Libro de notas

Edición LdN
Cartas desde el exilio guineano por José Eburi Palé

Cartas desde… es un intento por recuperar el espíritu de las corresponsalías epistolares de la prensa decimonónica, más subjetiva, más literaria, y que muestre una visión distinta y alternativa a la oficial de Agencias.

Los recuerdos de un gran tipo, papá Boneke

José Eburi Palé

Hola papá Boneke, ya sabes que hay veces en las que me sorprendo recordando y apareces en mi memoria como si el tiempo se hubiera detenido en cualquiera de aquellos días.
Eras ya entonces mayor y tu pelo ensortijado estaba muy blanco, pareciendo así que tu piel arrugada y curtida fuera aún si cabe, más negra. Yo era un crío nada mas, pero te observaba y ahora se que me enseñaste muchas cosas que luego aprendí poco a poco a comprender. Arropado con tu clothe, sentado de mañana en tu silla bajo la sombra de aquellos mangos y aquel Ylan-Ylan, justo al lado del portón del patio de los trabajadores de la delegación y con tu bastón de siempre rascando la tierra roja del suelo con indolencia.
Allí solías estar en las mañanas, como haciendo guardia, respetado, cuidado y querido por todos, dando consejos y dilucidando pleitos.

Nativo Bubi
Así es como te recuerdo hoy y en este momento. Papá Boneke supongo que tu espíritu liberado y feliz hace tiempo ya, posee la sabiduría que a mi me falta, pero por eso sabrás que la oscura historia de nuestra Guinea al poco de aquellos tiempos lejanos, causó a muchos infelicidad y desesperanza. Creo recordar que tú eras bubi y también que eras todo un símbolo para el nutrido grupo de trabajadores nigerianos del servicio, eras respetado por todos y desde que tengo uso de razón tu presencia siempre aparece cercana a mis correrías de niño por aquellos patios. También eras y te considerabas, español de corazón como tantos otros buenos guineanos, pero estarás de acuerdo conmigo al día de hoy, en que no con más corazón que con el que yo me sentía guineano, ya entonces.

Necesito contártelo papá Boneke, quizá eso sea bueno para que muchos de aquí y de allí podamos reflexionar y para que otros de aquí y allí conozcan tal vez por primera vez esa historia y pueda al fin tal vez, fluir un nuevo equilibrio. Papá Boneke, hubo una mayoría que nunca pudo regresar a su primera tierra, blancos los unos y negros otros. También hubo algunos, demasiados, que pagaron con su vida esta historia de desatinos. Nos rompieron el tiempo y destrozaron aquel nuestro gran país. A algunos nos lo cambiaron por otro también vuestro por derecho, pero incompleto y desgarrado de cuajo de aquel corazón. A algunos además, a demasiados también, no os dieron ni siquiera esa opción.
El silencio y la oscuridad nunca fueron buenos consejeros de reflexión, ni buenas medicinas para curar heridas y empezar de nuevo, por eso el futuro exige mirar atrás y nadie mejor que tu para escuchar y aconsejarnos a todos, ese era tu mejor oficio entonces y seguro que ahora.

Cédula de indentificación fiscal – Ampliar
Papá Boneke, en este sorprendente y enigmático país nuestro de ahora, es costumbre nefasta que los errores cometidos por una determinada generación política, pasen de un gobierno a otro con el devenir de los tiempos y las generaciones, sin que ninguno de ellos se pare a reflexionar y a tenga el coraje, la honradez política y el sentido moral de enmendarlos. Ni siquiera en el caso de que el antedicho error fuera flagrantemente perjudicial para España con el paso del tiempo, a la luz de la más elemental de las reflexiones políticas y comerciales. En las relaciones de Estado entre Guinea y España, hoy en día tal vez no, pero en el diseño de la génesis de la nefasta Independencia de Guinea y las consecuencias que tuvo ese mal diseño, no tenemos más remedio que admitir que la responsabilidad fue íntegramente de España como Estado. Por una simple razón, en el tiempo de los hechos el Estado guineano no existía.

Inmediatamente después de concedida la independencia a Guinea, los asuntos referentes a nuestra tierra (algunos la consideramos así, nuestra “otra tierra en África”), pasaron a la clasificación de “MATERIA RESERVADA”. Eso oficialmente, porque “de hecho” la situación continua exactamente igual; de una forma oficiosa pero contundente y eficaz, muy eficaz. Un buen número de generaciones de españoles no ha aprendido en los colegios absolutamente nada a cerca de la historia de Guinea y su pertenencia a España, ni tan siquiera han oído hablar de su existencia, eso demuestra la mezquindad de las motivaciones políticas que llevaron a la clasificación como materia reservada de los temas de Guinea. ¿Desde cuando un país serio, reniega de su pasado inmediato, hasta el punto de hurtar a la memoria colectiva de sus ciudadanos, la recientísima presencia en unos territorios en el corazón de África que forman parte de su historia contemporánea? Los ciudadanos españoles tienen derecho a saber y estar orgullosos de la herencia dejada por España en un territorio lejano y amado aún por muchos desde aquí y por muchos desde allí. Si la independencia de una parte de España, obligada entonces por unos motivos de “obediencia a poderes externos” y a apariencias internacionales, planteaba un problema ético y moral con el pueblo guineano, resolvámoslo con convicción aunque sea ahora, ejemplos de cómo hacerlo, los había y los hay.

Hospital de Santa Isable
Abandonamos en Guinea construcciones, ciudades, industrias, carreteras, empresas, puertos, iglesias, escuelas, cultura, afectos recíprocos, y nuestra lengua nada menos. (Ahora que con tanta vehemencia se defiende a ultranza el uso de las lenguas de cada autonomía en España, justificándolo con una avalancha de argumentos, ¿no resulta paradójico que se desconozca y no se haga notorio el hecho, de que la lengua oficial de Guinea Ecuatorial sea el español y no proclamemos el orgullo de que sea así?).

Triste ignorancia que supone la continuidad recalcitrante de una mediocre política exterior que merma a España de unas posibilidades de promoción externa, que llegado un punto, son irrecuperables. Para mucha gente es inverosímil aún indicándoselo, que antes de 1968, Fernando Poo y Rio Muni eran provincias españolas por derecho, como Cuenca, Palencia o Zamora y que los guineanos de color tenían en consecuencia la nacionalidad española de pleno derecho por nacimiento y DNI igual que el mío, el de Carrero Blanco o el de Manuel Fraga Iribarne pongo por caso. Toda esta desinformación premeditada, cosechó a lo largo de los años, los frutos que a mi parecer se pretendían por parte de quienes así lo decretaron. La desaparición absoluta de guinea de todos los medios de comunicación, visuales escritos o hablados y de la memoria colectiva de los ciudadanos españoles.
Entre otras cosas
. La cuestión es saber con que fines, porque es obvio que había un fin.

Y para entender con que fin o por qué España concedió a Guinea una independencia precipitada, injusta para todas las partes, desleal con alguna de ellas, casi improvisada al final y por qué decidió la clasificación de los asuntos guineanos como materia reservada, creo necesario situarse en el contexto internacional de los años sesenta y anteriores.

Papá Boneke, tu mejor que nadie desde donde quiera que esté tu espíritu, sabes de que lodos está hecho este mundo nuestro. Sabes que las sociedades humanas, desde las más modestas a nivel de tribu, hasta las más tecnificadas y masivas como pueden ser los modernos Estados actuales, pasan en sus procesos de crecimiento por las mismas fases que cualquier ser vivo o suceso temporal. Existe un tiempo para nacer o empezar; otro de ubicación en el medio; otro de desarrollo; otro de madurez y una fase de expansión, previa a la de extinción o alternativamente metamorfosis. Las sociedades actuales depositan en sus dirigentes su representación como entidades ante el resto de Estados del planeta. Cuanto mayor es el número de habitantes de esa sociedad, mayor es el poder que ostentan ellas mismas y en parte sus representantes.

Cascada río Iladyi – Ampliar
Papá Boneke. Desde la noche de los tiempos los dirigentes de los grupos o sociedades humanas, han tenido por tanto la misión de defender a sus ciudadanos de la extinción a manos de otros grupos, y una vez asegurado ese estado de supervivencia, otra no menos importante; la consecución del máximo PODER posible para ellos mismos y para sus sociedades y eso pasa inevitablemente por la expansión y el dominio de los demás grupos. Desde que el hombre existe, ese ha sido el mecanismo; únicamente han podido variar y adaptarse a los tiempos, las formas de ponerlo en práctica. La, de otra forma llamada, “Ley de la selva”, intrínseca a nuestros genes, está absolutamente vigente hoy y solo hay que ver los “uniformemente idénticos telediarios”.
Ejemplar historia esta de Guinea en un mundo y con una ley, de la cual no quiero ser cómplice vergonzoso.

Un país joven, nuevo, recién ubicado en su medio y en plena fase de desarrollo imparable, interviene decisivamente en la segunda guerra mundial en ayuda de un grupo de países europeos que están en su conjunto, precisamente en la ultima fase de evolución, que son incapaces de percibir la necesidad de un cambio para sobrevivir y que no son conscientes de dos cosas básicas. La primera, que habían dejado de ser desde hacia tiempo el centro de la civilización, de la tecnología y del PODER en el planeta, por tanto no tienen claro que su única alternativa para sobrevivir seria su unión y una metamorfosis profunda. La segunda, que al otro lado del Atlántico, había surgido el germen de un nuevo orden, un nuevo centro de la civilización y del PODER. Tres semanas antes de la rendición de la Alemania nazi, Los Estados Unidos y Rusia eran aliados incondicionales, tres semanas después, eran los artífices del nuevo orden mundial y enemigos de facto. Dos bloques inmensamente PODEROSOS y un telón de acero entre ambos.
Para mi, es obvio que ese diseño puesto en práctica a esa escalofriante velocidad, solo se explica si convenimos que procedía de un plan minuciosamente pensado mucho tiempo atrás, por los cerebros pensantes de ambos bloques y que dieron una lección de estrategia e inteligencia a la miope y narcisista Europa. En menos de un año, en los dos extremos del planeta, dos sociedades humanas inmensamente grandes en territorio y en población, habían obtenido por tanto un poder nunca conocido hasta ese momento. Europa, en el mismo lapso de tiempo se convertía en un cero a la izquierda:

RUSIA se anexiona casi un continente entero y se renombra como URSS. ESTADOS UNIDOS elimina del planeta como centro de poder a los desintegrados países europeos y toma posiciones con otra estrategia más sutil que Rusia como corresponde a su idiosincrasia. Nada de anexionarse países, demasiado tosco y evidente, usa otras formas. Su objetivo es garantizar que Europa no se recupere jamás, como lo hizo después de la primera gran guerra. Para ello las acciones son claras. Por una parte se ayuda a la reconstrucción material mínima de Europa, al fin y al cabo está en la frontera con el nuevo enemigo y hay que utilizarla para instalar bases militares propias. Por otra, se estrangula un posible resurgir económico de Europa imponiendo al vencido la descolonización de sus posesiones en medio mundo. Posesiones que serian en otro caso un suministro de materias primas muy peligroso, la recuperación europea entre las dos guerras lo demostraba. Que esas posesiones en medio mundo, estén en condiciones de desarrollo adecuadas como para afrontar una independencia digna como estados, no es asunto que perturbe lo mas mínimo al nuevo centro de poder occidental. Todo lo contrario, esa situación le interesa, ya que de esa forma podrá atribuirse la misión de tutela y dirigir a su conveniencia los acontecimientos. Esas materias primas de que hablábamos son su objetivo evidente y la URSS a su manera las tiene garantizadas por la inmensidad de su territorio anexionado. Esa parte de la historia la tenemos muy reciente y no es necesario insistir en ella. No es una simple disquisición fácil a cerca de malos y buenos. Ningún país es mejor que otro, depende solo del momento histórico que analicemos y el devenir de los tiempos solo cambia los actores pero no las pautas de comportamiento que son inmutables y simples hoy por hoy, la supervivencia y el poder a toda costa. Y una vez garantizado esto, la conquista y la adquisición del mayor poder posible.

Bailarina Fang
Descendiendo al detalle de nuestro caso en Guinea, en el conjunto de Europa había dos países atípicos por sus circunstancias.
España y Portugal. España no se benefició del plan Marshall como sabemos. Su régimen político resultaba anacrónico en el nuevo contexto europeo, inofensivo para todos pero anacrónico.
Por eso y por su no participación en la gran guerra, su lugar en los foros internacionales era precario e inestable. El régimen político español en ese momento, necesitaba metamorfosearse con urgencia para tratar de sobrevivir y ser reconocido en los salones políticos del mundo, cualquier otra alternativa supondría su propia extinción. Por tanto estamos hablando de algo muy serio, vital para nuestros dirigentes de entonces que no tanto para los ciudadanos, algo que tenían que conseguir a cualquier precio. Por tanto necesitaban negociar.

Al otro lado de la mesa de “negociaciones” estaba nada menos que el PODER supremo. Para empezar, permitimos la instalación de tres potentes bases militares americanas en nuestro territorio.
Eso era “correcto”, bien visto y necesario para estar inequívocamente del lado adecuado.Posiblemente no se debía ni podía hacer nada mejor. Todo lo demás se negoció sin ningún género de dudas con ningún honor a mi juicio, con ninguna imaginación y ninguna visión de futuro, la supervivencia de todo el sistema estaba en juego y el honor era, ante ese hecho, secundario. La visión de futuro, o sencillamente no se tuvo, o también se sacrificó ante el pánico por la hipotética desaparición como régimen político.

Con todo lo demas me refiero papá Boneke, a la descolonización de las posesiones españolas en África. La falta de honor y responsabilidad en las condiciones pactadas con EEUU, quedarán suficientemente razonadas a mi juicio más adelante y explicaré por qué nos han pasado factura. No se tuvo la frialdad y la experiencia como para jugar mejor nuestras cartas. Las consecuencias las hemos pagado los *guineanos, negros o blancos y España *como nación. Dejemos que en esta rápida ojeada histórica, languidezca la década de los cincuenta y nazca la de los sesenta. La directriz preestablecida de plantearse la descolonización de las posesiones españolas en África, ya era un hecho contemplado en los despachos del poder posiblemente. Otra cosa quizá no definida totalmente a mi juicio, fueran los plazos.

El régimen político español ya tenía algunos puntos de apoyo a los que asirse. Las bases militares en España gozaban de una situación geoestratégica envidiable y al menos tenia eso en su “haber”. Pero no era suficiente, necesitaba estar en los foros básicos de poder y codearse con la élite del mundo para comenzar a conseguir una aceptación, sin la cual sencillamente estaba *condenado al ostracismo político internaciona*l, foros como la ONU, la incipiente reunificación de Europa, los mercados internacionales tutelados, etc, eran ávidamente deseados por el régimen del general Franco.

Como es notorio, España en la segunda mitad de la década de los cincuenta y la primera de los sesenta, invirtió en el territorio guineano un considerable esfuerzo humano y material, en gran medida mérito de los españoles de todos los colores que allí estaban establecidos y también en parte porque Guinea era una fuente de materias primas explotables económicamente. Se crearon unas infraestructuras materiales, envidiadas en el resto de África. Se erradicó prácticamente el paludismo y el número de camas de hospital por habitante era superior al del resto de provincias españolas. La enseñanza pública era mixta, masculina/femenina y blanca/negra Las ciudades crecieron, se dotaron de equipamiento urbanístico inmejorable, sistema de alcantarillado, abastecimiento de agua perfecto, alumbrado, infraestructuras portuarias, entramado administrativo al mejor nivel, infraestructura sanitaria óptima, aeroportuaria, escolar, comercial etc.

Son hechos bien conocidos por muchos ¿verdad papá Boneke?
Tú nunca hubieras pensado que los blancos que conocías, alguna vez pensaran en irse de nuestra Guinea y mucho menos que España abandonara al pueblo guineano. Pero papá Boneke, cometimos todos el error de confundir a los pueblos con sus gobernantes. Ningún español blanco y guineano, hubiera abandonado Guinea voluntariamente a título individual, pero su gobierno si lo hizo y no hubo otra salida.

Sonrisa
Todas las inversiones materiales en Guinea comenzaban a dar frutos. Guineanos negros venían a estudiar a España y se hacían abogados, médicos o curas. Se preparaba así a buen ritmo una base social autóctona bien formada profesionalmente y con un conocimiento del mundo más allá de las minúsculas fronteras guineanas. Estas son cosas que no se entienden, si al mismo tiempo se presupone la intención clara de conceder una independencia en fecha fija e inminente. No olvidemos además que el régimen político en España era obviamente militar y “desde ese punto de vista”, profesionalmente capacitado para analizar esta obviedad. ¿En que mente militar cabe, invertir en un territorio que se piensa abandonar en un lustro y que económicamente puede abastecer de suficientes materias primas al Estado central?
No me parece por tanto posible que en el año 1961 por ejemplo, España tuviera planeada de antemano, la concesión de la independencia a Guinea en Octubre de 1968. La cuestión es pues a mi juicio, ¿*QUÉ OCURRIÓ EN ESE TIEMPO*? ¿Estaba la población de Guinea realmente preparada a cualquier nivel que se analice, para dirigir sus destinos en solitario? ¿Se estudiaron y se dejaron solucionadas las implicaciones jurídicas, de una Independencia precipitada, para todas las partes implicadas? ¿Fue JUSTA al menos para alguien? ¿Para los Fangs, Ndowes, Combes, Bubis, Annoboneses, Corisqueños, Bujebas, Okaks, Ntumus? ¿Para todas las demás etnias? ¿Para los españoles blancos residentes allí, incansables trabajadores y guineanos de nacimiento y corazón? ¿Se respetó, previó y se dio forma a los derechos de la personas, negras o blancas? ¿Fue una independencia o un abandono sigiloso? ¿El papel que se obligó jugar a las fuerzas armadas y de seguridad allí presentes, fue digno? ¿Una vez “cometida” la independencia, se subsanó aunque fuere en parte, algún error a posteriori? ¿Se reparó al menos algún atropello en los treinta y ocho años transcurridos?

Papá Boneke se que no estoy muy equivocado en todo esto, tu lo sabes ya mejor que yo, para eso eres “papá” hace mucho, mucho tiempo ya. Como guineano negro, comprende a este guineano blanco, entonces solo un “piquín” y ahora todo un “contrymán” que necesita que le escuches y ayudes a entender a otros. Si entre tu y yo tenemos “mucha palabra” puede que otros entiendan también, puede que escuchen tal vez y puede que nuestra “mucha palabra” sea una muy “buena medicina” para todos.

Oye por cierto: ¿Esos mangos que tienes ahí son buenos? Si, claro que quiero uno y si es manga mejor. Después masticamos un poco de caña de azúcar, en el camino que va a la playa he visto ayer unas cañas grandes, si me dejas tu machete yo iré a por ellas luego, sin prisas ya sabes.

No conozco ningún buen significado de la palabra resignación, papá Boneke. Enséñamelo si lo hay y convénceme de que alguno de sus significados le sirve al pueblo guineano para algo. Explícame como puede ser buena, como puede ser mejor que la rebeldía y la proclamación de la verdad. Como se puede compaginar con la libertad y la dignidad. Si me lo aconsejas, la respetaré aún sin entenderla, tu palabra me basta. Si no, la desterraré de mí para siempre y contaré la historia como fue. En nombre de la dignidad de los de allí, mis otros compatriotas de corazón papá Boneke.

¡¡ HAY QUE VOLVER !!

______________
Las fotografias que se aportan son, en general, del fondo fotográfico de la galeria de fotos de Crónicas de la Guinea Ecuatorial

José Eburi Palé | 31 de mayo de 2006

Comentarios

  1. Leo P.
    2006-06-01 03:36

    Magnífica iniciativa. Yo soy de esa generación que ignora cualquier cosa que tenga que ver con Guinea… Estaré atento a las cartas… Gracias, y hasta pronto.

  2. moloete
    2006-06-02 06:05

    En esta dirección:
    http://www.raimonland.net/foro/index.php?act=ST&f=10&t=192&s=525404f86cb0a35674ffce9c716fbbff

    teneis un archivo “cronologias”.pdf, que tiene muchos datos, en la linea de lo que se esboza en el artículo de cabecera.
    Es verdaderamente increible.

  3. moloete
    2006-06-03 05:41

    Adjunto extracto parcial de un informe de Xavier Lacosta, concienzudo y bien conocido por gentes interesadas en asuntos de Guinea, al respecto de lo escrito por José Eburi.
    Entre rencillas intenas del gobierno español, su inexperiencia política internacional y su falta de sentido del deber para con los guineanos de todos los colores, se pergeñó la chapuza nacional de una independencia, de la cual nos debemos sentir a dia de hoy avergonzados.
    Por cierto, Gibraltar sigue siendo inglés a pesar de Castiella, Carrero Blanco y toda la corte celestial.
    Por cierto, Irak es yanki de facto.
    Los submarinos nucleares ingleses campan por sus respetos e Inglaterra se escuda en el respeto a la voluntad de los derechos históricos “Gibraltareños”, para seguir teniendo una colonia en Europa y en el siglo XXI.

    Fantástica lección, aprendamos que nunca es tarde.
    Por lo visto, los “mejores amigos de España” a los que se alude en el texto adjunto, lo siguen siendo.
    Con amigos así, me libre Dios de los enemigos.—————————————————————
    Febrero de 1956
    Primera advertencia de la ONU sobre descolonización hacia España. El secretario general recuerda a España las obligaciones contraídas del capítulo XI de la Carta ‘Declaración relativa a los territorios no autónomos’.
    España Responde con la “provincialización” impulsada por Carrero Blanco

    Desde 1955.
    Decreto de provincialización, que convierte los territorios en provincia española.
    Consecuencias de la provincialización: los naturales son “nacionalizados” y se les otorga pasaporte español, representación en Cortes “por el tercio familiar”, lotes de tierras y alcaldías,entre ellas la de la capital, Santa Isabel, y Bata.

    1962
    19 de octubre
    Visita de Carrero Blanco a Guinea, Afirma que el presupuesto de la región asciende a 367 millones de pesetas

    1965
    16 de diciembre
    Enique Gori Molubela (como no, asesinado después por Macias) habla en el diario Ebano de los “impacientes y extranjeros que quieren meter mano en la política de Guinea”. Se decanta por la “autonomía progresiva” en lugar de la “independencia prematura”.

    El diario Ebano de Santa Isabel publica el eslogan; “Autonomía, sí... Independencia, todavía
    NO”.
    Reunión de notables en Santiago de Baney que propone una independencia separada para Fernando Poo.

    18 de agosto
    Captura en Río Muni por un cazador fang de un bebé gorila albino tras matar a su madre, el ejemplar es llevado al centro de Ikunde.
    Trasladado al Zoo de Barcelona será conocido como ‘Copito de Nieve’
    Floquet de neu es un ejemplar de ‘gorila del bosque’ en contraposición a los ‘gorilas de las colinas’ que estudia Dean Fossey en Rwanda en la misma época. La rareza será una de las
    imágenes características de la ciudad condal. Sabater Pi, colega de Fossey, realiza apuntes y estudios del ejemplar.

    Notables de Fernando Poo insisten en la independencia separada, en la asamblea de Rebola.

    16 de noviembre
    El Comité de Descolonización de la ONU, ’comité de los 24’, reunido en Argel decide enviar una misión a Guinea Ecuatorial, que evalúa de modo favorable la independencia unitaria.
    Los contactos con el gobierno autónomo son mínimos, por entender que se trata de un órgano impuesto por España y sin participación democrática. Los ‘diputados de Río Muni’ en el gobierno autónomo comunican a la misión que desean ‘una independencia asistida y protegida por España, con ayuda económica y militar’.

    La misión del Comité de los 24 se reúne con un consejo indígena:
    4 fangs de Río Muni ,entre ellos Macías
    2bubis y 2 fernandinos de Fernando Poo.
    El fernandino Gustavo Watson Bueco, consejero de Sanidad y Beneficencia, y el bubi Luis Maho Sikeche se enfrentan con el delegado polaco de ‘los 24’: “¿Interviene la ONU en las elecciones que se celebran en Polonia?”.
    Watson insiste en la necesidad de conservar las relaciones con España. Aurelio Nicolás Itoha, consejero de Trabajo del Gobierno Autónomo, y Boricó apuntan que “no estamos preparados” para la independencia.
    Macías ordenará, años más tarde, la muerte de Itoha, Boricó y Watson.

    No se contempla en ningún momento que los españoles puedan formar una ‘capa ciudadana’ en la futura nación, ni siquiera como ‘criollos’, en comparación con las repúblicas de Iberoamérica.
    Nadie lo dice abiertamente, pero ni en España se da por seguro ni necesario que los coloniales
    deban permanecer en Guinea tras su independencia.
    A pesar de ese vacío, ni España ni la ONU pese a los ejemplos contemporáneos de Congo, Kenia y Nigeria- contemplan medidas para la salvaguarda jurídica y física de propiedades y personas.

    Reunión extraordinaria en el Palacio de El Pardo para tratar sobre la independencia de Guinea entre Su Excelencia y parte de su Gobierno:
    el ministro subsecretario de la Presidencia, Agustín Muñoz Grandes
    el ministro de Asuntos Exteriores, Fernando María Castiella
    el subsecretario de la Presidencia, Luis Carrero Blanco
    y los ministros de Justicia, Marina, Aire, Industria, Comercio, Secretaria General del Movimiento e Información y Turismo”, Manuel Fraga Iribarne,
    La reunión estaba originada por el informe de la misión visitadora de Naciones Unidas y la convicción que había provocado en el Ministerio de Asuntos Exteriores de que la única política posible ya en Guinea era la descolonización. Detrás estaba también el aviso que hacía el jefe de la delegación española en Naciones Unidas de las dificultades que dado el ambiente existente actualmente en Naciones Unidas, impide cualquier movimiento encaminado a suavizar o moderar las tesis de la descolonización. Ni los mejores amigos de España… quieren correr el riesgo de que se les tilde de cómplices del colonialismo.

    El resultado de la reunión supuso el éxito de la propuesta de Castiella frente a los sectores colonialistas del régimen franquista representados por Carrero Blanco. Parecía que Franco se inclinaba en este asunto, definitivamente, hacia su ministro de Exteriores, en la disputa que enfrentaba a los dos sectores de su régimen. En esta reunión se acordaría “convocar para los primeros meses del próximo año una Conferencia Constitucional para dar cauce a las aspiraciones de los nativos”.
    A partir de ahora, el proceso estaba en manos del Ministerio de Asuntos Exteriores.
    El 10 de diciembre, Piniés anunciaba en la Cuarta Comisión, como vimos, el propósito del gobierno español de convocar en los primeros meses de 1967 la citada conferencia, asegurando que “estarán representados en ella absolutamente todos los sectores de la población”.

    REFLEXION: El texto antecedente corresponde a una tesis doctoral. Pero hay varias cosas que no me cuadran.
    Para empezar, la fecha: resulta que la reunión se convoca después de la visita del Comité de los 24.
    ¿Quién y cómo, entonces, tomó la decisión de invitar a dicho comité y bajo qué criterio?
    No debió ser bajo el de Carrero, desde luego.
    Luego, es raro que Franco se inclinara por la tesis de Castiella, cuando al parecer por otros testimonios no le podía aguantar y su favorito seguía siendo Carrero.
    ¿Por qué entonces no le hizo caso?
    Más: al parecer, se toma la decisión, más que de descolonizar, de abandonar Guinea, lo que explicará otras declaraciones que se suceden en los próximos años. Por último, el apunte de que se garantiza la representación de todos los sectores de la población suena a guasa si no fuera trágica: no se garantizó, y es un hecho, la presencia de sectores de la población como españoles, portugueses o nigerianos. España ni siquiera les reconoció el derecho a voto en el plebiscito para la autonomía…



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal