- I Often Dream of Trains, 1984

- Fegmania!, 1985 (& the Egyptians)

- Element of Light, 1986 (& the Egyptians)

- Globe of Frogs, 1988 (& the Egyptians)

- Queen Elvis, 1989 (& the Egyptians)

- Eye, 1990

- Perspex Island, 1991 (& the Egyptians)

- Respect, 1993 (& the Egyptians)

- Moss Elixir, 1996

- Live at the Cambridge Folk Festival, 1998 (& the Egyptians)

- Jewels for Sophia, 1999

- Robyn Sings, 2002 (Double live album of Bob Dylan cover songs)

- Luxor, 2003

- Spooked, 2004

- This is the BBC, 2006

- Olé! Tarantula, 2006 (& The Venus 3)

- Sex, Food, Death… and Tarantulas (Live EP), 2007 (& The Venus 3)

- Goodnight Oslo, 2009 (& The Venus 3)

Recopilatorios recomendados para principiantes:

- Robyn Hitchcock, 1995

- Robyn Hitchcock & The Egyptians: Greatest Hits, 1996

- Uncorrected Personality Traits (Rhino Records best-of compilation of solo material) , 1997

Mon Falcón | 24 de abril de 2009


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal