Libro de notas

Edición LdN
Útiles en Movimiento por Guillermo Zapata

Útiles en Movimiento es una conversación ininterrumpida. Una entrevista mensual a distintas experiencias que puede ayudarnos a entender y avanzar en eso que se llama “Movimiento 15M”. Un intento para entresacar experiencia concretas, planteamientos novedosos, preguntas inquietantes y respuestas alocadas. Intentaremos ser amenos y comprensibles.

Syriza, la copia y la angustia

Imagen en colores. Asamblea de médicos en anfiteatro. Mar de Batas blancas. Gritos de “Si se puede”. SMS de un amigo investigador. Hospital 12 de Octubre, 65.000 firmas recogidas contra la privatización de la salud. Solo en ese hospital. Me escribe desde un encierro. Nunca había ido a uno. Dice que no es una persona muy política. Dice que, a pesar de todo, está angustiado. Que no sabe si ganaremos.

Pero salimos a la calle. Igual. Con la angustia a cuestas de si servirá para algo. Con el miedo de saber que le hablas a quién se mea cada día, cada minuto, cada segundo del día, en la democracia. Pero ves el mar de Batas blancas, ves a la gente cortando calles, ves a grupos de chavales resistiendo carga tras carga de la policía en la plaza de Neptuno el 25S, y sientes la potencia de estar juntos. Sientes la electricidad del lazo social que se construye, del sentir al ajeno como alguien común. Lo ves.

Ves la angustia.

Y la potencia.

A la vez.

Y entonces se hacen las preguntas adecuadas. Las preguntas dicen ¿qué poder podemos construir que bloquee este poder que nos despoja de lo básico, de la salud, la educación, las casas, las rentas, el empleo, la alegría? La Alegría. Nos atacan con la desesperación a nuestra alegría y dices, ¿qué poder? ¿Qué poder necesitamos? ¿Cómo les atacamos dónde les duele?

Y vemos Syriza. Syriza es un partido griego, una coalición de partidos que dice que se puede no pagar la deuda. Que dice que se puede seguir en Europa pero no aceptar el mandato de la Troika. Les vemos, allí, en el país más castigado por la crisis. Les vemos muy cerca de ganar. Les vemos ganando. Les vemos y decimos… Necesitamos eso. Porque son la segunda fuerza política de su país. Y dices “yo quiero eso para mí” “eso es lo que necesito”. ¿Cómo no quererlo? ¿Cómo no desearlo?

Y el problema es… Que la respuesta es no. Que no es eso lo que necesitamos. Que no necesitamos una Siryza, no necesitamos un nombre construido en un contexto, una latitud y una historia distinta. No es eso. Lo que necesitamos es ganar. Ganar con la potencia que percibimos cuando estamos juntos. Y eso, aquí, no lleva nombre de Siryza, ni de coalición de partidos. ¿Qué partidos serían esos? ¿Que partido existente podría aglutinar a los chavales del congreso y las personas encerradas por la princesa? ¿Que partido existente podría ser la opción del 99%? ¿Que partido existente podría ser, como dice mi amigo investigador… poco político?

Porque los partidos existentes, todos ellos, les dicen a los movimientos: Si queréis participar, presentaos a las elecciones, para acto seguido decirles no, no te presentes, ya me presento yo. Ya te represento yo. Ya soy tu altavoz aquí. O no, mira, déjame ser eso que llamas Siryza. Si quieres puedo incluir a alguno de los tuyos. ¿Los tuyos? ¿Qué tuyos? Somos Anonymous. Somos el 99%. Todos somos políticos profesionales. Queremos más política, más democracia, no menos.

Los partidos han aceptado la autonomía del movimiento mientras el movimiento no se haga la pregunta del poder. Mientras el movimiento no decida atacar en su territorio. Mientras no vayamos al parlamento (entre otros miles de sitios) no a jugar la partida del poder, sino a disolverlo para abrir la situación de nuevo. Así lo hicieron el Islandia. Así lo hicieron en Bolivia. Así insisten en hacerlo estos días en Tahrir, en Egito. Elaborando nuevas constituciones.

Los partidos no tienen problema conque rodeemos el congreso, tomemos las calles, perdamos la salud resistiendo cargas policiales. No tienen problema en eso mientras sean ellos quién puedan representarlo. Y si para ello tienen que construír un fetiche llamado Siryza… Lo harán.

No. No hay copia posible. Hay Siryza en Grecia, como hay Movimiento al Socialismo en Bolivia, como hay Partido de los Mejores en Islandia. Son productos de sus propios conflictos, de su propia lógica organizativa. Aquí no seremos ni Partido de los Mejores, ni Siryza, ni Movimiento al Socialismo. Seremos lo que sea que decidamos desde la viveza de lo que está encerrándose en hospitales, parando deshaucios, resistiendo cargas, organizando piquetes en huelgas, tomando plazas, liberando cultura, produciendo comunicación, recomponiendo en lazo social.

La angustia es enorme. Y nos dirán que hay prisa. Y la hay. Vaya si la hay. Pero no para recomponer lo existente y darle aire unos añitos más, sino para acabar con ello. En la calle, en las instituciones… Y dónde haga falta.

Guillermo Zapata | 30 de noviembre de 2012


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal