Libro de notas

Edición LdN
Transtornos del sueño por Purranki Sandongui

Purranki Sandongui ha colaborado antes con Almacén en su columna Zasnujismo. Además publica la bitácora 3l Potadero de Bleturge. Su columna aparece los viernes. Esta sección dejó de actualizarse en julio de 2008.

Controle sus sueños más cerdos

No hay que engañarse. Toda esa patraña acerca de tener sueños lúcidos y ser capaz de despertar dentro del sueño para pasar a controlarlo como si estuviesemos hablando de un camión hormigonera está originada por una sóla pulsión, un solo destino y un solo pinchito de pollo australiano vestido de comecorzos:

Soñar que nos beneficiamos a.

Después de la a hay gente que pondrá a Maria Luisa Seco o a Mar Flores, o quizás a ambas, o quizás, y eso sería lo peor, a otra gente distinta. Todos ustedes son unos guarrones y eso lo sé porque he encontrado una persona guarrona y he demostrado que si hay una persona guarrona forzosamente tiene que haber otra más.

Eso sucede así hasta que se acaban las personas. Y todas esas personas quisieran soñar unas con otras y no sólo unas con otras, sino también con gente fuera del conjunto, y con otro tipo de entes, como avestruces, ñandús, ceniceros en forma de perro dálmata y motos de agua fluvial. Cada uno es muy libre de querer ser guarrón o guarrona con lo que le pluga.

El problema es que las motos fluviales corren una barbaridad, y no siempre es posible, remontando arroyuelos de montaña o bien husmeando bajo ignotos cigüeñales, encontrar todo el solaz que nuestra osamenta nos vocifera tan delicada y hormonalmente ahora que se acerca el otoño y se altera el coño.

Borren de sus mentes eso último, pero retengan la rima.

El caso es que hay fustre. De día porque los impalas son velocísimos, el Sepu ha desaparecido y los tipos con bigote suelen hacer mohines de desprecio, y de noche porque los sueños, al igual que la vida, tampoco se pueden controlar.

No sé de dónde le viene a la gente entonces esa imbécil idea de control. Será por haber jugado demasiado al escalextrich?

Por un lado nos bombardean con cosas que podemos controlar apretando un botón y por otro nos hacen coleccionar cosas y jugar a juegos en los cuales estamos obscenamente sometidos al capricho del azar. Esto es muy raro y sospechoso pero yo soy muy tonto y perezoso, respectivamente, para ir mucho más allá.

Así que si en mitad de lo que quisieran fuera un acto sexual completo con Barbarella se les aparece algún exministro de esos que se peinan con el hachazo a un lado, a mí no me vengan con las quejas, que esto es sólo una sección un poco en plan naïf. Que lo suyo, lo mío y lo luyo es, como siempre, para que Freud se ponga las botas y no se las quite más, y que esto no tiene arreglo, pero es que ni esto ni ninguna otra cosa.

Así que tampoco entiendo de dónde ha salido esa estúpida idea del arreglo, si nadie jamñas nunca ha conseguido arreglar nada en ninguna parte.

Oremos.

Purranki Sandongui | 07 de octubre de 2005

Comentarios

  1. xcuchi
    2005-10-07 21:24 ¡Genial! El mejor Purranki.
  2. Anónimo
    2005-10-08 02:10 Vaya artículo más malo, si se le puede llamar artículo.
  3. Buitaker
    2005-10-08 10:55 Cuando te leo me acuerdo de Henry Miller y me siento un poco mejor.
    Ave Cesar
  4. MA. S.N
    2005-10-08 12:22 Un churro


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal