Libro de notas

Edición LdN
Desde mi bolsillo por Antonio Cambronero

Antonio Cambronero edita blogpocket una de las bitácoras pioneras y más influyentes. Ha colaborado como articulista con Almacén. Desde mi bolsillo se publica los días 16 de cada mes.

Cómo controlar la Factura de una BlackBerry para Internet y no morir en el intento

Abróchense los cinturones y a navegar a la velocidad del rayo. Sin ataduras, eso es lo que pregonan los anuncios de teléfonos móviles e Internet en movilidad. En todos los spots vemos a gente muy alegre que parece divertirse. ¿Por qué se encuentra tan contenta esa gente? ¿Hay motivos para estar feliz si optas por comprar un teléfono móvil con posibilidad de conexión a Internet? La verdad es que conozco a muchas personas frustradas. Pero, realmente, eso no debería ser así. La tecnología está o, al menos, debería estar, a nuestro servicio. La misión de las empresas proveedoras de servicios tendría que ser el ponérnoslo fácil. Ganar dinero, sí, pero ofreciendo una relación razonable entre la calidad del producto vendido y su precio. Y la realidad, hoy en España, es más bien la contraria: por desgracia contamos con unos servicios de acceso a Internet caros y deficientes.

Me interesaba vivir en primera persona la experiencia de adquirir un teléfono móvil con acceso a Internet y comprobar todo eso que había leido en blogs y foros. Así que me remangué, rompí mi vieja hucha de cerdito y elegí una BlackBerry 8120 como oscuro objeto del deseo. Dirigí mis pasos a la tienda Movistar más cercana y lo que les cuento a continuación es una pequeña crónica de lo sucedido. Sí, era cierto, la realidad supera siempre a la ficción.

Pero retrocedamos un poco en el tiempo, unos días antes de acercarme a la tienda. Las primeras dudas fueron despejadas pronto. ¿Debería esperarme a la llegada del iPhone o arriesgarme con un modelo de RIM (la empresa que comercializa la BlackBerry)? Un iPhone sin 3G, sin cámara de vídeo y sin otras funcionalidades básicas no era precisamente lo que yo quería. Tenía que hacer uso de mis puntos, así que podría esperar a que Telefónica comercializase el innovador teléfono de Apple. Pero han pasado los meses y todavía no se sabe si finalmente tendremos un iPhone 3G. Que será Movistar es casi seguro, dado que ya lo comercializa en Europa.

RIM tampoco tenía modelos 3G en ese momento (finalmente, ya sabemos que el modelo 9000, denominado Bold tendrá capacidades de última generación). Movistar ofrecía un contrato especialmente dedicado a BlackBerry, así que la suerte estaba echada.

El primer dolor de cabeza empezó en la tienda. Fue en fechas navideñas: primer error. Nunca se debe comprar un teléfono móvil en Navidad, por muy atractivas que sean las campañas. Las blackberrys habían desaparecido de la faz de la tierra. Los ocupados dependientes me miraban con cara rara y parecián pensar: ¿y para qué coño quiere éste una BlackBerry?.

Tuve que desistir y esperar a que terminase la histeria colectiva. Un mes más tarde volvía a la carga. Segundo error: nunca vuelvas a una tienda donde no te trataron bien. Así que me recorrí unos cuantos establecimientos hasta que dí con alguien al que le gusta vender. Aún así, hubo que superar algunos obstáculos: el intercambio de puntos requiere de ciertas maniobras complicadas. La Zona Azul, esa que te ata por unos cuantos meses (18 nada menos), requiere de una gestión que, incomprensiblemente, no se puede realizar por teléfono. Varias llamadas desde la misma tienda (que me cobraron) fueron necesarias para nada. Tuve que irme a casa y realizar desde el ordenador el alta en la Zona Azul y la obtención de un valioso código con el que regresar a la tienda. Ya tenía mi flamante BlackBerry. Estaba deseando recibir e-mails y enviar mi primer twitt :P .

La configuración del correo fue inmediata. Sin embargo, al haber contratado la tarifa reducida, esa que sólo te permite un volumen determinado de transferencia y en cuanto te pasas te clavan otro tanto, había que tomar precauciones. Nada de instalar aplicaciones a lo loco. Ya habría tiempo para eso. Ahora, a comprobar el comportamiento de la factura únicamente con el correo. Un correo con un sistema de recepción automática de los mensajes que es verdaderamente una delicia. Le pones tu cuenta de Yahoo!, por ejemplo, y todo lo que recibes allí, lo tienes en el dispositivo al instante.

Y los temores, de acuerdo a lo que había leído, se hicieron realidad. Allí estaban esos apuntes misteriosos en mi factura online. El tan temido Emoción, el portal WAP de Movistar, había hecho acto de presencia sin ser invitado. Conexiones identificadas como “Emoción” que yo no había solicitado. Emoción es un servicio, antediluviano, que persiste en Movistar sin que muchos entendamos la razón. Y en el escritorio de todos los teléfonos móviles se sitúa en un lugar estratégico para que se pinche sin querer. Pero cada vez que se pulsa accidentalmente, el símbolo del euro no cae precisamente del lado del cliente. En la BlackBerry, persisten inicialmente, no sólo dos iconos identificados (no muy claramente) como navegadores (el de Emoción y el de Internet) sino dos protocolos de comunicaciones distintos y con un funcionamiento confuso de cara a las aplicaciones.

Así que lo primero que hice fue eliminar el icono de Emoción, de aspecto muy similar al del explorador de Internet, y la posibilidad de que las aplicaciones utilicen el protocolo WAP que es el que incordia. Al menos, si un programa que se instala, se desmanda y, en lugar de ir por Internet, va por Emocion, que se indique con un mensaje. Hay un foro estupendo, totalmente dedicado a BlackBerry, en el que se explica cómo hacer esto, entre otras muchas cosas: cómo controlar las conexiones a e-mocion desde nuestras BB con Movistar.

Pero como, aún así, no se garantiza la extinción del odioso Emoción, tuve que armarme de valor y llamar al teléfono de atención al cliente para solicitar la desactivación de dicho servicio. Lo mejor, ya me lo habían avisado, es solicitar hablar directamente con el soporte de BlackBerry y pedirlo como muy seguro de lo que uno está hablando.

¿Cómo se sabe si estamos dados de baja en los servicios WAP, es decir de Emoción? La Factura Online es nuestra herramienta fundamental ya que día a día se va viendo el detalle de nuestro consumo. Milagrosamente, las conexiones a emoción desaparecieron tras solicitar la baja del servicio Emoción.

¿Cómo se sabe el consumo que realizamos por GPRS, conexión a Internet? En la Factura Online se realiza un apunte diariamente (hacia las 6:30 los días laborables y durante la mañana los fines de semana) en el que se indica el total de bytes transmitidos (subida y bajada) el día anterior. El sistema preventivo es vigilar esos apuntes siempre que se instale y se utilice un programa nuevo. Si aparecen conexiones de Emoción es que el software no hace uso de la conexión Internet. En ese caso, hay que revisar la configuración a la que nos referíamos anteriormente pues cuando se quita la batería, por ejemplo, puede que se reconfigure el dispositivo otra vez. Y, en último caso, desinstalar la aplicación que ha dado lugar a los nuevos apuntes de Emoción en la Factura Online.

Por cierto, no recomiendo preguntar al servicio de atención al cliente qué son los apuntes diarios de la Factura. A mi me llegaron a decir que ¡era un virus! :P .

Y estas fueron mis tribulaciones. Si tienen alguna duda técnica al respecto, trataré de responderlas con mucho gusto en los comentarios. No soy un experto pero, al menos, logré controlar mi factura.

Próximo capítulo: Cómo comprar un módem para Internet Móvil y no morir en el intento.

Antonio Cambronero | 16 de mayo de 2008

Comentarios

  1. Marco
    2008-05-26 07:46

    Excelente post, es la realidad de los usuarios blackberry a nivel mundial, que si es BIS o BES son dudas que existen entre los usuarios, pero como tu dices la mejor manera es verificando la factura o saldo diariamente.
    Acabo de instalar una aplicacion llamada minimoni que monitorea la entrada y salida de kb, veamos que tal funciona.
    (Estoy respondiendo desde el explorer no el emocion :) desde un bb 8310)

    Saludos muy buen blog!

  2. Rod
    2008-05-26 21:21

    Parece que somos pocos los que tenemos blackberry… gracias mil: estaba teniendo un montón de problemas y ahora mismo me pongo a aplicar estos consejos.

  3. jaime
    2009-04-27 21:59

    Yo tengo el minimoni instalda en mi bold, y te vale para hacer un calculo aprox. pues si te conectas a una red wifi para ahorrar costes por tener la tarifa reducida, el minimoni sigue contando los kb por lo tanto a final de mes no sabes cuanto llevas consumido. Un caos para los que queremos las cosas bien atadas, ya que en estos casos un descuido te cuesta un ojo de la cara y parte del otro.

  4. Timoteo Giménez
    2010-01-15 06:38

    Configuración correcta:

    Menu, Opciones, Opciones Avanzadas, Explorador:

    Aparecen tres lineas, y en las dos primeras tiene que estar seleccionado;

    EXPLORADOR DE INTERNET.

    Así no hay problemas

  5. Carla
    2011-03-13 20:43

    Me gustaria saber como activas eso de los e-mails que te contestan con el consumo que llevas ya que tengo contratada la factura limitada y tengo que controlarlo.
    Gracias,
    responde cuanto antes por favor.



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal