Libro de notas

Edición LdN
Cuadernos de Ciencia Ficción por Alfonso Merelo

Los días 3 de cada mes repasaremos lo que ha sido y es la ciencia ficción en España y española: los autores, las mejores novelas y los hechos significativos de la literatura de ciencia ficción patria. Alfonso Merelo Solá es ensayista y conferenciante, ha publicado dos libros en colaboración (La ciencia Ficción Española y Franco: una historia alternativa) y uno en solitario (Fantástica Televisión en 2007). Mantiene dos bitácoras: memorando y Desde Tartessos.

La historieta española de ciencia ficción XI. Revista 1984

1984 representó en el panorama de la historieta española de ciencia ficción una revolución en toda regla. Comenzó a publicarse en 1978 por Toutain Editors, una empresa capitaneada por Joseph Toutain desde Barcelona. Si quieren acercarse a su figura, y a la editorial, les recomiendo la lectura de la excelente obra de Carlos Giménez titulada Los Profesionales. El título de la revista es un evidente homenaje a la novela emblemática de las distopías escrito por Orwell. Se optó por este título, además de lo ya dicho, porque Warren Publishing, de la que se nutría Toutain, disponía de una cabecera idéntica. La versión española utilizaba al principio gran cantidad de material de esta editorial norteamericana así como muchas de las portadas. De hecho, las dos revistas fueron casi simultáneas en su lanzamiento; la nortemericana con fecha de portada de junio de 1978 y la española en noviembre del mismo año. Entre los dos magazines se produjo una retroalimentación y así la española publicaba material norteamericano y la americana material procedente de España. El primer número comparte la portada de su homóloga, así como el segundo. Ya en el tercer número aparece un portadista diferente como es Boris Vallejo ya a partir de ese momento las portadas serían fundamentalmente de autores españoles o directamente contratados por Toutain.

1984

Cada número de 1984 tenía 60 páginas, siendo las centrales, 10, en color. Su costo inicialmente era de 75 pesetas y llegó hasta 200 pesetas en sus números finales. Fueron publicados 64 números normales y algunos extras. Cuando se alcanzó el año 1984 la cabecera fue desechada y se pasó a denominar Zona84. En realidad se trata de la misma revista con los mismos contenidos temáticos, por lo que la trataré como una sola. La revista sucesora contó con 96 números y contaba con 64 páginas con un precio inicial de portada de 250 pesetas y final de 500.

1984

Las revistas se nutrieron de material extranjero, pero ya muy pronto comenzaron a publicarse autores españoles. Estos, al principio, ofrecían historias cortas, pero más adelante comenzaron a producirse historias más largas que se publicaban en forma episódica. En este artículo pretendo repasar algunas de estas historias, dejando otras para posibles y futuras entradas dedicadas específicamente a las más importantes.

1984

1984, y Zona84, eran revistas dedicada a la ciencia ficción y, en menor medida, a la fantasía. Los autores españoles contribuyeron mucho a estas historias y al gusto del público por esta temática. Es de resaltar el auge y la gran acogida de las revistas, sobre todo la primera, entre los lectores españoles que veían un tipo de publicaciones que no había existido hasta ese momento en el género. Pero también el lector, sobre todo adolescente, se veía atraído por la liberalización de las propuestas en cuanto a sexo. Sólo estábamos a tres años de la muerte de Franco y la permisividad en cuestiones sexuales era más patente que en otras épocas. Los dibujantes usan este reclamo para vender y atraer más público a sus publicaciones. Con la excusa de que eran historias más intelectuales, la realidad era que para cualquier historia los protagonistas, sobre todo las protagonistas, aparecían convenientemente (des)vestidas para la ocasión. Daba igual que estuvieran en el espacio profundo, la chica usaba un traje espacial trasparente que permitía un desnudo integral o un más recatado top less. En la primera etapa de 1984 triunfó Richard Corben con sus exagerados y muy explícitos desnudos, tanto femeninos como masculinos, en la serie Den. Pese a resultarme de un feísmo extremo, es de rigor reconocer que las historias de Corben cautivaron al personal.

Dejando a un lado este componente erótico, la panoplia de historias españolas son multitud en las dos revistas. Algunas de las que más impacto me causaron fueron, por ejemplo, Zora y los hibernautas –Fernando Fernandez– por su impactante dibujo, Historias de taberna galáctica –Josep María Beá–, Fragmentos de la enciclopedia délfica –Miguelanxo Prado– con unos estupendos guiones, Kraken –Antonio Segura y Jordi Bernet-, Burton & Cyb –Antonio Segura y José Ortiz–, Alex Magnum –Genies y Enrique Sánchez Abulí–, El último recreo –Horacio Altuna.

1984

Fueron una infinidad de historias las que pasaron por estas revistas. Unas mejores y otras peores, pero en definitiva constituyeron una renovación en el panorama español. Durante unos años nuevos lectores encontraron una manera de acercarse al tebeo diferente. La ciencia ficción se había basado en los años 40 en los relatos cortos, y, a su modo, estas dos revistas hacían lo mismo con las historietas: mensajes cortos, imaginativos e impactantes. Tal vez triunfaron por eso.

Alfonso Merelo Solá | 03 de julio de 2013


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal