Libro de notas

Edición LdN
Uso y abuso por Pedro Palazón

Pedro Palazón es uno de los máximos adalides de la usabilidad y los estánderes web en castellano. Además de editar kusor.net, está enfrascado en el desarrollo de la herramienta de publicación web Textpattern. Uso y abuso dejó de actualizarse en octubre del 2005.

¿Controversia?

Del polvo desprendido de la controversia generada en torno al empleo o no de publicidad en agregadores de contenidos, y las consecuencias de este hecho en el modelo de negocio de los weblogs con ánimo de lucro …

¿Qué no sabes de qué hablo?. O has estado muy ocupado estos días, o no es lo tuyo lo del seguimiento blogosférico. Pongámonos rápidamente en antecedentes: Walter anuncia el cambio de licencia del agregador de contenidos FeedNess, que pasa a ser software de código abierto1, acompañando dicho anuncio de la retirada de publicidad, más que nada, porque ha recibido un email de Julio Alonso en el que se le insta a hacerlo, argumentando que el empleo de dicha publicidad puede estar atentando contra las licencias de ciertos weblogs.

Resulta además que el responsable de coordinar el paso de FeedNess a proyecto de código abierto es éste que les habla, de modo que se podría esperar que manifestase mi opinión al respecto. Sigan esperando – o lean a Mr. Ruíz, que suele tener puntos de vista bastante razonables – que yo estoy más interesado en el trasfondo de la cuestión y en algunas ideas que se han desprendido de todo esto.

En primer lugar, algo que me llama la atención en el comentario de Julio al respecto:

...el problema fundamental aquí es que los agregadores de noticias basados en web no tienen un modelo de negocio sostenible. Agregan automáticamente contenido ajeno…

Va a ser que eso es exactamente para lo que sirve un lector de contenidos: leer los contenidos de muchas webs desde un lugar centralizado – con la comodidad que supone para el usuario – una vez la web interesada en que ésto suceda proporciona dichos contenidos en un formato apropiado.

Da igual que el lector de noticias esté basado en web o en escritorio. No dejan de ser aplicaciones, no sitios web. Es lo mismo que la publicidad en el navegador de Opera. Me sorprende la diferenciación tácita, más si pienso de dónde viene.

Pero lo interesante es la afirmación de la carestía de modelo de negocio para los agregadores de contenidos. Me parece que hay cosas que no se terminan de entender, y otras que se ignoran por completo.

Ask Jeeves compró no hace tanto Bloglines. ¿Hizo negocio Mark Fletcher?.

Pero no me interesa tanto ahondar en este tema, sino en uno de mis temas preferidos: el mundo hispano-parlante gasta menos en programas y contenidos que Tarzán en camisetas.

¿Va a cambiar esto alguna vez?. Bueno, creo que ya ha cambiado. Al menos para mí. Además de vivir de la web – como muchos otros de los habituales por estos lares – formamos parte de ese grupo de potenciales compradores de tecnología y demás parnafernalia que rodea el mundo de internet.

Personalmente, además de una cámara de fotos nueva y un portátil con menos de un año entre otros aparatitos y accesorios, cuento entre mis gastos con suscripciones al magazine Design In Flight y a PHP Magazine; libros en PDF de Pragmatic Programmers: Ruby, Subversion y Rails; más de 10 libros de tecnología de Amazon,..., más los comprados en las librerías locales; y todo en los últimos 6 meses.

Pago por lo que me interesa. Me interesa la información y la formación de calidad relacionada con mi trabajo y mi afición – que están condenados a coexistir – y no me duelen prendas en reconocerlo.

¿Por qué no me bajo los libros del eMule?. Porque en muchos de los casos conozco personalmente a sus autores, y creo que deben ser recompensados por el esfuerzo que realizan, a la vez que yo invierto en la aparición futura de nuevos libros de calidad.

¿Por qué pagamos religiosamente las cuentas de Basecamp?. Porque nos facilitan nuestro trabajo, además de admirar cómo se ha ejecutado el desarrollo de la aplicación.

¿A dónde quiero ir a parar?

Autopublicación: ¿por qué limitarnos a weblogs?, ¿por qué no ir más allá y auto-publicarnos nuestros propios libros?. Nunca ha sido más fácil que hoy día. Si el libro es bueno se va a vender, independientemente del soporte en el que se distribuya. Si es un PDF y alguien prefiere leerlo en papel, se lo imprimirá y listo.

Servicios: ¿no hay modelo de negocio?. Pagamos por hosting, pagamos por flickr, por basecamp, ..., ¿por qué no por el agregador de contenidos definitivo, que nos permite leer lo que queremos desde cualquier lugar del mundo?.

Mientras unos señores que no nos terminan de caer muy bien protestaban por la piratería en internet, Apple aumentaba su cuenta de beneficios con su tienda de música. ¿No va esto por el mismo camino?.

Moraleja: lo más importante, que es la liberación del código de FeedNess, ha quedado en segundo plano.

Por cierto, sobre mi experimento del mes pasado, 3706 noticias sin leer. Va a ser que voy a reducir aún más mi grupo de sucripciones. ¿Cuál será el número mágico?.

1 Tendréis cumplida información del proyecto en Open FeedNess. Lo sé con certeza. Me toca escribir una parte considerable ;-).

Pedro Palazón | 03 de junio de 2005


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal