Libro de notas

Edición LdN
Cartas desde el exilio guineano por José Eburi Palé

Cartas desde… es un intento por recuperar el espíritu de las corresponsalías epistolares de la prensa decimonónica, más subjetiva, más literaria, y que muestre una visión distinta y alternativa a la oficial de Agencias.

El horror guineano, el horror español

Anécdota del gran hermano

Tengo un amigo cuyo padre, como tantos otros, llevaba décadas en Guinea dedicándose con esfuerzo al cultivo de fincas del mejor cacao del mundo, el de la isla de Fernando Poo.

Un par de años antes de la independencia, un hermano de Carrero Blanco arribó por la isla en viaje privado, como final de una gira por las explotaciones madereras del continente guineano. El padre de mi amigo le llevó de excursión por la isla enseñándole con orgullo, las bellezas naturales y los logros en el cultivo del cacao y café. Lo hizo por razones de su cargo oficial, que no por simpatía personal. No pudo negarse y trató de mostrarle el esplendor y la bondad de la tierra guineana.

En la parte alta de una de las fincas de cacao, por la zona de Basuala, hicieron un alto para estirar las piernas y disfrutar del paisaje. Se divisaba una panorámica formidable del bosque, bosque de necesaria conservación porque su sombra protege a los cacaotales y cafetos. Tanto unos como otros no soportarían de otro modo la insolación ecuatorial directa. La vista era formidable y la inmensidad del manto verde se divisaba hasta perderse en la neblina que se confundía con el mar lejano.

Cual no sería su sorpresa cuando, de improviso, el hermano de Carrero expuso con decisión y autoridad, no exenta de un desconcertante patetismo, la hipótesis peregrina de talar los majestuosos árboles del bosque e implantar una explotación maderera en la zona.

El padre de mi amigo volvió a casa abatido y desde ese mismo instante, comprendió que Guinea tenía los días contados si su futuro pasaba por la decisión de personajes de semejante calado, nada menos que el “gran hermano” del gran hombre, mano derecha a su vez, del grande de los grandes.

Cronicas impensables

Macías continúa una carrera imparable de terror enfermizo, poseído de una furia y un rencor incontenible hacia España. Ya ha probado su poder y le funciona. El secreto a voces del apoyo de España al golpe sainetesco de marzo de 1969 no se le olvidará jamás y alimentará para siempre su rencor.

En enero de 1971 se firman una serie de acuerdos de asistencia técnica y subvención a líneas marítimas y aéreas con España. De facto, se trata de subvenciones de España a Guinea a fondo perdido, nunca mejor empleado el término.

También en enero, Macías multa a unas treinta numantinas empresas españolas con cerca de 100 millones de pesetas, por haber colaborado supuestamente en la prensa con difamaciones al jefe del estado. Las que no pagan la multa son incautadas, incumpliendo los recientes acuerdos con España y sin que nuestra diplomacia mueva un dedo.

A cada barbaridad que comete Macías, España responde con un nuevo acuerdo y con entrega de más subvenciones a costa del erario público español. Nadie con dos dedos de frente, entiende nada.

Casi al pie del avión, en Barajas, enviados trajeados del ministerio de AAEE comunican al conocido apoderado de una empresa española en Guinea, que su empresa ha sido multada y que no debe partir hacia allí sin el dinero en metálico, a menos que firme un documento renunciando a la protección de las autoridades españolas en territorio. Esta es la clase de protección que nuestra diplomacia ofrece en Guinea a los españoles que aún resisten allí, desesperados por conservar su patrimonio.

Macías era un paranoico esquizoide, pero era inteligente y conocía las debilidades de España a la perfección.

En marzo, radio Santa Isabel anuncia detenciones por un supuesto complot contra Macías. Dos ministros son cesados y corren rumores sobre un alto número de “desaparecidos”.
Cuando algún guineano es detenido, sus esposas no dejan ir a los niños al colegio y se esconden en los poblados del interior de la selva, huyendo de las represalias. A los hijos de los ajusticiados se les niega la asistencia a clase.

Antonio García Trevijano
En octubre se publica el Decreto Ley sobre las penas aplicables a los “delitos contra el presidente de la república”, incluyendo penas de muerte. El texto del citado Decreto fue redactado por Antonio García Trevijano, hoy defensor de la causa republicana y paladín de la democracia.

En diciembre Macías exige a los empresarios españoles un depósito de 110 millones de pesetas para contratar braceros nigerianos, como mano de obra para las fincas. Dinero que, una vez recaudado, nunca es destinado a ese fin, como todo el mundo sabe.

En enero de 1972, la revista “Fuerza Nueva” publica una carta al Director General de Política Exterior, criticando la ayuda al régimen de Macías.

El B. O. E. publica acuerdos de ayuda a Guinea por importe de “1000 millones de pesetas”. Casi simultáneamente, hoy diríamos en tiempo real, Macías convoca frente a la embajada de España en Santa Isabel, una manifestación anti española. Numerosos españoles, funcionarios y empresarios, son vejados, maltratados y obligados a leer en público ante los micrófonos, panfletos ofensivos hacia España.

Se incumplen flagrantemente los acuerdos firmados con Macías por España en materia de protección de las personas y los bienes.

En febrero, se decreta en España la materia reservada para cualquier información sobre guinea, a consecuencia de un artículo de Blas Piñar en la revista ultraderechista “Fuerza Nueva”.

Macías encarcela a todos los profesores de un colegio y a varios alumnos, que finalmente son asesinados, por haber aparecido un retrato suyo con los ojos arrancados en una de las clases.

Barbarie en estado puro

La mayor cárcel guineana en esos días era precisamente la totalidad del territorio nacional. Macías ordena construir un muro perimetral que cierra la bellísima plaza de España de Santa Isabel y deja en un recinto interior inexpugnable el palacio del gobierno, su palacio, que durante décadas había sido la sede del gobernador de la Guinea española.

Si el territorio guineano era una inmensa cárcel, sus bosques eran las enormes celdas de torturas y ejecuciones

Se producen en Guinea historias muy semejantes a otras que no resultaban muy lejanas en el tiempo y en España, Macías tuvo grandes maestros en determinadas prácticas. Comandos armados de las juventudes de Macías llegan a cualquier poblado bubi en la isla de Fernando Poo, o a cualquier otro en el continente, generalmente en respuesta a cualquier absurda delación o sospecha. Muchas de las veces son delaciones con el único propósito de obtener prebendas y congraciarse con el poder. La operativa secuestra sistemáticamente a los hombres del poblado y les obligan a subir a los camiones. Muchas mujeres y niños huyen al bosque a refugiarse en desbandada. Pasan los días y nadie vuelve a tener noticias de ellos. A veces, sus cuerpos aparecen al cabo del tiempo flotando en el río, otras, no vuelven a aparecer nunca.
Macías personalmente, estrangula en una ocasión al anciano jefe de un poblado, en presencia de su numerosa familia incluyendo a los niños.
Las violaciones son cotidianas por el mero hecho de una simple delación arbitraria o por pertenecer a un poblado de otra etnia.
Nada nuevo bajo el sol ni nada imprevisible a estas alturas, conociendo a Macías.

En Santa Isabel hay una cárcel, Blackbeach. La escasez de munición y el desprecio por la vida se alían, y se llega al punto en que el sistema habitual de ejecuciones consistía en tender a los reos boca a bajo en el patio, y proceder por parte de varios miembros de las juventudes a golpearles los cráneos con gruesas barras de hierro hasta que sus cabezas quedaban convertidas en un amasijo de carne, sangre y huesos.

Mientras, el consejo de ministros español estaba aprobando nuevos acuerdos de cooperación con Macías y sustanciosas subvenciones económicas. Estamos hablando de decenas, si no de centenas de miles de millones de pesetas de las de antes, en una década. Un alto, altísimo precio, a cambio de un silencio sepulcral sobre Guinea en prensa y medios españoles de la época.
Ya, en territorio español, ningún antiguo residente en Guinea, blanco o negro, entiende nada.
La gente trata de contactar en España y hay reuniones, debates y tertulias, sobre los acontecimientos de Guinea. Se busca y se pasa de mano en mano, cualquier publicación extranjera que dé noticias fidedignas sobre el país o la última barbaridad de Macías.

Cuando se está dispuesto a pagar una cifra astronómica por un silencio, es indefectiblemente por ocultar una ignominia, en este caso presuntamente a cargo del gobierno español y de uno o varios de sus miembros.

Tal vez Don Manuel podría contarnos detalles interesantes de aquellos días. Tal vez esté muy ocupado en rebuscar los delitos de lesa humanidad allende los mares, hoy ya otros mares, no guineanos sin duda. Tal vez sea necesario que fallezca Don Manuel, Dios me libre de desear tal cosa, para que toda la documentación todavía archivada sobre aquella fatídica época sea desclasificada.
El poder siempre fue un gran tejedor de urdimbres y telas de araña.
Quizá, cuando los últimos supervivientes de Guinea estén bajo tierra, cuando la neblina de la memoria difumine aquella, entonces lejana realidad, puede que esta historia al desnudo vea las letras de molde sobre blanco. Las letras de molde de la verdadera historia que serán sin duda mayúsculas y de color rojo, Don Manuel.

Macías envejece, su rostro se va agriando y su crueldad se torna poco a poco en locura permanente. El pueblo de Guinea retrocede a los claros sombríos del bosque, en el que el paludismo vuelve por sus fueros de la mano del cólera, la disentería y la mortalidad infantil prematura.
Los jinetes del terror de oscura silueta fundida en los crepúsculos, parecen rondar en los poblados desde los lindes de la selva. La gente está aterrorizada, triste y resignada. Abandonada irremediablemente.
Un joven teniente de la escuela militar de Zaragoza es testigo de los sucesos de esta Guinea, igual que lo fue del esplendor de la Guinea anterior cuando era un adolescente.
Por su mente rondan mil ideas y una determinación obligada:
Sobrevivir y esperar.

________________
La mayoría de fotos aportadas, provienen del fondo fotográfico de: http://www.raimonland.net

José Eburi Palé | 07 de junio de 2010

Comentarios

  1. juanguimejicano
    2010-06-08 12:30

    Estaría bien que eso que usted de Antonio García Trevijano se lo repitiera en su blog http://antoniogarciatrevijano.com/. Debe usted darle la oportunidad de defenderse. Difamar es muy fácil.

  2. juanguimejicano
    2010-06-08 12:33

    Debí escribir “…que eso que dice usted de Antonio García Trevijano…” en lugar de “…que eso que usted de Antonio García Trevijano…”

  3. José Eburi Palé
    2010-06-08 21:49

    Estimado juanguimejicano:
    Es en cambio mi opinión que, lo que no debo hacer es invadir un blog personal de nadie para iniciar un debate agresivo con su titular, debate que no me interesa lo más mínimo y que sin dudarlo, sería estéril.
    El resto de la actividad pública del señor Trevijano me trae sin cuidado, exceptuando su lamentable relación histórica con Guinea.

    Lo que afirmo del señor Trevijano no es subjetivo, está en las hemerotecas y cualquiera puede comprobarlo si se toma la molestia.
    Además de esta puntualización, viví en primera persona las circunstancias que relato y al igual que yo, toda una ingente cantidad de personas que estaban allí.
    Entonces los medios de comunicación eran muchos menos que ahora, más austeros de medios y por demás, amordazados por el régimen español.
    Pero insisto, el contingente de testigos de lo que afirmo es inmenso y fueron sucesos del dominio público.
    No me interesa la polémica con el señor Trevijano en absoluto pero, no le quepa a usted duda alguna de que su historial en los sucesos de Guinea le ha pasado factura a día de hoy y minado su credibilidad ideológica. Precisamente porque aquellos sucesos han ido saliendo paulatinamente a la luz en este y en infinidad de foros y publicaciones.
    Un saludo
    José Eburi Palé.

  4. Felisa
    2010-06-09 05:32

    La mención de Trevijano no es casual, ni de pasada (con foto y todo). Y cuando alguien le dice que es una difamación (como se sabe desde hace muchísimos años), dice que no le interesa discutir nada y que eso está en las hemerotecas. Obviamente no quiere discutir nada, porque ya conoce (de sobra) la denuncia de que eso fue una difamación y de dónde salió la misma: Trevijano lo ha explicado de forma irrebatible. Y, obviamente, las hemerotecas conservan las noticias veraces, las interesadas y también las difamaciones como ésta, qué perogrullada.

  5. juanguimejicano
    2010-06-09 10:10

    Usted no quiere saber la verdad. Le vuelvo a repetir que difamar es muy fácil. Que usted le repita lo que aquí afirma en su blog no es invadir el mismo. Yo lo veo como una oportunidad para que los que duden sepan la verdad de los hechos en lo que respecta a Trevijano y sobre todo, una oportunidad para que se defienda. Por otra parte, si usted, y tantos otros, fue testigo de lo que dice que presenció ¿ha hecho usted algo para intentar que se haga justicia? Es que es alucinante. Y se escuda en que no quiere invadir su blog para no iniciar un debate agresivo. Le repito que yo lo único que le he pedido es que le haga esas afirmaciones para que, en función de lo que responda, los que queremos saber la verdad tengamos las opiniones de uno y otro lado.
    Saludos.

  6. Marcos / Administrador del sitio
    2010-06-09 16:04

    Pero por favor, esto es internet: cualquiera desde cualquier parte del mundo puede acceder a este artículo muy fácilmente, es absurda la petición de que escriba eso en el blog de Trevijano para que se defienda. Precisamente, si quiere defenderse de algo, él puede escribir aquí, en su blog o donde le venga en gana. Discutan, con educación, de lo que quieran, pero no insistan en ese tema.

    Saludos

  7. José E. Palé
    2010-06-09 19:53

    Estas Cartas desde el exilio guineano, publicadas por LDN, suman ya dieciocho.
    Como soy hombre de ciencias, me permito hacer una simple proporción de bulto.
    La suma de palabras que pueden mencionar sucesos relacionados con el señor Trevijano, no creo que superen un 0,1% (uno por mil) del total. En el caso de esta última carta, suponen cuarenta y seis palabras y poco más de cuatro renglones, de lo cual se deduce un hecho claro: Las menciones esporádicas a esta persona, se han hecho en el contexto de unas crónicas en las que solo puntualmente tuvo algún protagonismo, eso si, lamentable.
    Es curioso que esta mini polémica se centre exclusivamente en esta persona, pasando de puntillas respecto al grueso de los contenidos expuestos, bastante más relevantes.

    Las hemerotecas, efectivamente, tienen un contenido variopinto e inherente a la esencia de los propios medios de comunicación. Cualquier documento oficial que haga referencia a aquellos hechos, de existir en España, cosa que pongo en duda, o bien siguen clasificados, o bien a nadie le ha interesado o ha podido, sacarlos a la luz. La documentación que al respecto pudiera existir en Guinea, tengo una gran certeza de que habrán sido destruidos por el clima guineano o devorados por xilófagos, como por otra parte, se merecen.

    No odio, ni tampoco amo, al señor Trevijano y diría más:
    He observado intervenciones suyas en televisión.
    Vistas a día de hoy y en este contexto, puedo afirmar que coincido con él en muchos aspectos y que su discurso político es sugerente. Lástima que muchos centenares de miles de guineanos, sepan su verdad oculta, incluyéndome a mí.
    Su único problema es que, los errores se pagan en política. Y se pagan sobre todo cuando no se tiene la valentía de confesarlos, asumirlos públicamente y lamentar que ocurriesen. Esa es una actitud inédita en la clase política española.

    Hay secretos que lo son a voces.
    Guinea era, y es, un territorio no mayor que Extremadura. Su capital, Santa Isabel, no era mayor en extensión, que la Sepúlveda o Chinchón de entonces, pongo por caso. Puedo asegurar que en aquellas circunstancias, la actividad del señor Trevijano en la diminuta capital de un minúsculo estado, era del dominio público y conocida en todos sus detalles por decenas de miles de españoles, blancos y negros.
    Eso, para el señor Trevijano fue su tragedia política futura, y eso, no hay discurso ni argumento que pueda rebatirlo.
    En la Guinea de Macias, mientras Trevijano deambulaba por el palacio presidencial redactando Decretos Ley, se masacraron, torturaron y asesinaron, decenas de miles de personas de raza negra.
    En España, esa información se silenció dictatorialmente, pero en Guinea, no.
    La tradición oral en África es potentísima y ancestral, estando al mismo nivel de validez que en Europa damos a los textos escritos.
    Por tanto, el señor Trevijano ha perdido la guerra.

    Es la última vez que concedo a este señor el beneplácito de mi atención en LDN.
    Pensaba aportar un montón de enlaces al respecto, pero no me apetece.
    Como bien se ha dicho, estamos en Internet.
    Parra el estudioso o curioso, éntrese en Google, tecléese un texto referente a Trevijano y Guinea, y empléese tiempo en desbrozar información.
    Para muestra, bien vale un botón, descubierto al azar en breves minutos.

    http://www.asodegue.org/hdojmc10.htm

  8. Fernando Villamil
    2010-06-19 06:39

    Por cuanto todo está en internet, aporto el siguiente enlace sobre don Antonio García Trevijano y su relación con Guinea, para mayor libertad de los lectores de este blog:
    http://garciatrevijano.files.wordpress.com/2007/02/toda_la_verdad.pdf. Por otro lado, soy un rotundo admirador de la obra política de AGT. Y sólo diré que la verdad es la verdad, la diga Agamenón o su porquero. En fin, que la vox populi o las hemerotecas no son un medios exclusivos de conocer la verdad. La integridad moral que demuestra AGT en sus escritos o en sus discursos (los conozco desde 1994) no son fruto de una conversión como la de San Pablo en su viaje a Damasco. No. Están en la esencia de la persona, en su cídigo genético. Por lo tanto, permítame dudar mucho de esa información, aunque la conozca de segunda mano.

  9. Iñaskis K
    2012-03-28 02:56

    En vez de tanta fe ciega, lo intelectualmente adecuado es sumergirse en la información disponible, abundante, aunque imprecisa y contradictoria, y extraer la opinión propia. El enlace que proporciona Fernando Villamil corresponde al opúsculo “Toda la verdad” publicado por Trevijano en 1977 (en ed. Dronte, Barcelona, paradójicamente una editiorial de textos literarios de ciencia-ficción, excluivamente) para responder al dosier que confeccionó ANRD (Alianza Nacional de Restauración Democrática, organización de la oposición guineana en el exilio) y que lo eliminó del frente común de la oposición democrática en la transición española. Es, pues, una declaración interesada de parte, donde el indudable desmentido de los claros errores del dosier le sirven para enmascarar medias verdades e ignorar verdades indiscutibles. Pero, como todo es discutible, al menos hasta que sean desclasificados los documentos oficiales sobre Guinea, que aportarán mucha luz y hará que muchos aspectos dejen de ser discutibles, nada mejor que recurrir a la doctrina jurídica de los “actos propios”: lo que uno dice o hace, va a misa en los tribunales. Pues bien, en 1976, Trevijano declaró a ‘Diario 16’: “en Guinea no ha habido genocidio alguno, ni asesinatos” (20 de octubre de 1976). Mala suerte, porque unas semanas después Rafael Fernández, que había trabajado en la TVE en Guinea a principios de los 70, publicó su libro ‘Macías, materia reservada’ (Ed. Sedmay), donde se puede leer: “[Tras obligar a los prisioneros a cavar una fosa común bajo la lluvia] La milicia popular cogió palas, picos y mazas y comenzó en ese momento uno de los más tétricos y espantosos espectáculos (…) Empezaron a golpear a los prisioneros, que por otro lado se ahogaban en aquella viscosa agua en estado de descomposición, y que se agarraban a los bordes de la excavación con los dedos sangrando y con las uñas astilladas. Cada vez que alguno de ellos intentaba respirar aquel aire saturado y cargado de violencia y de silencio, las Juventudes en Marcha con Macías golpeaban con sus palas o sus picos las cabezas de aquellas amorfas figuras humanas rebozadas de fango y sangre en donde difícilmente se podía apreciar donde estaban la boca y los ojos. Solamente cuando cualquier movimiento, por mínimo que fuera, se detenía en el interior de aquella fosa pestilente, los verdugos cesaban su apasionante diversión del Corpus [fue el día del Corpus de 1970]. La operación, sin embargo, se repitió al día siguiente con nuevos prisioneros. Los espectadores silenciosos, obligados por la Guardia Nacional a presenciar gratuitamente aquel espectáculo ofrecido por el presidente Macías Nguema Boyono, ahogaban una contenida arcada de terror, de dolor, de asco. Cientos de personas han muerto en forma similar…”. Pero por si los que no conozcan la trayectoria político-periodística de Fernández creen que por trabajar en TVE estaba contaminado, lo que contaba ‘The Financial Times’, el 17 de febrero de 1970, sobre el ajusticiamiento masivo de opositores políticos: “(…) eran torpemente ahorcados (…) a los acordes de Mary Hopkins cantando ‘Those were the days’ por el sistema de altavoces”, (cit. por Robert Klinteberg, ‘Equatorial Guinea. Macias Country’, International University Exchange Fund Field Study, Geneva, 1977. Y si alguien insiste que también ese testimonio es inválido por ser de un diario capitalista, ante ése me rindo: cánteme ‘Those were the days’… Pero, por un milagro de la naturaleza, Trevijano pasó por Guinea como una trinidad de monitos de la felicidad ecuatorial en uno sólo: sin ver ni oír el monstruo de la sinrazón al que había ayudado y hablando en defensa propia cuando la eliminación de la ‘materia reservada’ sobre Guinea (presidente Suárez, 1976) permitió que los españoles supieran qué y quién había hecho y dejado de hacer en la dictadura de Macías Nguema. Podríamos entrar en otros aspectos de la actividad de Trevijano, pero no es el sitio. Limitado, como dice el autor de este magnífico y terrible blog, a la relación histórica de este señor con Guinea.

  10. Jose Eburi Palé
    2012-03-28 03:46

    Gracias, Iñaskis K, por tu documentada aportación a este tema puntual de la aventura de Trevijano en Guinea.
    La verdad es que, a mi este señor me importa un rábano, excepto por su nefanda colaboración con Macias en una tierra por la que tengo especial afecto.
    El fanatismo de sus actuales seguidores, sumado a la desinformación sobre el asunto, desemboca en estas situaciones rocambolescas.
    Un saludo.

  11. Manuel Ramos
    2013-04-19 21:02

    Más información al respecto, esta vez Severo Moto hablando de la campaña de difamación sobre Trevijano

    El «dossier anti-Trevijano»
    http://www.diariorc.com/2012/12/18/el-dossier-anti-trevijano/

    Trevijano explica públicamente los hechos acaecidos en el golpe de Estado de Guinea Ecuatorial:
    http://www.youtube.com/watch?v=XeCRgMv629g

  12. José Eburi Palé
    2013-04-20 20:25

    El señor Garcia Trevijano, es muy libre de hacer las doctas proclamas que desee a cerca de su intervención en Guinea.
    Yo, también.
    El señor Garcia Trevijano lo tiene muy fácil, en aquellos tiempos, la sabida declaración de materia reservada que el régimen de Franco dictó referente a toda información sobre Guinea, le afectaba a él y hurtó a la opinión pública española, precisamente eso, de tener opinión propia por un silencio informativo que, de facto, duró dos décadas. Y me atrevo a decir que dura hasta nuestros días, en determinados temas.
    El señor Garcia Trevijano, entre otras cosas, elaboró leyes en Guinea Ecuatorial bajo el mandato de Macias, que daban a este un poder absoluto y la potestad de enviar a la muerte a quien se le antojase. Solo por eso debería tener un mínimo de pudor.
    No entro en temas económicos…………cada cual es libre de dar rienda suelta a su imaginación
    Pero el señor Trevijano mantiene una carrera contra-reloj.
    Se olvida de que hubo “españoles” que fueron testigos de todo cuanto aconteció.
    Se olvida de que en Guinea vivían multitud de españoles, con hijos y familias, que mantuvieron con personas influyentes de Guinea, viejos amigos, una larga relación posteriormente a la independencia. Y que por tanto tenían información fehaciente de primera mano. Eso, cuando no permanecieron in situ y fueron testigos directos de sus andanzas.
    Muchos de esos españoles han muerto, pero sus hijos no, hijos que tuvieron a Guinea como segunda patria y que con edad ya adulta, sufrieron el desarraigo de la independencia y la ignominia de ser ignorados por todos, como también lo sufrieron miles de guineanos más.
    Por tanto, el temor del señor Trevijano de quedar al descubierto después de sus sesudas y doctas proclamas, solo se desvanecerá, cuando el último español residente en Guinea, sus hijos o incluso sus nietos, hayan muerto, las pruebas desaparecidas y los hechos, perdidos en el olvido.
    Pero esa carrera tiene un peligro: él tampoco es inmune al paso del tiempo y a lo mejor, llega el primero.
    Respecto al señor Severo Moto, la cuestión es que, una persona secularmente instalada en una oposición en el exilio, no puede por menos que congraciarse con el que le asila, a toda costa y a cualquier precio.
    Le va en ello la supervivencia; de forma que, enemistarse con el “lobby” Trevijano no entra para nada en sus cábalas, como es de cajón. Ese es el mundo sinuoso de la política y de eso, los españoles de 2013 tenemos un master cum laude.
    En fin, el señor Trevijano me aburre tremendamente y aún más sus acólitos que posiblemente cuando él campaba por Guinea estaban en pre-escolar o mamando chupete compulsivamente y, en cualquier caso, no han pisado Guinea en su vida ni conocido al ambiente del país, ni la idiosincrasia de los guineanos, ni vivido en sus carnes los hechos.
    El señor Trevijano puede acariciar en sueños la idea de una vuelta de la República y de un protagonismo personal e importante por ello, a modo de óscar tardío a toda una trayectoria.
    Pero esa trayectoria es local, al margen de Guinea, en territorio español y de sus andanzas en Guinea nadie conoce nada.
    Cuando uno comete un error antiguo y el devenir del tiempo le permite coquetear con la política, los hedores hediondos del pasado penetran por las fisuras de un barco construido con madera podrida, aunque sea un solo tablón.
    El naufragio, puede ser inevitable y desde luego el riesgo, alto.

  13. el guineano
    2013-05-20 11:29

    Sr Eburi: Soy de aquel pais del que usted habla , pero si es que AGT dice “ la verdad solo la verdad” qué pasaria ? Y es màs deje de decir que Macias fué Ntumu, si no entiendes de los acentismos tribales del continente limitese a escribir solo tus historias .Espana y su gobierno vendieron a guinea dejad a AGT en paz .
    Todos sabemos quien estaba detras de las barbaries de guienea en aquellos anhos

  14. José Eburi Palé
    2013-05-21 05:38

    Estimado paisano, “el guineano”:
    Yo también soy del país del que hablamos usted y yo.
    Y yo y mi familia “estuvimos allí”, cuando AGT campaba de acá para allá a sus anchas con el beneplácito de Macias Nguema.
    Por lo tanto “mi verdad” es tan verdad como la que quieran otorgarle a AGT sus seguidores.
    Saludos

  15. José Eburi Palé
    2013-05-30 21:59

    LIMITED OFFICIAL USE

    PAGE 01 MADRID 01882 091647 Z

    54
    ACTION AF-18

    INFO OCT-01 EUR-25 ADP-00 L-03 SCA-01 JUSE-00 RSR-01 RSC-01

    /050 W
    ——————————- 019025
    R 091615 Z APR 73
    FM AMEMBASSY MADRID
    TO SECSTATE WASHDC 5501
    INFO / AMCONSUL DOUALA 29
    AMEMBASSY ACCRA
    AMEMBASSY YAOUNDE

    LIMITED OFFICIAL USE MADRID 1882

    E. O. 11652: N/ A
    TAGS: CASC, PFOR, EG, CM
    SUBJ: EQUATORIAL GUINEA: EXTRADITION OF ALLOTEYS

    B. MADRID 18 59

    1. IN ABSENCE FROM MADRID OF EG AMBASSADOR NSUE, WE
    PASSED INFO AND MADE REQUEST PURSUANT REF A TO SECOND
    SECRETARY ENVONO. SAID HE HAD ALREADY RECEIVED
    FROM EG AMBASSADOR IN NEW YORK THE INFO THAT UG OFFICERS
    HAD CONVEYED TO GOEG IN SANTA ISABEL DURING THEIR RECENT
    VISIT. HE AGREED TO SUGGEST TO GOEG THE UTILITY OF SENDING
    AN OFFICIAL TO GHANA PURSUANT INTO IN ACCRA 2045.

    2. CONCERNING REF B, GARCIA TREVIJANO TOLD US HE HAD
    EXPLAINED THE ENTIRE SITUATION TO GOEG MINISTER OF INTERIOR
    MASIE BY TELEPHONE APRIL 7. T MASIE REQUEST HE SENT
    FOLLOWING ADDITIONAL TELEX TO PRESIDENT MACIAS:

    BEGIN QUOTE: IN ORDER TO INSURE GUINEAN RIGHTS IN THE
    STEPHEN AND COMPANY AFFAIR, IT IS MOST URGENT THAT GOEG
    WITHIN NINE DAYS SEND AN OFFICIAL TO ACCRA TO TALK WITH
    THE DIRECTOR OF PUBLIC PROSECUTION AND SUPPORT THE USG
    EXTRADITION REQUEST AGAINST THE ALLOTEYS, WHO ARE UNDER
    LIMITED OFFICIAL USE

    LIMITED OFFICIAL USE

    PAGE 02 MADRID 01882 091647 Z

    ARREST IN GHANA FOR FRAUD COMMITTED WITH
    GUINEAN CACAO. SIGNED: GARCIA TREVIJANO END QUOTE.
    RIVERO

    LIMITED OFFICIAL USE

    http://www.wikileaks.org/plusd/cables/1973MADRID01882_b.html

  16. José Eburi Palé
    2013-06-09 21:04

    CONFIDENTIAL

    PAGE 01 MADRID 07342 251422Z

    44
    ACTION EUR-12

    INFO OCT-01 AF-08 ISO-00 CIAE-00 DODE-00 PM-04 H-02 INR-07

    L-03 NSAE-00 NSC-05 PA-01 PRS-01 SP-02 SS-15 USIA-06

    SAM-01 ACDA-07 IO-13 OMB-01 /089 W
    ——————————- 002328
    P R 251001Z SEP 76
    FM AMEMBASSY MADRID
    TO SECSTATE WASHDC PRIORITY 7302
    INFO AMEMBASSY LONDON
    AMEMBASSY YAOUNDE
    AMEMBASSY PARIS
    AMEMBASSY BONN
    AMEMBASSY ROME
    AMEMBASSY DUBLIN
    AMEMBASSY THE HAGUE
    AMEMBASSY BRUSSELS
    AMEMBASSY LISBON
    AMEMBASSY COPENHAGEN
    AMEMBASSY STOCKHOLM
    AMEMBASSY OSLO
    USMISSION NATO
    USEC BRUSSELS

    C O N F I D E N T I A L MADRID 7342

    E.O. 11652: GDS
    TAGS: PINT, SP
    SUBJECT: PSOE WALKS OUT OF PLATAJUNTA MEETING

    REF: MADRID 6814

    SUMMARY: THE PSOE’S WALK-OUT FROM LAST NIGHT’S PLATAJUNTA
    MEETING TESTIFIES TO GROWING INTRAMURAL TENSIONS, BUT ANY
    SPECULATION AS TO THE COALITION’S IMMINENT DEMISE WOULD
    APPEAR TO BE PREMATURE. END SUMMARY.

    1. THE PSOE’S ENRIQUE MUGICA, ACCOMPANIED BY THE UGT
    CONFIDENTIAL

    CONFIDENTIAL

    PAGE 02 MADRID 07342 251422Z

    REPRESENTATIVE, WALKED OUT OF SEPTEMBER 23’S MEETING OF
    THE OPPOSITION PLATAJUNTA’S 14-MEMBER EXECUTIVE COMMITTEE.
    MUGICA DEPARTED IN PROTEST OVER THE ELECTION OF PLATA-
    JUNTAINDEPENDENTANTONIO GARCIA TREVIJANO TO BE ONE OF
    TWO REPRESENTATIVES (THE OTHER IS THE PCE’S SIMON SANCHEZ
    MONTERO) TO THE SEPT 28 MEETING IN VALENCIA OF THE
    COORDINATING COMMITTEE WHICH WAS ESTABLISHED AT THE
    SEPT 4 MADRID OPPOSITIONSUMMIT” (REFTEL). WHEN THE
    VOTES WERE COUNTED, THE PSOE FOUND ITSELF IN THIRD
    PLACE, APPARENTLY AS THE RESULT OF CONCERTED EXTREME
    LEFT SUPPORT FOR GARCIA TREVIJANO AND A SPLITTING OF
    THE NON-COMMUNIST VOTE BETWEEN MUGICA AND OTHERS. AND
    GARCIA TREVIJANO REPORTEDLY PROCEEDED TO CLAIM MUGICA
    WAS ACTING AT VARIANCE WITH THE PSOE’S POLICIES, ADDING
    TO THE PSOE’S ANGER.

    2. LAST NIGHT’S TIFF HAS BEEN IN THE WORKS FOR SOME
    TIME. THE PLATAJUNTA’S PRONOUNCED LIST TO PORTFIVE
    OF THE FOURTEEN MEMBERS (PCE, WORKERS COMMISSIONS, PTE,
    ORT, AND MC) ARE TO THE LEFT OF THE PSOE AND TWO
    (CARLISTS, “INDEPENDENTS”) ARE LEFTIST OPPORTUNISTS
    MAKES MOST MEETINGS ON SUBSTANTIVE ISSUES RATHER TRYING,
    AT BEST, FOR THE COALITION’S SOCIALIST (PSOE
    AND PSP) AND CHRISTIAN DEMOCRATIC MEMBERS. THIS
    PARTICULAR CASE WAS EVEN MORE GRATING THAN USUAL FOR
    THE PSOE, BECAUSE IT VIEWS ITSELF AND THE PCE, IN THAT
    ORDER, AS THE TWO MAJOR GROUPS WITHIN THE PLATAJUNTA,
    AND IT HAS NOT INTENTION OF PLAYING SECOND FIDDLE
    TO THE COMMUNISTS, MUCH LESS GARCIA TREVIJANO.

    3. FROM THE POINT OF VIEW OF THE NON-EXTREMIST
    PLATAJUNTA MEMBERS, GARCIA TREVIJANO HAS BEEN AN APPLE OF
    DISCORD EVER SINCE THE COALITION WAS FORMED. HE IS A
    POLITICAL OPPORTUNIST WHO REPRESENTS NO ONE BUT HIMSELF,
    A MAN OF HIGHLY DUBIOUS CHARACTER REPUTEDLY INVOLVED IN
    CONSIDERABLE SHADY DEALING AS THE LEGAL REPRESENTATIVE
    IN MADRID OF THE CONTROVERSIAL GOVT OF EQUATORIAL
    GUINEA.MUGICA MADE IMPLICIT REFERENCE TO GARCIA
    TREVIJANO’S REPUTATION WHEN HE REPORTEDLY STATED THAT
    THE LATTER COULD NEVER REPRESENT THE PSOE, NOT BECAUSE
    OF POLITICAL MOTIVES, BUT FOROTHER REASONS.”

    Desde el punto de vista de miembros no extremistas de la Platajunta, Garcia Trevijano ha sido la manzana de la discordia desde que se formo la coalicion. Se trata de un oportunista politico que no representa a nadie mas que a el mismo. Un hombre de muy dudosa fama involucrado en tratos oscuros como representante legal en Madrid del polemico gobierno de Guinea Ecuatorial. Mugica hace referencia implícita la reputación de GARCIA TREVIJANO cuando habría declarado que este último nunca podría ser el representante del PSOE, no por motivos políticos, sino por “otras razones”.

    CONFIDENTIAL

    CONFIDENTIAL

    PAGE 03 MADRID 07342 251422Z

    4. IN RECENT DAYS, GARCIA TREVIJANO HAS SUCCEEDED IN
    POISONING ALREADY BAD RELATIONS BY ACCUSING THE PSOE,
    POPULAR SOCIALIST PARTY (PSP), AND RUIZ GIMENEZ
    IZQUIERDA DEMOCRATICA” (ID) OF DUPLICITYBEING
    TOUGH” ON THE GOVT WITHIN THE PLATAJUNTA BUT BEING
    SOFT” IN THEIR INDIVIDUAL STATEMENTS AND DEALINGS. THE PSOE
    COUNTERATTACKED WITH A SHARP PUBLIC STATEMENT ACCUSING
    GARCIA TREVIJANO OF “CALUMNIOUS DEFAMATIONAND QUESTIONING
    HIS POLITICAL AND MORAL STANDING.

    5. COMMENT: THIS GARCIA TREVIJANOAFFAIR,” ALTHOUGH
    IT POSSESSES AN OBVIOUS MORAL DIMENSION, IS FUNDAMENTALLY
    A MANIFESTATION OF THE FACT THAT THE PROSPECT OF MEANINGFUL
    ELECTIONS BY JUNE IS EXACERBATING ALWAYS PRESENT INTERNAL
    PLATAJUNTA DIFFERENCES. THE PSOE, PSP, AND ID, WHICH
    BELIEVE THAT THEY HAVE MUCH TO GAIN FROM THE ELECTORAL
    PROCESS TO WHICH THE GOVT HAS COMMITTED ITSELF,
    SEE SUBSTANTIAL GOVT-OPPOSITION COMMON GROUND. ON THE
    OTHER HAND, THE PCE, WHICH APPARENTLY WILL BE EXCLUDED,
    AT LEAST FORM RUNNING UNDER ITS OWN BANNER, HAS LITTLE TO
    GAIN FROM THE HOLDING OF ELECTIONS AS PLANNED; THE FAR
    LEFT MINI-GROUPS AND POLITICAL OPPORTUNISTS WITH NO
    SIGNIFICANT CONSTITUENCY HAVE MUCH TO LOSE.

    Este “affair” Garcia Trevijano aunque posee una dimension moral obia, es fundamentalmente una manifestacion del hecho de que el sentido de las elecciones en junio esta incrementando las diferencias internas de la Platajunta. El PSOE, PSP y ID creen que tienen mucho que ganar en el proceso electoral a que el gobierno se ha comprometido, ven esencial el marco Gobierno-oposicion. Por otro lado el PCE, que aparentemente sera excluido ya que ira con su propia bandera, tiene poco que hacer en las elecciones tal y como estan planeadas, los minigrupos de izquierda y los politicos oportunistas sin bases tienen mucho que perder.

    6. AT A MINIMUM, THIS IS ALMOST CERTAIN TO MEAN SHARPENED
    TENSIONS WITHIN THE PLATAJUNTA. ID SECGEN JAIME CORTEZO
    TOLD US THAT THERE STILL ARE GOOD REASONS FOR HOLDING
    THE COALITION TOGETHER AND IT WOULD BE PREMATURE TO
    SPECULATE ON A SPLIT BETWEENPRO-ELECTIONMEMBERS AND
    ANTI-ELECTIONGROUPS. (THE PSOE AND UGT, IN MAKING
    CLEAR THEIR DISPLEASURE, HAVE INDICATED THEY DO NOT
    CONTEMPLATE BREAKING UP THE PLATAJUNTA.) CORTEZO
    ADDED, HOWEVER, THAT THE PSOE, PSP, AND ID ARE QUITE
    CONCERNED OVER THIS BASIC DIVERGENCE OF INTEREST. THEY
    SENT TO LAST NIGHT’S PLATAJUNTA SESSION SECOND-LEVEL
    REPRESENTATIVES TO DEMONSTRATE THEIR DISPLEASURE.
    STABLER

    CONFIDENTIAL

    NNN

    http://www.wikileaks.org/plusd/cables/1976MADRID07342_b.html



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal