Libro de notas

Edición LdN
Cuadernos de Ciencia Ficción por Alfonso Merelo

Los días 3 de cada mes repasaremos lo que ha sido y es la ciencia ficción en España y española: los autores, las mejores novelas y los hechos significativos de la literatura de ciencia ficción patria. Alfonso Merelo Solá es ensayista y conferenciante, ha publicado dos libros en colaboración (La ciencia Ficción Española y Franco: una historia alternativa) y uno en solitario (Fantástica Televisión en 2007). Mantiene dos bitácoras: memorando y Desde Tartessos.

Agustín de Foxá. Autores olvidados III

La reciente publicación del libro Historias de ciencia ficción, por parte de la editorial la Biblioteca del Laberinto, ha relanzado una figura desconocida en la ciencia ficción española. Apenas encontré referencias de este personaje, en su faceta de escritor de ciencia ficción que reflejé en el ensayo La ciencia ficción Española, Robel 2002.

Agustín de Foxá fue un personaje curioso. Él mismo realiza un auto-retrato paródico en el que dice

“Soy aristócrata, soy conde, soy rico, soy embajador, soy gordo, y todavía me preguntan por qué soy de derechas. ¿Pues que coños puedo ser?”.

Foxá fue un diplomático, falangista, y, a tenor de lo visto y leído, un tipo totalmente atípico dentro de la negrura del régimen franquista. Llegó a afirmar:

“Tengo el puesto ideal: embajador de una dictadura en una democracia. Así disfruto de ambos sistemas”.

Entre sus obras más conocidas se encuentra De Madrid a Checa que narra escenas de la Guerra Civil desde el punto de vista de un representante del bando rebelde. Recientemente su nombre ha sido objeto de atención periodística debido a la lamentable prohibición de un homenaje a su persona a los 50 años de su fallecimiento. Un homenaje a su hacer literario, que no político, se vio truncado por la negativa del Ayuntamiento de Sevilla que temía que se convirtiera en un homenaje “político”, lo que parece una incomprensible censura a estas alturas del siglo XXI.

Es desconocido para el aficionado al género fantástico, y mucho más para el público en general, que Agustín de Foxá publicó varias obras de temática fantástica y de ciencia ficción, si bien estas no pasaron de ser testimoniales por lo que no podemos considerarlo un autor del género, pero sí uno de los incursores en el género en los años 50.

Hay que destacar entre sus escritos del género la obra de teatro Otoño del 3006, fantasía futurista de corte admonitorio. Estrenada el 11 de marzo de 1954 con división de opiniones entre el público asistente, narra las vicisitudes de una persona “hibernada” en 1912 y que es resucitada en el lejano 3006. En este futuro la sociedad se ha trasformado y se rige por el mayor de los pragmatismos. Es una sociedad de corte “soviético” que choca con la moral y principios del “resucitado”. Éste, con una actitud claramente mesiánica, se opondrá con todas sus fuerzas al “régimen” e intentará cambiar las cosas.

Sin duda alguna es Hans y los insectos lo más destacable de la producción del autor en el aspecto fantástico. Un entomólogo sueco, Hans, consigue una técnica para comunicarse con los insectos, centrando su trabajo en las termitas, las hormigas y las abejas. Esta técnica no sólo le permite la comunicación, sino el control de los termiteros y hormigueros. Erigiéndose en un dios omnipotente ve caer y crecer nuevas civilizaciones de insectos y se permite el dotarlos de ciertos conocimientos a su voluntad, lo que a la postre resultará perjudicial para él y para la civilización. En el relato el Conde de Foxá refleja sus gustos por la entomología y por las teorías en boga en su momento que caracterizaban a las hormigas como similares a las células cerebrales. Un hormiguero sería un sólo “cerebro” formado por millones de miembros interconectados. No era una teoría nueva, pero si relativamente desconocida para la época y que anticipaba algunos relatos escritos posteriormente por grandes de la ciencia ficción como el propio Arthur C. Clarke en sus Cuentos de la Taberna del Ciervo Blanco y también anticipa la película “Sucesos en la IV fase” (Saul Bass, 1974). El relato fue publicado originalmente en el diario ABC, periódico en el que escribió buena parte de su producción periodística.

Dos relatos más completan su incursión dentro del género. El primero de ellos “Viaje a los efímeros” puede ser considerado una fantasía que recrea los viajes imaginarios escritos en otras épocas. Una pareja de náufragos llega a un territorio desconocido en el que su habitantes viven a una velocidad acelerada con respecto a ellos. Ven caer y alzarse civilizaciones y culturas a una velocidad asombrosa. Esa aceleración permite a Foxá criticar sociedades y momentos claves de las mismas —revoluciones, contrarevoluciones, repúblicas, reinos— de manera contundente. El segundo de los cuentos cortos se denomina “El lobizón” y recoge la típica historia de un hombre lobo.

También escribió algunos artículos en los que tocaba de lleno la temática fantástica. Era un conocedor de la ciencia ficción anglosajona y ésto se veía plasmado en sus ensayos para el ABC. En uno de ellos, titulado “Mecanización de las hadas” sin embargo ataca el racionalismo que subyace en los relatos de ciencia ficción.

Agustín de Foxá, sin duda un peculiar escritor y personaje.

Alfonso Merelo Solá | 03 de junio de 2010

Comentarios

  1. miguel angel
    2010-11-11 01:40

    Agustín de Foxá, tampoco se libró de la censura franquista en sus últimos coletazos, ya que en 1.976, se le vetó el tercer tomo de las “obras completas”, editadas por Prensa Española.



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal